Medidas fiscales: oposición habló de despilfarro, el FA mostró satisfacción

Larrañaga reiteró su intención de interpelar a Astori cuando la Rendición de Cuentas llegue al Parlamento.

Los anuncios del Ministerio de Economía y Finanzas sobre la propuesta final de suba de impuestos a incluir en la próxima Rendición de Cuentas conformaron a todo el Frente Amplio, que vio cómo se tomaron en cuenta muchas de las propuestas presentadas al presidente Tabaré Vázquez. En tiendas opositoras, en cambio, se rechazó el ajuste y se reiteró que es consecuencia del despilfarro del gobierno.

El senador colorado José Amorín criticó la suba para quienes ganan $50.000, mientras que el independiente Pablo Mieres afirmó que las medidas no serían necesarias si "se hubiera actuado con austeridad, con criterio, con responsabilidad". El nacionalista Jorge Larrañaga remarcó su intención de llamar al Parlamento a Danilo Astori para interpelarlo una vez que la Rendición llegue al Parlamento.

Desde el FA, el senador del MPP Ernesto Agazzi comentó que algunas propuestas que se le hicieron al Ejecutivo iban "un poco más allá", pero expresó satisfacción. "Cumple con los requisitos de una Rendición de Cuentas en una situación complicada para el país", declaró, "pero tiene elementos que apuntan a mantener el mercado interno, a hacer una pequeña reducción del IVA para los sectores de menos ingresos, a ajustar un poco el cinturón del Estado para que gaste con más suficiencia, y a que haya un aporte de los que tienen ingresos más altos a través del IRPF".

Las claves de los cambios a la nueva propuesta de aumento del IRPF

Se acordó dividir en dos la franja de entre $50.000 y $160.000 y no aumentarle a la de $33.400 a $50.000, entre otras cosas.

Oposición mantuvo críticas a la suba del IRPF y pidieron más recorte de gastos

Desde el FA, el senador Otheguy declaró que con la nueva propuesta la colectividad "cierra filas".

Desde la oposición se mantiene el rechazo al ajuste fiscal presentado por el gobierno y se considera que se debe recortar el gasto para reducir el déficit, sin por eso tocar las políticas sociales.

El senador colorado Germán Cardoso aseguró que el gobierno "sale con fuegos artificiales de invierno" a intentar distraer de cómo la vida se ha complicado para los uruguayos. "La situación es grave. A los uruguayos que trabajamos se nos van a cobrar más impuestos, y la vida es cada vez más cara; basta con ir al supermercado y $1.000 no alcanzan para comprar tres cosas", dijo Cardoso.

Desde el Partido Independiente, Iván Posada sostuvo que "cualquier alternativa" que consista en aumentar la carga tributaria merece el rechazo de esa colectividad. "En todo caso hay un tema de responsabilidad, una cuestión mínima de responsabilidad", opinó Posada. "Cuando uno se equivoca, cuando uno proyecta un incremento gasto público en función de determinada realidad macroeconómica que no se verifica, lo que tiene que hacer es adecuar el gasto público a esa nueva realidad".

Gustavo Penadés, diputado nacionalista, afirmó que el "desmesurado gasto público" es justificado por el gobierno por las políticas sociales y la educación, y que "el mejor mensaje que hoy podría dar" el gobierno sería: "En estas cosas se va a cortar, en estas cosas se va a achicar, sin tocar gastos sociales. Hay muchas cosas en el Estado que se podrían hoy posponer o mejorar su administración antes de seguir hablando de castigar a la gente con impuestos".

El diputado de Unidad Popular Eduardo Rubio calificó esta nueva propuesta de "maquillaje".

Para el senador frenteamplista de la Lista 711 Marcos Otheguy, mientras tanto, el acuerdo logrado este jueves con el Poder Ejecutivo para realizar algunos cambios a la propuesta original cierra filas en el oficialismo y asegura un tratamiento rápido de la Rendición de Cuentas.

Según Cámara de Comercio, anuncio de ajuste del gobierno es "preocupante"

Su vicepresidente Gustavo Licandro afirmó que "no ve nada" en recortes de gasto.

El vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, Gustavo Licandro, responsabilizó al gobierno por el gasto excesivo que motivó según él el ajuste fiscal de la Rendición de Cuentas.

