Topolansky no tiene prisa en la asignación de cargos públicos para el FA: "Enviamos una segunda contrapropuesta y estamos esperando"

La senadora del FA también respondió a los dichos de Roque Moreira sobre la dictadura y los asesinatos cometidos por el MLN.

Las negociaciones por la cantidad de cargos que ocupará el Frente Amplio en el próximo gobierno estarían cerca de llegar a un final feliz. Luis Lacalle Pou habría aceptado ofrecer 34 cargos en vez de los 33 que había ofrecido en un principio. Las negociaciones se están concretando a diez días de la ceremonia de cambio de mando y en la última etapa del proceso de transición. Recibimos a la senadora Lucía Topolansky para hablar de esto.

La dificultad de la negociación es que hay cosas reservadas. Ellos nos hicieron la propuesta y vamos en la segunda contrapropuestas. No es una cuestión de un número, es de contenido. Hay tres universos: Corte Electoral, reguladores y  Tribunal de Cuentas. 15 años se demoró. Después está el universo del Poder Legislativo. Allí siempre hubo proporción entre la cantidad de legisladores de cada partido. Da la casualidad que en estos 15 años el partido de más votos coincidía con el Gobierno y ahora no. Después está el poder en los organismos centrales. Hubo dos modalidades: en la de Pepe se participó en todos los organismos y después en la de Tabaré, fue más restringida.

Queremos participar de los organismos no solo por control y transparencia, sino por participar en políticas públicas.

Hay como una ansiedad que está permeando todo. Una ansiedad en una negociación política te frustra. Ahora, no me den la portería si soy el partido más votado del país. Hay cuatro organismos que quedaron por fuera. Nunca hubo explicaciones, nos dijeron que así se resolvió.

Nosotros estamos esperando. Estas negociaciones siempre se hicieron después del 1º de marzo. Nos llevó casi tres meses, porque discutimos una pata, después la otra y después buscar presidentes neutrales.

No han puesto fecha límite, dijeron querer antes del 1º de marzo. Después viene una cantidad de trámites y hay que lograr mayorías especiales. La negociación le conviene al PN y a la oposición.

Pasado Reciente

Estoy totalmente en desacuerdo con el enfoque de que se muestra una sola cara. Nos han preguntado hasta el cansancio por las víctimas del MLN. A nosotros también nos acusan de tener los ojos en la nuca. No quiero entrar en una polémica sin sentido.

Toma de Pando y el documental de Kusturica

El documental es de alguien que viene de Serbia para hacerlo sobre Uruguay. Tiene que tener un enorme profesionalismo si quiere hacer eso. El título dice lo que hizo. Hizo una historia sobre Pepe. No vi el documental.

Fernández Huidobro dijo una vez: “Fenómeno, discutamos pero tenemos que estar todos: desde la embajada de Estados Unidos hasta nosotros”.

En el acierto o en el error, fuimos producto de un momento en que Latinoamérica estaba entre dos vías.

La palabra neutral no existe. Y es mejor que no exista, porque todos en algún rinconcito toman partido.

Mujica consideró que Marenales "representa un tiempo que se va"

“Era un viejo con la cabeza joven", recordó el expresidente al extupamaro.

El expresidente José Mujica se refirió al fallecimiento del extupamaro Julio Marenales.

“Era un viejo con la cabeza joven. Tenía el cuerpo viejo, pero las neuronas siempre estaban jóvenes, aventuras y buscando.

Marenales representa un tiempo que se va. Discutíamos mucho con él. Será un personaje irrepetible”.


Julio Marenales falleció a los 89 años. Estaba alejado de la actividad política y se había radicado en Salto.

El adiós a Julio Marenales: "Nos enseñó que en la vida hay que hacer lo que se dice y vivir como se piensa"

El MPP lamentó el fallecimiento de su exdirigente.

A los 89 años falleció Julio Marenales, uno de los líderes históricos del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros.

