Diego Durand: "Se está trabajando de qué manera ser más justos en el subsidio del supergás"

El vicepresidente de ANCAP habló sobre la revisión al subsidio del supergás, los cambios que impulsarán en el subsidio, y la posibilidad de aumentos y bajas diferenciales en el precio del supergás. También comentó sobre la ampliación de la denuncia de UTE sobre Gas Sayago y los gastos con tarjeta corporativa en Gas Sayago.

Subsidio al supergás

No hay ninguna decisión tomada sobre el tema. No se ha dicho que el subsidio se vaya a terminar sino lo que se está trabajando es de qué manera ser más justos. Esta administración lo que hace es no ocultar absolutamente nada a la ciudadanía, transparentar, lo que si es una realidad es el costo, la mochila de ANCAP que carga, los 100 millones de dólares anuales, que significa el costo del GLP para ANCAP. De los 56 pesos del kilo de supergás ANCAP solamente recibe 13 pesos, el resto de la cadena de distribución es impuesto.

Debemos entender que no parecería justo es que un trabajador que cara combustible en su moto esté pagando 4 pesos en el valor de la nafta para subsidiar para que más tiene. El subsidio nace para lograr lo que se llama la escalera de energético y el que esté en sector de vulnerabilidad pueda escalar a otra escala.

Hay situaciones que no son equitativas. Lo que se está trabajando y desarrollando alivianar esa mochila de ANCAP para que eso no se traslade al precio de los combustible.

Estrategia

Se está trabajando en el método, pero aún no hay ninguna definición. El precio del combustible estamos hablando del 4.5 % en los hogares, el supergás tiene una incidencia, se quiso pasar históricamente a la energía, eso no es un día para el otro. Reconocemos que el supergás es una realidad y aquellos más vulnerables lo utilizan para calefaccionarse y la cocción. No me parece justo que el que menos tiene esté subsidiando al que más tiene y que tiene distintos tipos de energéticos en la escalera de energéticos.

Se está trabajando sobre distintos estímulos. Hay gente que no necesita subsidio y que no está pasando por un mal pasar económico. Lo que tenemos que hacer es equitativo en el histórico social. Socialmente se quiso hacer en el pasado y no se logró.

Acá nadie se ha dicho que se va aumentar el supergas, se está trabajando sobre un método de eficiencia para que en la final de la cadena los precios no se trasladan al surtidor. Es un proceso que logre estimular los costos que significa el supergas para ANCAP y esos costos no se trasladen, como ha pasado, al surtidor.

El aumento de la garrafa a 1400 no va pasar. Lo que no puede pasar es que sea parejo para todos. Está todo arriba de la mesa y se está evaluando. No hay ninguna definición sobre el tema.

Precio de la garrafa

No es lo mismo el que tiene una situación de calefacción en la cocina y el otro que tiene una única fuente energética. Estamos tratando de equilibrar y eso va llevar un proceso, no será de un día para otro. Hay que ayudar y proteger al que menos tiene para que la escalera sea lo más justa y equilibrada posible para el que de abajo no tenga que subsidiar al de arriba.

El supergás se mantuvo durante dos años y medio sin aumentos. Significa que en el acumulado el aumento que hubo en junio es una actualización de precio internacional. Ese ajuste significa que está por debajo del índice del salario medio y que está por debajo del IPC en el acumulado de todo el tiempo que transcurrió.

Aún no hay ninguna definición sobre esos precios. Lo que se está haciendo con el nuevo método es transparentar hacia la sociedad, cuánto paga de impuestos, gastos o sobrecostos sociales que tiene ANCAP. Todo eso requiere una equis y aún eso no se ha fijado que es cero. Si miramos los precios de los combustibles a nivel regional, ha aumentado. El mundo no está siendo ayudado debido a la pandemia. Es una situación que ha vivido todo el mundo. De lo que va del año Brasil aumentó porcentualmente mayor que la situación de Uruguay, quiere decir que Uruguay ha tenido una correcta y adecuado manejo de los precios. Acá lo que se está haciendo es transparentar hacia la ciudadanía.

