Estados Unidos recuerda los atentados del 11/9 cometidos hace 18 años; Trump promete intensificar combates contra los talibanes

Los ataques del 11 de septiembre de 2001, que dejaron 3.000 víctimas fatales, llevaron a Estados Unidos a lanzar una ofensiva militar masiva en Afganistán para desalojar al régimen talibán, que protegió a los responsables de los atentados. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió nuevamente este miércoles, cuando se cumplen 18 años de los atentados del 11 de septiembre, intensificar los combates contra los talibanes en Afganistán, días después de haber cancelado las negociaciones de paz con los insurgentes.

“En los últimos cuatro días hemos golpeado a nuestro enemigo más fuertemente de lo que jamás lo habíamos hecho, y eso continuará”, dijo Trump durante una ceremonia en el Pentágono, donde se estrelló uno de los cuatro aviones desviados por los yihadistas de Al Qaeda.

Los ataques del 11 de septiembre de 2001, que dejaron 3.000 víctimas fatales, llevaron a Estados Unidos a lanzar una ofensiva militar masiva en Afganistán para desalojar al régimen talibán, que protegió a los responsables de los atentados.

Refiriéndose al bombardeo de Kabul que acabó con la vida de un soldado estadounidense la semana pasada y que provocó la cancelación de las “conversaciones de paz” organizadas en secreto, Trump estimó que los talibanes querían mostrar su fuerza, pero que realmente habían demostrado su “debilidad”.

“Si por alguna razón, regresan a nuestro país, iremos a donde sea que estén y usaremos un poder del que Estados Unidos nunca ha usado antes”, dijo.

“Y ni siquiera hablo de poder nuclear”, agregó.

En la actualidad hay 13.000 soldados estadounidenses en Afganistán.

El acuerdo de paz que se estaba negociando con los talibanes tenía como objetivo reducir progresivamente esa cifra a cambio de las garantías contraterroristas de los talibanes, una “reducción de violencia” y la apertura de negociaciones directas de paz con las autoridades de Kabul, a lo que los insurgentes hasta ahora siempre se habían negado.

Trump despidió a su asesor de seguridad nacional John Bolton: “Estaba fuertemente en desacuerdo con muchas de sus sugerencias”

El mandatario dijo que nombrará su reemplazo la próxima semana.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el martes que despidió a su asesor de seguridad nacional John Bolton, diciendo estar “fuertemente” en desacuerdo con muchas de las posiciones de este veterano político, muy duro con Venezuela, Cuba, Irán, Rusia y Corea del Norte.

“Anoche informé a John Bolton que sus servicios ya no son necesarios en la Casa Blanca. Estaba fuertemente en desacuerdo con muchas de sus sugerencias, al igual que otros en el gobierno, y por lo tanto le pedí a John su renuncia, que me fue dada esta mañana”, escribió Trump en Twitter. El mandatario dijo que nombrará su reemplazo la próxima semana.

(AFP)

Los demócratas avanzan hacia un posible proceso de destitución de Trump en Estados Unidos

La comisión también analizará el posible conflicto de intereses relacionado con los hoteles y propiedades de Trump desde que llegó a la Casa Blanca.

Los congresistas demócratas dieron un paso este lunes hacia la posible apertura de un proceso de destitución del presidente estadounidense, Donald Trump, una opción que divide a la oposición cuando falta poco más de un año para las elecciones presidenciales.

El poderoso Comité Judicial de la Cámara de Representantes, en manos de los demócratas, debería formalizar el jueves la apertura de una investigación destinada a determinar si es apropiado o no iniciar un proceso de destitución (“impeachment”) contra el presidente, dijo este lunes su presidente, Jerry Nadler.

La comisión, que ya lleva varios meses realizando investigaciones sobre Trump, inscribirá por primera vez estas pesquisas bajo el marco legal previsto para destituir a un presidente.

Sus miembros votarán una resolución que aclare los “procedimientos” a seguir para “determinar si se recomienda un voto de destitución contra” el mandatario.

Según Nadler, la investigación parlamentaria abarcará un amplio espectro.

Primero se centrará en abordar las presiones ejercidas por Trump en las investigaciones sobre la injerencia rusa en la campaña presidencial de 2016, para determinar si es culpable de obstruir a la justicia.

La comisión también analizará el posible conflicto de intereses relacionado con los hoteles y propiedades de Trump desde que llegó a la Casa Blanca.