Estaba alejado de la actividad política y se había radicado en Salto.

Había nacido en Montevideo el 24 de enero de 1930.

Antes de llegar a ser fundador del MLN, Julio Marenales fue picapedrero, carpintero y luego docente de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de la República, de la que había egresado a los 26 años.

En esa época se afilió al Partido Socialista y permaneció allí durante casi dos décadas.

Ya en la década del 60 fue fundador del grupo guerrillero MLN-Tupamaros, en el que integró la dirección y participó en diversas acciones armadas.

Estuvo varias veces en prisión. En 1971 participó de la masiva fuga de la cárcel de Punta Carretas y fue detenido nuevamente al año siguiente.

En el 2015 contó ante la justicia cómo fue la participación de Amodio Pérez en su última detención…

Fue uno de los nueve rehenes que mantuvo la dictadura uruguaya en prisión entre 1972 y 1985: los dirigentes históricos del MLN entre los que estaban también Sendic, Mujica, Fernández Huidobro, Engler, Rosencoff. Wasem Aalniz, Zabalza y Manera.

Así estuvieron en pésimas condiciones de reclusión y bajo la amenaza de ser ejecutados si había atentados contra miembros de las fuerzas de seguridad.

Con el retorno a la democracia fue liberado y se integró a la actividad política. Fue electo para integrar la dirección del MPP en 2006 y 2011.

En 2013 Julio Marenales se alejó de la actividad política.

Se radicó en Salto donde montó un taller de escultura, y donde falleció este martes.


Marenales y la fundación del MPP

Julio Marenales fue uno de los impulsores del Movimiento de Participación Popular, creado por los Tupamaros cuando ingresaron al Frente Amplio en 1989.

El MPP lo despidió con un comunicado en el que, además, reveló cuál fue su última voluntad.

“El viejo vivió como pensaba, fue y es un Revolucionario, que no abandonó nunca sus principios, un compañero consecuente, austero, que con su entrega permanente nos ha enseñado el valor de la lucha y de no anquilosarse con lo establecido”, dice el comunicado del Comité Ejecutivo del MPP.

Agrega que “de acuerdo a la declaración jurada que dejara firmada de puño y letra: es su voluntad que no se realice ningún tipo de velatorio con cuerpo presente, y que desea entregar su cuerpo a la ciencia”.

“Se hará un Homenaje, como se merece el Viejo Julio, en su debido momento; pero respetando su voluntad, y el dolor de su familia, no se realizarán las ceremonias tradicionales de velatorio y entierro”.

Finaliza señalando que “el Viejo Julio permanecerá presente, como horizonte posible, en cada acto cotidiano de sus Militantes, en esta construcción de una Patria para Todos”.


Así recordó Mauricio Rosencof a Marenales

Haberkorn y las repercusiones de su investigación sobre Gavazzo: "Esta gente no cree en la Justicia civil. Ante sus superiores dicen cosas que no dicen en un juzgado"

"Gavazzo mintió descaradamente", apuntó el periodista.

José Gavazzo reconoció ante un Tribunal de Honor del Ejército que en 1973 arrojó el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro al río Negro  y que le mintió a la Justicia al respecto.

El tribunal estuvo integrado por seis generales del Ejército y tuvo como objetivo investigar los delitos que cometieron Gavazzo y  Jorge “Pajarito”  Silveira antes y durante la dictadura.

Uno de los integrantes de ese Tribunal fue el flamante comandante de en jefe del Ejército, José González.

Toda esta información se desprende de una serie de notas que viene publicando el periodista Leonardo Haberkorn en el diario El Observador, gracias al acceso directo que tuvo sobre las actas de ese tribunal. Además, parte de su investigación ya había sido publicada en el libro “Gavazzo sin piedad”.

Las actas del Tribunal de Honor confirman y amplían el tema. Gavazzo mintió descaradamente en el juicio.

