Ómicron: podría producirse una "disminución importante" de la eficacia de las vacunas actuales, dijo presidente de Moderna

"Todos los científicos con los que he hablado [...] sienten que 'esto no va a ser bueno'", declaró Bancel al periódico Financial Times.

La variante ómicron podría resistir a las vacunas anticovid actuales, advirtió el jefe del laboratorio Moderna este martes, coincidiendo con un aumento de las restricciones en varios países para blindarse frente a esta mutación, que ya estaba en Holanda una semana antes de lo que las autoridades pensaban.

Según Stephan Bancel, presidente del laboratorio estadounidense Moderna, los datos sobre la eficacia de las vacunas actuales contra la nueva cepa llegarán en las próximas dos semanas pero los científicos no son optimistas.

"Todos los científicos con los que he hablado [...] sienten que 'esto no va a ser bueno'", declaró Bancel al periódico Financial Times.

Según el directivo, podría producirse una "disminución importante" de la eficacia de las vacunas actuales contra el Covid-19.

Varios laboratorios, como Moderna, Pfizer, AstraZeneca, Novavax y Johnson & Johnson (J&J) están trabajando en nuevas versiones de la vacuna anticovid específicas contra la nueva cepa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a ómicron como "preocupante" y advirtió que representa "un resigo muy elevado" para el mundo.

Hasta la fecha, la pandemia de Covid-19 ha causado al menos 5,2 millones de muertos desde su aparición en China a finales de 2019, según un balance establecido por la AFP este martes.

Vuelven las mascarillas

El descubrimiento de la nueva variante, detectada inicialmente en Sudáfrica, fue notificado a la OMS el 24 de noviembre pero este martes las autoridades holandesas anunciaron que ómicron ya había llegado a Países Bajos el 19 de noviembre, una semana antes de lo que se pensaba.

El Instituto holandés de Salud y Medio Ambiente (RIVM) "detectó la variante ómicron en dos test realizados en el país el 19 y el 23 de noviembre", indicó la autoridad sanitaria en un comunicado.

Hasta ahora se pensaba que los primeros casos de ómicron en Países Bajos era los 14 positivos que llegaron a Ámsterdam en dos vuelos procedentes de Sudáfrica el viernes 26 de noviembre.

La cepa ya se ha detectado en numerosos países de todo el mundo y llevó a un buen número de países a reimponer restricciones a los viajes, sobre todo con países del sur de África, pero también a reforzar medidas a nivel interno.

Así, desde este martes los británicos deberán llevar mascarilla obligatoriamente en el transporte público y en el comercio. Además, el Reino Unido, donde el Covid causó cerca de 145.000 fallecidos, endureció las medidas para ingresar en el país.

También lo hizo Japón, que este martes detectó el primer caso de ómicron en su territorio, en un hombre de entre 30 y 40 años que regresó de Namibia y que se encuentra aislado en un centro médico, según informó el gobierno.

El lunes, el país anunció restricciones fronterizas y vetó la entrada a todos los extranjeros. Solo podrán ingresar en el país los ciudadanos japoneses y los residentes.

Israel, donde se confirmó un caso en un viajero procedente de Malaui, también prohíbe desde el domingo la entrada de extranjeros a su territorio.

Impacto en la economía

Ninguna variante del Covid-19 había provocado tanta preocupación desde la emergencia de delta, que actualmente es la dominante y es muy contagiosa. Sin embargo, ómicron no ha provocado oficialmente ninguna muerte hasta ahora, al menos según los recuentos oficiales.

La variante "es motivo de preocupación, no de pánico", relativizó no obstante el presidente estadounidense, Joe Biden, el lunes, advirtiendo que ómicron sería detectada "tarde o temprano" en su país.

Estados Unidos, el país con mayor número de muertos por Covid-19 (casi 780.000), reabrió sus fronteras a principios de noviembre, pero el lunes las cerró a los viajeros procedentes de ocho países del sur de África.

Por su parte, los ministros de Salud de los siete Estados más industrializados del mundo (G7), reclamaron el unes una "acción urgente" para garantizar un mayor y más justo acceso a las vacunas.

En el plano económico, los expertos destacaron que la nueva variante supone una amenaza para la recuperación mundial, sobre todo por las restricciones a los viajes.

Según Gregory Daco, economista en Oxford Economics, si ómicron provoca "síntomas relativamente moderados" y las vacunas actuales son "eficaces", el impacto económico estimado para 2022 podría ser del 0,25%, sobre el crecimiento mundial, estimado en 4,9% por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pero si la cepa fuera extremadamente letal y obligara a imponer medidas de confinamiento de amplitud, el crecimiento previsto podría ser de solo el 2,3%.

Además, la nueva cepa podría complicar la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, del 4 al 20 de febrero, avisó este martes Zhao Lijian, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, quien sin embargo se declaró "plenamente convencido" de que la competición se celebrará "sin problema".

AFP