Techo trabaja para que Bella Italia cuente con un centro comunal: "Es muy necesario el aporte de la gente para que se pueda construir"

Noelia Brugman, directora de Gestión Comunitaria de Techo, señaló que quieren complementarlo con las soluciones habitacionales que ofrecen.

Con el inicio de la pandemia, vecinos de Bella Italia fueron una de las tantas agrupaciones que lideró ollas populares en nuestro país. Teniendo en frente una realidad aún más dura de la conocida, se organizaron y atendieron la emergencia alimentaria de más de 250 familias que allí viven. Pero la realidad muestra que es necesaria la creación de un Centro Comunal, y por eso la organización Techo comenzó a colaborar y trabajar junto a vecinos para poder alcanzar la meta.

Llegamos a Bella Italia en abril para apoyar la olla popular que se realizaba. Evidenciamos que era muy necesario hacer un centro comunitario para que los niños y adultos tengan un espacio de integración, donde se puedan realizar talleres y se pueda apuntar a la primera infancia, que está desatendida.

Era una inquietud que ya estaba y nosotros en el intercambio con ellos elegimos impulsarlo. Estamos en un periodo de organización y colaboración entre todos para que desde el barrio mismo salgan las ideas.

Hoy la olla popular y merendero se hace en la casa de Gabriela, la referente comunitaria del barrio y actividades recreativas no se identifican.

Las actividades que se generan tienden más a la adolescencia. Con esta pandemia empezamos a tocar los barrios donde estábamos fijos. Nos dimos cuenta que las realidades eran muy diferentes. Llegamos a barrios donde no estábamos, unos 120 barrios o asentamientos. Sus necesidades son muy altas en los habitacional y alimentario.

Estuvimos apoyando las ollas populares con canastas. Estamos evaluando qué vamos a hacer de acá a diciembre. Hoy por hoy apuntamos a hacer el centro comunitario porque en un montón de asentamientos está la necesidad.

Hemos hecho trabajo semana a semana, hemos limpiado con voluntarios y con el diseño participativo con vecinos y voluntarios. Tenemos una plataforma en Yo Me Sumo o desde la cuenta corriente de Itaú 207290. Es muy necesario el aporte de la gente para que se pueda construir. Nosotros hemos construido muchos proyectos de infraestructura según las problemáticas. Lo más conocido son las viviendas de emergencia. No vamos a dejar de hacer una u otra.

Equipo de voluntarios fijo nuestro es unas 100 personas y también depende de cuando se hacen acciones específicas o no. Tenemos diferentes grupos de voluntariado por área.

La familia que se había quedado sin techo tras el temporal de viernes ya lo recuperó gracias a la solidaridad de muchos

Los vecinos agradecieron la ayuda que recibieron de la comunidad.

El temporal del jueves pasado, en el que hubo lluvias y fuertes vientos, ocasionó pérdidas materiales en varias partes de la ciudad.

En Punta de Rieles eran las 2:00 de la madrugada y la familia de Silvia se encontraba durmiendo, cuando de repente escucharon un fuerte ruido. Se les había volado el techo de la casa.

El viento embolsó el techo de chapa y lo voló a una distancia de 5 metros, y quedó deformado y destrozado en medio de la calle.

Inmediatamente una vecina de Punta del Rieles se dispuso a ayudar a esta familia que consta de un matrimonio, un niño de 8 años y una abuela.

Tras el pedido de colaboración, la ayuda llegó inmediatamente y hoy esta familia tiene nuevamente su techo, cama y todo lo que se les había dañado.

Desde ahora Silvia y su familia cuentan con un techo propio que es el resultado de la ayuda de muchas personas.

Un 88 % de familias en asentamientos no llega a las tres comidas diarias: "Esperamos que el Gobierno pueda acelerar la inversión en estos barrios"

Belén González, directora ejecutiva de Techo Uruguay, compartió los resultados del relevamiento de datos que presentaron al Gobierno.

Agarramos la base de datos de 657 asentamientos, que es una evaluación cuadra a cuadra e hicimos una entrevista en profundidad a un referente barrial. Tomamos la base de datos de 2018 y nos volvimos a contactar con los 657 involucrados y de esos pudimos contactarnos con 156.

Si bien no podemos decir que es representativa de los asentamientos. De forma espontánea, correspondieron con la distribución de asentamientos del Uruguay. Es bastante representativa. La pérdida de ingresos fue brutal.