Ahora confesó que él tomó el cuerpo y, siguiendo órdenes, lo hizo desaparecer en el río Negro. Dice que lo hizo solo, que él lo llevó, manejó, lo puso en el bote y lo tiró. Pero es muy increíble que lo haya hecho solo, él nunca quiere involucrar a subalternos.

Gavazzo dice que Gomensoro era alguien importante dentro del MLN, pero eso no era así.

Uno de los tres generales que integraba el Tribunal de Honor es el actual comandante en jefe.

Esta gente no cree en la Justicia civil. Ante los superiores dicen cosas que no las dicen ante un juzgado.

Gavazzo a Leonardo Haberkorn: “si usted me pregunta ‘usted mató a alguien o torturó’, tengo que mentirle”

Amodio Pérez participó de un acto que conmemoró el aniversario 49 de la Toma de Pando: "Él es el único que nos pidió perdón"

Los familiares de las víctimas civiles buscan recordar a sus seres queridos.

Este lunes a la noche se conmemoró un nuevo aniversario de la toma de Pando: se cumplen 49 años de todo lo sucedido y los familiares de las víctimas pretenden recordar a sus seres queridos.

Todo ocurrió el 8 de octubre de 1969, cuando un comando del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN) tomó varios puntos de la ciudad de Pando, incluidos la comisaría, el cuartel de Bomberos y varios bancos. Robaron dinero y armas. El episodio dejó varias víctimas: policías, guerrilleros y personas que nada tenían que ver con lo sucedido.

Entre ese último grupo de gente se encontraba Carlos Burgueño, un hombre que falleció producto de un balazo. Un día antes de fallecer, Carlos se había convertido en padre de Diego, quien actualmente organiza el encuentro que recuerda a las víctimas de la toma de Pando.

“Buscamos homenajear a las víctimas olvidadas, como mi padre, que era un civil que no tenía nada que ver con nada. Hubo muchos otros tantos civiles que cayeron en manos de la guerrilla.

Buscamos reivindicar la historia completa, la no contada, la historia que hasta en los libros del liceo tiene hechos falsos sobre lo que sucedió.

Hace un año y medio contacté a Amodio Pérez porque quería saber de primera mano cómo era la visión de uno de los ideólogos del asalto.

Siempre tuve idea de unir y pacificar, por eso quise traerlo a una de las marchas y mostrarle al país que este tiene que ser el camino. Es el único que pidió perdón a todos los que padecieron la violencia de esos años. En consecuencia, creo que era merecedor de que le extendiéramos la mano”.

Rosencof y el estreno de "La noche de 12 años": "A Pepe le pasa lo mismo a que mí: cada escena nos despierta asociaciones, un manicomio de neuronas"

El escritor y extupamaro afirma que durante la reclusión tuvieron varios milagros. "Había gente de la tropa que se preocupaba por nosotros, corriendo peligro por eso", recordó.

La película “La noche de 12 años” se está exhibiendo en los cines desde la semana pasada: el cineasta uruguayo Álvaro Brechner cuenta el tiempo de confinamiento solitario que vivieron José Mujica, Eleuterio Fernández Huidobro y Mauricio Rosencof.

El largometraje se base en el libro escrito por Rosencof. ¿Cómo vivió el estreno de la película? ¿Qué sintió al volver a “ver” lo que pasó? ¿Habló del tema con Mujica?

La vi antes del preestreno, donde le faltaban algunos detalles, pero era la misma historia. Es una sensación muy extraña. Siento que es todo muy surrealista, y Pepe utiliza la misma palabra. Hablamos con Pepe después de ver la película, y lo primero que nos surgió era que qué lástima que no estaba el Ñato. Pepe me dijo que no quería verla más, porque le pasa lo mimos que a mí: cada escena, cada parlamento, que está todo muy bien elaborado, te despierta asociaciones, entonces tenés un manicomio de neuronas.

