Murió Miguel Osvaldo Etchecolatz, nueve veces condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad en dictadura en Argentina

Etchecolatz fue director de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires entre marzo de 1976 y finales de 1977, cargo desde el cual coordinó grupos de tareas represivos y las operaciones en una veintena de centros clandestinos de detención.

El ex jefe policial Miguel Osvaldo Etchecolatz, nueve veces condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en Argentina (1976-1983), murió este sábado, a los 93 años de edad, informaron referentes de defensa de los derechos humanos y familiares de víctimas de la represión.

Etchecolatz, una de las caras más visibles de la crueldad represiva desplegada durante el Gobierno de facto, falleció en una clínica de la localidad bonaerense de San Miguel, donde se encontraba ingresado con custodia policial.

"Miguel Etchecolatz murió en nuestro país, condenado y preso en cárcel común. Memoria, verdad y justicia", dijo el secretario de Derechos Humanos de Argentina, Horacio Pietragalla Corti, a través de Twitter.

Etchecolatz fue director de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires entre marzo de 1976 y finales de 1977, cargo desde el cual coordinó grupos de tareas represivos y las operaciones en una veintena de centros clandestinos de detención.

Además fue condenado por el secuestro y el asesinato de estudiantes que fueron víctimas de la denominada 'Noche de los lápices" y por la apropiación de menores.

CONDENADO Y EN CÁRCEL COMÚN

"Murió Etchecolatz, estuvo en una cárcel común hasta el último de sus días. Logramos que se lo condene por genocidio", dijo Myriam Bregman, diputada del Frente de Izquierda y abogada en causas por los derechos humanos.

El exdirector de la Policía bonaerense había recibido nueve condenas a prisión perpetua en diversos juicios por crímenes en la dictadura, la última de las cuales fue dictada en mayo pasado, cuando fue hallado por un tribunal oral responsable de asesinatos, secuestros y torturas en el centro clandestino de detención de Pozo Arana.

Entre los secuestrados en este centro estuvo Jorge Julio López, un albañil que sobrevivió a su cautiverio durante la dictadura y que desapareció en 2006 luego de declarar en un juicio contra Etchecolatz por una causa en la que el expolicía fue condenado a reclusión perpetua.

López continúa desaparecido, un hecho que su familia y organizaciones de derechos humanos atribuyen a Etchecolatz.

En 2014, cuando un tribunal oral leía la sentencia en contra del represor y 14 exmilitares por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino La Cacha, Etchecolatz tenía en sus manos un papel donde se leía el nombre de Jorge Julio López, una imagen que entonces causó una gran conmoción.

"Se ha muerto sin decir dónde está o qué pasó con mi padre, dónde están los detenidos desaparecidos de los que él comandó sus asesinatos y desapariciones. Si bien estaba cumpliendo nueve cadenas perpetuas, todavía le faltaba enfrentar varios juicios más", dijo Rubén López, hijo de Julio, en declaraciones radiales.

"NEFASTO TORTURADOR"

Hasta 2006, Etchecolatz gozó del beneficio de la prisión domiciliaria, lo que le fue revocado por poseer armas de fuego.

En diciembre de 2017 volvió a contar con ese beneficio, que se hizo efectivo solo dos meses y volvió a la cárcel en 2018.

"Miguel Etchecolatz fue uno de los torturadores más nefastos de la dictadura. Entre tantos crímenes, responsable de la desaparición de Julio López. Hoy murió condenado como lo que fue, un asesino repudiado por el pueblo", dijo Victoria Montenegro, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura de Buenos Aires, hija de desaparecidos y quien fuera apropiada por paramillitares a los pocos días de nacer y recién recuperó su identidad en 2001.

Mariana Dopazo, hija de Etchecolatz, fue autorizada por la Justicia en 2016 a quitarse el apellido de su padre, a quien ha calificado como "uno de los genocidas más grandes de la historia".

"Mi recuerdo más crudo de la infancia da cuenta del sufrimiento permanente: cada vez que él volvía de la Jefatura de Policía de La Plata (en la provincia de Buenos Aires), nos encerrábamos a rezar en el armario con mi hermano Juan, para pedir que se muriera en el viaje", narró la mujer en una carta publicada en 2018.

EFE

Calle de Nueva Helvecia pasó a llamarse "contralmirante Oscar Lebel", en homenaje al militar que se opuso al golpe de Estado

“Es un orgullo esta iniciativa de ponerle el nombre a una calle, recordando que él nació en esta ciudad. Va a quedar en nuestro corazón que acá hay una calle que lleva su nombre”, dijo uno de sus hijos.

Cuando se cumplen 49 años del golpe de Estado del 27 de junio de 1973, la Junta Departamental de Colonia homenajeó al fallecido contralmirante Oscar Lebel, un militar conocido por su oposición a la dictadura y por un hecho que lo colocó en los libros de historia. “La mañana del golpe de Estado, salió uniformado al balcón de su casa en Montevideo, sita en la esquina de las calles La Gaceta casi 26 de Marzo, colocó la bandera uruguaya, una bandera de Artigas, y un cartel que decía: ‘Soy el Capitán de Navío Oscar Lebel. ABAJO LA DICTADURA’”, recoge la web de la Junta Departamental de Colonia.

A forma de homenaje, el edil frenteamplista José Manuel Arenas propuso que una calle de Nueva Helvecia, donde Lebel nació el 10 de mayo de 1925, pase a llevar su nombre.

“Esto se convirtió en un hecho simbólico que marcó la resistencia de hombres y mujeres provenientes de las más diversas tiendas políticas, contra el gobierno de facto”, recoge la web, y agrega otros datos: “En 1977 fue pasado a retiro obligatorio mediante el inciso G de la Ley Orgánica Militar. De 1977 a 1997 trabajó como marino mercante, periodo durante el cual declaró haber ‘navegado 500 mil millas; 25 veces la vuelta al mundo’. En 1987, ya bajo gobierno democrático, el ministro de Defensa Juan Vicente Chiarino dijo: ‘Su honor militar no fue afectado sino que lo más importante es que queda enaltecido su nombre en la lealtad a la República’. En junio de 2001 fue ascendido en forma retroactiva a contralmirante, junto con otros militares destituidos por el gobierno dictatorial. En 2011 fue declarado Ciudadano Ilustre de Montevideo. Falleció el 3 de febrero de 2016, a los 90 años”.

Tras el acto por la denominación de la calle este lunes Freddy Lebel, hijo del contralmirante, habló con los periodistas presentes en el lugar y afirmó: “Es un orgullo esta iniciativa de ponerle el nombre a una calle, recordando que él nació en esta ciudad. Va a quedar en nuestro corazón que acá hay una calle que lleva su nombre”.

“Lo recordamos a él en su simpleza, en esa forma de presentarse con la familia y dar clases magistrales, sobre todo de historia. Para él todo en la vida tiene una razón histórica, nada es generación espontánea, lo malo es que miren solo el final y no el proceso”, afirmó el hijo de Lebel, que al igual que sus dos hermanos también desarrolló una carrera en la Armada. 

Por su parte, Juan Raúl Ferreira, hijo del caudillo blanco Wilson Ferreira Aldunate, también participó del evento. “Ellos se conocieron cuando Lebel pasa a la Marina Mercante, echado de la Armada, y cada vez que iba a Londres le llevaba cartas de la familia, y alguna vez trajo de contrabando esos cassettes que mandaba mi padre desde el exilio”, contó Ferreira.

“Yo tenía 19 años hace 49 años, cuando ya había empezado la sesión de despedida del Parlamento, y mi padre estaba a punto de hacer uso de la palabra, su último discurso en el Senado, y me llega la foto de Lebel parado junto al cartel que dice ‘abajo la dictadura’. Dudé si mostrársela o no a mi padre, pero di un paso adelante, le di la foto. Y nunca me voy a olvidar, porque me clavó la mirada y me dijo: ‘Viste, Juan, que no está todo perdido’”, recordó Ferreira, y agregó: “Mantuve una relación muy estrecha con él hasta su muerte. Él recordaba detalles de las conversaciones que mantenía con mi padre en Londres. Y he sido muy amigo de sus hijos”.

Ana Laura Gutiérrez: "Yo creo que hay un pacto de silencio muy grande"

Las hermanas Gutiérrez están al frente de Historias Desobedientes en Uruguay, un colectivo regional que nuclea a hijos de represores durante la dictadura que militan por la búsqueda de memoria, verdad y justicia, informó días atrás La Diaria. Sobre la actualidad en el ejército, Ana Laura expresó que "hay círculos de violencia que se siguen ejerciendo. Hay cosas que se deben cambiar".

De la carrera militar de su padre solo saben que entró en 1972 al Servicio de Materiales y Armamento, una dependencia del ex Batallón de Infantería 13. A lo largo de su vida, hasta su muerte en 2019, Armando Gutiérrez prefirió el silencio.

Este año, por primera vez públicamente como hijas de un represor de la dictadura, Irma y Ana Laura marcharon el 20 de mayo.

Colectivo de hijos de represores durante la dictadura

Allí un día conversando con un señor que estuvo preso en La Tablada, le comenté mi historia, hasta en ese momento me daba mucha vergüenza hablar en el círculo que me movía, de que mi papá había sido soldado, que llegó a ser sargento. En aquella época que había dicho mi papá teníamos duda sobre la identidad, sobre todo sobre la mía, también tenía él tenía algunos episodios de delirio en los últimos momentos.

Por el barrio llegué a trabajar en el sitio de la memoria. Lo que queremos los vecinos que ese lugar funcione y llegue a los niños para generar la memoria colectiva para que no vuelva a ocurrir lo que ocurrió.

