Donald Trump afirma que Greta Thunberg debería “relajarse” e ir al cine

"Tan ridículo. ¡Greta debe trabajar en su problema de manejo de ira, y luego ir a ver una buena película con un(a) amigo(a)!, ¡Relajate, Greta, relajate!", tuiteó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó el jueves el nombramiento de Greta Thunberg como personalidad del año 2019 por la revista Time, diciendo que la joven activista ambiental sueca debería “relajarse” e ir al cine.

“Tan ridículo. ¡Greta debe trabajar en su problema de manejo de ira, y luego ir a ver una buena película con un(a) amigo(a)!, ¡Relajate, Greta, relajate!”, tuiteó.

Rápidamente, la adolescente ironizó sobre la declaración del mandatario actualizando su biografía en su cuenta de Twitter: “Una adolescente trabajando en su problema de manejo de ira. Actualmente relajándose y mirando una buena película con un(a) amigo(a)”.

Thunberg, de 16 años, se convirtió el miércoles en la más joven “personalidad del año” de la revista Time.

En agosto de 2018 lanzó en solitario la llamada “huelga escolar por el clima” o “viernes para el futuro”, una protesta contra el calentamiento global que desde entonces se ha convertido en un movimiento mundial que la llevó a ser una posible candidata al Premio Nobel.

La activista se hizo conocida por sus encendidos discursos hacia líderes mundiales, y el miércoles, en Madrid, acusó a los países ricos de “engañar” a las personas haciéndoles creer que están tomando medidas significativas contra el cambio climático.

En lo que ha sido tal vez su comparecencia más icónica, se plantó ante los líderes mundiales en una cumbre climática de la ONU en septiembre en Nueva York y les dijo: “¿Cómo se atreven?, al criticarlos por no tomar medidas para detener el calentamiento global desbocado.

Thunberg llegó a Estados Unidos al final de un viaje de dos semanas en un velero, negándose a volar debido a las emisiones de carbono emitidas por los aviones.

Su retórica, juventud y diagnóstico de síndrome de Asperger, una forma leve de autismo, la han convertido en un blanco frecuente de críticos.

El presiente de Brasil, Jair Bolsonaro, la calificó de “mocosa” y luego de su discurso en septiembre en Nueva York, Trump dijo con sarcasmo que es una “niña muy feliz que espera un futuro brillante y maravilloso”.

En una entrevista de noviembre con AFP, en la víspera de su partida hacia América del Norte, donde estuvo casi tres meses, Thunberg dijo que el negacionismo del cambio climático de Trump había ayudado a impulsar el movimiento.

“Es tan extremo y dice cosas tan extremas, así que creo que la gente se despierta de esa manera”, dijo.

Thunberg y Trump estuvieron brevemente en la misma sala cuando llegaron a la cumbre de Nueva York, con un video que muestra a la adolescente fulminando con la mirada al presidente mientras pasaba con su séquito.

“Cuando fue elegido, pensé que la gente finalmente se despertaría”, dijo Thunberg a la AFP.

“Porque parece que si continuamos como ahora, no va a pasar nada. Así que tal vez él esté ayudando”.

(AFP)

Legisladores demócratas presentan los cargos formales del juicio político contra Donald Trump

"Si permitimos que un presidente siga por este camino, le estamos diciendo adiós a la república y hola a un presidente rey", señalaron.

Los demócratas que controlan la Cámara de Representantes en Estados Unidos anunciaron este martes que imputarán al presidente Donald Trump con los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso, como parte del proceso de juicio político contra el mandatario.

Si la Cámara de Representantes aprobara esos cargos, en una votación que se espera ocurra la semana próxima, Trump se convertiría en el tercer presidente estadounidense en ser sometido a un juicio político, aunque es improbable que una votación para destituirlo prospere en el Senado, controlado por sus aliados republicanos.

“Cuando el presidente traiciona la confianza y se pone por delante del país, pone en peligro la Constitución y la democracia, y pone en peligro la seguridad nacional”, dijo en una rueda de prensa Jerry Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

Tras dos meses de investigaciones, los legisladores demócratas afirman que Trump retuvo por intereses electorales y personales ayuda militar a Ucrania para enfrentar la amenaza de los separatistas prorrusos en el este.