Después del estreno, el Chino Darín vino a darme un abrazo y me dijo que estaba conmovido, que quería que conociera a su familia. Yo le dije al padre que él me había mandado a un chino, y que yo le mandaba un ruso: necesitábamos humor para quebrar ese momento.

En el camino por la justicia social te podés encontrar con todo. Salvando las diferencias, el Maestro Tabárez tiene una asociación que refleja esto: el camino es la recompensa. Esto forma parte de la vida.

En esos años, la vida no la desarrollabas en lo tangible, sino en los sueños y en la imaginación, pero eso tenía un peligro, que le pasó a algunos: quedar atrapado en eso.

Estando en el calabozo acordamos algo con el Ñato: si alguno salía con vida y en condiciones, iba a dar testimonio de toda esta peripecia. Y salimos los dos.

El libro no tiene espíritu de denuncia, porque no hay bronca ni odio: contamos el mundo tal cual fue. Pero la denuncia se hace desde otro lado.

Hay de todo en los vínculos con los militares. El Ñato tenía un trato muy directo con los militares. Había individuos en la tropa que nos hacía la custodia que tenían tremenda condición humana: se preocupaban por nosotros, nos traían pan, huevos duros. Y corrían un riesgo tremendo.

Ahí adentro tuvimos milagros. Recuperar la conversación fue un milagro: hicimos canciones, poemas, de todo, nos contábamos sobre los libros que leíamos.

Al final le dije a Pepe que era mucho mejor ver esta película que vivirla. Yo quiero que él dure, le dije a Pepe: si él entra en una campaña como muchos le piden, deja el alma y el espíritu. Está bien que aconseje y que dé opinión.


Quizás te interese ver:

Mauricio Rosencof sorprendió al Chino Darín con una llamada en vivo: “Hubo mucho humor en nuestras reuniones”

Eduardo Vica Font sobre las tupabandas: “Mujica se equivocó en lo de tres o cuatro militantes… se le cayó un cero”

El expolicía, que investigó el caso de las tupabandas en la década del noventa, dijo que “los que componían las bandas no eran dirigentes políticos históricos en ese momento”.

El expolicía Eduardo Vica Font sumó su testimonio a aquellos que vinculan a Eleuterio Fernández Huidobro y a José Mujica con las llamadas “tupabandas”. En una entrevista con el diario El País, Vica Font dice haber capturado a los asaltantes que trabajaban para esta organización y lo llevaron a la vinculación con los integrantes del MLN y el MPP. A raíz de esta declaración la fiscal Stella Lorente pidió que se reabra la investigación.

Hablamos con el expolicía Eduardo Vica Font

No me mandaron callar, me lo sugirieron: no callarme, sino como una medida que no tiene nada que ver con otra razón que no sea protegerme. La orden vino de una jerarquía alta, pero no política, de Jefatura. Estamos todos entre gente conocida y somos compañeros. La jerarquía se dio por enterada de que el procedimiento había culminado con total éxito en el año 98 y última parte del 97, que estaban detenidos  y procesados los integrantes de la bandas que atacaron remesas y blindados… No sé. Fue una sugerencia que yo la tomé, aunque podría haber continuado sin problema.

Es correcto lo que hace el senador [Mujica]. Se equivocó en lo de tres o cuatro… se le cayó un cero. De todo eso, hay una cantidad importante que, entre que eran integrantes del MLN históricos, más otros reclutados después con el paso del tiempo. Se conformaron bandas. Fernández Huidobro le reconoció a Nano Folle que había estado reunido con integrantes de estas bandas y le dijeron que iban a salir a meter el caño, y él ya era legislador. No soy solo yo el que lo dice. Los que componían las bandas no eran dirigentes políticos históricos en ese momento.

Cuando salió el libro de Urruzola, que el fiscal de Corte mandó documentación a la fiscal, pensé que sería obvio que me iban a llamar: fui el que dirigí todo el equipo de la debacle de las polibandas.