La manera de entender la proceso cuando tenía entre 14 y 15 años. Siempre le cuestioné y le pregunté a mi papá sobre lo que pasó. Me chocaron muchas respuestas y casi siempre me llevaban al choque. Me frustraba con lo que decía y me terminaba peleando. Él creía que había una lucha contra la subversión y que ellos estaban defendiendo a la patria. Muchas veces le llegué a preguntar por Helena Quinteros. En mi casa sobre la dictadura no se hablaba. En el liceo me empecé dar cuenta de algunas  cosas. No sabía que mi papá estuvo en el mayor centro de detención clandestino hasta que tuve 25 años, cuando hablando con una compañera me di cuenta. Un centro de tortura no necesito de mayores pruebas, las cosas que me dijo y jamás él se arrepintió, para mí él ya tuvo participó aunque no haya torturado. Le cuestioné y pregunté si sabía dónde estaban los desaparecidos, si podía dar algún dato, en algún momento me dijo que ahí en el batallón no iba aparecer nada. En algún momento de mi vida escuché que los habían tapado con cal y que ahí en el batallón no iba aparecer nada.

La bronca que tenemos nos hace pensar que no son nuestros papás. Mi papá era un padre despreocupado de sus hijas. A veces la violencia no es solo la física y eso a veces uno duda de su identidad. Ese sentimiento de bronca por lo que ocurrió te hace sospechar de tu identidad. En algún momento pensé que era hija de secuestrados, pero luego hablando con la familia nos aseguraron que a mi madre la vieron embarazada de mí y de mi hermana.

Familia

Siempre digo que mi papá tenía dos hasta tres caras. Una en la que su personalidad en el ejército, otra muy diferente en casa y una muy diferente hacia las afueras de nuestras casas. a mi familia le cuesta y es un proceso muy doloroso sobre la cuestión familiar. Tengo el apoyo de mi hermana, quien me acompaña en este colectivo, también mi prima y hay apoyo de muchísimos familiares. Otros preferimos no tocar el tema. Conozco casos de compañeros de hasta sus hijos han cuestionado el accionar de sus padres sobre los mandatos familiares.

Mi nena tiene 10 años y vivió un abuelo excelente. Para ella fue muy difícil entender esto. Hoy viene haciendo otro proceso. Lo vemos en muchos compañeros. Tenemos sobrinos e hijos que les cuesta juzgar lo que hicieron. Estamos totalmente en contra de lo que pasó, pero familiarmente cuesta hacer esta ruptura. En algún momento mi hija me llegó a decir de que estaba traicionando a mi papá. En casa no se hablaba, pero luego hablándolo y que vean otras realidades, conversaron con personas que estuvieron presas, cuestionar a ese abuelo no, pero cuestionar a esa persona sí.

Compañeras con 30 años cuando procesaron a sus padres se dieron cuenta de que sus padres estuvieron vinculados a la dictadura. El hecho de que él no nos prestara tanta atención hizo que tomáramos la postura que tomáramos. Hicimos caminos muy diferentes, por ejemplo mi hermana se casó con un militar y ese es otro proceso.

Yo creo que hay un pacto de silencio muy grande. Hasta el último día de mi papá, él recibía llamadas de colegas y estaban presentes. Estoy convencida de que mi papá sabía. En algún momento tenía la chance de conseguir algo, pero terminábamos discutiendo y él se ponía mal y no llegábamos a nada. Aunque sea sé que sabía algún rumor. Él me dijo, jamás van a encontrar nada, los tapábamos con cal. Aunque no haya prueba de que él hizo algo, igual se incluía en ese discurso.

La visita hacia el 300 Carlos aún no me siento preparada emocionalmente para visitarlo. Recuerdo que ese lugar siempre me generaba algo.

Llamadas

Sé que fueron compañeros de él que hicieron todo el servicio y se jubilaron con él. Compañeros de camaderia. Creo que él no necesitaba que le recordaban, él estaba muy convencido de que no tenía que decir. Sí se notaba la fraternidad de que acá estamos, nos acompañamos, no tenemos que decir nada.

Vínculos

Hemos conversado en la marcha. Nos encontramos con algunos familiares. Se habla de los desaparecidos, tenemos también las víctimas que fueron víctimas de abuso, niños que iban a las visitas de sus padres y eran abusados. Niños que nacieron en la cárcel.

Se juzga a los que están arriba, a los altos mandos, pero también están los de abajo también, eran parte de esa violencia día a día.

Marcha del silencio

Fue súper emotivo. Fue súper emotivo poder decir que los hijos de los represores estamos acá y acompañándolos en esta lucha.

Las compañeras que están en el colectivo y no quieren salir hablar, es porque romper esos vínculos y cuestionamientos familiares son muy difíciles. Salir hablar públicamente es muy difícil. La vergüenza de salir hablar sabiendo que sos hijo o hija de represor es muy difícil.

Relación con la madre

Teníamos una relación distante. Nos veíamos cada tanto. Mi mamá guardó muchísimo silencio, tanto silencio guardó que hasta 6 meses de fallecer me dijo que tenía que contarme cosas que sabía de mi papá, pero sentía que no estaba preparada, pero al final no me dijo nada. Seis meses después muere y nos dejó un signo de interrogación enorme.

Estaba confiada de que yo no tenía que buscar la información, sino que la tenía que buscar el Estado. A veces me cuestiono de por qué no me fui por tal lado en la búsqueda de información. Sé que no soy responsable de encontrar información, pero sigue siendo difícil.

Cuando salió lo de cabildo había familiares de represores que decían que esto no debería ser así, pero me molesta que hablen por mí y por eso había que salir a marcar la cancha.

Para mí no puede haber perdón. Esta gente no puede salir impune si no hay una arrepentimiento. Acá no existe un arrepentimiento genuino. No digo por estos pocos que están presos, sino el ejército tiene que tener un arrepentimiento de lo que ocurrió. Hay círculos de violencia que se siguen ejerciendo en el ejército. Hay cosas que se deben cambiar. Mi hermana empezó hacer el encare de este proceso mucho después de que se separó. Ella vivió violencia, encima vivía en un edificio militar donde estuvieron a punto de matarla, pero nadie sintió ni vio nada.

Este 20 de mayo el colectivo Imágenes del Silencio repartirá 20.000 fotografías de desaparecidos

El colectivo Imágenes del Silencio, un grupo de fotógrafos que colabora con la organización de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, repartirá esta noche 22.000 fotografías de las personas desaparecidas durante la dictadura, en la Marcha del Silencio, que volverá a realizarse en forma presencial tras más de dos años de pandemia. La propuesta incluye un código QR en cada foto, para acceder a la historia de esa persona desaparecida. Así se busca mantener la memoria de los 197 desaparecidos a causa del terrorismo de Estado.

El trabajo del colectivo Imágenes del Silencio

Vamos a repartir parte de las imágenes antes del inicio de la marcha. Esta marcha tiene unas características particulares que es que mucha gente se va integrando a medida que avanza. Hay una buena parte que se reparte al principio y otra a lo largo de la marcha. Seguramente hasta Ejido. Luego se entra en un tubo donde la gente está demasiado junta y la idea es no interrumpir la marcha.

Hay 12 organizaciones que nos están acompañando, 200 personas que van a estar trabajando distribuyendo las fotos y tienen claro que la marcha hay que respetarla como tal. Esto quiere decir respetar su movimiento y el silencio que caracteriza esta marcha. Le va a llegar a las manos las imágenes y se van a ir formando cadenas.

La idea es levantar los retratos en el momento de los presentes en Ejido, y en el momento del himno que es cuando culmina la marcha poder tener esos retratos arriba.

¿Cómo se les ocurrió hacerlo de esa forma?

Básicamente el inicio de esto tiene que ver con que vimos que a partir de 196 abrazos, la gente quería aportar los retratos. En general, han sido sostenidos por familiares. Y en esto que fue pasando de recibir fotos de gente que marchaba o que se retrataba con los carteles, dijimos “hay una relación, un encuentro de un gesto de apoyo a la causa que se encuentra con el abrazo. Entonces, llevemos las fotos a todos”. Todos somos familiares, todos podemos aportar llevando esas fotos. Se le planteó y generosamente accedieron.

Cuando los tiempos de la gente no son los tiempos de los gobiernos, es preocupante. Entonces, lo que ha pasado es que han sucedido gobiernos que no han tenido demasiado tiempo para tratar este tema, y la gente se ha muerto. De las 197 madres de estos desaparecidos, quedan 4. Lo que sí ha pasado es que se han sumado generación a generación: hijos, nietos, pero también un montón de gente joven que se ha sacado el temor de lo político partidario en este tema y lo toma como una causa de DD.HH, sabiendo que hay gente que no ha podido enterrar sus muertos porque les han ocultado información. Encontramos con esta gente joven a partir de las redes y de 196 abrazos que nos dimos cuenta que había mucha gente joven interesada en este tema.

Código QR

Tiene que ver con conocer a la persona que uno está portando. Tener datos, saber que tenía 24 años cuando lo mataron. Saber que tenía un hijo o hija. Saber en qué estaba. Cuando pasamos a ese punto nos encontramos con que hay familias que tienen una marca, no pueden hacer duelos, pero también hay una sociedad marcada por esto. Vivir en la impunidad es complicado para cualquier sociedad. Entonces, poder encontrarse con los derechos, desde nuestro lugar tiene que ver con aportar desde la fotografía. Poder encontrarse de estos espacios sensibles que posibilita la imagen para seguir la búsqueda.

Creo que hay que aggiornarse, que hay que encontrar las herramientas para poder comunicar a las nuevas generaciones y con que las nuevas generaciones se comunican.

La división que genera el tema de los desaparecidos

Sobre todo en el sistema político (sigue siendo un tema que genera división). Porque creo que hay demasiados intereses y evaluaciones de riesgo que se puedan correr. Son demasiadas cuando estamos hablando de lo humano. Los jóvenes se mueven sin complejo, porque no se vincula a lo político partidario.

Poder este tema sobre la mesa siempre es riesgoso. Buscar la verdad es riesgoso porque a veces es más fácil decir “que el tema se calme. Que se mueran los que estuvieron involucrados y que quede todo tapadito. Ya se va a calmar”. Entonces, cuando uno tiene que dar otro paso, bueno, ¿dónde estás, cuánto vas a avanzar, qué es lo que vas a tener que pagar por tu avance? ¿Qué costo va a tener? Estamos hablando de una institución militar, que es un tema que le cuesta transitarlo. Han secuestrado la información y la verdad es que no ha habido, desde los partidos políticos, quien se parase a rescatar la información y obligar a que se dé. Seguimos en un tiro y afloje y de cobrar cuentas y de mantener secuestrados a los desaparecidos.

