Muerte del expresidente Tabaré Vázquez

La huella de un antes y un después en la izquierda. Lo comentamos con el analista político Esteban Valenti.

María Julia Muñoz recordó a Vázquez como un hombre con un profundo amor por el país y comprometido con el Frente Amplio

Muñoz integró el equipo de Tabaré Vázquez en la Intendencia de Montevideo y en los dos períodos en el gobierno nacional.

 

 

Mariano Arana: "Tabaré deja una tenacidad para enfrentar los problemas"

Repasamos los comienzos de Tabaré Vázquez en la política con el exintendente de Montevideo.

El recuerdo a Tabaré Vázquez del Club Atlético Progreso

Conversamos con el gerente del club de La Teja para conocer las anécdotas de la presencia del expresidente en la cancha de los gauchos del pantanoso y cómo era su amor por el fútbol.

Gerardo Caetano: "Vázquez cambió la izquierda en una lógica decisionista; a la izquierda le hizo un gran favor"

El politólogo e historiador analizó la figura política del expresidente Tabaré Vázquez y cuál es el legado que le deja a la vida política del país.

Tabaré Vázquez fue el primer intendente del Frente Amplio en Montevideo, en 1990; luego fue el primer presidente de esa fuerza política, en 2005; y después se convirtió en el primer mandatario de izquierda en ser reelecto en 2015. Su muerte implica el cierre de un ciclo para la historia de su partido y también para la de todo el país, que ayer lo despidió a sus 80 años.

Análisis de la figura de  Vázquez

Fue un gran presidente en la primera presidencia y creo que en la segunda presidencia no cumplió con las expectativas que se tenía. El cambio económico a nivel internacional fue muy fuerte y la mayoría de los países entraron en recesión. Lo importante fue no haber perdido lo que se había acumulado, pero eso no colmó las expectativas. Ese electorado en primera vuelta que le otorga al FA nueve puntos menos que en el 2014 es la expresión de descontento. Era un piso importante, pero no tenía nada que ver con la primera vez.

Vázquez entorno a la presidencia luego de una revolución electoral que él fue el protagonista. Vázquez hacía 20 años que era el dirigente popular más importante del Uruguay y la popularidad de Mujica vino después. Tuvo un ascenso impresionante en el caudal electoral del Frente Amplio. Tal vez “caudillo” no sea la palabra más adecuada. Incluso él reugia de esas palabras. Vino bien de abajo y quizá fue el que vino más de abajo. Él era muy orgulloso de eso. A él no le contaba lo que era la pobreza. Sabía lo que era la pobreza. Eso le permitió llegar al Frente Amplio a estratos sociales y a barrios a lugres que no había llegado. El FA tenía fuerte apoyo en la costa. Después de Vázquez en barrios como La Teja , Cerro o Casabó era una presencia muy contundente.

En la primera presidencia él distribuyó su gabinete en dos. De un lado los principales líderes y en otro la gente de su confianza que lo había apoyado en la Intendencia de Montevideo. En la segunda presidencia fue una sorpresa. A los dos días ya tenía armado su gabinete. Generó malestar. No estaban los líderes y tampoco habían estado consultados. En la segunda presidencia tuvo una capacidad de ejercicio del mando muy fuerte. No era el gabinete como el primero representativo como el primero.

Influencia de Mujica en la segunda presidencia

Influyó poco. Tenían estilos absolutamente diferentes. Un día Tabaré Aguerre me dijo que vio una experiencia impresionante desde Mujica a Tabaré. Son dos estilos de gobierno totalmente contrapuestos.

Vázquez es un liderazgo completamente diferente en la historia larga de la política. No tuvo la militancia tradicional. Prefirió el estudio, el barrio. Entra en política partidaria tardíamente en 1983 acompañando procesos. Muy diferente a todos los liderazgos del siglo XX. Él venía de abajo. Hacer política y conversar en reuniones interminables no era lo de él. Tenía un liderazgo que era muy distinto a los partidos de izquierda. Cambió la izquierda en una lógica decisionista. A la izquierda le hizo un gran favor. Él era un hombre con gestión y ganador. Fue exitoso en su carrera médica. Fue exitoso también en su adhesión deportiva, en la liga universitaria. En el 1989 el Frente venía de una ruptura. Él desde el primer momento fue a ganar y ganó. Su liderazgo en la izquierda fue admirable. En el 94 y 99 había una distancia grande con Astori. Con Seregni también había diferencias.

Lo hacían hablar primero a Tabaré. Luego Astori y luego Seregni. Aceptó dos veces ese formato y luego no aceptó más. Tenía un perfil popular. Astori tenía todos los doctorados posible en frenteamplistas. Tabaré era un recién llegado. El pueblo lo eligió.

Hablamos de grandes figuras. Tabaré tuvo una relación muy polémica con Sanguinetti y muy enfrentada. Con Lacalle fue una especie de impronta que se llevaron bien de primera. Lacalle venía del otro lado del estrato social. En esa cosa informal pudo enganchar. Estaba Sanguinetti, Lacalle Herrera y estaba Jorge Batlle. Las dos dinastías del republicano de Uruguay. Sanguinetti tenía 65 años de vida política.