Al principio todo fue como una rapiña, con un tiroteo en el que falleció uno de los asaltantes y hubo un policía herido. Después de eso, como a los 15 o 20 días, se siguió trabajando un poco más porque el asaltante había muerto. Hicimos varios allanamientos y en la casa de chiquilina herida encontramos cosas de campamento, literatura subversiva, cosas que indicaban que la movida era otra.

Los policías las nombramos como tupabandas. Eran distintas en su operativo, en su armamento, en su organización, en su preparación del asalto, en sus formas de fugar.

Investigación sobre vínculos entre polibandas y tupamaros

En Esta Boca es Mía debatimos el tema junto al analista político Hebert Gatto. Y desde el móvil entrevistamos al senador del Frente Amplio Enrique Pintado.

Polémica por el libro sobre Fernández Huidobro: "El tema de fondo es la financiación de los partidos políticos"

La autora del libro dijo que "algunos roban bancos, otros los fundan y después los funden".

portadaeleuteriofernandezhuidobromariaurruzolap201704181748El libro “Eleuterio Fernández Huidobro, sin remordimientos” propone un recorrido por la vida del exdirigente tupamaro y exministro de Defensa, desde la época de la guerrilla hasta sus últimos años, muy cerca de los militares. Pero hay un capítulo del libro que levantó polvareda: la realización de asaltos a bancos y otras entidades para financiar al MLN en plena democracia, desde fines de la década de 1980 hasta casi el año 2000.

Hablamos con la periodista y autora del libro, María Urruzola.

No llegué a decir que no lo iba a escribir, les dije que lo iba a pensar, porque muchos sabíamos, porque algunos ahora fijen demencia, pero había un rumor desde hace mucho de que estas bandas habían existido y estas zonas oscuras de negociación entre algunos tupamaros y los militares también existían: yo sabía que era un tema complicado. No imaginé que un libro, que todavía nadie leyó, iba a provocar tanta polémica, y que solo un capitulo.

No creo que haya descubierto algo que no se conocía, más bien lo escribí. El tema de fondo en esto es la financiación de los partidos políticos: algunos roban bancos, otros los fundan y después los funden. Pero no solo de las campañas electorales: la vida de los partidos tiene que ver con su actividad constante y cotidiana.

La forma de la salida en Uruguay, con el famoso “Pacto del Club Naval”, hizo que la izquierda hablara de una democracia tutelada: la gente sentía que los militares seguían manteniendo el poder. Hasta el día de hoy seguimos sin saber qué tienen los archivos militares.

Yo digo en una parte del libro que a veces tratar de entender se confunde con tratar de justificar. Me sorprende este debate cuando, en realidad, la mayoría de la gente no leyó el libro.

Es todo impreciso. Los expedientes de dos bandas en concreto que fueron detenidas y juzgadas, y que nadie les probó vinculación, no está archivado. Lo que está en discusión es si esas personas que hicieron eso, que fueron procesadas y presos, si lo hacían para sí o qué.

No tengo ni idea de qué puede pretender el fiscal de Corte. Escribí un libro sobre Fernández Huidobro: traté de encontrar los hilos conductores de la vida política de un hombre que tuvo mucho que ver con la historia política del país de los últimos cincuenta años. No usé ninguno de los libros de Amodio.

Tal vez lo que haya que preguntarse es sobre la impunidad que sigue existiendo en el Uruguay: son muy pocas las causas sobre derechos humanos que se han esclarecido. Hay muchas cosas que la democracia no ha logrado dilucidar. ¿Había pactos secretos que nosotros no conocemos?

Hablé con tres personas que integraron bandas, que me contaron diferentes formas y diferentes accionares. Conseguí algunos testimonios, hubo otros que hubiera querido conseguir.

Cada uno puede sacar sus conclusiones, pero lo del fondo es la financiación de los partidos políticos y la transparencia.