Si uno piensa en Ucrania en este momento, es muy fácil decir qué horror encontrar los cuerpos asesinados. Ahora, cuando uno lo piensa en Uruguay, y dice “hubo 197 personas que estuvieron detenidas y que fueron asesinadas y que no se dice dónde están”, no parece tan anormal. Lo que nos parece anormal afuera y lo vemos claramente con indignación, acá no  sucede y se dice “mejor dejémoslo quieto”.

La respuesta a la propuesta

Si hubo gente que nos dijo que no, pero quiso argumentar por qué no. Y no tenían por qué hacerlo. Y hubo un montón de gente que dijo que sí. Algunas tenían que ver con el riesgo personal, en el sentido empresarial si se quiere, de temor a cómo podía reaccionar su cliente. Normal, no pasa nada. Nosotros nos quedamos con la gente que dijo que sí. No fue mucha la que dijo que no.

Origen de Imágenes del Silencio y sus proyectos

Imágenes nace en el 2014, era hacia los 20 años de marchas. Lo que hicimos fue una recopilación de fotografías de todas las marchas hasta ese momento. Fueron 38 fotógrafos y fue reencontrarse con los cambios de la marcha.

Hubo un trabajo que surgió de una docente de un liceo, el Zorrilla, en los 50 años de la muerte de Líber Arce. Nos descolgamos un poco de lo que hacemos tradicionalmente y ahí produjimos con la universidad y el colegio mismo y algunos colectivos.

Después, hubo uno que se llamaba “Otra forma de decir presente” que fue una recopilación también, volvimos al origen, del material fotográfico que se produjo en los dos años de marchas virtuales. Eso está expuesto en este momento en una de las fotogalerías del Centro de Fotografías de Montevideo.

Mariana Mota: "Si quienes ocultaron los cuerpos dijeran dónde los ocultaron, esto se resolvería rápidamente"

Este jueves se va a comenzar a excavar en un edificio del Correo en Cuidad Vieja que, durante la dictadura, fue un estacionamiento del Palacio Estévez donde funcionaba la presidencia de la República. En los años '90, un sanitario haciendo un trabajo en el edificio dice haber encontrado restos humanos, haberse asustado y hacer su trabajo de sanitaria dejando esos restos cubiertos en el piso del sótano.

Años más adelante, contó este suceso el arzobispo Sturla. El caso tuvo avances, con unas reuniones de la Secretaria de Seguimiento de Derechos Humanos para el pasado reciente con la detección del Correo. Se fue al lugar, pero nunca se excavó.

La excavación en busca de restos óseos de un desaparecido

Es una expectativa relativa. No es un escenario represivo como los otros escenarios en los que se está trabajando. Es nuestro deber ir verificando las hipótesis en la medida de lo posible. En este caso es posible, porque hay precisión y el testimonio es directo.

El trabajo se va a llevar adelante por el equipo antropológico que trabaja en Búsqueda. Es un espacio reducido. Hay que levantar el piso y se va a ir descubriendo levantando el terreno palmo a palmo.

La institución es estatal. Es el Estado el que está trabajando en la búsqueda de los desaparecidos. Los antropólogos son funcionarios de la institución contratados. Todo está en el marco de una medida cautelar judicial. En caso de que hubiera algún tipo de restos, se convoca de forma inmediata al poder judicial para que verifique y continúe en la órbita judicial.

El trabajo de los antropólogos es técnico donde tienen sus etapas y formas de actuación. Es importante la cautela para que no haya personas extrañas que puedan alterar el espacio de trabajo. La desconfianza que tenga el informante de la actuación no deberían existir en tanto y en cuanto la institución recibe la información. Él fue al lugar más de una vez. Señaló el lugar sin ningún tipo de dudas. No es un lugar tan amplio donde pueda haber posibilidad de errar en cuanto a la información. Cuando se logre encontrar lo que él informa que esta, los antropólogos van a convocar para que se vea esto. Pero en realidad siempre se trabaja de forma reservada.

Eso no es parte de lo que estamos trabajando (la información que dio sobre haber visto un calabozo y símbolos vinculados a la política).

Proceso luego de que llega la denuncia

Tengamos en cuéntalo que ha pasado en la historia. Tomamos la actividad en 2019, luego de un trabajo desarrollado con otros equipos, donde se ha ido recibiendo información. Esa información ha guiado el trabajo en otros lugares. El punto de tantos años de estar buscando focaliza que no tenemos la información de quienes cometieron esto, por lo menos quienes los enterraron. Si quienes ocultaron los cuerpos dijeran dónde los ocultaron, esto se resolvería rápidamente. El problema es que tenemos información indirecta y difusa. Entonces, hay que verificar y chequear. Recibimos información de todo tipo. Si fuéramos a todos los lugares que nos dicen, estaríamos dando vuelta un montón de espacios. Genera una destrucción, recursos  y después puede ser que no haya nada y hay que tapar el espacio. Entonces, para poder trabajar con seriedad, hay que ver quién lo aporta, qué vinculo tiene, cuál otra persona puede aportar lo mismo, en qué fecha temporal ocurrió. Es hacer un contexto histórico para desarrollar un línea de investigación, para llegar luego a decir que es un lugar de búsqueda.

Declaraciones de López Mazz sobre la "Operación Zanahoria"

En el SMA, es una unidad compleja militar, está ubicado el galpón donde tenían a las personas detenidas. Y ese dato que menciona lo conocemos, nos lo ha transmitido. Está dentro de los elementos para verificar y veremos como lo abordaremos. Hay lugares que siguen estando cautelados, específicamente los polvorines porque vamos aplicar la técnica del georradar en los próximos días. En el galpón aún no. Informaciones sobre galpones hubo y se investigó. En un lugar sí se excavo y no había nada. La técnica del georradar tampoco es definitoria. La anomalía la detecta pero no define. Peor aún, puede haber restos y que no los detecte.

Podemos considerar lo que planteaba López Mazz. Queda cautelado hasta que terminemos de hacer. Ahora se cautela a plazo y se renueva, antes se cautelaba sin plazo.

Las hipótesis sobre lo que pasó de los restos siguen abiertas. La existencia o no de la Operación Zanahoria está en el escenario. No descartamos ninguna hipótesis. Buscamos restos o evidencia de la Operación Zanahoria. No podemos descartar nada. Esa información que plantea está dentro de una hipótesis, que requiere de una serie de elementos que puedan indicar que esa acción ocurrió.

Los espacios de dirección de cada unidad de jerarcas militares son específicos y tienen determinadas reglas. Hay que ver si esto realmente fue posible. Y hay que tener en cuenta que esto es una situación anómala. En la medida que uno habla con militares de diferentes tiempos, ninguno se vincula directamente. Los propios militares retirados hoy día lo dicen “era algo de algunas personas que hicieron una cosa fuera de lugar”. En definitiva no es algo que estuviera en la estructura misma del terrorismo de Estado.

Sin perjuicio de eso, nosotros buscamos cualquiera de las hipótesis y desarrollamos el trabajo para encontrarlos.

La comprobación de información que es falsa de manera intencional

No comprobarla, pero uno se puede dar cuenta. A veces viene alguien que dice que de ese lado no vamos a encontrar nada y que busquemos en otra punta. Es un intento de sacarte del espacio.

Alguna información más se ha podido recabar y estamos yendo por eso. Quedaron espacios sin completar y de la misma manera que se ha trabajo y de encontró a Bleier, esa es la tónica de trabajo que se está desarrollando. Ahora se ha vuelto a la zona donde se dijo que estaba María Claudia. Se excavó, se encontró algunas fosas, no se la encontró. Se está trabajando en esa zona ahora.

La ejecución de la “Operación Zanahoria” en la dictadura

Nosotros buscamos los detenidos de los desaparecidos. La ley dice que el hallazgo de sus restos o la información de las circunstancia de su desaparición. Se dijo que todos los restos habían sido incinerados, pero se encontraron restos. Hubieron restos, entonces busquémoslos. Un militar sostiene esto de la exhumación de los cadáveres, menos el cuerpo de María Claudia. Puede haber existido y puede haber restos. Si hay evidencia de la operación también es una explicación hacia las familias.

Trabajamos con un equipo de antropólogos que la mayoría viene de aquella época. Yo no le quito merito a López Mazz, pero también trabajo con un equipo profesional. La información que dio López Mazz yo no la tenía.

El trabajo de excavación

Llevará poco tiempo, alrededor de unos 10 días hábiles. Primero hay que definir si son restos humanos y luego hacer estudios para ver las características de los restos y los estudios científicos para sacar ADN. No estamos buscando uno en específico.

Los libros de vuelo incautados a la fuerza aérea

Hemos encontrado información que nos ha permitido iniciar líneas de investigación, nos permiten verificar la existencia de vuelos. Se identifican los lugares de destino, el tiempo que ocurrió el vuelo y la tripulación, los pilotos. La razón del vuelo no está necesariamente especificada y puede ser enmascarada. No son todos los libros de vuelos, sino que de algunos grupos de trabajo. Hay otros que faltan. Tenemos años ‘77, ‘78. Nos falta ’76.

En una declaración judicial, cuando se le preguntó a un militar sobre los libros de vuelo a un militar nos dijo que “deben estar en el Museo Aeronáutico. Sé que hubo un incendio, pero no sé qué pasó”. Nos llevó a pedir un allanamiento y ahí estaban. Estamos buscando otras personas que puedan aportan información y no tengan compromiso con las misiones desarrolladas. Lo que queremos que nos digan son lugares de búsqueda y excluir la cuestión de la responsabilidad o no en las acciones, no es nuestra competencia. Eso también puede frenar la información. Nosotros vamos por eso y el resto lo tiene que determinar la justicia.