No voy a comentar lo que dicen otras autoridades, lo que le voy a decir es que hay una hoja de ruta trazada de cómo llegar a la mayor eficiencia. Dentro de un par de años lo que habrá que decidir es que esto está laudado o no habrá soluciones.

Lo que hay que entender que es al que hay que ayudar es al más vulnerable y el que menos puede escalar en la cadena. Los estímulos que se generaban para que pasen a la energía eléctrica no es automática para aquellos que menos tienen.

El problema de supergás son 100 millones de dólares para ANCAP, ese costo lo está llevando en la mochila ANCAP y eso impacta en la economía de la empresa. Si el PE define situaciones distintas eso influye.

El Poder Ejecutivo, el presidente, los ministros se van a reunir, a trabajar y evaluar la decisión y la decisión la toma el Poder Ejecutivo, que puede apartarse de lo que diga la URSEA. La definición no pasa por ANCAP, la toma URSEA, la toma el Poder Ejecutivo y la decide el Poder Ejecutivo. En una situación coyuntural especial se decidió no aumentar. El mes pasado fue un aumento muy leve del 0,5 %, cuando en la región hubo aumentos del 25 % hasta 30 % de lo que va del año. Estos aumentos diferenciales llevaron a que el supergás se mantuviera congelado. Eso es una decisión que tomó el Poder Ejecutivo, correcta a mi forma de ver. Lo que va pasar durante los próximos días, no lo sé.

Aumentos

Lo que hay que analizar cuando hablamos de aumento y de la situación de combustibles es el viejo método o el nuevo método. El viejo método no seguía los precios internacionales, es decir, cuando el crudo bajaba se trasladaba, en el 2017 200 millones de dólares pagó la ciudadanía por encima para hacer caja para ANCAP y subvencionar muchas de las fiestas y desarrollismo mágico que hizo ANCAP. 300 millones de dólares en porland, 143 millones de dólares en la planta de cal, inversiones históricas sin retorno, capitalización de 663 millones de dólares . Cuando hablo de los 200 millones lo pagó la gente con el surtidor solamente en el 2017 a diferencia lo que era en lo internacional. Hoy la definición la va tomar el Poder Ejecutivo. Estoy en línea con lo que dice el presidente, pasa que el razonamiento no es lineal. Queremos transparentar y ser justos. Nosotros no ocultamos y decimos las cosas tal cual se reflejan. Es verdad que la coyuntura mundial no está ayudando.

Lo que pasa es que hay que ver el histórico. El 2020 trasccionamos sin aumento. Durante dos años y medio sin aumentos en la gasolina y supergas. Tres años y medio sin aumentos en el gasoil. Estamos en pandemia no era el momento y se mantuvieron los precios. La decisión del Poder Ejecutivo fue que estamos en pandemia y hay que atender a esta situación.

Cuando hablamos de los precios de la ciudadanía significa decirle a la ciudadanía cuánto cuesta estos combustibles. Todo puede ocurrir porque no se ha definido, es una realidad lo del equis, hoy es cero. El equis es el sobrecostos son 2,97 pesos que aún no se han reflejado en el surtidor y esos sobrecostos son los costos que tiene ANCAP históricos sociales, ALUR, GLP y porland, esa es la realidad. GLP es diez veces lo que hoy se pierde el porland.

Gas Sayago

Nosotros acompañamos la decisión de UTE. Entendemos que había que denunciar al a justicia y que esta se encargara de esta situación. Aportamos información y seguimos trabajando. Hoy estamos revisando 85 cajas y seguimos buscando elementos para trasladarlas a la justicia. Cuando la Justicia nos llame aportaremos toda la información necesaria adicional y siguen apareciendo cosas que son irreales. Con tarjetas corporativas se pagaban perfumes para el día de la secretaria, viajes a Seúl, Shanghái, en Holanda pagaban en restaurantes. Rompen los ojos.