Primera presidencia

La interna frenteamplista se reconstruyó. La despedida final de Seregni fue impresionante. Mujica, Astori y Vázquez. Vázquez lo pudo hacer, salvo en este último quinquenio, con un enorme capacidad de articulación. Era un hombre ganador, un gestor. Le gustaba el ejercicio del mando. Era un líder muy vertical. Un centro quirúrgico su gabinete. A él le gustaba mandar y encausó al Frente Amplio. A él le provocaba satisfacción el pueblo a  pueblo y el barrio a barrio. El vínculo directo con el barrio.  Una dimensión insuperable fue la dimensión del médico. El año pasado cuando dijo que estaba enfermo dio una enseñanza republicana. A un mes del fallecimiento de su esposa lo dijo públicamente y tiró esa bomba. Era un hombre muy orgulloso en el buen sentido. Tabaré tenía esa cuestión de formalidad. Terminó con una prestancia que todos decían que estaba en el lugar. En ese mano a mano con la muerte se muestra enfermo, en la caída y asume y genera un impacto profundamente emocional. Es una figura muy particular. Dejó muchas frases. No era un filósofo como Mujica, pero había ciertas frases que él tomaba. A mí me quedó una que repitió mucho en el último tiempo y expresa bien la vida de él: “No hay destino en soledad”. Desde el comienzo él buscó asociarse al barrio, al deporte, a la sociedad civil, luego al Frente Amplio. Siempre buscó una referencia colectiva.

Ayer en medio de una pandemia la gente veía el fervor. Adherir a un partido político no solo es adherir a una idea, sino que es adherir a una tradición, afectos. Tabaré va a ser un referente frenteamplista. Estas grandes figuras cuando mueren por supuesto que no pasan y pasan a tener una referencia más general.

Su primera presidencia tuvo logros como la reforma fiscal. En américa Latina son muy pocos los países que la hicieron. Si hoy enfrentamos la pandemia así es porque hubo una reforma de la salud con el sistema integrado de salud. La legislación laboral. Desde el 1992 que no había consejos de salarios. Le dieron a los trabajadores elementos muy fuertes. Fue muy exitosa la primera presidencia. El gran debe fue la reforma educativa. Es la reforma pendiente.

La gran novedad de la plataforma de 2014 era el circuito integrado de cuidados. Él quería darle relevancia y no fue. Uno de los temas más importantes como el sistema de cuidados fue fusionado con la elección de capacidad y ahí hay una clave porque incorpora el trabajo no remunerado que por lo general lo hace la mujer siempre. Si no discutimos eso cuando hoy cada vez más se sabe que la primera infancia es más decisiva, ¿de qué hablamos cuando hablamos de igualdad social?

Rodolfo Nin Novoa: "Tabaré era un gran demócrata, republicano y humanista"

El exvicepresidente y excanciller recordó a su compañero político con el que recorrió 30 años de vida política y amistad.

La noticia

Ayer de mañana por un amigo que me mandó a las 6.30 de la mañana aprox. A partir de ahí me fui a Montevideo, fui por el día y pude llegar a Martinelli, allí me despedí de él y de su familia, con mucho dolor, fueron 30 años de compañerismo, con todas sus vicisitudes, buenas y duras, supimos atravesar con mucha amistad, empatía, mucha camadería y compromiso. Fue un día muy triste para mí y lo sigue siendo.

Tengo muchas imágenes, primero de la persona, Vázquez como persona era un ser excepcional, que se ponía siempre en el lugar del otro, que sabía escuchar, dar buenos consejos, como persona era un ser superior. Era un gran demócrata, republicano y humanista. Esa profesión de médico oncólogo, de luchar por la vida, Tabaré tenía esa magia de ponerse en el lugar del otro y dar esperanzas y expectativas.

Un libro de Barack Obama que decía de otra persona y creo que se aplica en Tabaré, además de todo lo importante que hizo era como hacía sentir al pueblo, dar esa esperanza y expectativa, de que podíamos tener un país con desarrollo, unidades, educación y salud para todos. Eso lo logramos sin dudas.

Último contacto

La última conversación que tuvimos después de las elecciones municipales. El tenía como una especie de agradecimiento. Él me apoyó mucho. Hablábamos habitualmente, hasta las últimas semanas, yo le decía quisiera ir a verte, pero él me decía que le prohíban que lo vayan a ver por todo el contexto actual. El 1 de marzo de 2020 fue la última vez que nos vimos.

Primeros contactos

Empezamos a trabajar juntos, a descubrir nuestras afinidades con temas nacionales, pero cada uno en la intendencia que gobernaba, él Montevideo y yo en Cerro Largo. La ley de empresas públicas fue la primera que nos juntó en actos comunes en el que hablamos de la necesidad de derogar aquella ley y juntamos firmas. Otro momento fueron otras leyes y coincidíamos en posiciones, fuimos profundizando no solo la política, sino una amistad que duró 30 años.

