La celebración de Iemanjá en medio de la pandemia

La líder afroumbandista, Susana Andrade, conversó sobre la particular celebración de Iemanjá en tiempo de pandemia y el pedido de no aglomerarse en las playas,

2 de febrero

Es una preocupación de todo el Uruguay y el mundo. Desde a mediados de diciembre tomamos la decisión desalentar la concurrencia a las playas por la pandemia, porque son 500.000 personas alrededor de las costas de las playas de Montevideo y del interior del país iba ser un gran foco de contagio. No era sensato estar promoviendo que la fiesta iba ser como siempre. Lo vivimos con mucho dolor. Es un sacrificio que estamos haciendo como mucha gente. Hemos detenido nuestras reuniones presenciales desde marzo. De todas maneras hoy Iemanjá está reinando. Es un día de milagro, de bendición. Lo celebramos desde el corazón y desde nuestras casas. Ella es la regente del 2021. El agua siempre está ahí. Es un sentimiento espiritual y religioso que sale del corazón.

Alternativas

Tuvimos desde la iniciativa desde Atabaque e IFÁ del Uruguay de promover la Iemanjá solidaria que consiste en alimentos no perecederos y artículos de higiene y tocador que fuimos juntando y colocando en nuestro altares para que fueran bendecidos. Se sumaron varios templos de Montevideo, de la Zona Metropolitana y del interior del país y bendecimos esos alimentos durante varios días. Los llevaremos a distintas ollas populares para colaborar con la gente que lo necesita. La ayuda al prójimo es un mandato de toda religión y quisimos tener esa ofrenda de amor al prójimo como forma de colmar de nuestro sentir espiritual. Iemanjá es la madre que alimenta a sus hijos y que los cuidas. El simbolismo de Iemanjá nos conduce a una ayuda que es más que necesaria y también ayuda a descongestionar las playas. De la necesidad humana nadie está libre. Es responsabilidad social y humana. Dentro de nuestro libre albedrío tomar ciertas decisiones que son dolorosas. Volcar esa energía espiritual al prójimo en las ollas populares. No se termina el 2 de febrero la ayuda. Hay gente colaborando y sacrificando su tiempo y que necesita energía humana. Ponernos en el lugar del otro es importantísimo para poder comprender realmente lo que podemos dar.

Aspiramos a que la gente use la sensatez. Hay una normativa que limita el derecho de reunión y aglomeramiento. La gente sabe que hay leyes y debe cumplir. Intentar que se dé un paso a colaborar con las no aglomeraciones y no contagios. Lo que uno haga no lo sé. Intentemos que sea más distanciados o que puede ser otro día. Podemos celebrar desde nuestras casas elevando el pensamiento y cantando para el Iemanjá. Momentos de reflexión de lo que hemos perdido. Un 2 de febrero sabemos todo de lo que hablamos. Somos ciudadanía y tenemos un lugar en la sociedad. En poblaciones negras e indígenas que fueron aplastadas y discriminadas, también necesitan el espacio social de justicia y equidad en una sociedad que aún piensa que hay lugares de jerarquía. Iemanjá es el agua que nos ofrenda la vida y es un mensaje de llegada universal. Hoy tenemos que vivirla de forma diferente.

Interior

En aquel momento fue difuso, que provenía de la comunidad comunitaria de la frontera. Sé lo que es ese trasiego. Uruguay tenía determinadas normativas sanitarias y Brasil otras. No me quedó clara si fue umbanda o evangélico. Estamos en contacto y salir a quebrar un lanza por esa gente, no desde la irracionalidad, tenemos que cuidarnos todos, con o sin religiones. Hubo gente que prefirió pagar la multa y hacer la fiesta igual. Sin embargo la gente no se cuida debidamente, es una cuestión en el sentido común. Todos deberíamos comprender el mensaje, sea religioso o no. Iemanjá es una fiesta de paz y una linda expresión de diversidad cultural. Para poder volver debemos tener que hacer este sacrificio hoy y seguramente volveremos a abrazarnos.

Iemanjá es una fiesta de una magnitud que necesita cierta contención e infraestructura. La intendencia nos está ayudando a desalentar a concurrir a las playas y con la logística para llevar los alimentos a las ollas populares. El Ministerio del Interior y Prefectura también está ayudando a que la gente no se aglomere.

Hay mil razones de fe que son difíciles de comprender pero son necesidades humanas. Iemanjá no se puede suspender, se iba hacer o ser, porque está adentro del calendario. Esas fechas son nuestras, por eso era la preocupación porque la gente va querer acercarse igual. Es parte de la cultura afro y también de la cultura uruguaya. Iemanjá es una muestra de convivencia, de paz y de bendición para todo el pueblo que la sienta porque hay una energía particular así la tengamos que celebrar desde nuestras casas.