Dijeron que en su barrio seguro había familias que no logran las tres comidas por día. Las medidas que tomamos como país no están siendo suficientes para la periferia urbana. Probablemente ya existía, pero con la pandemia se recrudeció.

El 86 % de los referentes barriales nos dijeron que no podían tomar los cuidados de higiene por cuestiones económicas o por acceso. Por otro lado, la conformación de asentamientos persistirá hasta que tengamos una estrategia país de ordenamiento territorial.

Hay más casas irregulares. No es novedad, y va a seguir sucediendo. Estas casas tienen una precariedad enorme y, si bien el barrio está regularizado, hay casa que no.

No solo relevamos las viviendas sino también la activación de la gente con iniciativas. Los barrios se están organizando haciendo ollas populares. Estamos hablando de gente que está todo el día buscando la comida expuestos al frío y sin cuidado higiénico.

No hemos recibido más respuesta del gobierno salvo que la recepción.

Lo que planteamos es que tenemos cuestiones de vivienda, educación y no podemos abordar un problema desde una vía.

Esta situación puede ser una oportunidad para que el Gobierno entre en contacto con poblaciones.

Estos barrios son los primeros en responder cuando como país no llegamos a responder.

En el relevamiento de 2018 hicimos unas 192.000 y ahora estamos en 200.000. La primera recomendación que hicimos fue el monitoreo georreferenciado.

Políticas públicas

Tuvimos contacto con el Mides y Mvotma. Estuvimos en los primeros días de gobierno y después vino este evento inesperado.

Esto no es algo para postergar. Estamos hablando de una emergencia alimentaria. Es una oportunidad para trabajar con las personas.

Este tipo de crisis aceleran procesos y mucho de esos pueden ser positivos. Nunca hemos invertido con seriedad en la pobreza urbana. Esperamos que el Gobierno pueda acelerar la inversión en estos barrios.

Lo que veníamos planteando los primeros días de marzo era tener cuidado con gente que no tenga acceso a los cuidados necesarios.

Desde el lunes arrancamos una campaña sanitaria repartiendo kits sanitarios. Coordinábamos con Canastas Uy para repartir canastas alimentarias. La solidaridad ya estaba.

La organización "Techo" apuesta al trabajo con referentes barriales para mejorar la realidad de los asentamientos

"Queremos convocar a distintos expertos para poder trabajar en una política de integración territorial", explicaron.

La organización “Techo” informó en su último relevamiento que casi 200.000 personas viven en asentamientos irregulares en Uruguay y más del 60 % de ese total está en Montevideo.

De esos datos se desprende que 4 de cada 10 de esos asentamientos están en un nivel de vulnerabilidad crítica o alta.

Abordamos el tema junto a Belén González (Techo) y a Paola Rodríguez (del barrio La Vía del Paso de la Arena).

Belén González

Queremos convocar a distintos expertos para poder trabajar en una política de integración territorial. Tenemos que apuntalar alguna política que atienda la situación de emergencia.

El siguiente paso después del encuentro es convocar a la mesa de expertos que trabaje en políticas públicas o haya trabajado en esto. Queremos que distintos técnicos trabajen en el desarrollo de una política.

Luego iremos a buscar a los candidatos presidenciales y también les contaremos qué inversiones pretendemos hacer en las zonas periféricas.

Hay que cambiar la visión de una política pública que baja de un ministerio y pensar en los grupos territoriales que ya hacen cosas para avanzar en sus barrios.

Paola Rodríguez

El encuentro fue muy bueno porque vimos otras personas que están en la misma realidad que nosotros. Esto nos alienta.

Las mesas de trabajo nos re ayudan, nos dan para adelante y nos animan a hacer cosas.

Obtener la luz fue un logro tras una larga lucha. Todo lleva tiempo y a veces no sabemos a dónde ir. Hay otras necesidades básicas que seguimos peleándolas.

Al principio también tuvimos que hacer mucho esfuerzo por tema del agua. Vivimos muchos años sin luz y sin agua, o enganchándonos, lo que implica mucho riesgo.

Integración territorial: cómo los vecinos impulsan proyectos en sus barrios

Cata acompañó al equipo de Techo al asentamiento Gruta de Lourdes y conoció de cerca la situación de familias que buscan acceder a vivienda en condiciones aptas.