Legado

Significa el final de un liderazgo muy potente y productivo. Un hombre que supo llevar la fuerza política a su destino, que era llegar al gobierno, hizo grandes transformaciones, plan de emergencia, plan de salud, la reforma tributaria, la agenda de derechos sociales, el Plan Ceibal, fueron todas iniciativas que pudo lograr Tabaré, acompañado por un grupo de hombres y mujeres que estaban comprometidos con la causa. Se va un gran demócrata, un gran republicano, se va de la tierra, pero vivirá en el corazón de la mayor parte de los uruguayos.

Segundo gobierno

Cuando usted avanza sobre los temas principales, el empleo, la pobreza, la educación, la tecnología, la salud, es más difícil seguir haciendo cosas nuevas, hay que profundizar lo que se comenzó. El plan de cuidados es un logro de esta última administración, el impulso que le dio en el plano internacional, el acuerdo de Europa, el acuerdo con Chile, donde él ponía mucho esfuerzo y fuerza. Todos los ministros y ministras estábamos comprometidos.

Hasta ahora a Tabaré lo defino como el mejor presidente que tuvo Uruguay.

Tabaré Vázquez y la medicina: siempre acompañó su gestión política y en la presidencia

El expresidente impulsó la reforma del sistema de salud, una política antitabaco y vetó la ley del aborto sin importar las consecuencias en la interna frenteamplista.

Oscar Botinelli tras el fallecimiento de Tabaré Vázquez: "Es el cierre de una etapa"

El politólogo se analizó la figura política del expresidente, su huella como dirigente político y cómo ve el futuro político del Frente Amplio sin su figura.

Es un cierre de una etapa de una generación en una etapa en donde ya se hizo el relevo en marzo con la asunción de Lacalle Pou como presidente de la República.

Aporte de Tabaré Vázquez

Él aporta una serie de cosas a la izquierda y al país. En primer lugar, fue un hombre esencialmente pragmático. En su primera presidencia tuvo un gran feeling con el presidente de Estados Unidos George Bush junior y de gran simpatía con el presidente y expresidente de Cuba Raúl y Fidel Castro. Jugó con ambos con la misma aproximación. Ese pragmatismo lo llevó a no tener líneas políticas rígidas al punto que en los dos temas que él fue duro e intransigente lo calificaría como temas pre políticos. Temas que su postura la asumió mucho antes de que él supiera que iba a acceder a la vida política. Uno de estos temas fue el tabaquismo y el aborto. Enfrentó a la casi totalidad del espectro político casi al fin de su primera presidencia.

Fue un hombre que llegó tarde a la política. No fue legislador nunca ni tampoco fue militante. Fue rupturista en el estilo discursivo. El estilo fue más racional del discurso ordenado. Apareció como un predicador. Un hombre que se paseaba por los escenarios con una especie de diálogo con los interlocutores. Sus dos grandes referencias en el discurso eran la Biblia y Las venas abiertas de América Latina de Galeano.

Lograba una gran confianza hacia la persona de tipo personal, que no era una confianza política.

Tabaré Vázquez sorprendió con su candidatura. Vázquez estaba en la dirigencia del futbol y fue el candidato a presidir la Asociación uruguaya de Futbol.  Fue casi un candidato de transición, cosa que en política ocurre. Cuando empieza la campaña se empezó a descubrir ese hombre con esas características. Llega a ser intendente con esas características y aparece un nuevo personaje como el Tabaré Vázquez político y candidato. En el 1996 se consolidó y a partir de ahí era ya ver cuándo íbamos a ver.

Próxima etapa del Frente Amplio 

Sin Tabaré Vázquez y sin Mujica el frente está abocado a un recambio generacional. Empieza una nueva etapa con figuras nuevas como la intendenta de Montevideo y de Canelones. Nuevos senadores como Bergara o Oscar Andrade. Tiene que encarar una nueva etapa de ser oposición por primera vez después de haber sido gobierno. Esta nueva etapa le supone todo un análisis de lo que pasó: de sus éxitos, de sus errores, de sus fracasos con nueva gente y con una reconformación incluso de los sectores del FA que ya empezó a darse.

Mariano Arana sobre Tabaré Vázquez: "Era una persona que estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano"

El exintendente de Montevideo lamentó la muerte del exmandatario. "Nunca pensé que iba ser tan rápido", dijo sobre la partida de Vázquez.

El barrio La Teja recuerda al expresidente Tabaré Vázquez

Vázquez iba con su esposa hasta el bar La Razón, hacían la fila como todos los vecinos y encargaban pizza.

Tabaré Vázquez: el primer intendente de izquierda en Uruguay

El video homenaje al expresidente por parte de la Intendencia de Montevideo. La rebaja del boleto, la descentralización y la revisión impositiva para que pague más el que tiene más fueron algunas de las prioridades de su gestión.

Lacalle Herrera: "Vázquez fue un trinfador que labró su propio destino"

El expresidente recordó la figura del exmandatario y destacó su figura como dirigente político.