Además, lo acusan de ofrecer una visita a la Casa Blanca a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, a cambio de que Kiev abriera una investigación contra el exvicepresidente Joe Biden, uno de sus rivales políticos de cara a las elecciones de 2020.

Trump -que ataca asiduamente a los demócratas por haber emprendido la investigación en su contra- denostó el proceso como una “caza de brujas”, y dijo que las acusaciones de que presionó a Ucrania son “ridículas”.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, criticó las acusaciones como cargos “sin fundamentos” y denunció un intento de “socavar a un presidente en ejercicio”.

Por otra parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en un foro en Washington que los cargos formales representaban un paso triste pero necesario.

“Si permitimos que un presidente siga por este camino, le estamos diciendo adiós a la república y hola a un presidente rey”, dijo.

– Evidencia “abrumadora” e “indiscutible” – 

Nadler presentó los cargos en un mensaje solemne desde el Capitolio, escoltado por Pelosi.

En los cargos presentados, los demócratas también consideraron que Trump incurrió en obstrucción al intentar bloquear los esfuerzos del Congreso de investigar las acciones del presidente, lo que para ellos es una violación de la Constitución, que le otorga al Legislativo un mandato de supervisión del Poder Ejecutivo.

Adam Schiff, el congresista que encabeza el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, dijo que “los continuos abusos de poder” perpetrados por el presidente, “no dejan otra opción”.

“La evidencia sobre la conducta del presidente es abrumadora e indiscutible”, agregó y señaló que la inacción frente al comportamiento de Trump los convertiría en “cómplices de estos abusos de poder”.

Nadler dijo que el Comité Judicial de la Cámara se reunirá esta semana para considerar los cargos presentados y se espera que los mismos sean luego evaluados por el pleno la próxima semana. Poco después, el comité publicó los cargos contra Trump.

Según las estimaciones con el actual calendario legislativo, el proceso en el Senado se desarrollaría en enero. Allí el proceso tiene pocas posibilidades de prosperar: son necesarios dos tercios de los votos para destituir al presidente, por lo que sería necesario que al menos 20 senadores republicanos votaran a favor de la moción de los demócratas.

Antes de Trump dos presidentes estadounidenses se enfrentaron a un juicio político: Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998. El republicano Richard Nixon renunció antes de la votación.

Los dos mandatarios procesados fueron absueltos por el Senado, que tiene la labor constitucional de juzgar al presidente, pero resta por saber si el proceso será corto, como espera el entorno de Trump, y si el mandatario usará este juicio como tribuna política de cara a su campaña para la reelección.

(AFP)

Trump afirma que Kim Jong Un tiene “todo para perder si actúa de manera hostil”

Donald Trump nuevamente felicitó su "muy buena relación" con el líder norcoreano.

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió este domingo, tras el anuncio de Pyongyang sobre una “prueba muy importante” en una base de lanzamiento, que el líder norcoreano Kim Jong Un tiene “todo” para perder al mostrarse “hostil”.

“Kim Jong Un es demasiado inteligente y tiene demasiado para perder, todo de hecho, si actúa de manera hostil”, dijo Trump en Twitter en respuesta a la prueba indeterminada en la base de lanzamiento de satélites de Sohae.

“Corea del Norte, bajo el liderazgo de Kim Jong Un, tiene un enorme potencial económico, pero debe desnuclearizarse como lo prometió”, dijo Trump. “¡La OTAN, China, Rusia, Japón y el mundo entero están unidos en este punto!”.

Después de un peligroso incremento de las tensiones, Estados Unidos y Corea del Norte comenzaron un diálogo sin precedentes desde la histórica reunión entre los líderes de los dos países en junio de 2018 en Singapur.

Pero su segunda cumbre en Hanói en febrero terminó en fracaso: el presidente de Estados Unidos se negó a comenzar a levantar las sanciones impuestas a Pyongyang a cambio de un simple inicio del desarme nuclear propuesto por Kim Jong Un.