Un nuevo 2 de febrero invita a celebrar la fiesta de Iemanjá, la diosa del mar: ¿qué se le puede pedir y cómo?

Abordamos el tema junto a la mae Susana de Oxum. "La religión no tiene colores y la abraza el que la siente", reflexiona.

Aprendimos del Día de Iemanjá junto a la mae Susana de Oxum

El 2 de febrero se celebra una fiesta del afro-umbandismo que se celebra en las playas para dar regalos a la diosa del mar. Cami recorrió puestos que venden artículos para hacer ofrendas.

Conflicto entre diputadas por presuntos comentarios racistas

La frenteamplista Susana Andrade criticó a Gloria Rodríguez pero luego se disculpó.

“Gloria Rodríguez te pido disculpas. Si mis comentarios no fueron felices, si te sentiste agraviada, realmente entiendo que estuve mal”, sostuvo la diputada suplente del Frente Amplio Susana Andrade.

El tuit de la diputada del Frente Amplio acerca de Gloria Rodríguez, después de tener una discusión con ella en la Comisión de Derechos Humanos, fue lo que impulsó la disculpa.

Los legisladores estaban por votar una declaración sobre Venezuela que los frenteamplistas habían apoyado, pero a último momento decidieron retirar su voto. Eso generó descontento en la diputada nacionalista, y enojada Andrade le respondió en las redes sociales.

La diputada suplente habló con Telemundo y dijo estar preocupada por los comentarios que la acusan de racista, y explicó lo que quiso decir.

“Asociamos siempre a las comunidades más relegadas, a los colectivos afro, al trabajo de nuestro gobierno del Frente Amplio porque hemos tenido un espacio, porque hay cantidad de leyes que respaldan a las comunidades relegadas. No demonizo a ningún partido político. Creo que lo asocié por eso, porque es llamativo que una persona de orígenes humildes esté en una fuerza política que no tiene trayectoria en la lucha de los discriminados históricamente”, opinó Andrade.

Para la diputada, estuvo mal que los diputados hayan tratado el tema en la cámara sin su presencia porque no pudo defenderse.

“Había otras vías para tratar el tema para que yo tuviera la oportunidad de estar presente mientras se hablaba tan mal de mí.  Sobre todo para tildarme de racista, que además es un delito. Y no se puede livianamente tildar a alguien de racista”, dijo Andrade.

Telemundo contactó a la diputada nacionalista Gloria Rodríguez sobre su postura en el conflicto.

“Lo más importante es el respaldo a lo que presentamos por la cuestión de fueros. Dije que lo iba a tratar y así lo hice. Doy el tema por cerrado”, contó Rodríguez. “Más allá del tema racismo, acá se habló de manipuladores en la comisión de derechos humanos, y es una acusación sumamente grave”, agregó.

“El tema de negros no me molesta para nada, porque soy una persona negra y lo llevo con honor. No acepto que se use como forma despectiva”, aclaró la diputada.

Sobre las declaraciones de Andrade en referencia a la historia del Partido Nacional, Rodríguez dijo:

“Discriminación, intolerancia política y falta de conocimiento de la historia del Partido Nacional. La persona se olvida que el responsable de la abolición de la esclavitud fue el presidente Manuel Oribe”. “No se puede ser tan intolerante en la política y considerar que hay un solo partido que es el que puede albergar a personas humildes”, opinó Gloria Rodríguez.

Consultada sobre la aceptación de las disculpas de Andrade, la diputada Rodríguez planteó una precisión sobre los medios en que se hizo:

“No lo voy a hacer, voy a acudir al cuerpo”, sentenció.

Celebración de Iemanjá y planteo para que sea feriado

En Esta Boca es Mía debatimos junto al antropólogo Nicolás Guigou y por teléfono conversamos con la diputada y mae Susana Andrade.

La diputada por el FA Susana Andrade se quejó públicamente de lo que tiene que pagar por el Fondo de Solidaridad

Dijo que hay voracidad fiscal y que el fondo está funcionando mal.

Esta fue la publicación en Facebook de la diputada:

andrade

Según publicó el diario El País, la diputada sostiene que hay meses en los que no tiene el dinero suficiente para pagar porque es diputada suplente. Además, en verano se queda sin seguridad social y no tiene el dinero que el Fondo de Solidaridad le exige que pague.

Para ella, esta es una de las tantas realidades de los egresados de la UdelaR y debe ser contemplada.

“Esta situación se ha ido de madre”, afirmó a Telemundo.