Así habló Licandro:

La política vinculada con el gasto público no va a cambiar, no va a cambiar nada de las políticas sociales y no va a cambiar la estrategia del gobierno respecto a la política salarial del sector público. Lo que está anunciado respecto a cantidad de funcionarios es un saludo a la bandera, porque el tres por uno [por cada tres que se retiren solo se incorporará un funcionario nuevo] que está anunciado necesita más o menos 20 años para lograr reducir la cantidad de funcionarios que entraron en los últimos años.

Por tanto vinculado con el gasto no veo nada, y eso es lo más preocupante porque estamos con un déficit de cuatro puntos del producto en tendencia ascendente.

"Estamos ante un escenario nuevo": Daniel Chasquetti y Agustín Bonino comentaron el ajuste fiscal

La popularidad del gobierno está en baja, el panorama económico se complica y la oposición se afirma.

Desde que el lunes pasado el equipo económico liderado por Danilo Astori anunció un ajuste fiscal con suba de impuestos incluida que ese ha sido uno de los temas centrales del panorama económico. Este martes, Desayunos Informales tuvo como invitados para tratar las consecuencias al politólogo Daniel Chasquetti y al director de Opción Consultores Agustín Bonino.

"Todo gobierno que pone impuestos siempre va a tener un costo; en Uruguay, en Estados Unidos, en Europa, donde sea: a la ciudadanía no le gusta que le cobren impuestos", comenzó Chasquetti. "El gobierno sabe eso. La filosofía del ajuste fiscal es que la economía lo necesita y que eso va a traer condiciones para en el futuro mejorar".

Chasquetti comentó que el déficit que dejó el gobierno de José Mujica era manejable si el escenario económico hubiese continuado en un camino de crecimiento, pero con la perspectiva más complicada no lo es.

Según Bonino, es esperable que la población vea negativamente el aumento impositivo. Mostró placas con mediciones de su consultora sobre la evaluación de la gestión del segundo gobierno de Vázquez en las que se ve que se mantiene la perspectiva no muy positiva desde setiembre pasado casi incambiada; y esto fue previo al anuncio de medidas fiscales. Otra información presentada por Bonino es que las quejas tienen que ver con la seguridad, con los problemas de educación y salud, con la suba de precios y tarifas, y con la mala gestión y administración: todo esto sí es posterior al anuncio del equipo económico, lo que se ve en este último punto.

De acuerdo con Chasquetti, el voto en Uruguay tiende a ser económico, por lo que el gobierno se está jugando gran parte de su futuro en que este ajuste funcione. Opinó además que se están viendo los problemas de la administración de Mujica, que tuvo un gasto creciente sobre el supuesto de que la economía continuaría en alza: "Los cálculos salieron mal y se está pagando el precio". Agregó que "es un escenario nuevo" porque desde 2005 la popularidad del gobierno no era tan baja, y la oposición se está afirmando.

En cuanto a la imagen de Astori, Chasquetti considera que saldrá golpeada de la situación. Según él, además, hasta ahora para el Frente Amplio gobernar había significado cómo gastar el dinero que entraba -en uno de los períodos de bonanza económica más importantes de la historia del país-, y esto de tener restricciones es nuevo para ellos. Ya que la imagen de Raúl Sendic también está muy manchada, el FA debería aprovechar para buscar una renovación, opinó el politólogo.

Laura Raffo: "Si esto no es un ajuste, ¿qué es ajustar?"

La analista está presentando su libro "La economía al alcance de todos" y estuvo en Sonríe para hablar del tema de la semana.

Para exportadores, previsión de crecimiento del gobierno solo se lograría con inversiones importantes

La economista del gremio consideró que la suba de impuestos puede alejar a los inversores.

El gobierno cambió la expectativa de crecimiento para este año a 0,5% del PBI, y prevé para el año próximo un 1%, para el 2018 un 2% y para el 2019 un 3%. Desde la Unión de Exportadores se consideró que estas previsiones son demasiado optimistas y que solo se lograrán si entran inversiones importantes al país.

La economista María Laura Rodríguez, perteneciente al gremio, dijo que el 1% para el 2017 es "bastante posible", pero que el resto también puede depender de una mejora sustancial de la región, hoy en día muy inestable.

"No sé si el gobierno no lo que está previendo es un crecimiento de Argentina y Brasil que nos arrastre a un mayor crecimiento, o si se prevé alguna inversión importante del estilo de las que habíamos tenido en años anteriores", comentó Rodríguez.