Hay gastos de todo tipo, de 2016, de 2014, son 85 cajas. Los hicieron las personas de Gas Sayago, las autoridades, gerentes, gerencias. Los viajes se inician en el año 2007. Desde ANCAP ya se promueven viajes en ese año. Acá se generó una ficción jurídica donde todo era público y se puso una empresa privada que era Gas Sayago, pero que en definitiva era para el manejo de lo público y ahí se gastaba, hasta en los medicamentos gastaban con las tarjetas. Nadie gastaba un peso de su bolsillo o salario. Entradas para las Eliminatorias Rusia 2018. Compras personales que rompen los ojos. Gastos arbitrarios, irreales. Nunca pasó un metro cúbico de gas, pero se gastaba como si el dinero fuera infinito y el dinero es el dinero público de todos los uruguayos.

Tarjeta coorporativa

Cuando asumí la rechacé directamente. Todo el directorio acompañó. En forma conjunta tomamos la decisión de no usarla. Hoy gastamos con tarjeta personal, con el bolsillo de cada director. Argentina nunca estuvo, siempre fue un pretexto, no hay ni un papel firmado de que está.

Lo que hizo útil lo que hizo ANCAP fue denunciar los hechos objetivos. La justicia decidirá quienes son las personas que tendrán que declarar. Todo era irreal, era una gran fiesta.

Estamos haciendo un relevamiento. Es mucho el volumen de gastos, hay 85 cajas de gastos y estamos trabajando para eso. Nosotros presentamos toda información que tenemos en nuestro poder. Cómo se gestionó Gas Sayago está en manos de la Justicia.

En 18 casos se registran gastos por alojamiento pagos con tarjeta corporativa en hoteles de Argentina, España, Venezuela, Cuba y Puerto Rico

En el fallo del Tribunal de Conducta también se adjuntan los gastos que hizo De León en cuatro estaciones de servicio por  un promedio de 2.000 pesos cada vez y en dos restaurantes por un promedio de 3.000 pesos cada vez, estando de licencia.

El senador de la 711 Leonardo De León fue presidente de ALUR entre enero de 2011 y febrero de 2015.  En octubre del año pasado se presentó una denuncia en la justicia de Crimen Organizado por los gastos que De León hizo con la tarjeta corporativa.

En la información que analizó el Tribunal de Conducta del Frente Amplio entre 2011 y 2014 hay gastos en restaurantes por el total de 40.500 pesos que no figura la devolución de IVA en los estados de cuenta con el débito, ni en los períodos posteriores.

En 18 casos se registran gastos por alojamiento pagos con tarjeta corporativa, que figuran en el respectivo estado de cuenta, cuando también hubo entrega de viático. Hoteles de Argentina, España, Venezuela, Cuba y Puerto Rico por una suma de más de 4.000 dólares.

En el fallo del Tribunal de Conducta también se adjuntan los gastos que hizo De León en cuatro estaciones de servicio por  un promedio de 2.000 pesos cada vez y en dos restaurantes por un promedio de 3.000 pesos cada vez, totalizando unos 15.000 pesos de gastos que hizo con la tarjeta corporativa mientras estaba de licencia.

Un informe presentado a la Justicia, en febrero de este año, concluyó que el senador gastó casi 5.000 dólares con la tarjeta corporativa en viajes no oficiales cuando era presidente de ALUR pero que no coincidían con viajes oficiales de la compañía. Los gastos son en restaurantes y hoteles del exterior.

El informe de la Secretaria para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, el Instituto Técnico Forense y  la Unidad de Información y Análisis Financiero presentado a la jueza especializada en Crimen Organizado, Beatriz Larrieu, detalla los gastos con las tarjetas corporativas de ALUR.

De acuerdo a aquel informe publicado en El País, se señala que el legislador utilizó la tarjeta corporativa para pagar erogaciones por 8.455 dólares en viajes al exterior que tienen fecha de salida pero no de retorno, por lo cual el equipo técnico no podía informar sobre ellos.