Estudio de Techo indica que uno de cada 18 uruguayos vive en urbanizaciones irregulares: "Hay una necesidad de conectar el espacio físico con el resto de los derechos"

Recibimos a la directora operativa territorial de Techo, Laura Posada y a la directora ejecutiva, Belén González, para conocer en detalle los resultados del estudio.

La organización Techo presentó nuevos datos del “Relevamiento Nacional de Asentamientos Informales”. Uno de cada 18 uruguayos vive en urbanizaciones irregulares, lo que representa casi 200.000 personas en todo el país. Recibimos a la directora operativa territorial de Techo, Laura Posada y a la directora ejecutiva, Belén González.

Esto fue a partir del ejercicio que hicimos en 2018 recorriendo el territorio. Son 656 asentamientos en todo el territorio. Ahora hicimos un trabajo de más esfuerzos metodológicos para que nos sirvan como país en toma de decisiones. Uno de esos fueron las estimaciones poblacionales. Lo que hicimos a partir del conteo de viviendas, hicimos que nos muestre cuántas personas por hogar viven en asentamientos en nuestro país. A lo que llegamos fue una estimación lo más acertada posible que va desde 182.491 a 219.504. El número más promedial es 192.000 personas aproximadamente. Si llevamos esa realidad a Montevideo, llegamos a que uno de cada diez montevideanos vive en un asentamiento informal.

Definición

Para esta investigación partimos de la definición que se realizó a nivel institucional- la definición del Programa de Mejoramiento de Barrios- donde se entiende que hay lugares con diez o más viviendas y existe precariedad o deficiencia de acceso a servicios básicos, además de carencias al acceso de bienes y servicios. Como organización, también entendemos que en los asentamientos hay tensiones de derechos y su acceso, pero también hay ciudadanos que ejercen la defensa de sus derechos. También se puede encontrar vecinos organizando, trabajando y construyendo su hábitat.

Tiene una doble cara: un alto nivel de vulnerabilidad pero al mismo tiempo un elevado nivel de organización y compromiso por el cambio de esa realidad.

Cantidades

Esta cantidad equivale al tercer departamento en cantidad de población, lo que nos sirve para imaginarnos qué inversión estamos haciendo, qué políticas desarrollamos para generar.

En gran mayoría de estos asentamientos hay una necesidad de generar políticas que integren territorialmente y garanticen ciertos derechos a la vivienda, que van acompañados de otros. Hay una necesidad de conectar el espacio físico con el resto de los derechos.

En Uruguay hay 656 asentamientos, la mayoría no tiene saneamiento y más de un tercio de las viviendas no tiene luz ni agua potable

Según un relevamiento de la organización Techo, Flores es el único departamento que no tiene asentamientos.

Techo, conocida también como Un Techo Para Mi País, es una organización que nació en Chile y hoy está presente en varios países de América Latina y el Caribe. Por primera vez hizo un relevamiento en Uruguay entre el 16 de marzo del año pasado y enero de este año. Detectó en todo el país 656 asentamientos en los que hay 60.191 viviendas.

El 33 % de las viviendas de los asentamientos no tiene conexión regular de agua potable y se abastece a través de otros sistemas como tanques o conexiones con vecinos. El 41 % no tiene conexión regular de energía eléctrica.

El 86 % no está conectado a la red de saneamiento. El 61 % de los asentamientos está en Montevideo, el 15 % en Canelones y el 6 % en Artigas. Flores, el departamento con menor población del país, es el único que no tiene asentamientos.

En el trabajo que presentó Techo no se ha realizado comparación con otros países, ni se ha establecido cuántas personas viven en asentamientos en Uruguay.

Todavía no comenzó la reparación del techo del comedor de la Escuela Brasil que se cayó el fin de semana

Estiman que las obras tendrán una duración de tres semanas.

Durante el fin de semana se desplomó el cielorraso del comedor de la Escuela Brasil, ubicada en avenida Brasil y 26 de Marzo, en Pocitos. Una falla en el amure habría provocado su caída. La colocación del cielorraso había sido parte de la reforma del edificio que se inauguró en 2012.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas realizó una inspección e investiga las causas del desplome del techo. Sin embargo, las obras de reparación todavía no comenzaron.

Telemundo intentó acceder a la escuela para realizar imágenes del comedor pero desde Primaria impidieron el ingreso.