Cada uno verá qué hace con su conciencia, pero yo duermo tranquila.

Fiscal pidió que se desarchiven dos expedientes relacionados a las tupabandas

El pedido surgió luego de que el fiscal de Corte enviara el libro 'Eleuterio Fernández Huidobro: sin remordimientos' a la Fiscalía.

La fiscal penal Stella Llorente solicitó desarchivar dos expedientes relacionados a las denominadas “tupabandas”.

La decisión se generó luego que el fiscal de Corte, Jorge Díaz, enviara a la Fiscalía un ejemplar del libro "Eleuterio Fernández Huidobro: sin remordimientos" publicado esta semana.

En el texto de la periodista María Urruzola, se afirma que el Movimiento de Participación Popular (MPP) obtuvo más de 20 millones de dólares para financiar su actividad política mediante asaltos a bancos y empresas hasta finales de la década del ‘90.

El libro se basa en testimonios de integrantes del MPP que también participaban de las actividades de las denominadas “tupabandas”.

La fiscal Llorente solicitó desarchivar los expedientes y remitirlos al juez Nestor Valetti, según informó Telenoche.

Llorente fue quien en agosto de 2015 solicitó a la Justicia el procesamiento con prisión del extupamaro Héctor Amodio Pérez por un delito de privación de libertad.

Un libro sobre Eleuterio Fernández Huidobro reveló que extupamaros financiaron al MPP hasta las elecciones de 1994

La periodista María Urruzola afirma en su libro que ciertas bandas criminales robaban en los años '90 para luego financiar campañas.

Un libro de la periodista María Urruzola sobre Eleuterio Fernéndez Huidobro reveló que extupamaros financiaron al MPP hasta las elecciones de 1994 con asaltos que les reportaron entre 25 y 30 millones de dólares.

La autora habló sobre el libro, titulado "Eleuterio Fernández Huidobro, sin remordimientos" en el programa Rompkbezas de radio El Espectador.

Allí contó que habló con tres personas que participaban de los asaltos, y que uno de ellos aseguró que la banda era orgánica y fue creada a propuesta de José Mujica y el propio Fernández Huidobro.

Según Urruzola,  tupabandas, mercobandas, polibandas son algunos de los nombres que se les dio a estos grupos armados que robaron, secuestraron y coparon durante la década de los ‘90.

Ahora sí, Amodio Pérez viaja a España

Esta vez el extupamaro cuenta con la autorización de la Justicia para poder viajar. A mediados de enero Migraciones no le había permitido salir del país.

Amodio Pérez se refirió a su viaje y al problema que tuvo con Migraciones en enero: El dictamen de la Suprema Corte es muy claro, las dos causas ya estaban unificadas desde el inicio. Se montó la historia esta de un cierre de fronteras nada más que para molestar. Se ejercieron presiones desde la prensa porque la Corte no puede ser presionada. 

Cuando Amodio llegó a Uruguay dijo que había tenido contactos políticos con distintos sectores pero que no hablaría al respecto. Como todo contacto político, son secretos. Hasta tanto no se concreten, permanecen dentro del secreto lógico. Estamos en conversaciones sobre proyectos futuros pero no tienen por qué ser proyectos políticos ni con mi participación directa, explicó el extupamaro y agregó que es un buen momento para que Uruguay unifique su forma de actuar, fuera de los canales comunes de los partidos. 

Amodio Pérez regresará el 19 de febrero a Uruguay. Aseguró que con la ratificación de su ciudadanía uruguaya, pedirá la indemnización que le corresponde y que si la consigue, entonces montará una ONG que tiene en trámite con "compañeros y amigos, algunos extupamaros, algunos de la prensa y la jueza Fanny Canessa". Para trabajar con niños carenciados y con las madres de esos niños, para evitar a través del estudio y el trabajo que la única salida que les quede sea delinquir, explicó Amodio.