Si bien el fiscal de Crimen Organizado, Luis Pacheco, pidió en mayo de este año el archivo de la denuncia contra De León, el Tribunal sostiene que si bien el caso está cerrado en la justicia obvio que no es lo mismo la investigación del juzgado que busca delitos.

También recuerda que el fiscal clausuró pero dijo en su fallo: que “los ejemplos demuestran un uso claramente indebido de la tarjeta” y que De León “ha incurrido en conductas contrarias al principio de probidad en la función pública”. Y “despreocupada administración de dineros en un 90,7 % se trataba de dineros públicos”.

Investigación interna de Ancap concluyó que no hubo pérdida de comprobantes de los gastos que realizó Sendic

El ex vicepresidente había señalado que los documentos estaban dentro de una caja que desapareció.

La investigación concluyó que no hubo comprobantes de gastos más allá de los que están archivados, dijo una fuente de la investigación al Semanario Búsqueda.

El proceso “no arrojó evidencia alguna” de que se hubiera perdido documentación. Se buscaron los comprobantes y no una caja porque “no se hizo en base a las declaraciones de nadie”, señaló el informante. Dijo también que no tienen previsto enviar la información a la justicia porque fue una investigación interna.

Sendic había señalado que muchos de los gastos que realizó con la tarjeta corporativa de Ancap se justificaron con comprobantes que estaban en una caja, que nunca fue encontrada.

Sus gastos en ropa, libros, joyería, electrónica y supermercados fueron investigados por la Justicia y también por el Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, que consideró que tuvo “un modo de proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos”.

Fiscalía pidió archivo de la denuncia contra De León por el uso de tarjetas corporativas en ALUR

Pacheco explicó que cuando el senador presidía ALUR no existía una reglamentación.

El fiscal de Crimen Organizado Luis Pacheco pidió el archivo de la denuncia contra el senador frenteamplista Leonardo De León por el uso de las tarjetas corporativas de ALUR.

Pacheco explicó en su fallo que en el momento en el que De León presidía ALUR no existía una reglamentación para el uso de tarjetas corporativas, así como tampoco existía la exigencia de entregar comprobantes de gastos.

En tanto, el fiscal también pidió el archivo de las actuaciones para el caso del exdirector colorado de Ancap.

García Pintos calificó de “sobreabundante” la declaración del Directorio nacionalista sobre el uso que le dio a la tarjeta corporativa del BROU

El exdirector del BROU reiteró que él entiende que actuó correctamente “al utilizar los retiros de dinero en efectivo” para el partido, “ya que la prohibición vino muchos años después.”

El exdirector nacionalista del Banco República Pablo García Pintos calificó de “sobreabundante” la declaración del Directorio blanco sobre el uso que le dio a la tarjeta corporativa del BROU para pagar sus obligaciones partidarias.

El exjerarca del Banco República consideró que como ya se desvinculó del partido, la desafiliación le parece un “saludo a la bandera”.  García Pintos dijo a Telemundo que presumía una declaración de este tipo.

El exdirector del BROU reiteró que él entiende que actuó correctamente “al utilizar los retiros de dinero en efectivo” para el partido, “ya que la prohibición vino muchos años después.”

La reglamentación del uso de la tarjeta corporativa es de 2005, durante la gestión de Fernando Calloia.

García Pintos sigue esperando que el Banco República le confirme cuánto tiene que pagar.

Según lo que él mismo calculó, por el uso de la tarjeta corporativa entre 2000 y 2005 debe 1.160 dólares y 331 mil pesos, de los cuales 150 mil fueron aportes al Partido Nacional, al herrerismo y al Instituto Manuel Oribe.

El exdirector blanco asegura no recordar por qué en 2001 comenzó a pagar de esta manera, pero dijo que “debe haber habido algún “fastidio” del partido para que se pagara con la tarjeta”.

Fueron retiros mensuales de unos 100 dólares, de acuerdo al valor actual.

