En el primer trimestre de 2019 cerró un tambo cada 48 horas

Si no se revierte la situación en cinco años, no habrá más productores familiares, según un análisis de la Asociación Nacional de Productores de Leche.

Si el cierre de tambos continúa al mismo ritmo que tuvo durante el primer tramo del 2019, en cinco años no habría más productores familiares. Según un análisis de directivos, en el primer trimestre 2019 un tambo cerró cada 48 horas, considerando las altas y bajas de matrículas en Conaprole y datos del cumplimiento de obligaciones con el fondo lechero.

Hubo un promedio de 24 cierres por mes, lo que se puede proyectar a 288 tambos por año.

La asamblea de productores lecheros se declaró en emergencia máxima

Lo hicieron "en función de la crítica situación que vive la familia tambera", que implica "la desaparición de un productor por día".

En la misma resolución, con fecha de este viernes 21, reclamó al presidente Vázquez “implementar medidas urgentes” para evitar la pérdida de más productores, y rechazó, por “impertinentes e injustificadas”, las opiniones de que sus planteos tienen “intencionalidad política”.

Asimismo, la asamblea solicitó al directorio de Conaprole que inicie “medidas judiciales” para cobrar el saldo de la deuda de Venezuela, y encomendó a las gremiales lecheras a recorrer todos los caminos posibles para ese mismo fin.

La Asociación de Productores de Leche se reunirá el próximo lunes.