Los archivos militares sobre la dictadura

Se han encontrado archivos, el punto es que no se han encontrado por una búsqueda proactiva del Estado. Las Fuerzas Armadas al igual que otros organismos del Estado  documentan sus acciones. No tenemos esperanza de que esté documentado dónde fueron enterrados los desaparecidos, pero las operaciones que llevaron a la detención y luego que derivó en la desaparición de estas personas sí nos podría arrojar un poco de luz. Los archivos operacionales de la OCOA serían interesantes para analizar, pero no sabemos dónde están. Creemos que existen. No es una creencia ingenua, hay información que dicen que esos archivos existen. Lo que tenemos que hacer es buscarlos.

Hemos sugerido que pudiera existir un equipo independiente, técnico, que haga una búsqueda sistemática.

La denegación del pedido de acceso a la información del Archivo Castiglioni

Lo vi en prensa pero no entiendo la razón por la negativa. La negativa debe haber tenido alguna razón, pero la desconozco. La verdad que no sé, no tengo idea. Lo ideal es que los archivos todos sean de amplio acceso.  Es algo que nos compete a todos. Desconozco cuales fueron los fundamentos.

Las propuestas para dar beneficios a presos de Domingo Arena

La situación de los presos en sí es la situación de presos. Lo que nos preocupa es cómo se ha dado una difusión de que están presos sin pruebas y es preocupante. No son causas que no estén analizadas por otros tribunales o jueces. Las pruebas se han trabajado y había una exigencia superior de pruebas. Todas las causas son expedientes muy voluminosos, con mucha prueba.

Deberíamos decir entonces que la justicia no es válida para estas causas, pero estos mismos jueces también resuelven los casos penales comunes. Para algunas son válidas y para otras no. Me preocupa que se haga ese cuestionamiento porque es no conocer cómo se ha trabajado cada una de esas causas y cuánta prueba hay para llegar a esa decisión. Para poder decir que están presos sin pruebas hay que ver el expediente y analizarse.

Arqueólogo sobre la "matanza de Salsipuedes": "Fue un genocidio mal ejecutado"

A mitades de diciembre fue declarado como sitio de memoria el “Paso de Salsipuedes”, el lugar donde se cree que ocurrió la denominada “matanza” en abril de 1831 por parte del Estado a los charrúas que habitaban Uruguay. La resolución generó polémica ya que no fue votada por el Ministerio de Educación y Cultura ni la Administración Nacional de Educación Pública, por entender que estaba por fuera de los cometidos de la Comisión de Sitios de la Memoria.

Los hechos ocurridos el 11 de abril de 1831

El episodio siempre estuvo lleno del tema del exterminio. Nunca se habló mucho. De las investigaciones propiamente dichas, la única que se hizo la realizó el Museo de Historia Natural en los años 70. Se tomaron los documentos, intentaron recorrer los lugares y reconocer e identificar los lugares. Ellos proponen la barra del arroyo Salsipuedes con el Tiatucura. Ahí cerca se ha puesto un memorial.

A la información histórica, nosotros le sumamos unas tradiciones orales que recogimos en el lugar y visitas sistemáticas de campo, identificando elementos arqueológicos que pudieran ser de correlato material a los hechos históricos. Así se llega al artículo. Es Paysandú.

La Cueva del Tigre es el lugar central, y no es una cueva propiamente dicha. Es una gruta, una irregularidad del terreno, con vegetación. La Cueva del Tigre ya existía en el paisaje uruguayo desde hace decenios, estaba en el medio de un camino muy transitado. Es como un potrero natural. No es un lugar extraño, tiene significado a lo que era el tránsito normal. Hoy es una estancia. Antes, era conocido por españoles e indígenas.

La investigación por la "matanza de Salsipuedes"

Está ocurriendo un movimiento nuevo en todos los países que fueron colonias, en las ciencias sociales. La historia no es un relato determinado. Cada generación tiene derecho de participar de distintas maneras, dándole la distancia que le da cada generación, plantearse preguntas nuevas, investigar. Hemos visto mucha información sobre el pasado indígena, pero nadie se había interesado en ir a buscarlos. Todos replicaban lo que se decía en los libros.

La información sobre el pasado indígena en Uruguay

Hay toda una cartografía histórica que va mostrando la evolución del lugar hasta que no hay duda ninguna, por los relatos y las correspondencias, Rivera al otro día emite un escueto parte y escribe de las cabeceras de Salsipuedes. No hay vuelta. La Cueva del Tigre, Salsipuedes, es una sola.

La última carta que emite Rivera, luego de estos episodios, le envía de regalo a un amigo las armas del pueblo que habrían terminado con él. Nosotros al publicar esto lo sometemos a la crítica de los colegas para robustecer la pretendida demostración nuestra.

La investigación por la "matanza de Salsipuedes"

A mí me interesaba hablar de esto, que hay nuevas maneras de mirar esto. Muchas veces pensamos en nuestro propios país, nuestra propia historia con las categorías de la época colonial. Es decir, nuestros propios prejuicios. Por eso hay una revisión crítica, no solo en Uruguay, sobre la historia nacional, para mirar su propia historia con nuevos ojos.

Nuestro objetivo era extremas esfuerzos para ubicar con la mayor certeza posible el lugar. Hasta acá llegamos. Hay colectivos, descendientes de charrúas que reclaman para que se le de más atención al tema.

La declaración de sitio de memoria al "Paso de Salsipuedes"

Este cambio conceptual de la lectura de la historia, los objetos de estudio de un día para el otro aparecen sujetos de estudio. Entonces, cambia y entran en la conversación. Hay que discutir en qué medida eso inhibe avanzar en el conocimiento. Empezamos un proceso de patrimonialización, es decir, reconocer que históricamente ese es el lugar. Luego, la gente que construye su relato a partir de del lugar, y después viene el Estado. Las posibles tensiones tienen la oportunidad de debatirse y armonizarse.

No solo en este tema, sino en todo el pasado (ver la posibilidad de aceptar un núcleo de los hechos que ocurrieron). Hay minorías que no posan en nuestra historia y tienen lugar en nuestra historia. Hay clubes de gallegos de quinta generación. ¿Por qué no se puede ser descendientes de charrúas con orgullo en Uruguay?

Yo creo que el Estado tiene mucho para jugar articulando las distintas visiones. Lo interesante es que desde el pasado estamos democratizando el presente.

Su visión del episodio a partir de la lectura de los documentos

El texto tiene su sesgo. Yo no tenía una visión construida. A partir de la investigación uno se empieza a armar una idea. Me crie un poco académicamente escuchando esto. Lo que hicimos fue empezar a sistematizar, yo no tenía una visión a priori, no estaba prendido a los estereotipos.

La descendencia indígena en Uruguay

Tu no podés aplicar un test antropológico para evaluar si los charrúas actuales son o no. ¿Quién te lo certifica? Pedir certificación ya es parte del prejuicio que aún tenemos de estructurar la relación a descendientes de indígenas, porque siempre las palabras usadas han sido despectivas. No es nada nuevo, lo naturalizamos. Estamos obligados como científicos de esta época a mirarlo con nuestros ojos y no desde los ojos de personas que lo escribieron con otras necesidades. Hay una libertad de reclamarse y construirse. Hay identidades que se pueden desaparecen pueblos, pero se reactivan. Esto está siendo estudiado y debatido.

La voluntad de exterminio había. Fue un genocidio mal ejecutado, técnicamente.

La búsqueda de restos de desaparecidos durante la dictadura

Yo he trabajo desde la universidad. Tenemos una manera diferente de trabajar. No sabemos lo que pasa mucho dónde se investiga y dónde no. No puedo hablar porque no sé lo que está pasando.

La Operación Zanahoria

Esto ha sido un tema muy debatido. Tratar de transitarlo desde el camino científico. Yo entiendo que sostener que no existió no es una posición técnica ni científica, es una posición política. Yo ya publiqué lo que pienso con las evidencias y el correlato material de los hechos. Mi chequeo de calidad depende del ojo de los colegas, yo someto un control de calidad.

En distintos lados aparecieron fragmentos de huesos. Eso existió. Que la Operación Zanahoria haya ocurrido no quiere decir que no se puedan encontrar esos mismos restos, porque hay testimonios que dicen que han sido reentrados en un galpón.

Las excavaciones para encontrar restos de desaparecidos

La localización la tienen los investigadores (de los galpones que contienen los restos). Yo cuando me retiré, negocié con el juez que llevaba la causa, con el ministro de Defensa. Iba a ocurrir. Yo me alejé y hubo una decisión de no investigar. Volviendo al tema, no quiere decir que no sé pueden encontrar.

Si hubiese voluntad de suministrar una prueba que le de soporte empírico a la versión, pero eso no salió de la Comisión de la Paz. No queda ninguna duda de que hay lugares que gente sabe.

Hay gente que no quería, por parte de familiares y algunos investigadores. Prefiero no alejarme mucho de lo que me da seguridad que es la manera mas lógica de pensar las cosas. La escena aguanta muchas interpretaciones y miradas.

Nadie estaba formado para trabajar en esto. Veníamos con elementos de utilidad. Después tuvimos que implementar estrategias antropológicas, entrevistas, testimonios. Se va construyendo y esto es de utilidad. No es un conocimiento que se adquiere de un día para el otro, de una realidad tan compleja.

Crysol: "Hay gente que está presa y sabe toda la verdad"

El ministro de Defensa, Javier García, aseguró que en Uruguay no hay presos políticos, luego que el presidente Luis Lacalle Pou recibiera en la Residencia de Suárez y Reyes a familiares de reclusos que están en Domingo Arena y Coraceros. La recepción de esta organización por parte de Lacalle Pou generó la reacción de otros grupos, como Crysol –asociación de expresos políticos– que recordó que nunca fueron recibidos y que no han obtenido respuesta a dos cartas que le enviaron el año pasado, según informó Búsqueda el jueves.

Eduardo Bonomi

Nélida Fontora

Como todo compañero que muere siempre es una pérdida dolorosa. Dentro de los lugares que ocupó, hizo lo que pudo. Nosotros lo sentimos porque era un compañero luchador y feliz. Es lo que sentimos.