García Pintos devolverá lo que gastó con la tarjeta del BROU; $ 150.000 fueron aportes al Partido Nacional

En el período 2000-2005, el exjerarca gastó 1.160 dólares y 317.000 pesos con la tarjeta corporativa.

El exdirector nacionalista del Banco República Pablo García Pintos devolverá los 317.000 pesos que gastó con la tarjeta corporativa de la institución.

De ese monto, 150.000 pesos fueron aportes al Partido Nacional.

En el período 2000-2005, García Pintos gastó 1.160 dólares y 317.000 pesos con la tarjeta corporativa del Banco República.

Del monto en moneda nacional, 150.000 pesos fueron a su partido: al herrerismo y al Instituto Manuel Oribe.

García Pintos confirmó a Telemundo que esos aportes los hizo a través de retiros mensuales de los fondos de la tarjeta corporativa. Se efectuaron durante cuatro años, entre 2001 y 2005.

El exjerarca ubica en el concepto “gastos empresariales” los restantes 167.000 pesos. Esto incluye regalos de casamiento o adquisiciones en una casa de decoración de México.

El exdirector blanco había manifestado su intención de devolver lo gastado con la tarjeta corporativa, y por eso solicitó al BROU que le informara el monto.

Esta semana, recibió un sobre del banco con las 60 liquidaciones de la tarjeta corporativa en el período 2000 – 2005.

El BROU no presentaba la liquidación total, por lo que la hizo él. Ahora García Pintos pidió a la gerencia general que ratifique su cálculo. También quiere devolver lo gastado entre el 95 y el 99, pero desde el banco le respondieron que todavía están buscando los registros.

La Comisión de Ética del Partido Nacional concluyó que García Pintos hizo un “uso indebido con la tarjeta corporativa que le fue entregada” y que su conducta es “censurable”.

Jutep considera que el Leonardo De León usó de forma injustificada la tarjeta corporativa de ALUR

A raíz de esto, la junta entiende que De León violó varias normativas vigentes.

Según el informe que la Jutep remitió al juzgado de Crimen Organizado, el senador Leonardo De León usó la tarjeta corporativa de la empresa estatal ALUR en viajes al exterior que no fueron en ejercicio de sus funciones.

El documento, publicado por Telenoche, señala que se constató el uso reiterado de ese medio de pago en situaciones donde los gastos del expresidente de ALUR estaban cubiertos por viáticos.

Existen al menos 130 situaciones en que los gastos no fueron justificados. Se indica además que los importes fueron significativos.

A raíz de esto, la Jutep entiende que De León violó varias normativas vigentes.

El diputado Placeres criticó especialmente los gastos de exdirectores del BROU durante la crisis del 2002

"García Pintos sacó 35 salarios mínimos en el 2001 y 37 en el 2002", afirmó el legislador emepepista.

El diputado frenteamplista Daniel Placeres negó que la difusión de los gastos de la tarjeta corporativa del Banco República por parte de exdirectores nacionalistas y colorados esté vinculada al pedido de procesamiento de Raúl Sendic y otros ocho exjerarcas de Ancap.

El legislador por el MPP abogó, además, porque se apruebe rápidamente la ley de financiamientos de partidos políticos.

En este sentido, en el programa Desayunos Informales, Placeres afirmó:

En febrero de 2017 hice un pedido de informes sobre los fondos públicos que el BROU le otorgó del 95 para adelante a empresas privadas. No fue que estrictamente fuimos a las tarjetas corporativas. Ahí el BHU dice que su directorio no usa tarjetas corporativas. Y por un pedido de acceso a la información voy acceder a los datos de la CND.

En las primeras semanas de noviembre me llegó la información del BROU: llega mucha documentación, por lo que armamos un equipo de trabajo. Arrancamos a principios de diciembre y terminamos ahora. No quisimos tapar nada, como dicen algunos. Además, esto va a seguir, porque hay más información.

Lo que planteamos es que hay que reconocer que hay errores, sea del sector que sea. Lo más grave que pasó es que yo con un pedido de informes marco que se sigue detectando un uso indebido de las tarjetas. Cuando salió García Pintos a decir que los fondos iban a pagar a las arcas de sus sector ahí se desató todo lo otro.

