En estos días de frío intenso se intensifica la entrega de comida a familias en dificultades y a personas en situación de calle

En varios puntos del país.

En la zona Norte de Salto el merendero Nacidos Para Vencer instaló una olla popular desde el inicio de la pandemia.

Algunas noches lo hace con elaboración propia y otras, como los lunes, recibe la comida que trae el Comité de Emergencias.

Son 180 porciones aunque en algunos momentos llegó a entregar 350.

En Florida la cena se lleva también a personas en situación de calle. Hay unas 20, pero sólo cinco o seis aceptan ir al refugio.

Tres voluntarios de la olla popular del Club Carlitos Prado fueron asaltados por delincuentes armados

Ocurrió en el barrio Conciliación, el club pide todo tipo de donaciones para poder continuar con la obra benéfica.

Tres de los integrantes de la olla popular que se organiza en el Club Carlitos Prado, de Islas Canarias y Duque de los Abruzos,  repartían la comida diaria a los vecinos en  los puntos más carenciados de la zona del barrio Conciliación.

De pronto, de un grupo de seis personas dos se arrimaron armados al grupo de colaboradores, que llevaban la comida para las familias carenciadas de la zona, y les apuntaron con arma de fuego.

El reparto de alimentos en la zona se canceló luego que ocurriera este robo a mano armada. En tanto, desde el club se pide todo tipo de donaciones, para seguir adelante con las ollas populares en el Carlitos Prado.

"Institucionalmente nosotros estamos tratando de no fomentar las ollas populares porque van en contra de las iniciativas sanitarias", dijo Castaingdebat

El subsecretario del Mides agregó que buscarán mecanismos para que ese recurso sea efectivo y "no se transforme en un caldo de cultivo para reproducir la enfermedad".

Vecinos de varios barrios han impulsado ollas populares para atender a las familias más afectadas por la caída de sus ingresos.

Una de ellas está en Flor de Maroñas.

Todos los días se suman nuevas personas para almorzar en el comedor del Chuy, ya son cerca de 500 los que lo utilizan

Muchos quedaron de un día para el otro sin ingresos.

El testimonio de varias personas que concurren por el almuerzo y que luego no tienen para cenar, porque han quedado sin ingresos.