Gastón Grisoni

Trabajando en la institución, estamos acostumbrados a que todas las semanas uno o dos compañeros fallezcan. En el caso de Bonomi fue un compañero de la casa. Siempre fue un asesor permanente de la institución, más allá de que no siempre esté de acuerdo. Era una gran persona y nos dolió mucho. Fue una persona que contribuyó a la actividad democrática.

Delitos de lesa humanidad  

Gastón Grisoni

A medida que van pasando los años, los participantes directos van falleciendo. Marco muy fuerte a la sociedad uruguaya, eso es indudable desde todos los planos. Las derivaciones siguen estando arriba de la mesa. Hay sectores que están descontentos y molestos porque están siendo juzgados. Nos parece bien que protesten. Son delitos que por su propia naturaleza son graves, en primer lugar porque fueron cometidos por ciudadanos que tenían la obligación de impedir que eso ocurriera. En segundo lugar, por la gravedad intrínseca. Se habla de tortura, violaciones, abusos sexuales, secuestros, asesinatos, desaparición forzada de decenas de uruguayos, tanto dentro como fuera del país. Las Naciones Unidas los califican como crímenes de lesa humanidad, porque no fueron hechos puntuales y esporádicos, fueron crímenes masivos, sistemáticos y generalizados sobre una población civil. Eso es así desde el Tribunal de Núremberg. Los cometieron ciudadanos que debían conocer las leyes e impedir que ocurrieran, por eso son gravísimos de los delitos, no se pueden amnistiar, no se extinguen con el paso del tiempo, esa es la realidad y todas esas personas han sido juzgadas por un poder independiente. Hubo procesamientos y posteriormente se revieron los fallos. Por eso es inaplicable la amnistía o que se conceda la prisión domiciliaria en carácter compulsivo para esas personas.

Palabras de Javier García: “En Uruguay hoy no hay presos políticos”

Nélida Fontora

Decir que hoy hay presos políticos es un atentado a la democracia. Acá no hay ningún conflicto como para decir que hay presos políticos.

Esto no se va terminar hasta tanto que haya un familiar, un nieto o un bisnieto. Ustedes sabrán que hasta muy hace poco tiempo en España, una bisnieta buscando a su bisabuelo encontró sus huesos. Más allá de todos los familiares que han tomado esta causa, mientras haya estudiantes, jóvenes que tomen esto, esto no se termina.

Cada cuartel fue una cárcel. Lo estamos diciendo nosotros que lo vivimos. Nadie está inventando nada. Yo lo viví y pasé por 5 cuarteles, de esos cinco todos fueron responsables y lo siguen siendo de aquel momento.

A nuestros desaparecidos los vamos a pelear hasta lo último, hasta que aparezcan los 198. Acá hubo mujeres embarazadas que perdimos el embarazo, mujeres embarazadas que parieron en  cuarteles o en cárceles, mujeres embarazadas que las hicieron desaparecer, las mataron y les robaron los niños. Están los hijos de los presos que hoy están vivos y pueden traer este cuento y qué fue lo que pasaron. Fueron manoseadas y violadas. Eso no se puede negar. Cuando se dice que acá se termina, acá no se termina nada, acá faltan 198 desaparecidos. Hay gente que está presa y que sabe toda la verdad. Estaban en el momento que pasó lo que yo estoy contando. Como uno puede terminar si todavía faltan nuestras compañeras y compañeros. Hubo gente fusilada. Esto no se va terminar hasta tanto del Estado se dé la solución y que los responsables hablen y digan la verdad de lo que pasó en este país. Se nos quieren poner en contra de las nuevas generaciones del ejército, y nosotros con ellos no tenemos nada que ver.

Se hizo la denuncia de todas las compañeras violadas. De civiles y militares. ¿Saben cuántos están presos por eso? Solo tres. Ninguno está por delitos de lesa humanidad ni violación. Son 50 los que están citados, en cambio ninguno está preso por lo que ha hecho. Muchos de ellos saben nombres y están en Domingo Arena.

Justicia

Gastón Grisoni

La justicia de este país es lenta. La justicia tiene que garantizar todas las prerrogativas de un sistema garantista. No se pretende a linchar a nadie. Han recurrido permanentemente a instancias dilatorias, a veces con el visto bueno de la Suprema Corte de Justicia que han enlentenzido todos los procesos. Esa es la realidad. Lo que ocurría durante la dictadura que éramos todos culpables hasta que demostráramos en el tacho la inocencia, acá son inocentes y se los presume. Se pretende que la fiscalía haga de defensor de los criminales de Estado. Acá hay un puñado de torturadores o presuntos torturadores y asesinos, pero en Argentina y Chile han llegado a mil. Le rendimos homenaje a decenas y centenares de compañeros que han ido de testimoniar y codearse con sus propios torturadores para que se iniciaran causas judiciales. Le rendimos homenaje a todas las compañeras por el valor y coraje de tener que asumir frente a la sociedad que la inmensa mayoría sufrieron abusos sexuales. No es un garrotazo, son semanas, días y meses. Uruguay no fue observado por las Naciones Unidas porque haya ido un mal tratamiento de los militares condenados. Las observaciones que tiene Uruguay es por la falta de Justicia con respecto al pasado reciente y las insuficiencias de la ley de reparatoria que se han aprobado.

Fallos revertidos

Gastón Grisoni

En cada de una de estas instancias siempre hubo actas militares de que mulano y fulano estaban interrogando a mengano cuando murió. Hay autopsia que murió por lesiones gravísimas, hay pruebas que lo vinculan con el hecho. En otros casos hay responsabilidad institucional, porque si en un cuartel muere una persona, el responsable es el general, y si no está es el segundo.

La justicia militar no imparte justicia. Los jueces son parte de las fuerzas armadas en operaciones. Lo dijo Bolentini en la Asamblea General. En este país hay democracia gracias a la gentiliza y heroísmo de los trabajadores y todos aquellos que entre cosas estuvieron presos.

Somos los sobrevivientes del terrorismo del Estado. Después de una larga causa, los mecanismos internacionales son lentos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, condenó al Estado uruguayo por el asesinato de Diana Maidanik, Silvia Reyes y Laura Raggio. Tres compañeras que fueron fusiladas en un allanamiento en abril de 1974 y también por la desaparición forzada Óscar Tassino y Eduardo González.En función de eso hay una condena del Estado uruguayo por lo cual se lo mandata a seguir investigando y encontrar los restos, a que siga adelante con la causa. Se condena al Estado uruguayo a pedir disculpas oficiales, pagar las indemnizaciones que corresponden y fortalecer la fiscalía.

Lo importante es que sean condenados porque le hace bien a la sociedad uruguaya repudia los crimines de Estado. Nunca más terrorismo de Estado porque la sociedad uruguaya no lo tolera.

Nélida fontora

Vamos a tratar de creer que es así, tendría que hablar con los familiares de desaparecidos, Gilberto Vázquez dijo una cosa públicamente, “yo asesiné, torturé, los molí a palo, los mandé para arriba y estoy orgulloso de lo que hice”. Una afirmación que lo dijo después de salir. Estaba con 28 homicidios. Nosotros salimos a buscar pruebas, desde el Estado y el Poder Judicial no se salió a buscar pruebas. Hasta el día de hoy salimos nosotros. Esto que estoy hablando lo viví. Yo perdí a mi hijo en la tortura. A mí me pasearon por todo. Se cuentan pocas cosas en este país. Hubo muchos rehenes. Se habla muy poco de las mujeres. En una cárcel de mujeres hacía con nosotros lo que querían. Hay 50 que están llamados a declarar, pero son 100 denunciados. Quería decir esto porque se habla poco de esta situación de las mujeres. Desde que nos apresaban, nosotras estábamos desnudas. Hacían lo que querían. Aquel oficial que nos apresaba se sentía dueño de nuestro cuerpo. Son pocos los programas a donde nos llaman a las mujeres para contar la historia. La tortura no se terminó solo en los cuarteles, también había tortura psicológica, muchas enloquecieron y otras se suicidaron dentro de la cárcel. Poder decir esto y que me da mucho dolor, no solo por mí, por mi hija, mis nietos y todos los compañeros que están escuchando esto, tener que volver a decir lo que todo el pueblo uruguayo tendría que saberlo. Poco se habla de las rehenes que entre ellas estaba la hija de Michelini.

Gastón Grosini

Es buena hacer la precisión. Así como en otros países que la desaparición forzada y fusilamiento, acá en Uruguay las fuerzas Armadas que la prisión prolongada, tortura y la detención masiva iba ser la metodología deliberadamente seleccionada. Lo empezaron aprontar en los primeros meses de 1972. Se venía previendo esta ofensiva que se iba a llevar adelante. Siempre hubo una coordinación represiva, antes, durante y después, como lo ha afirmado de reciente aparición. Hubo un plan de exterminio, en el Plan Cóndor, en el que las Fuerzas Armadas actuaron. Muchos uruguayos desparecidos, se operó en Chile y Bolivia. Está demostrado. Uruguay volverá a ser condenado por las causas de las compañeras. No puede ser que haya una perspectiva de género cuando hay denuncias tan graves. Estamos hablando de torturas y junto con ellas, los abusos sexuales.

Autocrítica

Nosotros como colectivo representamos a las organizaciones. Grysol es la asociación de las expresas políticas y los expresos políticos. Tenemos expresos políticos en todo el sistema político, incluso con cargos parlamentarios o de gobierno. Creo que hubo autocrítica. En principio todos los condenados, fueron condenados por la Justicia Militar. Hay pruebas de que hubo una actitud.

Pacto de silencio

Las actas quedan claras como se procesaban las actas de los tribunales militares con el procesamiento del Coronel Álvarez. Alguien fue responsable, el hecho ocurrió, nosotros no sabemos.

