La Policía busca a una joven de 19 años que desapareció el lunes de noche

Fue vista por última vez en la ciudad de San José, cuando salía de su trabajo.

Valentina Luz Suárez Corujo tiene 19 años y fue vista por última vez, según la Policía, el pasado lunes sobre las nueve de la noche. En ese momento salía de su trabajo, en la ciudad de San José.

La joven vestía calza azul, campera con capucha de color azul y calzado deportivo.

La Policía solicita que cualquier dato que se pueda aportar sobre el paradero de la joven se comunique a la seccional policial más próxima.

La Policía busca a una adolescente de 15 años que desapareció de su hogar en San José el viernes pasado

Su familia asegura que se fue con un hombre de 32 años que tenía una orden de restricción de acercamiento.

Jennifer Dahiana Torres tiene 15 años y vive en el barrio Las Palmas de San José con su familia, que desde el viernes no sabe nada de ella.

Su familia denunció al hombre de 32 años y la justicia le impuso una orden de restricción de acercamiento por 180 días, mientras duraba la investigación en fiscalía

“No las cumplió, se vieron igualmente, ella yendo para el liceo. Tuvimos la oportunidad de encontrarlos. Hablamos con él. Él no tiene mi consentimiento”, dijo María José Barreto, madre de la adolescente.

Jennifer se comunicó por mensajes de texto con su madre, a la que le dijo que se encuentra bien pero no aportó información sobre su paradero.

Por cualquier información sobre la adolescente pueden comunicarse con la Policía a través del 911 o con su familia, a través del 097 537 633.

Alison Fernández fue hallada sin vida, se trata de la adolescente de 18 años que estaba desaparecida desde el 5 de junio en Santa Lucía

Su cuerpo fue encontrado enterrado en la arena.

Este lunes por la mañana luego de una búsqueda realizada por amigos y familiares de la adolescente, fue hallado el cuerpo de Alison Fernández semienterrado y sin ropa detrás de unas canchas de fútbol cercanas al río Santa Lucía.

El padre de la adolescente fue quien lideró la búsqueda desde el 5 de junio, día en que fue vista por última vez en la zona del barrio La Alborada en Santa Lucía.

La palabra del jefe de Policía de Canelones, Víctor Trezza: Fue encontrada por un grupo de vecinos que hacían rastrillaje. Fue encontrada de la manera que no queríamos, su padre es policía retirado, su madre es policía nuestra. No puedo decir mucho más. Estaba enterrada. No quisiera adelantar nada, por respeto a la familia. Recién se va a hacer el levantamiento del cuerpo para hacer la autopsia y otras diligencias. 

Ariel Fernández, padre de Alison: Yo no sé qué rescatar de todo esto, estoy agradecido con la gente que siempre confió en uno. Pero siempre con ese debe de un sistema que nos expone a todos. Hay que velar por esas personas que si bien están ausentes, les puede estar pasando algo. Ahora tienen en qué trabajar, porque ahora apareció el cuerpo.

Alison tiene 18 años y está ausente de su casa desde el pasado 5 de junio

Alison tiene 18 años y está ausente de su casa desde el pasado 5 de junio

Por cualquier información comunicarse al 092 139 175 o al 091 787 994.

Si bien la familia reconoce que la joven tenía problemas de adicción, señalan que estaba llevando adelante un tratamiento.

Familiares señalaron que Alison vive en su casa, en Santa Lucía, con sus padres, y su pequeña hija de tres años.

La familia pide la colaboración de la población para poder ubicarla.

Cualquier información que permita dar con su paradero, puede ser aportada a través del 092 139 175 o 091 787 994.

Alison Fernández fue vista por última vez en el barrio Abrojal, con un buzo blanco de manga larga, pantalón azul desgastado y calzado de color naranja.

 

Encontraron en buen estado de salud a la mujer colombiana desaparecida en Rocha

Habían pasado 18 días desde la última vez que se supo de ella.

Había sido vista en Santa Isabel de La Pedrera por última vez el 26 de abril. Desde entonces, nada se sabía de ella. Quien vivía con la mujer, una amiga, no hizo la denuncia, sino que la hicieron otros vecinos de la zona.

Durante la investigación se supo que había tenido una discusión con una amiga. Un hombre francés le había brindado una vivienda para que ella viviera, a la que ella invitó a una amiga. Su amiga fue junto a su pareja. Ella tuvo una discusión con ambos, y desde entonces no se la vio más.

Según la versión que contó, se fue tras tener una discusión con las dos personas que la habían visto por última vez. Estuvo 18 días aisladas en el balneario San Antonio, muy próximo a Santa Isabel de La Pedrera.

Según su relato, se quedó en diferentes casas que estaban vacías, la mayoría de ellas porque son utilizadas solamente durante el verano. Se alimentó con comida que encontró en esos lugares.

La mujer dijo que nunca se enteró que estaba siendo buscada, ya que se había aislada de todo.

