El análisis de la situación de Cataluña de Didier Opertti

El excanciller de la República consideró que para que un estado sea aceptado por la comunidad internacional, tiene que haber un pronunciamiento de las Naciones Unidas. "Es difícil imaginarse que eso suceda", agregó.

Debate sobre la suspensión de Venezuela del Mercosur

Participan del debate el diputado frenteamplista Daniel Caggiani y el excanciller Didier Opertti.

El triunfo de Mauricio Macri en Argentina y sus posibles efectos en Uruguay

El excanciller Didier Opertti y el politólogo Gerardo Caetano analizan en Código País los distintos aspectos de los resultados electorales en la vecina orilla.


¿Cómo ven el triunfo de Mauricio Macri?

GC: Yo quiero plantear la alta inestabilidad del cuadro político electoral en este último semestre, porque hace cuatro o cinco meses un triunfo de Macri no estaba arriba de la mesa (...). En las PASO, esa especie de encuesta previa, los analistas a partir de eso especulaban con que Scioli podía ganar en primera vuelta. Lejos de eso, lo que ocurre es que Scioli baja y Macri sube al frente de la coalición y quedan a tres puntos. Allí todos los análisis señalaban que era muy difícil que Scioli pudiera competir.

Sin embargo, a último momento la diferencia fue pequeña. Con datos importantes, hay un tercero definitorio que es Massa (...). Fue un proceso con muchas inestabilidades. Macri es un ganador inesperado que tiene retos enormes. La gran pregunta es ¿cómo hará para enfrentar estos retos? Va a tener que racionalizar el cambio, va a tener que hacer un ajuste fiscal (...). Va a modificar de manera marcada una serie de políticas. Ha dicho que va a mantener los subsidios. ¿Cómo se concilia todo eso cuando no tiene mayoría legislativa? Son grandes retos para este presidente. Yo me sorprendí sobre todo con el resultado de la primera vuelta.

DO: Yo quiero agregar algún elemento de juicio que me parece importante. Es evidente que si bien la campaña no tuvo una profundidad en el debate intelectual, quedaron de manifiesto algunas cosas. Una es que la economía así como está no marcha. Un Banco Central sin dinero, una inflación artificialmente contenida, un mercado exterior limitado, una mala relación con el mundo internacional y con el regional, ausencia de Argentina en el TPP, ausencia en el TISA, ausencia como socio mayor en el Mercosur. Toda esta agenda (...) fue generando una actitud crítica respecto de la autoridad del gobierno saliente.

Allí apareció una figura que delineó un discurso simple, basado fundamentalmente en una promesa de bien. Que luego se ampara en un éxito electoral absolutamente infrecuente, que fue la provincia de Buenos Aires. Gana la provincia de Buenos Aires y con eso muestra que al peronismo se le puede ganar. Era invencible y dejó de serlo en la provincia mayor. Y agrego algo que me parece importante: el Uruguay como conjunto debe ver con satisfacción que se hayan producido elecciones libres, garantizadas y pacíficas en Argentina. Porque esto que nosotros tenemos como un capital adquirido, en Argentina había estado últimamente en tela de juicio.

Argentina no puede ser un socio de tercera en el mundo para la región, Argentina ha sido en la región un socio central y ese alejamiento de la centralidad regional produjo en ese momento una expectativa que luego fue frustrada, la expectativa era que lo ocupara Brasil. Se abre una etapa nueva, una etapa en la cual debemos tener el esfuerzo de no manejarnos con pre concepto ni con ideologías (...). Démosle un crédito, porque de ese crédito derivarán para nosotros las ventajas consiguientes.

¿Ven a Macri con capacidad como para liderar en el Mercosur?

GC: Macri es una incógnita, eso nos debe llevar a la responsabilidad y a la cautela. Uruguay tiene que contribuir a la estabilización y a la normalización del gobierno de Argentina, porque Argentina es un país muy importante para Uruguay. Tenemos intereses comunes y tenemos contenciosos muy largos que en este último tiempo han tenido una deriva realmente muy negativa. Macri es una incertidumbre, es un hombre que viene de afuera de la política. Es muy difícil decir que el PRO es un partido (...). Los grandes partidos están quebrados y hay justicialistas y radicales con Scioli, con Macri y con Massa. Esto es un problema. No tiene partido, está afirmada en una coalición débil y que se ha perdido antes del triunfo.

Mujica dijo que se ha perdido la estabilidad en Argentina ¿están de acuerdo?

DO: A mí me parece inoportuno e inconveniente. Pero quiero quedarme con lo serio de este asunto. Incógnita en lo que puede ser la conducción política de un país, en cambio incógnita develada y resuelta favorablemente como un conductor deportivo y empresarial. Ha sido un hombre exitoso y ganador Macri. Yo creo que es una persona que va a asumir con decisión. Lo que está claro es que no es un político tradicional que tenga una estructura partidaria sólida. Pero hay que darle el mérito de haberla sabido construir, la pudo construir y lo llevó al triunfo. Quien muestra esa actitud tiene también por delante interrogantes positivas.