Estiman que las obras tendrán una duración de tres semanas. Mientras tanto una empresa tercerizada entrega los alimentos en bandejas a los alumnos, que deben comer en salones de clase.

El consejero de Primaria, Héctor Florit, dijo a Telemundo que el riesgo de derrumbe no fue advertido previamente porque aseguró que “no hay inspecciones periódicas de las escuelas”.

Los daños del temporal en el Mercado Modelo: "Lo primero que hay que hacer es sacar la estructura destruida y las vigas y chapas sueltas"

El presidente de la Comisión Administradora, Alfredo Pérez, explicó que las reparaciones se pueden extender por varios días.

Este sábado un temporal azotó gran mayoría del país. En el caso del Mercado Modelo, partes de su techo se volaron. Consultamos a Alfredo Pérez, presidente de la comisión administradora, al respecto:

En la madrugada hubo rachas de viento muy fuertes, lo que hizo que se volaran chapas y vigas en el techo de la nave principal del mercado. Eso a su vez hizo que se rompan otras estructuras. Tenemos una zona prácticamente sin techo y otra picada por las vigas que volaron.

Hay una zona vallada porque hay peligros de derrumbes. Los productores de estas zonas afectadas fueron realojados en otras zonas operativas del mercado, sobre todo en la calle principal, que hay lugar destinados a estacionamiento.

Se trata de entre diez y doce operadores, que trabajan con el litoral norte. Lo primero que hay que hacer es sacar la estructura destruida y las vigas y chapas sueltas. Esto se extenderá en varias jornadas.

La Intendencia va a adjudicar la compra de forma urgente. Tenemos que destacar que estamos en plena cosecha del litoral norte, por lo que la mayoría de las cosechas del litoral norte como berenjena, pepino y zapallitos y los eventos climáticos que afectarán la zona incidirán en los ingresos.

Este tipo de eventos nos ha afectado por varios años. Justamente la zona en la que hubo la primera voladura de chapas es una que se había reconstruido pero el mercado es una construcción de 80 años.

Se voló parte del techo de chapa del Mercado Modelo por el temporal

Se desprendieron unos 2.000 metros cuadrados. Doce empresas que operan fueron afectados pero no hubo heridos.

"El temporal hizo que volara una parte importante del techo del Mercado. Hubo voladura de chapas a grandes distancias, un faldón de chapas hizo que se picaran otras chapas por el impacto. Quedó toda una zona del Mercado descubierta con serios peligros de que se sigan deprendiendo chapas, incluso vigas que están colgando", explicó Alfredo Pérez, presidente de la Comisión Administradora del Mercado Modelo. Pérez explicó que la mercadería de los puesteros que estaban en la zona afectada se echará a perder.

El Mercado estaba operativo durante ese momento y continuará operativo con excepción de la zona que se valló. "Va a seguir estando operativo, vamos a reubicar a los puesteros que se ven perjudicados. Vamos a seguir trabajando tratando de reparar cuanto antes", dijo Pérez. Explicó también que la mercadería de los puesteros que estaban en la zona afectada se echará a perder.

El arquitecto del Mercado Modelo, Daniel Palermo, explicó la empresa que realiza el mantenimiento de la chapa estimó que entre 1.500 y 2.000 metros cuadrados fueron los que se volaron. Palermo dijo que tratarán de comenzar la obra de reparación lo más pronto posible: "Ya vinieron a hacer el relevamiento de los daños y en base a eso se inicia el procedimiento para tener la obra en regla. El procedimiento comienza el lunes y cuando estén todas las medidas de seguridad para los operadores y para la obra se va a comenzar".

Ambos destacaron el rápido accionar que tuvo el personal de seguridad del Mercado, lo que evitó que hubiera personas heridas.  "Una de las cosas más importantes es que no hay personas lesionadas por la pronta acción que tuvo nuestro personal de seguridad. No es la primera vez que suceden este tipo de hechos, entonces la gente ya tiene un mínimo conocimiento en cuanto a distanciarse de estos tipos de eventos", dijo Pérez. Por su parte, Palermo explicó: "Hay que destacar el accionar en forma conjunta de varias áreas del Mercado que de manera inmediata accionaron los protocolos de seguridad para vallar, proteger las instalaciones y proteger lo más importante que son las personas".

El arquitecto dijo que ahora se están realizando tareas de prevención por riesgos estructurales, dado que todavía "hay vigas y perfiles que están colgando".