Finalmente, investigará el pago de dinero para comprar el silencio de supuestas antiguas amantes del multimillonario durante la campaña de 2016, lo que podría suponer una violación de las leyes de financiamiento de campañas.

Durante meses, los demócratas han cuestionado la conveniencia de iniciar un procedimiento de destitución, sabiendo que los republicanos tienen mayoría en el Senado, lo que seguramente condene al fracaso la iniciativa.

La líder de los demócratas, Nancy Pelosi, sigue siendo reacia a esta idea por temor a que las discusiones en el Congreso oscurezcan los debates sustantivos de la campaña 2020.

(AFP)

Trump elogia los esfuerzos de Bolsonaro por combatir los incendios en la Amazonia

"¡Él y su país tienen el apoyo total y completo de Estados Unidos!", apuntó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió el martes los esfuerzos de su homólogo de Brasil, Jair Bolsonaro, para combatir los incendios en la Amazonía, pocas horas después del rechazo de este último de la ayuda de emergencia propuesta por los países del G7.

“He llegado a conocer al presidente Jair Bolsonaro bien por nuestra relación con Brasil. Está trabajando muy duro en los incendios en la Amazonía y en todos los aspectos está haciendo un gran trabajo por la gente de Brasil. No es fácil”, escribió Trump en Twitter.

“¡Él y su país tienen el apoyo total y completo de Estados Unidos!”, añadió.

Al destacar el manejo de Bolsonaro de esta emergencia en una región vital para el medio ambiente mundial, Trump se opone al presidente francés, Emmanuel Macron, quien ha deplorado abiertamente la actitud del presidente brasileño ante la crisis.

En la reciente cumbre del G7 en Biarritz, Francia, Macron planteó la conveniencia de darle a la selva amazónica un estatus internacional, en caso de que los gobernantes de esa región tomen decisiones perjudiciales para el planeta.

La cuestión de la soberanía de la Amazonía es particularmente delicada en Brasil, que alberga casi el 60% de los bosques tropicales más grandes del mundo.

Brasil es una economía emergente que no integra el Grupo de los Siete (G7), que reúne a países industrializados: Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

El presidente brasileño, a veces apodado “el Trump del Trópico”, ha mostrado desde su llegada al poder en enero pasado un marcado acercamiento con Estados Unidos, rompiendo con la tradición de la diplomacia brasileña de mantenerse equidistante de las grandes potencias.

(AFP)

Donald Trump niega haber sugerido bombardear huracanes: “¡Solo más noticias falsas!”

"La historia de Axios de que el presidente Trump quería hacer explotar grandes huracanes con armas nucleares antes de llegar a la costa es ridícula. Nunca dije esto. ¡Solo más NOTICIAS FALSAS!", tuiteó el mandatario. 

El presidente estadounidense, Donald Trump, negó el lunes haber sugerido lanzar bombas nucleares contra los huracanes antes de que tocasen tierra en Estados Unidos, calificando de “ridículo” el reporte publicado por el portal de noticias Axios.

Según un artículo publicado el domingo por Axios, Trump preguntó durante una reunión si sería posible interrumpir la formación de huracanes en la costa de África arrojando una bomba atómica en el ojo de la tormenta.

El informe, que citó una fuente anónima, dijo que los asistentes salieron de la sesión informativa sobre huracanes pensando: “¿Qué hacemos con esto?”.

Axios no dijo cuándo tuvo lugar esta conversación. Pero Trump criticó el artículo, considerándolo parte de las “noticias falsas” que siempre cuestiona.

“La historia de Axios de que el presidente Trump quería hacer explotar grandes huracanes con armas nucleares antes de llegar a la costa es ridícula. Nunca dije esto. ¡Solo más NOTICIAS FALSAS!”, tuiteó el mandatario.

La Casa Blanca se negó a comentar el informe antes, pero Axios citó a un alto funcionario de la administración diciendo que el “objetivo de Trump no es malo”.

Axios dijo que el presidente había hecho previamente una sugerencia similar en una conversación en 2017, preguntando a un alto funcionario si la administración debería bombardear huracanes para evitar que toquen tierra. Trump no especificó en 2017 el uso de bombas nucleares.

La idea de bombardear huracanes no es nueva, y fue originalmente propuesta por un científico del gobierno en la década de 1950 bajo la presidencia de Dwight Eisenhower. Desde entonces, ha seguido apareciendo, aunque los científicos están de acuerdo en que no funcionaría.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA en inglés) tiene una página dedicada a esta idea.

“Durante cada temporada de huracanes, siempre aparecen sugerencias de que uno debería simplemente usar armas nucleares para tratar de destruir las tormentas”, dijo la NOAA.