Desde entonces, las negociaciones se han detenido, a pesar del anuncio de una recuperación inminente realizada por los dos hombres en una tercera reunión más improvisada a fines de junio, en la frontera entre las dos Coreas.

Donald Trump nuevamente felicitó el sábado su “muy buena relación” con el líder norcoreano.

“Creo que los dos queremos mantenerlo así. Él sabe que tengo una elección próxima”, dijo, asegurando que estaría “sorprendido si Corea del Norte actuara de manera hostil”.

(AFP)

Los demócratas publicaron su informe sobre la investigación de la Cámara de Representantes con miras a un juicio político a Trump

Según ellos, el documento reúne "pruebas abrumadoras" de la "conducta inapropiada" del presidente de los Estados Unidos.

Los demócratas en el Congreso de Estados Unidos acusaron al presidente Donald Trump de estar dispuesto a comprometer la seguridad nacional para favorecer su reelección en 2020, al abrirse el miércoles el debate para determinar si hay méritos para un proceso de destitución del mandatario.

Pero en un candente comienzo de la revisión de las pruebas recabadas en la investigación de juicio político del mandatario, iniciada hace dos meses, los republicanos respondieron que los demócratas estaban presionando para destituir a un presidente democráticamente electo.

Al pedirle a Kiev que investigara a Joe Biden, potencial rival en las  presidenciales del próximo año, Trump “incitó de manera directa y explícita la interferencia extranjera en nuestras elecciones”, dijo Jerry Nadler, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, en la apertura de una audiencia pública.

“Utilizó los poderes de su cargo para tratar de lograrlo. Envió a sus emisarios para dejar en claro que esto es lo que quería y exigía”, dijo Nadler.

“Estaba dispuesto a comprometer nuestra seguridad y su cargo para obtener beneficios personales y políticos”, agregó.

Pero el número dos del Comité Judicial, Doug Collins, tomó la palabra para rechazar estas acusaciones, sugiriendo que los demócratas querían organizar un “golpe de Estado” con este procedimiento.

“Es una farsa”, dijo el legislador republicano.

Luego, irónicamente, citó una antigua declaración de Nadler durante el proceso de destitución del presidente Bill Clinton en 1998: “El golpe partidista caerá en la infamia en la historia de la nación”, dijo, recordando sus palabras.

“Estamos teniendo un juicio político sin hechos”, afirmó, rechazando el informe final sobre la investigación de Trump, publicado el martes.

“Tenemos un odio profundamente arraigado hacia un hombre que vino a la Casa Blanca e hizo lo que dijo que iba a hacer”, dijo Collins, refiriéndose a Trump. “Esto no es un juicio político” sino “una pérdida de tiempo”.

Los demócratas publicaron el martes su informe sobre la investigación afirmando tener “pruebas abrumadoras” de la “conducta inapropiada” del presidente, y señalando que debería ser destituido de su cargo por abusar de sus poderes al presionar a Ucrania para perjudicar a un rival electoral.

Desde Reino Unido, adonde viajó a una cumbre de la OTAN, Trump dijo que el informe es una “broma” y criticó que la audiencia se desarrolle mientras él está ausente.

“Lo que están haciendo es algo muy malo para nuestro país”, dijo Trump.

La oposición demócrata, por el contrario, está convencida de que presionó a Kiev y abusó de sus poderes, en particular al congelar una ayuda militar de casi 400 millones de dólares destinada a este país en conflicto con Rusia.

Los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, iniciaron a fines de septiembre el procedimiento para llevar a juicio político a Trump. Sin embargo, es poco probable que el presidente sea destituido dado que, en caso de ser acusado, sería juzgado en el Senado, donde los republicanos son mayoría.

AFP

Donald Trump visitó de forma sorpresiva a las tropas estadounidenses en Afganistán

"Los talibanes quieren un acuerdo, nos estamos reuniendo con ellos, les estamos diciendo que tiene que haber un alto el fuego" explicó Trump a periodistas.

Estados Unidos ha reanudado las negociaciones con los talibanes, anunció el presidente Donald Trump durante una visita sorpresa el jueves a Afganistán, para celebrar el Día de Acción de Gracias con las tropas.