Nélida Fontora

Yo soy cañera. Aprendí a leer y a escribir a escondida dentro de los cuarteles y cárceles. Soy hija de cañeros. Dentro de los cañaverales, nos pagaban con un pedazo de papel cualquiera con la firma del patrón. dentro de esos no teníamos permisos de salir si el patrón no firmaba para salir. No teníamos vivienda, educación, salud, nada, carecíamos de todo. Gente como yo no conocía la moneda, la conocimos más tarde y gracias a Raúl Sendic, y lo defiendo.  Inclusive nos enseñó que nosotros teníamos que comer todos los días, luchar para tener la comida y un bienestar. Más allá de todo lo que digan. Eso fue lo que viví yo. Personalmente perdí a una sobrina por pasar nueve días dándole té. En mi caso hubiera salid con lo que fuera por la situación en la que vivía, como vivía mi gente y compañeros, vimos morir de hambre niños. No justifico hoy nada, pero sí digo en el momento que salió, yo salí.

Este martes murió el coronel Juan Carlos Gómez

Gómez estuvo preso tres años por el asesinato del militante tupamaro Roberto Gomensoro ocurrido en marzo de 1973. Fue procesado por la Justicia en agosto de 2010 junto con José Nino Gavazzo y fue absuelto en diciembre de 2013.

Analizamos las repercusiones del caso con Leonardo Haberkon.

Zabalza criticó condena por incidentes en la SCJ: "El argumento es justificar con un demonio malo la liberación de los viejitos buenos" de Domingo Arena

A principios de noviembre la jueza Ana de Salterain condenó a Irma Leites, Jorge Zabalza, Aníbal Varela y Álvaro, Diego y Eduardo Jaume por un delito de atentado por las protestas del 15 de febrero de 2013 en la sede de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) contra el traslado de la órbita penal a la civil de la entonces jueza Mariana Mota, encargada en ese momento de causas vinculadas a crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura.

Esta nueva condena fue rechazada por los implicados, quienes la calificaron como "un disparate jurídico", ya que se los está juzgando por segunda vez, además de ser una forma de "criminalización" de la protesta.

Condena por participación en la protesta en 2013

Nos fuimos nosotros solos, sino el PITCNT, la FEUU, Madres y Familiares los que convocaron en contra del traslado de la jueza Motta, fue general el rechazo, no fue un invento nuestro. Nosotros nos quedamos 10 minutos y todo el mundo terminó yéndose. La jueza Mota fue la que procesó a Bordaberry como dictador por atentado a la Constitución, por golpe de estado y no haber hecho nada para impedir la tortura a 20 compañeros. Él tenía el poder para impedirlo y no lo impidió. Ese procesamiento que cuestionaba al sistema político y partidario es el que provocó el traslado. En su juzgado tenía 50 causas de derechos humanos y posiblemente ella seguiría atendiendo esas cuestiones, cosa que hasta el momento, a pesar que no había ninguna actitud de parte de los gobiernos de procesar a personas vinculadas a delitos de lesa humanidad, probablemente la doctora Mota sí hubiera dado trámite a esas 50 causas. La decisión de la SCJ tenía un contenido político de defensa de la impunidad. El presidente de la SCJ dijo que iban a hacer una muralla de contención.

Cada persona que fue ahí fue por un acto de conciencia convocado por organizaciones sociales. Cada cual fue por una decisión propia. Hay una mirada del mundo en la que se necesita líderes para acarrear gente. Ahí no hubo líderes, ahí cada uno actuó de acuerdo a su accionar. En el 2015 nos procesaron por la asonada, quedó anulado y en lugar de salir en libertad, el fiscal Zubía nos procesó. Fue una exhibición de su modo de ver el mundo en donde los militares tienen que tener impunidad, en primer lugar porque su padre y tío fueron golpistas. Nos volvió a procesar por atentado, cuando ya fue declarado inconstitucional. Por los mismos hechos nos procesan dos veces. Ahora hay una apelación.

Por suerte, algunos procesamientos han seguido. Perciavalle es otra persona activa en la aplicación de principios internacionales. El gobierno uruguayo fue cuestionado por la Corte Interamericana por no cumplir en el caso Gelman. Eso ha continuado, es cierto. A mí modo de ver, de una manera totalmente insuficiente. La responsabilidad no es solo de los individuos, sino del Estado. En 36 años la democracia ha juzgado de una manera muy débil lo que fue la dictadura.

Cuando el Foro de Montevideo pide la liberación de los viejitos de Domingo Arena está pidiendo la liberación de gente por delitos que se cometieron. La desaparición forzada no desaparece. Está vigente. De mi punto de vista, ¿por qué hechos que fueron juzgados en el 2013 reaparece justo en este momento? Tengo la percepción de que es para oponerlo al proyecto del Foro de Montevideo de liberación de los viejitos buenos. Hay un demonio que va a ser liberado, inventemos otro demonio opuesto.

La corte la cambió de juzgada a Salterain y al último momento nos sentenció. Fue su último acto. Nuestro expediente pasó a otro juzgado. No es un hecho casual. Creo que en algún momento van a saltar (los defensores de la liberación de presos de Domingo Arena). Creo que el argumento es justificar con un demonio malo la liberación de los viejitos buenos. Apelamos y vamos a seguir todo el proceso judicial hasta llevarlo a tasación. Vamos a llevarlo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El procesamiento es con prisión, la sentencia queda en suspenso.

Hubo empujones. En el expediente se ve al encargado de la operación de desalojo dice que ordenó a los policías sacarse los escudos, protecciones y bastones. Entendía que no era necesario. Si no era necesario, es porque no hubo un pétalo de una flor que se cayera. No se tocó ningún pétalo. La jueza hizo una valoración bastante subjetiva.

Crímenes cometidos en dictadura

 Yo siento odio hacia el Estado, al aparato represivo. Cuando eso que revivo personalmente fue experimentado fue experimentado por 1 de cada 500 (la tortura). Fue mucho más profundo quizá de lo que ocurrió en Brasil.

Fueron actos que nosotros no debiéramos haber cometido. Con la diferencia que no era el aparato del Estado y segundo que los compañeros que cometieron esos actos fueron severamente castigados y torturados. Pasaron 13 años en situaciones bastante lamentables e inhumanas. Hay mucha gente que se fue del país expulsada. Los de Pascasio Báez y Arteche fueron crímenes.

Más allá de esos episodios lamentables, creo que nosotros desarrollamos el movimiento guerrillero pensando en conformar un ejecito. Ese ejército implicaba sustituir la voluntad el pueblo, que en ese momento era de mucha indignación, por la voluntad de un aparato militar que nosotros dirigíamos. Es decir, olvidar que la revolución de trata de una insurrección popular en donde el pueblo decide hacerla y creer que nosotros éramos los encargados de tomar el poder del Estado. Terminábamos siendo un espejo del Estado que repudiábamos. Eso fue el error. En donde hay una pirámide que se rige por el orden y mando, esa piramida está cercenando la libertad democrática de la gente. La sombra del aparato armado termina incidiendo sobre la voluntad de todo el mundo. A partir de eso, hay una cantidad de errores. Esa era la teoría central de todo el movimiento guerrillero. En el libro trato de sostener que justamente la guerrilla solo debe limitarse a apoyar una insurrección popular y que hubiera una forma de auto organizar el poder popular. Eso está en la raíz de muchos fenómenos, por ejemplo el de la URSS. La guerrilla incentivando, respaldado lo que es la voluntad popular.

Toma de Pando

En lo personal me trae recuerdos terribles. La toma de Pando fue en homenaje y memoria del asesinato del Che Guevara. También me recuerda otro momento desgraciado para el MLN que es la muerte de Burgueño. Creo que es reivindicable en dos sentidos. Primero, por la memoria de los caídos en Pando. Segundo, la toma de Pando demuestra el estado de ánimo de la sociedad del momento. A esa derrota que dejó el aparato represivo le siguió un crecimiento enorme desde el punto de vista cuantitativo. La gente golpeaba la puerta del MLN para incorporarse. El crecimiento enorme del MLN que hubo en ese momento, que llegaron a ser más de nueve mil, se inició en un momento de derrota, muerte y persecución. Eso es lo que el MLN siempre ha homenajeado.

Postura y reunión con Diego Burgueño

El hecho de haber podido hablar los dos libremente de nuestro mutuo sufrimiento me parece que tiene un sentido liberador. Fue una conversación muy personal. Hubo pedido de disculpas a los familiares de la toma de Pando. No es cierto que no haya habido.

Hay mucha gente que también ha perdido la memoria. Para mí la toma de Pando tiene un significado y para otros no. Con Julio Marenales y Raúl Sendic padre estuvimos 11 años en subterráneos y en los cuarteles sometidos a un maltrato solo por el hecho de estar ahí. ¿Cómo no voy a sentir odio?

El teléfono rojo y una sintonía espiritual que se termina llamando “olvido y perdón”. No solo es una cuestión del MLN. En el 2009 cuando se hacía el segundo plebiscito para anular la ley de caducidad, el congreso del FA apoyó a Fernández Huidobro, en contra de la posición que defendíamos nosotros que había que apoyar el plebiscito del 2019. Sin embargo, triunfó por una abrumadora mayoría siguiendo el pedido de Fernández Huidobro. El FA no hizo campaña y decidió apostar a llegar al gobierno. Eso para mí es un pacto de impunidad.

Fernández Huidobro chocó con Familiares y la doctora Mota. No entiendo que haya sido un  traicionero. Fueron decisiones políticas que no comparto para nada. Sentí la pérdida de Raúl Sendic como un padre. Sentí la pérdida de muchos compañeros como hermano. Siempre creí que el MLN se iba a mantener del lado de los derechos humanos y sin embargo los vemos en un pacto de silencio de olvidar y perdonar a los viejitos, que es la posición que ha dado Mujica. Significa olviden lo que hice y perdónenme. Es indignante y no sé cómo puede haber compañeros que lo apoye (sobre el acercamiento entre Mujica y Cabildo Abierto).