Una bomba no solo no alteraría una tormenta, sino que los vientos propagarían rápidamente restos radiactivos sobre las tierras cercanas, agregó NOAA.

“No hace falta decir que no es una buena idea”, dijo NOAA.

Estados Unidos es azotado regularmente por huracanes. En 2017, uno llamado Harvey se convirtió en el huracán más fuerte en tocar tierra en 12 años.

Usuarios en Twitter reaccionaron con ironía al reporte de Axios.

“No, no es ‘The Onion'”, escribió un usuario, refiriéndose a la publicación satírica de noticias conocida por titulares extravagantes.

“¿Qué podría salir mal?”, se preguntó otro.

Muchos tuits también incluyeron el hashtag #ThatsHowTheApocalypseStarted (Así empezó el apocalipsis).

La precandidata presidencial demócrata Kamala Harris también intervino, tuiteando: “El tipo se tiene que ir”.

(AFP)

Estados Unidos quiere autorizar la detención de niños migrantes por tiempo indefinido

La nueva política, que se implementaría en 60 días, ya no limitará el tiempo que un niño o que su familia pueden permanecer bajo custodia de las autoridades migratorias.

El Gobierno de Donald Trump anunció este miércoles que quiere modificar el Acuerdo de Flores, que limita a 20 días el tiempo que un niño migrante puede estar detenido en Estados Unidos, para ampliar ese plazo.

“El Acuerdo de Flores, que data de hace décadas, está desfasado y no tiene en cuenta el cambio masivo de la inmigración hacia familias y menores de América Central”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

La nueva política, que se implementaría en 60 días, ya no limitará el tiempo que un niño o que su familia pueden permanecer bajo custodia de las autoridades migratorias como lo hace el mencionado acuerdo, que data de 1997.

El Departamento de Seguridad Interior (DHS) dijo que esta regla va a permitir cambios significativos tanto de estatutos como operacionales.

“Este año hemos visto un flujo sin precedentes de unidades familiares, la mayoría de América Central, que llegan a nuestra frontera sur”, dijo Kevin McAleenan, el secretario interino del departamento.

La Casa Blanca indicó que el presidente Trump está tomando acciones para asegurar que las familias extranjeras puedan estar juntas durante su proceso migratorio.

Varias organizaciones de derechos humanos advirtieron que van a acudir a los tribunales para evitar la derogación del Acuerdo de Flores.

“Este es otro ataque cruel contra los niños, a quien el gobierno de Trump ha atacado una y otra vez con sus políticas contra los inmigrantes”, denunció la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU).

La organización de defensa de los derechos humanos dijo además que “el gobierno no debería estar encarcelando niños y que ciertamente no debería estar buscando la forma de poner a los niños en prisión por más tiempo”.

Donald Trump visitó Texas y Ohio luego de las matanzas del fin de semana

La visita tuvo el rechazo general de los lugareños.

Bajo un clima de rechazo generalizado, el presidente estadounidense Donald Trump visita Dayton y El Paso, las ciudades en duelo por las dos matanzas del fin de semana.

En El Paso, donde murieron 22 personas, se encontró con la cordial bienvenida de las autoridades y la hostilidad de las protestas, que le acusan de fomentar la violencia con su retórica:

“Como saben, venimos de Ohio… y el amor y el respeto por la Oficina de la Presidencia… Ojalá hubieran podido estar allí para verlo! Han hecho un trabajo increíble en ambos lugares. Y el entusiasmo, el amor, el respeto… y también el hecho de decirme a ver si podemos hacer algo…y los republicanos quieren hacerlo y los demócratas quieren hacerlo.”

Aunque el mandatario antes de abandonar Washington dijera que “le preocupaba el surgimiento de cualquier grupo de odio… ya sea la supremacía blanca” o cualquier “otro tipo de supremacía”, en las dos ciudades le acorralaron con protestas.

Para muchos la retórica del presidente estadounidense “no une a la gente”, como él afirma, sino todo lo contrario, fomenta la violencia y el odio racial.

“Su discurso de odio ha inspirado a gente que podría ser propensa a la violencia. Por tanto, lo veo como una consecuencia directa”, dice Ted Lewis, un manifestante en una de las protestas en El Paso.

Trump ha dicho que quiere reforzar la comprobación de antecedentes para la compra de armas y asegurarse de que las personas con enfermedades mentales no tengan acceso a ellas.

 

Trump arremete contra Maduro y congela activos del Gobierno venezolano en Estados Unidos

"Decidí que es necesario bloquear las propiedades del gobierno de Venezuela debido a la continuación de la usurpación del poder por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro", dijo Trump en una carta a la titular de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

El presidente Donald Trump ordenó este lunes congelar todos los activos del gobierno venezolano en Estados Unidos, en la última arremetida de Washington contra el presidente Nicolás Maduro, a quien considera ilegítimo.

“Decidí que es necesario bloquear las propiedades del gobierno de Venezuela debido a la continuación de la usurpación del poder por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”, dijo Trump en una carta a la titular de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

The Wall Street Journal indicó que es la primera vez que Washington aplica esta medida contra un gobierno del Hemisferio Occidental en más de 30 años, y que impone a Caracas restricciones similares a las aplicadas a Corea del Norte, Irán, Siria y Cuba.

Estados Unidos, que encabeza la presión internacional para propiciar la salida de Maduro, podría así sancionar a cualquier empresa que haga transacciones comerciales con el mandatario socialista.

Trump fue el primero en reconocer como mandatario interino de Venezuela al jefe del Parlamento controlado por la oposición, Juan Guaidó, tras considerar que Maduro se reeligió en elecciones fraudulentas.

Y desde la Casa Blanca impuso una batería de sanciones en los últimos dos años contra el gobierno de Maduro, entre ellas una restricción para el crudo de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Guaidó, respaldado por Estados Unidos y medio centenar de países, aseguró en Twitter que el bloqueo de EEUU “busca proteger a los venezolanos” ante la “dictadura” del mandatario socialista, que acusa de sostenerse con “dinero saqueado a la República”.

“Esta acción es la consecuencia de la soberbia de una usurpación inviable e indolente. Aquellos que la sostienen, beneficiándose del hambre y del dolor de los venezolanos, deben saber que tiene consecuencias”, indicó.

El canciller de Maduro, Jorge Arreaza, convocó a una rueda de prensa para el martes al mediodía (16h00 GMT).

Con este marco, el martes inicia en Lima una conferencia con la asistencia de unos 60 países en busca de una salida pacífica a la crisis política de Venezuela, sin presencia de naciones que apoyan al presidente Nicolás Maduro.

– Excepciones humanitarias –

El bloqueo anunciado el lunes afecta “todos los bienes e intereses en propiedad del gobierno de Venezuela en Estados Unidos”, activos que ahora “están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o manejados”, señala la orden.

La medida también prohíbe transacciones con las autoridades venezolanas cuyos activos estén bloqueados.

Veta asimismo el otorgamiento o recepción de “cualquier contribución o provisión de fondos, bienes o servicios por o para el beneficio de cualquier persona cuyas propiedades e intereses estén bloqueados bajo esta orden”.

La medida excluye “transacciones relacionadas a la provisión de artículos como comida, ropa y medicina destinada a usar para ayudar a aliviar el sufrimiento humano”.

Washington atribuye al mandatario venezolano la debacle económica en Venezuela, que según la ONU ha dejado a un cuarto de sus 30 millones de habitantes en necesidad urgente de ayuda humanitaria.

Trump dijo la semana pasada que estaba considerando un bloqueo al país sudamericano, justo cuando terminaba una jornada del diálogo que media Noruega entre representantes de Guaidó y Maduro para buscar una solución a la crisis.

“¡A Venezuela no la bloquea nadie!”, zanjó el viernes el mandatario socialista, que rompió relaciones con Washington tras el reconocimiento de Guaidó como mandatario interino y sigue aferrado al poder con apoyo en particular de los militares, Rusia y China.

La serie de sanciones que Estados Unidos aplica contra Caracas comenzó en 2014 durante el gobierno de Barack Obama con una ley que impuso penalidades contra personas responsables de violaciones a los derechos humanos.

En julio de 2017, ya bajo el gobierno de Donald Trump, el Tesoro sancionó a Maduro, un día después de la celebración de elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente con miras a imponer “un régimen autoritario”, según dijo.

Tras el inicio del segundo mandato de Maduro el 10 de enero, Estados Unidos impuso sanciones contra PDVSA, que exportaba diariamente 500.000 barriles de petróleo ultra pesado a Estados Unidos, donde operaba Citgo, una filial de la petrolera estatal venezolana cuyas cuentas quedaron bloqueadas para entregarle el mando de sus finanzas a Guaidó.

“Citgo y todos sus activos están protegidos”, señaló Guaidó. “Toda deuda que el régimen pretenda contraer con activos de la Nación será ilegal. Cualquiera que quiera beneficiarse de la crisis será ahuyentado”.

Actualmente las sanciones afectan a Maduro y sus allegados, al canciller, a altos mandos militares y tocan sectores clave de la economía como el sistema financiero, el sector del oro y también a navieras que hayan transportado crudo venezolano.

Donald Trump condenó el supremacismo blanco tras los tiroteos en El Paso y Dayton

Pese a esto, el mandatario evitó hablar de armas de fuego o de su retórica incendiaria.

Donald Trump, condenó este lunes la ideología racista del llamado supremacismo blanco, sospechosa de causar uno de los dos tiroteos masivos que dejaron 31 muertos y enlutan al país.

“El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, devasta el corazón y devora el alma”, dijo el presidente Donald Trump.

Trump denunció “la glorificación de la violencia”. Pero no dijo nada sobre restringir el acceso en Estados Unidos al tipo de armas poderosas que se usan habitualmente en los tiroteos masivos cada vez más frecuentes, y evitó hablar de las acusaciones sobre su retórica incendiaria, poniendo el foco en las enfermedades mentales.

“Debemos reconocer que Internet ha proporcionado una vía peligrosa para radicalizar las mentes perturbadas y realizar actos dementes”, dijo el mandatario.

Antes de su mensaje televisado, el presidente había tuiteado que debería considerarse una mayor verificación de antecedentes en el momento de la compra de armas y sugirió que cualquier reforma de la ley de armas debería estar vinculada a los cambios en las leyes de inmigración. Trump dijo además que los culpables de matanzas deberían enfrentar la pena de muerte, que está prohibida en casi la mitad del país, y pidió que “esta pena capital se aplique de forma rápida, decisiva y sin años de retraso innecesario”.

El ataque en El Paso ocurrió el sábado en un centro comercial y fue presuntamente ejecutado por un hombre blanco de 21 años,  que comenzó a disparar desde el estacionamiento del edificio para luego entrar en el local. Entre las víctimas fatales hay varios niños e incluso un bebé de apenas cuatro meses.

El caso es investigado como “un posible crimen de odio” debido al manifiesto atribuido al sospechoso, quien denunciaba una “invasión hispana de Texas”. Al tiroteo en El Paso se agregó un segundo ataque en la madrugada del domingo en Ohio, en el que murieron otras nueve personas.

Trump también hizo énfasis en que en ambos casos existe un problema de salud mental. La oposición demócrata ha acusado al mandatario de promover la supremacía blanca y alimentar el discurso de odio.

El expresidente Obama llamó a rechazar la retórica de todo líder que aliente un “clima de miedo” y normalice “sentimientos racistas”. Como siempre ocurre después de este tipo de incidentes, varias voces reclamaron mayor regulación del mercado de armas de fuego, cuya porte es un derecho constitucional en Estados Unidos.

Trump elogia a Bolsonaro y afirma que quiere un Tratado de Libre Comercio con Brasil

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, se encuentra esta semana en Brasil para promover el intercambio bilateral.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que quiere negociar un acuerdo de libre comercio con Brasil, en medio de elogios a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, “un gran caballero” con quien dijo tener una “fantástica relación”.

“Tengo una gran relación con Brasil. Tengo una relación fantástica con su presidente. Es un gran caballero. Creo que está haciendo un gran trabajo”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca. “Vamos a trabajar en un acuerdo de libre comercio con Brasil. Brasil es un gran socio comercial”, agregó.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, se encuentra esta semana en Brasil para promover el intercambio bilateral.

La visita de Ross, la primera de un secretario de Comercio estadounidense al gigante sudamericano desde 2011, busca reforzar el compromiso de la administración Trump “con una fuerte relación comercial y económica con Brasil”, según un comunicado oficial.

Ross participará este martes en la conmemoración de los 100 años de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Brasil (Amcham Brasil) en Sao Paulo y el miércoles viajará a Brasilia para a reunirse con Bolsonaro, los ministros de Economía, Paulo Guedes, e Infraestructura, Tarcisio Freitas, y miembros de la comunidad empresarial.

La relación entre Estados Unidos y Brasil cobró nuevo impulso desde la llegada al poder en enero de Bolsonaro, un controvertido populista de derecha al igual que Trump.

“Lo llaman el Trump de Brasil. Me gusta eso”, dijo este martes el mandatario estadounidense, definiendo a Bolsonaro como “un hombre maravilloso con una familia maravillosa”.

Al reunirse con Bolsonaro en Washington en marzo pasado, Trump dijo que “Brasil y Estados Unidos nunca han estado más cerca”, en clara alusión al distanciamiento durante más de una década de gobiernos de izquierda.

Tras la cumbre, los dos presidentes acordaron asociarse para reducir las barreras al comercio y la inversión, según una declaración conjunta sobre una “nueva asociación” entre ambos países.

La posibilidad de un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Brasil, que también incluiría a Argentina, fue adelantada a principios de julio por el mandatario argentino, Mauricio Macri.

“Estamos hablando con Brasil por un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos”, dijo Macri, al exponer el reciente acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, sin dar más detalles.

El comercio de bienes y servicios de Estados Unidos con Brasil sumó 103.900 millones de dólares en 2018, con exportaciones por 66.400 millones e importaciones por 37.500 millones, según la oficina del representante comercial de Estados Unidos (USTR).

(AFP)

Para Merkel los ataques de Trump contra las congresistas son contrarios a la “grandeza” de EE.UU.

"Me distancio claramente" de estos ataques y "soy solidaria" con estas mujeres, dijo Merkel en conferencia de prensa.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el viernes que los recientes tuits del presidente Donald Trump contra mujeres congresistas de origen extranjero son contrarios a la “grandeza” de Estados Unidos, y les expresó su apoyo incondicional.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su apoyo incondicional a las mujeres congresistas de origen extranjero que fueron atacadas por el presidente estadounidense Donald Trump.

“Quiero dejar en claro que la fuerza de Estados Unidos, desde mi perspectiva, se basa en el hecho de que es un país en el que personas de nacionalidades muy diferentes han contribuido a la grandeza de la nación. Y estas son declaraciones que van muy en contra de esta impresión mía y que, debo  decir, creo firmemente que son contrarias a lo que hace grande a Estados Unidos”, estableció Merkel.

El lunes, la primera ministra británica Theresa May ya había considerado “totalmente inaceptables” las declaraciones de Trump sobre las parlamentarias demócratas de origen extranjero, muy críticas con su gestión.

En una serie de tuits el fin de semana, el presidente estadounidense se preguntó por qué las congresistas no “vuelven y ayudan a arreglar los lugares completamente quebrados y plagados de crimen de donde provienen”.

Los gritos de “¡Devuélvanla!” estallaron el martes por la noche en un acto de Trump, que luego comentó a reporteros en la Oficina Oval que “no estaba contento” cuando escuchó eso.

Las integrantes del llamado “Escuadrón”, todas recién llegadas al Congreso en enero y con Ilhan Omar como la única nacida fuera del país, se identifican como “mujeres de color” por su ascendencia hispana, árabe, somalí y afroestadounidense.

Omar tildó el jueves a Trump de “fascista” y denunció la voluntad del presidente y sus partidarios de silenciar “el debate democrático y las diferencias de opinión” en el país.

Cuatro legisladoras de EE.UU. atacadas por Donald Trump afirmaron que el presidente promueve “una agenda nacionalista blanca”

Las mujeres prometieron que sus voces no serán silenciadas.

Las cuatro legisladoras de Estados Unidos atacadas por el presidente Donald Trump con comentarios xenófobos prometieron el lunes que sus voces no serán silenciadas.

“Lo primero que quiero decirle a los niños de este país es que no importa lo que diga el presidente, este país les pertenece. Y nos pertenece a todos. Y hoy, esa noción fue cuestionada”, expresó la congresista demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez.

“Está lanzando un ataque descaradamente racista contra cuatro integrantes de la Cámara de Representantes de Estados Unidos legítimamente elegidas, todas ellas mujeres de color. Esta es la agenda de los nacionalistas blancos”, sentenció la cogresista de Minnesota, Ilhan Omar.

Tras haber aconsejado el fin de semana a las congresistas “regresar” a sus países de origen, el presidente estadounidense intensificó sus ataques el lunes, acusándolas de “odiar” Estados Unidos. Y agregó que “si no son felices” allí, “pueden irse”.

Por su parte, Ayanna Pressley, congresista demócrata de Massachusetts, dijo: “Animo al pueblo estadounidense y a todos nosotros dentro y fuera de esta sala a no morder el anzuelo. Esta es una distracción de los problemas de cuidado, preocupación y consecuencias para el pueblo estadounidense”

Preguntado si le preocupaba que muchas personas consideraran racistas sus comentarios, Trump respondió que no, “porque mucha gente está de acuerdo” con él.