“Los talibanes quieren un acuerdo, nos estamos reuniendo con ellos, les estamos diciendo que tiene que haber un alto el fuego” explicó Trump a periodistas.

“Ellos no querían un alto el fuego, ahora quieren un alto el fuego” comentó el presidente, tras reunirse con su homólogo afgano, Ashraf Ghani, en la base militar de Bagram, donde Trump pronunció un discurso ante las tropas.

“Nos quedaremos aquí mientras no haya acuerdo, o hasta que se produzca una victoria total, y ellos quieren de verdad ese acuerdo” precisó Trump.

El presidente estadounidense partió en secreto desde Florida el miércoles, y la noticia de su aterrizaje en Afganistán no fue divulgada hasta su llegada a la base.

El Día de Acción de Gracias es la fiesta más importante para Estados Unidos, y Trump posó con los soldados y sirvió pavo, como es tradicional.

“Hemos viajado 8.331 millas para estar aquí esta noche, con un solo motivo: decirles en persona que este Día de Acción de Gracias es especial, que todo va muy bien, que nuestro país es más fuerte económicamente de lo que nunca ha sido” declaró Trump.

(AFP)

El presidente de México le pide a Trump “cooperación” y no “intervencionismo” en la lucha contra el narcotráfico

"En mi caso no quiero polemizar este día ni mañana, sólo decir cooperación sí, intervencionismo no", señaló antes de mandar un "abrazo al pueblo estadounidense".

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador pidió a Estados Unidos “cooperación sí, intervencionismo no” luego de que el mandatario Donald Trump anunciara su propósito de catalogar a los cárteles del narcotráfico que actúan en México como “grupos terroristas”.

López Obrador fue interrogado de manera insistente sobre este tema en su conferencia de prensa matutina, pero rechazó caer en polémica por ser víspera del día de acción de gracias, que es, dijo, “una fecha muy especial para los estadounidenses”.

“En mi caso no quiero polemizar este día ni mañana, sólo decir cooperación sí, intervencionismo no”, señaló antes de mandar un “abrazo al pueblo estadounidense”.

A los mexicanos, López Obrador les aseguró que “no hay nada que temer” tras estas declaraciones de Trump hechas el martes en una entrevista y luego de que a principios de noviembre tres mujeres y seis niños de familias mormonas de origen estadounidenses fueron asesinados a balazos en un camino rural del estado de Sonora.

Según autoridades, se habría tratado de un ataque de pistoleros del narcotráfico resultado de una “confusión”.

Pero familiares de las víctimas rechazan esta versión y han pedido a Estados Unidos designe a los narcotraficantes como terroristas.

En la entrevista, Trump rechazó detallar qué medidas tomaría contra los narcotraficantes en caso de ser designados como terroristas y advirtió que es un proceso no tan fácil.

Las declaraciones de Trump desataron criticas entre distintos sectores políticos de México, que consideran podrían conducir incluso a una intervención estadounidense.

El  martes, el canciller mexicano Marcelo Ebrard rechazó en Twitter cualquier intervención de su vecino del norte.

“México no admitirá nunca acción alguna que signifique violación a su soberanía nacional. Actuaremos con firmeza. Ya he transmitido la postura a EU así como nuestra resolución de hacer frente a la delincuencia organizada transnacional. Respeto mutuo es la base de la cooperación”, escribió.

Las relaciones entre ambos países, que comparten una frontera de casi 3.200 km de frontera, han vivido momentos de tensión a lo largo de 2019, sobre todo por un tráfico inédito de migrantes indocumentados, principalmente  centroamericanos, hacia Estados Unidos desde México.

Tras amagar con imponer a aranceles a las importaciones mexicanas, México desplegó a miles de militares en sus fronteras para contener la migración irregular.

(AFP)

Trump: “Si no fuera por mí, Hong Kong habría sido borrado en 14 minutos”

Xi "tiene un millón de soldados fuera de Hong Kong, que no están yendo solo porque yo le pedí: 'Por favor no lo hagas. Estarías cometiendo un gran error. Tendrá un impacto tremendamente negativo en el acuerdo comercial". 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que, de no ser por él, Hong Kong “habría sido borrado en 14 minutos” por las tropas chinas.