Ahora la Fiscalía investiga los pasos previos. Hay quienes declararon que tuvo un encuentro con un chamán en los días previos, que provocó que ella tomara una reacción extraña a su accionar habitual.

La Policía había dispuesto efectivos en las entradas de varios balnearios de la zona. Estos funcionarios policiales observaron un vehículo que ingresó a San Antonio con dos ocupantes y cuando sale tenía tres ocupantes. El conductor ya había avisado a la Policía que estaban en contacto con la mujer colombiana y que irían a buscarla.

Así explicó el jefe de Policía de Rocha, Jorge García Montejo, cómo lograron dar con la mujer:

Así fue como los Bomberos y la Policía encontraron restos óseos en la casa de Cristina Jones: la tapa de una cámara séptica estaba donde no debía estar

Seis personas ya están detenidas y la Policía busca a una séptima: el "casero" de Jones.

El hijo de una mujer desaparecida desde 2018 remarca las coincidencias entre el caso de su madre y el de la estadounidense asesinada en Rocha

"El único testigo indagado tenía antecedentes y había sido investigado por el caso Lola Chomnalez. Además, presentó muchas contradicciones", señaló el hijo de Cristina Jones.

La Justicia formalizó al principal sospechoso del homicidio de Janice Schroll: la ciudadana estadounidense de 70 años que estaba desaparecida desde el pasado 17 de julio. Su cuerpo apareció semi enterrado y bajo una pila de madera en el fondo de su casa en el balneario La Esmeralda.

Este crimen llamó la atención de la familia de Cristina Jones, una mujer de 78 años que desapareció en Punta del Diablo, el 16 de junio de 2018. Sus familiares aseguran que ambos casos mantienen varios puntos en común y no descartan que tengan alguna relación.

Abordamos el tema junto a Francisco Ravecca, hijo de la mujer desaparecida.

Punta del Diablo es un lugar chico y todo el mundo se conoce. Todos han sido muy solidarios y tratado de colaborar.

Apareció un autonombrado casero de la casa de mi madre, pero nosotros no conocíamos su existencia. Los vecinos tampoco lo conocían. Mi madre vivía sola y se había retirado de la actividad.

Primero declaró que llevó a mi padre a Paysandú en un auto alquilado. Y luego cambió y dijo que la había llevado a la terminal de ómnibus para irse a Punta del Este.

Mi madre nunca visitó a mi hermana. Ella quería mucho a sus perros, ¿y los deja solos? Además, ¿cuántos ómnibus podrían salir tan tarde desde Punta del Diablo a Punta del Este en junio? ninguno.

Yo estaba distanciado de mi madre, pero mi hermana tenía un contacto más cercano. El hombre tenía antecedentes y había sido indagado por el caso Lola Chomnalez.

Fuimos con esta persona a la casa de mi madre y ahí empezaron las contradicciones. Él estaba instaladísimo en la casa de mi madre, incluso construyendo una pieza más. Esta persona ahora está libre y campante, caminando por ahí.

Él dice que había hecho unas changas en la casa de mi madre. Tiene menos de 40 años y es oriundo de Paysandú. Lo indagaron en carácter de testigo, pero no hay pruebas suficientes para que sea sospechoso.

Quizás este caso reciente nos ayude a encontrar a nuestra madre.

El vidente Aquistapace nos dijo que nuestra madre estaba muerta, enterrada muy cerca de su casa y tapada con leña.

Expareja de la mujer que murió en Florida afirma que todo fue un accidente y que tiró el cuerpo al río porque se asustó: investigan posible femicidio

El detenido, de 34 años, habría arrojado el cuerpo de la mujer al Río Yí.

El hombre investigado por la desaparición de Amparo Fernández le confesó a la Policía que la mujer se murió “en sus brazos”, según informaron fuentes a Telemundo.

El detenido, de 34 años, habría arrojado el cuerpo de la mujer al Río Yí, que actualmente permanece desbordado, según recoge la televisión de Florida.

Los investigadores iniciarán la búsqueda y ya pidieron apoyo a Bomberos. Mientras tanto, la Fiscalía indaga al detenido y estudia un posible caso de femicidio.

Amparo tenía pasaje de regreso para el domingo, pero según declaró en primera instancia su amigo a la Policía, la mujer quería regresar antes y el sábado por la noche la dejó en una parada de ómnibus. Sin embargo, luego desdijo sus declaraciones y aseguró que Amparo se cayó de la moto y al ver que estaba muerta se asustó y arrojó su cuerpo al río.

La Policía maneja varias hipótesis. La principal difiere con lo que declaró el hombre. Consideran que la mató porque se negó a tener relaciones sexuales, pero hasta que no aparezca el cuerpo no podrán concluir la razón de su muerte.

La mujer, de 36 años, está desaparecida desde el sábado. Fue vista por última vez en Sarandí Grande, en Florida.

Desde ese momento nada se sabe de Amparo. Su celular está apagado.