Hay crímenes que no debieran ser cometidos, no me arrepiento en general. El MLN logró que sus accione militares repetaran la regla de oro en su primera etapa, es decir, que esas acciones fueran comprensibles para todo el mundo, no que despertaran simpatía. El asesinato se escapa a la regla de oro y Pando abandona la primera vez que se abandona la

Javier García: "Los invité personalmente a que vean el contrato en el ministerio y no quisieron ir"

El ministro de Defensa habló sobre la interpelación y defendió la compra de los Hércules. También conversó sobre el estado de las Fuerzas Armadas y la formación de los militares durante el actual gobierno.

Interpelación

Fue una instancia parlamentaria que hay que desdramatizar. Las interpelaciones son un recurso que es parte de la democracia. No fui ayer solo por obligación sino por ser republicano. Necesito que me controlen, me da mucha tranquilidad. Lo impone la Constitución y creo en el mecanismo. Salí con la satisfacción. Un proceso cristalino. Es importante, para algo que están.

Dos cosas, primero con el interpelante tuve y tendré diferencias. Había algo que no se discutía la legalidad del tema, ahí estamos en otro plano, si me gusta o no, de la subjetividad. Otra aseveración que hizo Tagliani, el ministro estaba haciendo una buena administración del Ministerio de Defensa.

Primero, este Tribunal de Cuentas, que analizó el proceso y determinó que todo era legal, es el mismo Tribunal de Cuentas que tuvo el Frente Amplio. Segundo, los mismos y las mismas funcionarios, técnicos, abogados y escribanos, son los mismos funcionarios de carrera que vienen del Ministerio de Defensa, que demuestran la gran lealtad institucional. Son grandes profesionales.

Parece que 12 es menor que 50, no parece, es. Matemática básica. Es un razonamiento que no inicié yo, me lo trasladó Bayardi. En diciembre de 2019 me dijo que estaba en proceso de cambiar los Hércules y vamos alquilar un avión, que era más chico. Le dije no tome decisión porque le falta dos meses de gobierno para cambiar y nos está comprometiendo que la vamos a heredar por 8 años, porque el alquiler era de 8 años. Terminando el alquiler valiendo el doble, que dos compras ahora. Un avión se alquilaba por el doble que dos compras ahora.

Los procesos de inspecciones hacen que hay momentos que uno está fuera de servicio y usted tiene que tener el servicio de otro para cumplir entre otras cosas urgencias. Nosotros en la pandemia cumplimos varias. El presidente de ASSE y el ministro Salinas me dijeron en el medio de las urgencias de los CTI, hay que ir a buscar mañana a Córdoba 260 ventiladores, los entregan en una tarde, si usted tiene un avión y está en service no puede hacerlo. Por eso es que son dos, si uno está en service, tiene que haber otro operativo.

Acá surgió una oportunidad y es lo que fue que me alertó el comandante de la Fuerza Aérea, España por una pauta de la Unión Europea pasa tecnología europea. Entonces las pautas de la Unión Europea desafectan los service. Hubo un país que estuvo a punto de comprar diez. Era una gran oportunidad porque eran excelentes, mismo tipo de avión que tenemos notros y eso implica que usted una cadena logística que conoce, las tripulaciones, los mecánicos conocen la plataforma. Segundo el que teníamos era excelente, tanto era así que Argentina declaró que deberían haber comprado los Hércules españoles. Perú lo hizo y los nuestros tres millones de euros más baratos que los de Perú. La fecha, los nombres, las delegaciones, cuándo fueron, dónde estuvieron, todo les puedo decir.

Si usted tiene tecnología de la defensa americana, le tiene que pedir permiso para poder utilizarla. Los hércules como tienen tecnología de España, está todo bien. una vez que está autorizado podemos comenzar el proceso de inspecciones técnicas.

Los invité personalmente a que vean el contrato en el ministerio y no quisieron ir. Les dije que vengan que no tengo nada que ocultar.

La tercera dosis que tienen ustedes se guardaron en un ultrafreezer que lo trajo el Hércules. Me llenaron la cara de dedos y me hicieron un pedido de informe. Cuánto había costado y por qué no se había llevado en un ferry. Nosotros ponemos la defensa y toda la tecnología la pusimos al servicio de la salud de los uruguayos y si lo tengo que hacer de vuelta, lo voy hacer de vuelta. Seamos coherentes, no tengamos doble discurso.

No es que sea una afirmación al aire. Leí un comunicado del Partido Comunista de 2017 donde dicen claramente que su visión de las Fuerzas Armadas no son estas fuerzas armadas, estas tienen vestigios fascistas, lo que hay que tener son otras fuerzas armadas sin códigos militares y democratizar el uso de las armas.

No son los Hércules, esto es una excusa. Si hubieran tres barcos, eran tres barcos. Lo que hay es querer separar la acción que tiene el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas de las tareas que estamos haciendo.

Hay un documento que las Fuerzas Armadas que lo único que tiene que hacer es preocuparse por cuidar el territorio y eso es una concepción política que nosotros no compartimos. Cuando las Fuerzas Armadas tienen cercanía y actúan en primera línea en defensa de la pandemia, cuando actúan en coordinación con el MIDES ahí no, porque son concepciones diferentes, legítimas, pero yo no las comparto y no las comparto desde el plano de las ideas.

El estado calamitoso que nos dejaron barcos de 60 años. ¿Saben cuál es el único barco de la Armada Nacional que está en condiciones óptimas? el Miranda.

Actúo científicamente. Cuando traigo, traigo documentos. Lo otro son opiniones, y creo que entre una opinión y un documento, prefiero el documento.

Posición del ejército sobre crímenes de la dict

Lo que es hago es respaldar esta iniciativa que está llevando del Comando del Ejército que es histórica. Por primera vez que se está haciendo un análisis con amplitud, con apertura con integralidad sobre un proceso muy doloroso del Uruguay. Soy de los que creo que hay que generar este debate porque es una acción que apela a la unidad, que va sanar y es pacificadora. Sí genera opiniones fuertes, pero cuando uno está convencido del camino que recorre uno tiene que dejar de lado ese tipo de cosas. A esta altura del partido tengo escamas, no piel. Estoy convencido del camino que estamos recorriendo y este que está recorriendo el ejército que es histórico va colaborar y está colaborando con la unidad y la paz de los uruguayos.

Diego Burgueño: "Estamos buscando toda la verdad y qué mejor que nos unamos sin banderías políticas"

El integrante de la Asociación Toda la Verdad habló sobre el proyecto de ley en la reparación para víctimas de la guerrilla, el objetivo del grupo de familias de víctimas de la guerrilla y la posibilidad de retomar el día del "Nunca más".

El apoyo del ministro de Defensa, Javier García, a una posible reparación económica a las víctimas de la guerrilla entre 1962 y 1976 despertó un debate que genera posturas encontradas. Meses antes, Cabildo Abierto había presentado una propuesta en el Parlamento donde planteó la compensación. Y el expresidente frenteamplista José Mujica dijo que la reparación “puede ser viable”.

Sin embargo, la Asociación Toda La Verdad -– que reúne a familiares de las víctimas— señaló que no es su principal interés. Pese a que valoran “positivamente” la intención, indicó que necesitan un mayor apoyo del Estado y modificar un relato  histórico “a medias verdades”.

La reparación económica para víctimas de la guerrilla

El hecho concreto es que especificamos es que la reparación económica nunca fue nuestro principal estandarte, sí este proyecto contempla la reparación moral, el hecho de contraponer de alguna manera lo que es la ley 19.641 creada en gobiernos anteriores que dice expresamente que se le hace en lo que son homenajes, plaquetas solo en casos a terrorismo de Estado. la intención es atacar ese tema que e reivindicar la memoria nuestras familias, nuestros muertos justamente. Luego está lo que es el tema de la revisión de libros de textos que evidentemente se tiene que ver, donde estuvimos hablando con la vicepresidenta en ejercicio la doctora Bianchi, donde nos decía que habría que ver de modificar por ley los libros de texto. Nosotros apuntamos a eso, estamos hablando de libros de texto de secundaria dicen que por ejemplo de que mi padre era agente que por eso había sido abatido en el asalto de Pando.

Caso Carlos Burgueño

El caso de mi padre simplemente fue una persona que estaba desocupada en aquel momento y al otro día de yo nacer, el retorna a Pando para avisarle a su familia sobre mi nacimiento y cuando se disponía retornar, él estaba en el bar U  de ahí de la ciudad de Pando, estaba con sus amigos tomando un café esperando el ómnibus y en ese momento se encuentra con ese escenario de dos camionetas fúnebres a contra mano, que estaban simulando un cortejo fúnebre, en ese momento se meten en contra mano por la calle y el policía sale avisarles y les disparan al policía, y en esos balazos de la camioneta mi padre estaba del lado de atrás del policía, él sale a la puerta del bar al sentir los balazos y al momento de salir, le disparan al policía y a él. La bala iba para el policía.

Mi madre tuvo que rehacer la familia con mi abuela, después de tres meses de estar internada sin poder salir. Son actos terroristas, con consecuencia nos obliga saberlo para una sociedad sana, decir toda la verdad. Estamos hablando de casos horrendos, de secuestros, torturas, venganzas, no solo muere mi padre, sino que también mueren un policía de patrulla, luego identifican a otro agente que habían ejecutado.

Cuantos relatos quedan por contar en este país, no estamos negando la historia trágica de los gobiernos, de hecho nosotros y yo en particular he intentado extender una mano. Lo he hecho en innumerables ocasiones. De la coalición me han recibido todos, pero por ejemplo el Frente Amplio mandé una solicitud para dialogar y no me quisieron recibir.

Intenté reunirme con la asociación de los desaparecidos, hablé con Errandonea y no nos quisieron recibir tampoco. Siempre nos quieren poner como en la vereda de enfrente. Nosotros no estamos en ningún lado, estamos del lado de la defensa, de la justicia de las familias. En definitiva quise tener acercamientos, llamé a Pereira el presidente del Pit-Cnt, tampoco nos quisieron recibir, me dijo muy amablemente que sí que iba a tratar, pero luego jamás recibí una respuesta. Y Errandonea nos dijo que la asociación no nos quería recibir. Después de varias gestiones fui hablar con Zabalza, porque vi en estos años que un relato más objetivo de parte de él reconociendo, tomando en cuenta quién fue y quién es, pero reconociendo que el caso de Pascasio Báez puntualmente había sido un delito de lesa humanidad. Me pareció un punto a favor de inicio de una posibilidad de poder entablecer un diálogo. Me recibió en la casa muy amablemente, estuvimos 4 horas hablando y lo que quise plantear que él dentro de su familia también fue víctima de lo que sucedió en Pando.