En una entrevista con Fox News, Trump dijo que el presidente chino, Xi Jinping, se abstuvo de enviar fuerzas militares a reprimir las protestas a favor de la democracia en el territorio semiautónomo solo porque él se lo pidió.

“Si no fuera por mí, Hong Kong habría sido borrado en 14 minutos”, dijo Trump.

Xi “tiene un millón de soldados fuera de Hong Kong, que no están yendo solo porque yo le pedí: ‘Por favor no lo hagas. Estarías cometiendo un gran error. Tendrá un impacto tremendamente negativo en el acuerdo comercial”.

Hong Kong, una antigua colonia británica que restituyó a China en 1997, es una región semiautónoma bajo el principio de “un país, dos sistemas” y, como tal, goza de libertades desconocidas en el resto de China hasta 2047.

En junio se desató en Hong Kong el movimiento de protesta más extenso desde aquel momento. Las manifestaciones casi diarias denuncian el control cada vez más férreo de Pekín sobre los asuntos del territorio.

“Tenemos que apoyar a Hong Kong, pero también apoyo al presidente Xi”, dijo Trump, sintetizando la complejidad del asunto para Washington.

Las declaraciones del presidente estadounidense se producen dos días después de que el Congreso aprobara una resolución que apoya “los derechos humanos y la democracia” en Hong Kong contra Pekín, y amenaza con suspender el estatus económico especial otorgado por Washington a la excolonia británica.

La resolución, que provocó la ira de Pekín, aún no ha sido firmada por Trump para ser promulgada.

(AFP)

Declaración del embajador de Estados Unidos en la UE deja mal parado a Trump en el marco del juicio político en su contra

Gordon Sondland dijo que siguió órdenes del presidente en busca de un acuerdo "quid pro quo" para que Ucrania investigara al demócrata Joe Biden a cambio de una reunión en la Casa Blanca.

Un alto diplomático estadounidense implicó directamente al presidente Donald Trump el miércoles en un esquema para obligar a Ucrania a investigar a un rival político, en un explosivo testimonio televisado de una audiencia de juicio político.

Gordon Sondland, el representante de Estados Unidos ante la Unión Europea y aliado de Trump, dijo a los congresistas que siguió órdenes del presidente en busca de un acuerdo “quid pro quo” (una cosa a cambio de otra) para que Ucrania investigara al demócrata Joe Biden a cambio de una reunión en la Casa Blanca.

Según Sondland, Trump le ordenó a él y a otros diplomáticos que trabajaran con su abogado personal, Rudy Giuliani, quien según detalló, montó una campaña de presión sobre el mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski.

El diplomático aseguró que Giuliani exigió que Kiev investigara a Biden y probara una teoría conspirativa, promulgada por Trump, de que Ucrania ayudó a los demócratas en 2016.

“Como testifiqué anteriormente, las solicitudes de Giuliani constituyeron un ‘quid pro quo’ para arreglar la visita a la Casa Blanca del presidente (Volodimir) Zelenski”, afirmó el diplomático, un hombre de negocios nombrado embajador.

Lejos de ser una operación “clandestina” fuera de los canales diplomáticos regulares, Sondland dijo en la audiencia que los altos funcionarios de la Casa Blanca y el Departamento de Estado -incluyendo el secretario de Estado, Mike Pompeo- estuvieron constantemente informados de la situación.

“Nosotros seguíamos las órdenes del presidente” para trabajar con Giuliani, testificó Sondland ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

– “La caza de brujas debe acabar ya” – 

Los demócratas dijeron que el testimonio de siete horas de Sondland sustentaba firmemente las acusaciones de abuso de poder que justificarían la destitución de Trump.

“El testimonio de hoy está entre las pruebas más significativas hasta la fecha”, dijo Adam Schiff, el legislador demócrata que dirige la investigación contra el mandatario.

“Va directamente al corazón del asunto del soborno así como de otros crímenes o faltas potencialmente importantes”, añadió.