Su historia

Amparo Fernández tenía 36 años. Vivía en Paysandú junto a sus hijos de 3, 12 y 15 años.  Era una mujer soltera.

Andaba a caballo y formaba parte de un grupo de jinetes que participaban de la marcha hacia la Meseta de Artigas.

Según información policial, Amparo había viajado el viernes a Florida para recibir de regalo un caballo, de parte de quien ahora es investigado por su muerte.

El hombre, de 34 años, es alambrador y vive solo en una vivienda ubicada en la zona rural de Florida, entre Sarandí Grande y Polanco del Yí. La única familia que tiene es un hermano con el que trabaja. No tiene antecedentes penales y tampoco denuncias previas por violencia.

Amigos y vecinos de Micaela Onrrubio se concentraron en Villa Rodríguez pidiendo que no cese su búsqueda

La mujer está desaparecida hace una quincena.

Más de 200 personas, vecinos y amigos de Micaela Onrrubio, se concentraron en la Plaza Cagancha de Villa Rodríguez, en San José. La mujer de 30 años fue vista con vida por última vez el 27 de marzo. Su búsqueda, de la que participaron efectivos de la Guardia Republicana y la Policía local, no ha arrojado resultados.

Pese a que hubo un acusado de homicidio especialmente agravado con prisión preventiva- quien dijo que Micaela no sería encontrada- no ha habido pistas.

Belén Lettiers está desaparecida desde el viernes, tiene 14 años y fue vista por última vez en el Liceo 38 de La Teja

Por cualquier tipo de datos contactarse con el número 093 949 705.

La joven se llama Belén Lettieres, tiene 14 años y fue vista por última vez el viernes 5 de abril en las proximidades del Liceo 38 en la zona de La Teja.

Belén llevaba una mochila color rosa viejo cuando salía del local estudiantil.

Por cualquier tipo de datos contactarse con el número 093 949 705 o con la comisaría más cercana. Sino al 0800 5000.

Micaela Onrrubio todos los días salía de trabajar a las 19:00 y a las 19:30 pasaba a buscar a sus hijas, este miércoles nunca llegó

Micaela Onrrubio tiene 30 años, es madre de dos niñas de 8 y 9 años.

Trabaja como empleada doméstica en pueblo Capurro a unos 13 kilómetros de donde vive. Su casa está en la zona del paraje El Tropezón cerca de Villa Rodríguez.

Normalmente iba y venía a su trabajo a dedo por Ruta 11. Salía de trabajar en el entorno de las 19:00 horas y a más tardar 19:30 llegaba a buscar a sus hijas que quedaban al cuidado de su hermana. Las pocas veces que llegaba más tarde avisaba, pero este miércoles no volvió.

 

Familiares y amigos aseguran que tuvo una relación con un hombre de 45 años -hasta ahora principal sospechoso- pero que terminaron hace de 15 días atrás.

Lea también: Continúa la búsqueda de Micaela, se sumó un perro de Guardia Republicana pero aún no se halló nada.

Continúa la búsqueda de Micaela, se sumó un perro de Guardia Republicana pero aún no se halló nada

La madre y la hermana de Micaela aseguran que un vidente les dijo que la joven está en una zona con agua, árboles y arena.

En Villa Rodríguez se completó la búsqueda este viernes por la mañana con perros de Guardia Republicana. Además, se organizaron vecinos, familiares y amigos para realizar rastrillajes en la zona. Mientras tanto, en la Fiscalía Departamental se aguarda por los resultados de las pericias en base a la sangre encontrada en el auto del sospechoso. Además, se estudiará la geolocalización del celular del hombre.

Este viernes la búsqueda comenzó a las 06:30 de la mañana con Guardia Republicana, se rastrilló la zona de Carreta Quemada en el kilómetro 107 de ruta 45. Allí se centró el trabajo hasta las 10:00 de la mañana. A las 10:00 se dispuso que Guardia Republicana y efectivos policiales de San José se trasladaran a un camino vecinal, se trabajó en un bañado donde no hubo resultados.

Luego de esto personal de Guardia Republicana regresó a Montevideo. Ahora se espera por la declaración del hombre de 45 años que está detenido. Todo indica que en horas de la tarde podría estar llegando el informe a la Jefatura de San José para relanzar la búsqueda de manera certera.

Recordemos que Micaela (de 30 años, madre de dos niñas) había tenido una relación sentimental de pocos meses con el hombre que está detenido. Este hombre en sus antecedentes tenía una intervención por una denuncia de violencia doméstica.

Este viernes por la tarde se retomará la búsqueda.

La madre y la hermana de Micaela hablaron en vivo con Telemundo, aseguran que videntes les dijeron que Micaela está en una zona con agua, árboles y arena:

Baqueanos de la zona también colaboran en la búsqueda:

Este jueves por la noche hubo momentos de tensión cuando se suspendió la búsqueda de Micaela:

El abogado del hombre detenido asegura que su defendido declara no haber tenido nada que ver con el hecho: