Más de 40 mil trabajadores de la construcción retoman sus tareas a partir de este lunes

Se firmó el acuerdo entre el Sunca y los empresarios este sábado.

"Las obras en general comienzan el lunes. Los protocolos que se acordaron, desde el primero hasta los nuevos ajustes, indican que hay un proceso que implica adecuar los lugares de trabajo a las exigencias nuevas. Eso va a llevar encada una de las obras un tiempo de readecuación. En términos generales va a ser rápido. Lo cierto es que hay un comienzo de actividad en la construcción después de tres semanas, dos de licencia especial y otra de licencia ordinaria que es esta que termina ahora", explicó el ministro de Trabajo, Pablo Mieres.

El ministro explicó que en el acuerdo firmado están muy detallados las medidas de seguridad que los trabajadores deberán usar al retomar el trabajo: "Va a haber tapabocas, un mecanismo de seguridad. Por ejemplo, los vehículos que trasladen a los trabajadores van a ocupar solo la mitad de asientos. Las viviendas van a estar acondicionadas para que no hayan situaciones de hacinamiento para mejorar el distanciamiento también en el lugar de vivienda".

Mieres dijo que hay total compromiso por parte de los empresarios para aplicar las medidas de seguridad, pero que "hay cosas que dependen de la disponibilidad en el mercado. A veces tenemos algún implemento que no necesariamente se puede conseguir de inmediato. Todo esto fue analizado detalladamente y con mucho profesionalismo por parte de las dos partes".

"Cada obra tiene sus peculiaridades. Obviamente las obras más chicas es más fácil de adecuar y poner a funcionar el trabajo. En otras hay otras exigencias de tiempo. Pero ya hay convocatoria a la actividad", agregó el  ministro.

Además, aquellos trabajadores que por su edad o por patologías pre existentes no deban reintegrarse, no lo harán. En ese caso, recibirán un subsidio aportado por los propios empresarios y trabajadores.  "El acuerdo que se logró implica una particular participación por aquellos trabajadores que tienen vulnerabilidades vinculadas a la posible transmisión del coronavirus. Hay que destacar un acuerdo bipartito, donde con fondos propios aportados por empresarios y trabajadores, se va a subsidiar a aquellos trabajadores que entendemos que tienen situaciones de salud que suponen un riesgo especial y se va a buscar que estén apartados del trabajo".

En la situación particular de las obras de UPM, se harán test a todos los trabajadores que retomen su trabajo y vuelvan de otras localidades del país "para darles garantías a los ciudadanos del lugar donde se está haciendo la obra".