GC: El primer dato es que perdió el kirchnerismo (...). Para entender este proceso electoral hay una clave que es el hartazgo de la sociedad argentina respecto a un estilo de hacer política y esto ha sido evidente, porque sino no se explican los resultados. ¿Es un presidente débil? Yo creo que sí (...).

A Uruguay le conviene que tanto en Argentina como en Brasil, gobierne quien gobierne, estén estables. Macri dijo que su primera apuesta es consolidar la relación con Brasil y esto es clave (...). También podemos disfrutar de la desgracia ajena, la década kirchnerista al Uruguay le ha favorecido (...). Nosotros hemos tenido una revolución productiva en el sector agropecuario de grandes inversores argentinos que huían de Argentina.

Macri anunció que se va a invocar la cláusula democrática en el Mercosur por Venezuela ¿qué opinan?

DO: La primera cosa es saber cuál va a ser la evaluación que se va a dar en el proceso electoral venezolano, no produzcamos ruidos en forma prematura, esperemos el proceso. Ya el proceso da muestra de algunas situaciones, porque lso derechos de las minorías aparentemente no están garantizados. Pero quiero mirar la cumbre del Mercosur posterior a la elección en Venezuela. Apostemos a lo mejor, supongamos que funciona todo bien. Macri ha quedado de alguna manera preso de su anuncio, porque ha sido muy puntual y ha hablado de la carta democrática (...). Más allá del concepto formal está clara la idea de que Macri no concilia con lo que pudiera ser la alteración del sistema democrático en uno de los países socios del Mercosur.

GC: Una cosa es la opinión que tengamos sobre el proceso político venezolano, yo tengo una visión muy crítica y creo que es un problema muy grave del que no nos debemos desentender. Otra cosa es la aplicación de la mal llamada cláusula democrática y de la imprudencia muy grande que cometió Macri y que persiste en esa imprudencia. Uno pudiera entender que fuera un latiguillo de batalla en el debate.

Antes de la elección de la primera vuelta él dijo que iba a reunirse con Vázquez para pedirle que lo ayude en la aplicación...

GC: Tu fijate el error, la trampa, la falta de cautela. Colombia no está proponiendo eso, con todos los problemas limítrofes. No lo está proponiendo la Unasur, Perú no lo está proponiendo. Es obvio que Brasil no va a aceptar eso, el canciller uruguayo ya ha adelantado que es prematuro. Si las elecciones venezolanas transcurren con normalidad política e institucional, es más difícil la aplicación. Si el presidente Maduro en sus declaraciones, rechazadas por todos los partidos, salta a construir un gobierno cívico militar, eso es otra situación, pero no hay que anticipar las jugadas. En ese sentido, cuando ustedes preguntaban, si Macri puede liderar, yo creo que tiene muchísimas otras tareas. Yo creo que tiene que activar el frente externo pero primero tiene que resolver varios temas internos y aprender.

DO: Si él quería tener en la región visibilidad, este tema le da visibilidad. Si quería ser una voz consultada en este tema, lo está provocando. Abrir el diálogo en el tema Venezuela ya constituye una modificación del orden del día de nuestra región, muy importante.

GC: Pero puede generarle un problema más una situación de aislamiento en la Unasur. Una medida de este tipo dentro del Mercosur cualquier gobierno argentino la tiene que consultar primero con Brasil y luego con los otros miembros. Porque si Brasil no quiere, eso está cerrado.

DO: A mí me llama la atención el silencio de Macri sobre la negociación con la UE, ese era un tema para fogonear desde Argentina. Porque Argentina era el que vetaba la lista, sin embargo ahora hay un viento favorable desde Brasil, Uruguay y Paraguay. Me llama la atención que no ha estado en la primera línea de presentación pública.

GC: Yo creo que ahí revela inexperiencia.

Uno se puede preguntar si con la llegada de Macri se abren para la región mayures posibilidades de negociar para afuera, que es lo que Uruguay está pidiendo...

GC: No para negociar cualquier acuerdo, que tampoco le sirve a Argentina, sí para tener una proactividad en términos de bloque con agenda externa, siempre lo hemos dicho y hay que ratificarlo una vez más, al Uruguay pero también al Mercosur, el regionalismo que le sirve es el regionalismo abierto. Se ha demonizado el regionalismo abierto con error. Un Mercosur no puede ser una zona cerrada, es un bloque para pelear mejor el mundo. El bloque tiene una agenda externa en sus 25 años pobrísima, muchas veces el bloqueo ha sido Argentina, la mayor parte del tiempo Brasil.

DO: La mayor parte del tiempo Brasil.

¿Este resultado le pone fin al kirchnerismo?