También los candidatos presidenciales que buscan la nominación demócrata para enfrentarse a Trump en los comicios de 2020, aseguraron que el testimonio fortalece el caso contra Trump, al inicio de un debate televisado.

Pero Trump afirmó por el contrario que el testimonio de Sondland lo había exonerado y exigió el fin inmediato de la investigación de juicio político.

“Esta caza de brujas debe acabar YA. ¡Es tan mala para nuestro país!”, tuiteó.

Dirgiéndose a periodistas más temprano en la Casa Blanca, recreó segmentos del testimonio del día para expresar su punto de vista.

“‘¿Qué quieres de Ucrania?'”, afirmó Trump que le preguntó Sondland. “Aquí mi respuesta: ‘No quiero nada. No quiero nada. No quiero un quid pro quo. Dile a Zelenski que hago lo correcto'”, dijo el presidente que le respondió al embajador, leyendo unas notas.

“Diría que esto significa que todo se ha acabado”, espetó.

– La ayuda de seguridad –

Un empresario hotelero convertido en embajador después de donar un millón de dólares para la toma de posesión de Trump, Sondland estaba en el centro de los esfuerzos para convencer a Zelenski de iniciar las investigaciones a cambio de una reunión con Trump, y también para desbloquear 391 millones de dólares en ayuda congelada en julio.

El alto funcionario dijo que una cumbre en la Casa Blanca estaba explícitamente ligada a las investigaciones, con el objetivo de atacar a Burisma, una compañía de gas ucraniana en la que el hijo del exvicepresidente Biden, Hunter, ocupó un puesto en su directorio.

Pero dijo que él mismo descubrió que la inexplicable suspensión de ayuda de seguridad ordenada por la Casa Blanca también estaba atada a las investigaciones, aunque nunca discutió el tema con Trump.

“En ausencia de cualquier explicación creíble para la suspensión de ayuda, más tarde llegué a creer que la reanudación de la ayuda de seguridad no ocurriría hasta que hubiera una declaración pública de Ucrania comprometiéndose con las investigaciones de las elecciones de 2016 y Burisma, como Giuliani había exigido”, dijo.

“Nunca escuché del presidente Trump que la ayuda estaba condicionada a un anuncio” de las investigaciones, agregó.

Presionado sobre cuánto sabía de las motivaciones de Trump y sus conversaciones con otros funcionarios, Sondland dijo que “no podía recordar” ciertos detalles.

De su lado, hablando en el debate demócrata, Biden esquivó una pregunta sobre el papel de su hijo, pero aseguró que los testimonios muestran que “Trump no quiere que yo sea el nominado”.

En un testimonio aparte, la oficial del Pentágono Laura Cooper parece haber debilitado una línea de defensa de los republicanos, que aseguran que Kiev ni siquiera estuvo al tanto sino hasta agosto del congelamiento de la ayuda estadounidense.

La funcionaria, encargada de Ucrania, dijo a los congresistas que el 25 de julio -mismo día de una polémica llamada telefónica entre Trump y Zelenksi que desató la actual investigación- el personal de la embajada ucraniana preguntó qué estaba ocurriendo con la ayuda de seguridad.

(AFP)

Encuesta en Estados Unidos muestra un 51 % de apoyo al juicio político contra Donald Trump

Ocho testigos deben comparecer esta semana en las audiencias, incluido el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland.

Una escasa mayoría de personas en Estados Unidos cree que el presidente Donald Trump debería ser sometido a juicio político y destituido de su cargo por sus controvertidas acciones en Ucrania, según la primera encuesta tras el inicio de audiencias públicas en el Congreso.

El 51% de los encuestados dijo que cree que Trump debería ser juzgado y condenado en el Senado de Estados Unidos, mientras que un 6% está a favor del juicio político pero no de la destitución, según la encuesta de ABC News-Ipsos publicada el lunes.

Eso muestra un aumento respecto a sondeos anteriores desde que el miércoles se iniciaron las audiencias públicas en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, que desde fines de septiembre investiga si hay méritos para un juicio político del mandatario. Un promedio de encuestas anteriores mostró que alrededor del 48% apoyaba la destitución de Trump, según el sitio web FiveThirtyEight.