Los exportadores dependen de los mercados externos y no son afectados por la reciente suba de impuestos, pero Rodríguez opinó que esto puede alejar a posibles inversores. Aclaró que un país se hace atractivo a ojos externos cuando tiene "buenos números macro", aunque en momentos de estancamiento del PBI se genera "un mayor parate en la actividad".

PIT-CNT presentó propuesta de suba de impuestos que grava más al capital y menos al trabajador

"Lo primero que nos preocupa es que el 70% no pague", dijo el presidente Pereira.

El PIT-CNT presentó al Ministerio de Economía modificaciones a la propuesta de ajuste para la rendición de cuentas, con la intención de que se aumente la carga impositiva al patrimonio y se disminuya el aporte de los salarios. La idea general de la central es gravar más al capital y menos a los trabajadores, además de lograr una recaudación impositiva de US$500 millones y no de los US$350 propuestos por el Ejecutivo, de manera de dejar más margen para ahorro e inversiones.

El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, habló con la prensa y dijo también que se pretende que la segunda franja del IRPF se divida en dos. También se planteó modificar el tope de las deducciones, lo que para él implica "cuestiones vinculadas al concepto de distribución de la riqueza".

El planteo sindical es que hasta los $100.000 no haya modificaciones a lo que se paga de IRPF, y para eso es que sugiere la división de la franja que va de los $50.000 a los $167.000. La segunda sería la que pagaría un 25% por este tributo. Según Fernando Pereira, presidente de la central, la franja de $33.400 a $50.000 no debería pagar porque esos son ingresos que permiten vivir "más o menos dignamente".

Originalmente el gobierno pretendía recaudar US$350 millones más y ahorrar otros US$150 mediante recortes de gasto como un tope al ingreso de funcionarios públicos. Además, en esta propuesta el 72% se lograba mediante impuestos y el 28% restante mediante patrimonio, pero con esta propuesta del PIT-CNT se llegaría a ingresos de 80% provenientes del capital y tan solo 20% de los trabajadores.

La central sindical también insistió en su reclamo de cambios en la negociación salarial.

"Lo primero que nos preocupa es que el 70% no pague", dijo Pereira. "Hay 70% de nuestros compatriotas que no pagan ningún impuesto agregado sencillamente porque tienen salarios menores a $33.000, unos $28.000 líquidos. Esa preocupación no la queremos sacar de nuestra agenda porque es la principal".

De acuerdo con los representantes sindicales, el gobierno se comprometió en la reunión a no tocar las inversiones previstas. El PIT-CNT se manifestó a su vez en apoyo a modificar la Caja Militar, que le costó al Estado en 2015 US$400 millones, y en convocar al Diálogo Social para tratar la situación de los trabajadores denominados cincuentones en las AFAP.

La respuesta del gobierno a todas estas ideas se dará en una nueva reunión el 15 de junio. Antes, el PIT-CNT se va a reunir para definir si se realiza o no un paro general el 29 de junio en rechazo a la suba de impuestos.

Lista 711 pretende crear dos o tres franjas más de IRPF entre los $50.000 y $170.000

El senador Marcos Otheguy explicó los planteos del sector para el ajuste presentado por el gobierno.

La Lista 711, el sector al que pertenece el vicepresidente Raúl Sendic, propuso crear dos o tres franjas más del IRPF para los sueldos entre $50.000 y $167.000.

El senador del sector Marcos Otheguy informó además que la intención es que el aumento impositivo sea a partir de esa franja actual y no desde los $33.400.

"A todas luces es una franja demasiado amplia", afirmó Otheguy.

Alfredo Asti y Javier García debatieron en torno al ajuste fiscal

El senador del PN habló de corrupción, despilfarro y mentiras, mientras que el diputado del FA habló de evitar que el país caiga en crisis.

Antes del debate, Gabriela Santini presentó un informe sobre las claves del ajuste fiscal:


El diputado del Frente Líber Seregni Alfredo Asti consideró que era inevitable para el país realizar un ajuste fiscal para corregir el déficit en el marco de un contexto económico complicado para el país, un contexto que de acuerdo con él no había sido previsto por el gobierno pero tampoco por otros analistas. Según el diputado, la intención es "evitar los problemas que un desequilibrio importante pudiera ocasionar", y continuar atrayendo inversiones extranjeras e inversión privada nacional.