Lo que yo tenía era que él sacó 35 salarios mínimos en un año, en el 2001. En el 2002 sacó 37 salarios mínimos. Todo eso en plena crisis.

García Pintos tiene una posición de patricio, de sentirse padre de la patria. Algunos se sienten fundadores de esta nación. Él planteó esto como algo natural y normal, como que él lo hacía por naturaleza y como que estaba bien.

Mi deber como diputado fue investigar. Hasta ahora, nadie investigó sobre todas las empresas que le deben al país.

El problema de García Pintos es que dijo que el error era colectivo, que él lo hizo en función de un colectivo, involucrando a otros, porque en su visión el tema está naturalizado, y agregó que todos estaban de acuerdo.

¿Cómo se van a anular las tarjetas corporativas? Lo que hay que anular es el efectivo, porque después no viene la justificación de para qué se usó. Las tarjetas son un buen instrumento, que debe usarse bien.

Lo que detonó y explotó fue la declaración de García Pintos, no el informe de Daniel Placeres. Esto no afecta a la democracia; al contrario, nos da transparencia y eso la fortalece.

Ahora quiero acelerar la ley sobre la financiación de los partidos políticos, que ya tiene media sanción del Senado. Eso va a ayudar a seguir dando la imagen de que buscamos elementos de mayor transparencia. Necesitamos más agilidad en este tema. Es conveniente esta ley para poder seguir transparentando y dejar en evidencia cuando existe el mal uso de fondos públicos.

García Pintos cree que "quieren pegarle a Lacalle para pegarle a su hijo" al involucrarlo en gastos con tarjeta del BROU

"La gente se hartó del sistema del doble discurso", afirmó el exjerarca.

El exdirector nacionalista del Banco República (BROU) Pablo García Pintos afirmó que los gastos que hizo con la tarjeta corporativa a fines de los años noventa y los primeros del dos mil estaban aceptados por todo el sistema.

No obstante, “dado que la sociedad uruguaya ha cambiado y se escandaliza por aquello”, devolverá todo lo que gastó entre 1995 y 2005.

García Pintos defendió sus gastos con la tarjeta corporativa del Banco República. En el programa “En Perspectiva”, el exdirigente blanco afirmó que todo estuvo en el marco normativo del momento.

“Para nada era secreto ni clandestino, ni por debajo de la mesa. Era un mecanismo que siempre hice”, afirmó.

García Pintos consideró que si bien esa práctica era aceptada, la sociedad cambió.

“La sociedad uruguaya ha cambiado en estos 20 años. La gente se hartó del sistema del doble discurso y de llevar sobre sus espaldas un gasto estatal que no corresponde con lo que el Estado le da al ciudadano”, agregó.

Por el impacto que tuvo sus dichos en radio Sarandí la semana pasada, García Pintos renunció al Partido Nacional y aún no sabe si concurrirá o no al Comité de Ética del partido si lo convocan.

Además, afirmó que devolverá cada peso gastado.

“Voy a devolver lo cuestionado y lo no cuestionado, del 95 al 2005. Todo lo que gasté. Le voy a pedir a la gerenta general que me diga cuánto debo, como si no hubiera tenido tarjeta corporativa.

Yo no me chupo el dudo. Le quieren pegar al doctor Lacalle para pegarle al hijo”.

Exdirector del BROU renunció al Partido Nacional y está dispuesto a devolver el dinero gastado con la tarjeta corporativa

García Pintos dijo a Telemundo que tiene "tranquilidad de conciencia".

El exdirector nacionalista del Banco República Pablo García Pintos renunció al Partido Nacional: dijo que está dispuesto a devolver los fondos usados con su tarjeta corporativa. La información fue adelantada por el programa Claves Políticas de Nuevo Siglo.

El exdirector dijo a Telemundo que tiene “absoluta tranquilidad de conciencia” en relación al uso de la tarjeta corporativa, que no tenía marco regulatorio en los dos períodos que actuó en el banco estatal.