DO: No hay que dar por finalizado un proceso político, yo no me afilio a la tesis de que por haber perdido una elección por tres puntos un movimiento político desaparece. Lo que sí puede haber es una reconfiguración del peronismo, en que el kirchnerismo sea una parte. Pero en definitiva Argentina está dividida en dos. Hay que pensar razonablemente en que esa fuerza política abigarrada no está muerta. El futuro va a depender, y se nombraba al pasar a Massa, del éxito o fracaso de Macri. Si Macri logra conciliar las cuentas argentinas y no desactiva los programas de protección social, haciendo una política social demócrata (...).

GC: Todo lleva a indicar que Macri para tener éxito tiene que hacer un gobierno moderado. Tiene que incorporar cosas que son irreversibles y tiene que encarar otras cosas que son inaceptables. Uno de los problemas  es que no conocemos la realidad de la Argentina ¿cuál es la verdadera pobreza? ¿cuál es la inflación genuina? ¿cuántos millones de dólares hay en el Banco Central? El presidente electo no lo sabe ni logra obtener la información, es una cosa terrible.

Mirá la entrevista completa en el video

Nin afirmó que Uruguay debe reaccionar ante realidad de mega acuerdos comerciales

El canciller, Sergio Abreu y Didier Opertti hablaron de inserción internacional y coincidieron en importancia del Mercosur.

La Cámara Mercantil organizó un encuentro de inserción internacional que incluyó al canciller Rodolfo Nin Novoa, y los excancilleres colorado Didier Opertti y nacionalista Sergio Abreu.

Opertti afirmó que existe la necesidad de reactivar la institucionalidad del Mercosur: "Nos podemos ir del Mercosur", dijo Opertti, "nos podemos ir solos o en un acto de disociación, en que los socios del Mercosur digan 'esta empresa no existe más'. ¿Existe esa posibilidad? No".

Abreu sostuvo que el Mercosur está contaminado de ideología y cuestionó la salida de las negociaciones del TISA: "¿Qué mensaje le puede dar un país al exterior si el presidente ingresa al TISA, deja de ser presidente y obliga al siguiente presidente a salir del TISA? Lo digo con criterio objetivo". Afirmó que esto le quita credibilidad al gobierno.

El ministro de Relaciones Exteriores Nin Novoa llamó a lograr una política internacional de Estado y a reaccionar al Mercosur y a Uruguay ante la formación de mega acuerdos comerciales en el mundo; pronosticó incluso que si el país no ingresa a estos acuerdos en el 2020 dejará de vender carne a Estados Unidos. "Tenemos que reaccionar", dijo Nin, "la competencia es muy dura".

Para Didier Opertti, la declaración de Almagro sobre Venezuela es "muy oportuna"

El excanciller colorado señaló dijo que sería bueno que la OEA pueda enviar una misión observadora a Venezuela.

El excanciller colorado Didier Opertti habló sobre la carta que Luis Almagro publicó en referencia a Venezuela y su situación electoral:

Debo decir con total franqueza que no la he leído completa, pero lo esencial de ella, que es manifestar su preocupación y su rechazo a las condiciones previas al acto electoral en Venezuela, las comparto plenamente.

Es una modificación interesante desde el punto de vista de lo que era la mirada sobre Venezuela, que ha venido evolucionando y muestra que hoy la región no puede estar ausente en estos temas. Está la Carta Democrática Interamericana, está el Protocolo de Ushuaia, quiere decir por lo tanto que la región dispone de medios para actuar preventivamente y evitar que Venezuela pueda ir a una situación de mayor gravedad.

Creo que es oportuna la declaración del secretario general, me gustaría que la OEA pudiera institucionalizar esa mirada sobre Venezuela y pudiera haber una misión observadora que garantice a todos objetivamente que allí se están dando condiciones que deben ser modificadas para que el elector venezolano sea el que se pronuncie.

Según Opertti, el gobierno "ha encarado debidamente" la situación en Venezuela

El excanciller y diputado del Partido Colorado elogió al Poder Ejecutivo.

El excanciller de la República Didier Opertti elogió el accionar del gobierno luego de los comentarios del venezolano Nicolás Maduro contra Raúl Sendic.

Es una situación que el gobierno ha encarado debidamente. Entiendo que el presidente Maduro está viviendo una situación de mucha turbulencia interna. Esa turbulencia interna lo lleva a mostrarse demasiado rotundo en sus apreciaciones sobre el mundo exterior, particularmente en este caso sobre un gobierno que ha tenido con él relaciones muy hermanables, muy cercanas.

Por otro lado el gobierno uruguayo emitió un comunicado que yo creo que si fuera ministro lo suscribiría. Porque dice lo que hay que decir en el tono que hay que decirlo. Y además no es un comunicado que se quede solo en el hecho puntual, también apunta hacia el futuro, buscando que el diálogo entre gobierno y oposición le permita sin intervención extranjera alguna superar esta situación.