Desprendernos de la angustia

En Por tu bien Ale Calcaterra nos enseña a sanar con piedritas.