La encuesta ABC-Ipsos sugirió también una disminución del número de personas que se oponen a un juicio político, a 38%, en comparación con el promedio de sondeos anteriores de FiveThirtyEight de aproximadamente 46%.

Mientras, una cuarta parte de todos los encuestados no cree que Trump hubiera hecho nada malo.

La encuesta de ABC-Ipsos también mostró que el 58% de los estadounidenses mayores de 18 años seguían las audiencias en el Congreso con al menos un poco de atención, mientras que 42% no las seguían de cerca o en absoluto.

En las audiencias del miércoles y viernes pasado, diplomáticos estadounidenses respaldaron las acusaciones de que Trump presionó al gobierno de Ucrania para que lo ayudara a investigar posible corrupción de Joe Biden, un rival demórata que podría disputarle la reelección en 2020. Mientras Biden era vicepresidente, un hijo suyo integraba la junta directiva de una empresa de gas ucraniana.

Ocho testigos deben comparecer esta semana en las audiencias, incluido el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, quien presuntamente transmitió las demandas de Trump al gobierno de Ucrania.

(AFP)

El Congreso de Estados Unidos abrió una nueva etapa de la investigación con miras a la destitución de Donald Trump

Tras la votación en el Congreso, se permitirá a los legisladores interrogar públicamente a los testigos.

El Congreso de Estados Unidos votó el jueves a favor de avanzar en el proceso de investigación con miras a la destitución del presidente Donald Trump.

“Esta Constitución es el modelo para nuestra república y no una monarquía. Pero cuando tenemos un Presidente que dice ‘El Artículo 2 dice que puedo hacer lo que quiera’, eso desafía la separación de poderes. Eso no es lo que dice nuestra Constitución”, dijo Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja de Estados Unidos.

Con la votación, la Cámara de Representantes autorizó la organización de audiencias públicas, tras cinco semanas de interrogatorios a puerta cerrada.

“Permite audiencias públicas efectivas, establece procedimientos para el interrogatorio de testigos y continúa el precedente de otorgar a la minoría los mismos derechos para interrogar a testigos que la mayoría, lo que ha sido cierto en cada paso de esta investigación, a pesar de lo que se pueda escuchar por allí”, afirmó Pelosi.

El 24 de septiembre, Pelosi anunció la decisión de su partido de tomar la incierta vía del juicio político, tras conocerse información sobre una polémica llamada telefónica entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, en la que el mandatario estadounidense pidió a su interlocutor investigar a su rival demócrata Joe Biden y a su hijo Hunter, por sus negocios en Ucrania.

Trump reaccionó rápidamente en su cuenta de Twitter, denunciando en un tuit “la mayor caza de brujas en la historia de Estados Unidos”.

Cámara Baja de Estados Unidos vota el jueves sobre juicio político contra Trump

La medida tiene muchas probabilidades de ser aprobada en la Cámara de Representantes, ya que los demócratas tienen ahí una mayoría de 228 escaños en 435. 

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará el jueves una resolución para formalizar la investigación con miras a un juicio político del presidente Donald Trump y autorizar las audiencias públicas para el caso, anunció el lunes un miembro del Partido Demócrata, mayoritario en la Cámara Baja.

La medida “establecerá los próximos pasos para la investigación”, dijo esa fuente después de que la presidenta demócrata de la Cámara baja, Nancy Pelosi, informará a sus compañeros de partido sobre el plan.

Esa decisión parece destinada a responder a Trump y a los republicanos que afirman que la investigación contra el presidente por un posible abuso de poder para perjudicar a su rival demócrata Joe Biden carece de legitimidad al no haber sido votada en el Congreso.

“Esta semana llevaremos una resolución al hemiciclo que ratifica la investigación llevada a cabo actualmente por nuestros comités como parte de la investigación con miras a un juicio político”, dijo Pelosi en una carta dirigida a su partido.

La medida tiene muchas probabilidades de ser aprobada en la Cámara de Representantes, ya que los demócratas tienen ahí una mayoría de 228 escaños en 435.