Terminemos con la violencia y el espiral de odio que se ha generado en la sociedad esta polarización premeditada que se ha hecho en la sociedad durante estos años. No es dar vuelta a la página olvidando casos como el de desaparecidos.  Evidentemente si uno es un ser humano uno pretende que haya justicia, que aparezcan los restos y las familias tengan un lugar donde depositar una flor. No se pueden olvidar de todas las tragedias. Hay hijos de familiares que recibieron amedrentamientos en estos últimos gobiernos de gente que eran hijos de policía y los tenían amedrentados por ser hijos de víctimas del terrorismo.

Objetivo de Asociación Toda la Verdad

Nosotros estamos con la meta de reconocer, mi intención fue dialogar con todos. La Asociación de Víctima de la Dictadura también están buscando la verdad, que mejor nos unamos sin banderías partidarias. Acá yo no estoy para defender a nadie.

La guerrilla es quien atenta contra un ejército organizado, el terrorismo es quien atenta contra la sociedad. No nos olvidemos de las bombas dentro de las radios, en bowling, no nos podemos olvidar los atentados y las muertes de civiles porque sí. Como la muerte de Rafael Guidet, dueño de una florería. Innumerables civiles que murieron por el terrorismo  No podemos ser tan mezquinos, no se trata de equiparar.

Justamente hay que decir toda la verdad. Ojalá aparezcan todos los archivos. Muchos de los que no quieren que aparezcan son los que unos no se imaginan. Dentro de los archivos hay cosas que los involucras también. Digamos toda la verdad. ¿Quién la dice? Conocemos el trasfondo, algo hubo. Esto ha sido como un tablero de ajedrez.

Hay familias que nunca llegaron a denunciar la muerte de sus familiares. Todo se hace complicado cuando hay amenazas de por medio, hasta el día de hoy. Hay más casos. He recibido amenazas. La típica amenaza mediocre de personas que no se pudieron haber amedrentado por eso. Hay que tener el cuero muy duro para aguantar los disparates que se dijeron. Las barbaridad que he tenido que soportar y que hemos tenido que soportar, cuestionamientos que no he visto hacérselos a otros. Agradezco esta instancia que ustedes me dan, porque hay canales en los que nosotros estamos censurados. Las verdades son siempre subjetivas, pero nosotros cuando pedimos toda la verdad, no pedimos la verdad nuestra, sino que todas las demás. Nosotros no tenemos bando. Defendemos las familias de las víctimas, no instituciones o logias.

El que comete los delitos lo primero que hace es buscar una historia para justificar sus acciones. Uno de los artífices de la historia mal contada fue el exministro fallecido Fernández Huidobro. El hecho es que nosotros revertir todo eso que ha calado durante años en la juventud, uno ve que muchos centros de estudios han sido centros adoctrinamiento por ciertos profesores. Cuando vimos que ya no era contada la historia en libros como por ejemplo el de “La toma de Pando” de Rolando Sasso, que lo sacaron de circulación, libro que lo escribieron los Tupamaros y que dice que mi madre justificó el hecho de lo que pasó con mi padre de que fue un accidente y ella en realidad compartía el accionar de los Tupamaros. Y cuando este relato lo trasladamos a libros de textos públicos, la cosa cambia. Mi madre quedó destruida hasta el día de hoy, con anorexia nerviosa y un derrame cerebral que casi no puede hablar hasta el día de hoy. Así cantidad de padres que terminaron muriendo como el padre de uno de los cuatros soldados que no aguantó la muerte de su hijo y terminó suicidándose. Nosotros no hacemos publicidad ni hacemos pancartas permanentemente sobre estas cosas. Vaya si tenemos fotos de nuestros muertos. Quién defendió al chófer de Cutcsa Jaime Crosa García, era un obrero, ¿quién lo defendió? Lo mataron por matarlo. Se crearon nuevos libros donde se crea un relato totalmente falseado. Se permitió en determinados departamentos del interior que exterroristas fueron a dar charlas a liceos públicos. Cómo podemos tolerar monolitos y plaquetas de personas que fueron asesinos, ah pero fueron torturados después, sí, eso es condenable, la tortura es condenable siempre, pero cometieron un asesinato.

La idea fundamentalmente es tratar de incidir en algunas propuestas del proceso, lo que peleamos es que se hable del tema y se diga toda la verdad, toda la historia que no fue contada. Corregir cosas y complementar con información.

Colectivo Memoria en Libertad: "Estamos en contra de que los senadores ocupen su tiempo en esto y no en que se cumplan las leyes reparatorias con las víctimas directas de la dictadura"

El colectivo Memoria en Libertad, que reúne a víctimas del terrorismo de Estado en la infancia o adolescencia, se expresó en contra de la iniciativa de Cabildo Abierto para reparar a las víctimas de grupos armados entre 1962 y 1976. La agrupación sostiene que, si bien el Estado podría reparar a víctimas de civiles, debería primero terminar de hacerse responsable de sus víctimas directas. En ese sentido, destacan que no se está cumpliendo, por ejemplo, con las leyes que amparan en el acceso a la salud a las víctimas de terrorismo de Estado.

Trabajo del colectivo Memoria en Libertad

El colectivo nuclea a quienes fuimos niñas, niños y adolescentes víctimas directas del terrorismo de estado. Es el aparto ejerciendo violencia física sobre sus ciudadanos. Hay una responsabilidad del Estado y utilizó todo su aparato para reprimir. Nuestro reclamo es el reconocimiento del Estado que aún no está sucediendo. Escuchaba a Lozano hablar de las diferencias de la Constitución extranjera. No es que estemos en contra de ese proyecto, estamos en contra de que los senadores ocupen su tiempo en esto y no en que se cumplan las leyes reparatorias con las víctimas directas. Con respecto a la ley vigente, nosotros quedamos sin atención en salud mental desde el 2020. Se nos han quitado todas las prestaciones. Esto implica que los psicólogos no están especializados en nuestra problemática y comenzar desde cero. Nos preguntamos si esto es un proyecto porque los senadores realmente están preocupados por esas víctimas o es una estrategia política para reflotar la teoría de los dos demonios. Estamos hablando de responsabilidad del Estado. No sé de qué están hablando estos senadores.

Los reclamos nuestros no son de dos partes. Es de un Estado ejerciendo violencia sobre niños, niñas y adolescentes. Son crímenes. Esa teoría es defendida y sostenida desde ambos lugares. La bandera la tienen que agarrar todos los partidos y nos tiene que importar a todos que no se violen los derechos humanos en el país.

No sé a qué se refiere porque las víctimas civiles de cualquier conflicto pueden demandar al Estado. No estoy de acuerdo en que el silencio es de ambas partes o que habían grupos armados solo de un grupo. Fue todo un proceso para llegar al golpe de Estado. Los victimarios han declarado y no es que ellos están sueltos sin pagar nada. Como víctima civil, puede reclamar al Estado y el Estado tiene la obligación de reparar a sus víctimas  directas, esa es la diferencia. No es cierto que los archivos siempre han estado la vista. Las FFAA no entregan los archivos y tampoco está la voluntad política. En todos los gobierno no hubo una voluntad política real de reparar a nuestros familiares ni encontrar a los desaparecidos.

Trabajo sobre casos en investigación

La idea es denunciarlo y estamos con la gente de Cereta trabajando en este sentido. Esperamos tener este resultado favorable. Nos desalienta escuchar a Salinas decir que todo funciona bárbaro porque sabemos que no es así. Se nos niegan prestaciones. En el servicio odontológico se va para que nos atiendan por esta ley y no hay profesionales. En el interior menos. En algún momento fue siendo dinámica la atención. Cuando Leal hizo auditorías a la ley se empezaron a trancar los dineros para aplicar a la ley. Si no se otorga dinero en la Rendición, no hay voluntad para que se cumpla la ley. Son siempre voluntades políticas.

La única ley que nos apara es la salud. La única pensión reparatoria que hay es para la gente que estuvo en determinadas condiciones presas o exiliados. Eso existe organizaciones internaciones para verificarlo. Nosotros no percibimos y i siquiera nos pidió una disculpa el Estado, que es parte de la reparación.

Este colectivo es muy amplio y las experiencias son muchísimas. Hay abusos sexuales, tortura psicológica, muchos crecimos yendo cada semana yendo a visitar a nuestros padres a las cárceles. Hay niños nacidos en cautiverio. Hay realidades muchísimas. Exiliados, niños que se fueron de manera clandestina; hijos de desaparecidos. Hemos hecho muestras. La pata en la que más trabaja este colectivo es en la memoria. Somos la última generación de víctimas directas. En los juicios en donde han sido condenados militares, siempre hay testigos. El PJ investiga muchísimo. Son investigaciones que duran meses o años y luego nos vemos enfrentados que cuando el juicio sale favorable a una condena de un militar tenemos senadores que salen a dudarlo. Nos parece gravísimo. Hay pruebas y hay un jurado que lo condena. Eso es lo que hemos vivido desde que nacimos. Hoy sabemos que eso deja secuelas.

Se contempla reparación económica en pequeños grupos. La primera vez que nos atiende Presidencia fue en este gobierno, fue Argimón. Nos parece cada vez que tenemos una reunión con jerarcas, es que hacen cálculos sobre si somos reparables o no. Estamos defendiendo los DDHH. Por más de que haya gente que diga que la Constitución está por encima de todo, hay acuerdos que nuestro país firmó internacionalmente, y no solo en este gobierno. Venimos firmando tratados y convenios con las Naciones Unidas desde hace muchísimos años.