El senador del Partido Nacional Javier García apuntó que el ajuste era evitable, porque este ajuste es producto de mentiras en la campaña electoral, de despilfarro del gobierno y también de la corrupción. "Estas cosas se sabían, o el PN tenía la bola de cristal", afirmó García y recordó que la economista Arbeleche, líder del equipo económico del excandidato presidencial Luis Lacalle Pou, había hablado de "luces amarillas" en el panorama económico y el equipo de Astori lo había rechazado. "Se mintió para ganar una elección; no puedo creer que gente tan inteligente como Astori o el presidente Vázquez no lo supieran", declaró.

"No es el ajuste después de una crisis, es el ajuste después de diez años de bonanza", dijo García, "el FA hace el ajuste de su propio gobierno; no hay herencias malditas". Recordó las inversiones en Pluna y la capitalización de Ancap, problemas que según él eran fruto de la corrupción, y afirmó que si ese dinero no se hubiera dedicado a tapar esos "agujeros" entonces el ajuste no habría sido necesario.

Asti respondió que García se había volcado por el "agravio y no los fundamentos", y que las empresas públicas se habían ajustado durante el 2015 y ya habían dado resultados positivos, por lo que no tendrían que ver con este ajuste. Por otro lado, presentó estudios de analistas privados que daban una previsión de crecimiento económico para el año pasado más altas incluso que lo previsto por el gobierno, y sostuvo que nadie podía haber anticipado la crisis política que sacudió al gobierno de Dilma Rousseff y que afectaron a Uruguay. Recordó además que el gobierno había reconocido en la Ley de Presupuesto la mala gestión de las empresas públicas en el pasado.

Según García, el buen resultado de las empresas públicas tuvo que ver con el "tarifazo" de la suba de enero por encima de la inflación; además, apuntó que no se está pagando por mejores servicios -nombró los problemas de la potabilización del agua en OSE en ese sentido- sino para tapar agujeros. "Se dijo hasta en arameo antiguo que no se iban a subir impuestos", dijo el senador nacionalista, tanto en la campaña electoral como el año pasado incluso en el Parlamento. "¿Nosotros veíamos cosas que el dream team económico no veía? Es muy grave mentir para ganar una elección", dijo García. "Mujica en las empresas públicas dijo 'dele a la matraca', y eso lo estamos pagando ahora".

En su respuesta, Asti dijo que las tarifas públicas habían crecido "muy por debajo de la inflación" en los años anteriores, cosa que este 2016 no se pudo hacer por el déficit de las cuentas públicas. Calificó de "fábula" la consideración de que el ministro Astori mintió para ganar las elecciones, ya que el Frente Amplio se basaba en estudios internacionales y en el grado inversor otorgado por todas las calificadoras de riesgo al país. "Veremos los números", dijo sobre si este ajuste será definitivo o si se precisará otro más adelante en el quinquenio.

García criticó que el gobierno había previsto en su Presupuesto un crecimiento de 2,5% y que ahora se lo corrigió a 0,5%, lo que según él anula todas las previsiones de esa ley. Según él, el gobierno debe hacerse cargo de lo que sucede ahora como en el pasado afirmaba que en épocas de mayor crecimiento económico el equipo de Astori decía que había mérito propio y no solo impulso de afuera, y que ahora le echa la culpa al contexto internacional.

Asti habló de contradicción en las palabras del senador nacionalista y remarcó que se preveía la situación fiscal problemática en la Ley de Presupuesto, si bien todos los analistas se jugaban a que "no iba a pasar lo que pasó". "No tenemos los ingresos que habíamos previsto", dijo Asti. "Lo que entendimos que pasaba es completamente distinto de lo que pasó. Fue en seis meses, y parece absurdo pero fue así". Recordó que el equipo económico se daba mérito en el crecimiento reciente porque se habían construido fortalezas que le permitieron al Uruguay crecer más que la región a pesar de no tener las mismas ventajas. "Hoy no estamos en crisis. Tenemos que evitar entrar en crisis", afirmó Asti.

García apuntó que el Presupuesto lo diseñó el equipo gubernamental y no los analistas privados. "¿Brasil es el tema? ¿Sabe cuándo perdió el grado inversor Brasil? En setiembre. El Presupuesto se terminó de aprobar en diciembre. ¿No reaccionaron?", señaló el senador. "Hay que decir la verdad. O mintieron o se equivocaron". Calificó de "brutal" el ajuste fiscal y afirmó que afectará a los trabajadores.