El texto que será presentado a votación “establece el procedimiento para las audiencias que están abiertas al pueblo estadounidense, autoriza la divulgación de las transcripciones de las declaraciones (y) define los procesos para transferir pruebas al Comité Judicial mientras éste estudia posibles artículos sobre un juicio político”, añadió.

Hasta el momento todos los testimonios en la investigación sobre Trump se realizaron a puerta cerrada, lo que provocó críticas de los republicanos sobre el carácter oculto y la ilegitimidad del proceso.

(AFP)

Trump tilda de “linchamiento” el proceso de destitución en su contra mientras el Congreso recibe a un testigo clave

"Todos los republicanos deben recordar lo que están atestiguando: un linchamiento. ¡Pero ganaremos!", agregó el mandatario estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comparó el martes la investigación que podría derivar en un juicio político en su contra con un “linchamiento”, usando una palabra explosiva y con una fuerte carga racial para desacreditar el proceso, mientras un testigo clave comparece en el Congreso.

“Si algún día un demócrata es presidente y los republicanos ganan la Cámara de Representantes, incluso por un margen menor, pueden llevar al presidente a juicio político sin el debido proceso o justicia o derecho legal alguno”, escribió Trump en Twitter.

“Todos los republicanos deben recordar lo que están atestiguando: un linchamiento. ¡Pero ganaremos!”, agregó.

Antes, el presidente se había referido al proceso como “caza de brujas” y “acoso”, pero nunca había usado este término vinculado a la historia de la esclavitud y la segregación racial.

El comentario provocó reacciones inmediatas. Kristen Clarke, presidenta del Comité Nacional de Abogados por los Derechos Civiles bajo la Ley, consideró el uso del término una “grave apropiación indebida” por parte de Trump.

“Los linchamientos fueron crímenes contra la humanidad y una parte desagradable de la historia de violencia racial de nuestra nación”, señaló.

El demócrata negro James Clyburn dijo en tanto a CNN: “Es una palabra que ningún presidente debería usar para sí mismo”.

“Vengo del sur, conozco la historia de esta palabra, es una palabra que debe usarse con mucha, mucha precaución”, dijo.

“Nunca hemos visto algo así”, señaló en referencia a otros presidentes estadounidenses, incluidos los tres que han afrontado procesos de destitución: Andrew Johnson, Richard Nixon y Bill Clinton.

En tanto, el candidato presidencial demócrata Julián Castro consideró que “es más que vergonzoso usar la palabra ‘linchamiento’ por el hecho de que se lo haga responsable de sus actos”.

Trump está siendo investigado para un posible juicio político en la Cámara de Representantes liderada por los demócratas, y cuenta con que el Senado, de dominio republicano, lo absolverá si la oposición vota a favor de destituirlo.

A pesar de la decisión de la Casa Blanca de no responder a sus demandas, los demócratas continúan su pesquisa: este martes, Bill Taylor, encargado estadounidense en Ucrania, testifica ante la Cámara.

Taylor podría aportar nuevos elementos sobre la cuestión central: ¿utilizó Donald Trump el arma diplomática con fines políticos? ¿presionó de forma directa, a cambio de asistencia en seguridad, a su homólogo ucraniano para tratar de dañar a su rival demócrata Joe Biden?

– Mensajes clave –

Los mensajes de WhatsApp entre funcionarios de ambos países que están en manos de investigadores parlamentarios, deberían estar en el centro de las audiencias.

En un mensaje enviado a principios de septiembre a Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Taylor se mostraba abiertamente preocupado por la presión de la Casa Blanca.

“Me parece una locura suspender la asistencia de seguridad a cambio de una mano amiga para una campaña política”, escribió entonces.

Una encuesta publicada por CNN el martes muestra que el 50% de los estadounidenses ahora están de acuerdo con el proceso de destitución (contra el 43% en contra). Se trata de la cifra más alta en este tema en encuestas publicadas por esta cadena.

Por ahora, el exmagnate inmobiliario se esfuerza en mantener la lealtad de los republicanos: “95% de apoyo dentro del Partido Republicano ¡Gracias!”, tuiteó.

El respaldo del Senado será clave si los demócratas avanzan con el proceso en la Cámara de Representantes.

(AFP)