Aseguró que está  dispuesto a devolver hasta el último centésimo de lo gastado en tarjetas corporativas en esos dos períodos.

Afirmó que ya le comunicó al presidente del Directorio del Partido Nacional su renuncia al partido.

Según informó el Semanario Búsqueda, entre el 2000 y el 2005 García Pintos hizo 181 compras con la tarjeta corporativa del BROU por un monto de más de US$ 12.000, entre ellas en el bazar Gran Cuchillería de España o en México, durante un viaje que no figura en el registro oficial del banco, en decoración y artesanía “Tejidos Zapotecos”.

Además, reveló en Radio Sarandí que utilizó fondos de esa tarjeta para hacer aportes al Partido Nacional.

El presidente del Directorio blanco dijo a Telemundo que valora positivamente la renuncia al partido y la decisión devolver el dinero: Luis Alberto Heber agregó que esto desactiva la eventual comparecencia de García Pintos ante la Comisión de Ética del partido (porque la resolución que hubiera tomado es la de la expulsión.)

En otro orden, el fiscal Enrique Rodrigúez confirmó a Telemundo que recibió del fiscal  de Corte, Jorge Díaz, las grabaciones de la entrevista a Garcia Pintos en Radio Sarandí.

Dijo que el tema se tratará como cualquier otra denuncia.

Heber: "Vamos a ser tan duros con García Pintos como lo hemos sido con Sendic y con De León"

El presidente del directorio del Partido Nacional fue consultado sobre la situación de García Pintos, que admitió usar la tarjeta corporativa del BROU para hacer aportes al partido.

En una entrevista radial en Sarandí, el ex director del BROU entre 2000 y 2005 admitió haber usado la tarjeta corporativa para hacer aportes al Partido Nacional. Sobre este tema fue consultado Luis Alberto Heber. Esto fue lo que dijo el presidente del directorio nacionalista:

Es una barbaridad. El directorio ya comenzó una investigación por orden mía del tema. Estoy citando a la comisión de hacienda en forma urgente. Vamos a pasar el tema a la comisión de ética y nos parece desde todo punto de vista una barbaridad el uso de la tarjeta y los comentarios y manifestaciones que hizo García Pintos sobre la justificación del uso. Vamos a ser tan duros con él como lo fuimos como Sendic y De León. Primer orden en casa para poder hablar y condenar otros hechos similares que lamentablemente nos estamos enterando ahora".

Informe señala que De León gastó casi 5.000 dólares con tarjeta corporativa de ALUR durante viajes no oficiales

El exjerarca dijo que hay errores en el informe que se remitió a la Justicia y que tiene documentación para justificar cada gasto.

Un informe presentado a la Justicia concluye que el senador frenteamplista (Lista 711) Leonardo De León gastó casi 5.000 dólares con la tarjeta corporativa en viajes no oficiales cuando era presidente de ALUR. Los gastos son en restaurantes y hoteles del exterior.

El informe de la Secretaria para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, el Instituto Técnico Forense y  la Unidad de Información y Análisis Financiero presentado a la jueza especializada en Crimen Organizado, Beatriz Larrieu, detalla los gastos con las tarjetas corporativas de ALUR.

De ese documento se desprende, según informó el diario El País, que el senador De León gastó casi casi cinco mil dólares con la tarjeta corporativa de la empresa en restaurantes y hoteles del exterior en fechas que no coincidían con viajes oficiales de la compañía.

También se señala que el legislador utilizó la tarjeta corporativa para pagar erogaciones por  8.455 dólares en viajes al exterior que tienen fecha de salida pero no de retorno, por lo cual el equipo técnico no podía informar sobre ellos.

De León dijo al matutito que hay errores en el informe que se remitió a la Justicia y que tiene documentación para justificar cada gasto.

Consultado por Telemundo, el senador dijo que hará declaraciones sobre esta investigación luego que declare en el juzgado en la audiencia del 9 de marzo.