El diputado frenteamplista dijo que García era "efectista" en sus respuestas, y remarcó que el gobierno reconoció el error de cálculo. "Cambió radicalmente el flujo financiero hacia los países emergentes; era positivo, ahora es negativo", dijo Asti, que recordó que las exportaciones a Venezuela cayeron un 50%, a Brasil un 30%, a Argentina un 20%, a China un 12%, y además bajaron los precios de los commodities mientras el dólar se fortalecía.

El nacionalista respondió que esto no explica el aumento de funcionarios públicos dado durante el gobierno del Frente Amplio, que no trajeron de la mano una mejora en los servicios. "Todos tenemos que hacernos cargo, todos estuvimos en el gobierno y todos nos equivocamos", afirmó García. "La gente nos castigó". "A nosotros no", respondió Asti. "Yo tendría menos soberbia, no se contagie de Astori", dijo a su vez el senador. "No se puede decir 'no hay ajuste, es una consolidación fiscal', es un mazazo en el bolsillo de los trabajadores".

En su minuto final, Asti admitió el aumento de los funcionarios públicos y dijo que se dio en tres rubros: en la Policía, "lo que requería la población, eso en lo que muchas veces hace hincapié el senador García", en la educación y en la salud. "Eso fue lo que votó la gente", declaró el diputado. Por otro lado, dijo que no se había mencionado la reforma planificada de la Caja Militar.

A esto García respondió que a los soldados se les pidió que salieran a recoger la basura y ahora "se les mete la mano en el bolsillo". El senador afirmó que se debe recortar el "gasto público superfluo", y puso como ejemplo la publicidad y horas extra de Ancap -que Asti consideró ya corregido-.

Socialistas consideraron "problemática" la suba del IRPF en la franja de $33.400 a $50.000

La senadora Mónica Xavier aclaró que el equipo económico les dio "argumentos sólidos" al respecto.

La secretaria general del Partido Socialista, Mónica Xavier, consideró que lo más problemático del paquete de medidas impulsado por el Ministerio de Economía es la primera franja que debe pagar IRPF, la de entre $33.400 y $50.000. Al igual que con todos los sectores del Frente Amplio, el ministro Danilo Astori se reunió con los socialistas para tratar las medidas de ajuste.

A pesar de esa preocupación, Xavier comentó que el equipo económico les dio explicaciones al respecto. "El paquete en su conjunto mueve el índice de Gini", dijo la senadora, con respecto a una forma de medir la desigualdad económica en un país.

"En todo caso, si queremos mejorar la propuesta, encontrar alternativas que solucionen los aspectos de financiamiento de los diferentes componentes", afirmó Xavier. "Uno encuentra más argumentos para una propuesta inexorable, porque el panorama a nivel mundial, a nivel regional, ha tenido impacto sobre nuestra economía que, si bien tiene fortalezas importantes, la falta de crecimiento a los indicadores previstos nos hacen complejo el panorama".

Astori: "Esta consolidación fiscal es absolutamente inevitable"

El ministro reconoció que en campaña se había prometido no subir impuestos.

El ministro de Economía Danilo Astori reconoció que el aumento impositivo contradice las promesas de campaña de Tabaré Vázquez, y si bien aseguró que la intención del gobierno sigue siendo mantener la carga tributaria e incluso bajarla, aclaró que con el actual contexto económico es inevitable ajustar las cuentas públicas.

Entrevistado en Radio Carve, Astori explicó que el deterioro del contexto económico fue más duro de lo que esperaba, y afirmó que sería más irresponsable no tomar medidas para mejorar el resultado fiscal.

"Lo dicho, dicho está. Nosotros no vamos a negar que dijimos eso. Era nuestra intención, lo era cuando lo dijimos y lo sigue siendo ahora. Pero esta consolidación fiscal es absolutamente inevitable", declaró.

A las acusaciones de "mentiroso" de parte de algunos legisladores de la oposición, Astori dijo que no les responderá. Por otro lado, reconoció que hay un exceso de funcionarios públicos y que es un problema que atraviesa la historia del país.

"Exceso de ingreso de funcionarios, en mi modesta opinión, hubo con todos los gobiernos. Lo digo con toda sinceridad", admitió. "Todos hemos sido copartícipes de un manejo de esta situación que no ha sido bueno. Y hoy tenemos un exceso importante de funcionarios públicos que es necesario combatir y enfrentar".