Una persona fallecida y treinta heridos por la turbonada que afectó a San Carlos

Hubo lluvia intensa acompañada de piedras de granizo y vientos que superaron los 110 kilómetros por hora.

La fuerte turbonada que afectó a la ciudad de San Carlos ocurrió próxima a la medianoche. Lluvia intensa, acompañada de piedras de granizo y vientos que superaron los 110 km/h, fue algo nada más de lo que tuvieron que soportar los vecinos de la ciudad carolina. Además, volaron centenares de techos, se rompieron vidrieras y cayeron miles de árboles en toda la ciudad.

La estación de servicio se vio seriamente afectada por el temporal.

Los primeros evacuados fueron llevados al gimnasio de Cedemcar mientras que muchas personas a las que se les cayeron paredes y techos encima fueron trasladadas al hospital, que por momentos quedó colapsado.

Una de las situaciones más complejas se vivió en el hospital donde fueron a parar los primeros heridos. Son treinta en total y una mujer fallecida como consecuencia del derrumbe parcial de una pared que la dejó atrapada.

Durante varias horas, el hospital funcionó sin luz. Los médicos y el personal de enfermería hicieron lo que pudieron y trabajaron con velas hasta que bomberos llegó para auxiliar y colocar un generador.

La situación generada fue catalogada como un "caos" por las autoridades.

En las calles, el secretario general de la Intendencia de Maldonado y la alcaldesa de la ciudad comandaron en el lugar de los hechos los trabajos de las cuadrillas municipales, que con motosierras liberaron caminos; también tuvieron que utilizar maquinaria pesada.

En la Ruta 9 se produjo una gran caída de árboles y un caos vehicular. La caída de granizo fue de tal magnitud que hasta se acumuló al costado de la ruta.

Juan Luis Pérez: "no podemos poner un área roja 12 horas después de lo ocurrido"

El meteorólogo de Nimbus Weather Services criticó la forma en que se comunican las advertencias y señaló que la turbonada de Piriápolis fue un evento puntual de muy corto período que tuvo la posibilidad de generar daños muy fuertes.

El meteorólogo de Nimbus Weather Services, Juan Luis Pérez, habló sobre la formación de turbonadas y dijo que se cuantificaron los fenómenos y que lo que no pueden hacer es "determinar con precisión el punto donde hace el contacto" aunque pueden determinar la región. Pérez dijo que lo que ocurrió en Piriápolis no fue un temporal ni un efecto de vientos fuertes, sino "un evento puntual de muy corto período con posibilidad de generar daños muy fuertes".

Pérez también criticó la forma en que se comunican las advertencias. Dijo que el lenguaje es más claro que la colorimetría porque "los vientos no distinguen límites departamentales" por lo que "hay que hablar de regiones. La forma de comunicar con colores no llega bien a la población, no está bien explicada. Hay que volver a un lenguaje claro", agregó y señaló que no se puede poner un "área roja 12 horas después de lo ocurrido", en referencia a la turbonada de Piriápolis y la advertencia emitida por el Instituto Uruguayo de Meteorología.

 

Especialistas consideran necesario que Uruguay adquiera radar que permita predecir fenómenos como el ocurrido en Piriápolis

Desde Facultad de Ciencias se explicó que fenómenos de tormentas fuertes y ciclones extratropicales se repiten.

En las últimas horas se registraron en todo el país dos fenómenos diferentes. En el norte, tormentas convectivas con intensas lluvias y granizo. En tanto, en el sur un ciclón extratropical. Ambos fenómenos ocurren por el enfriamiento del Océano Pacífico, que provoca distintas corrientes de aire y por una cierta tendencia de aumento de ciclones extratropicales en el país.

Desde la Facultad de Ciencias se explicó qué ocurrió en Piriápolis en la tardecita del lunes:

“Esas ráfagas muy intensas, que en este caso llegaron aparentemente a los 180 km/h, son fenómenos de mesoescala, escalas de decenas de kilómetros. Para predecir este tipo de fenómenos no se puede predecir en escala de 20 a 49 horas, es diferente. Al ser fenómenos de escala chica, lo primero es determinar a escala grande dónde pueden desarrollarse. Luego, usando un radar, se siguen las tormentas y se ve cómo se van desarrollando. De acuerdo a cómo se van desarrollando uno puede hacer una predicción a las pocas horas siguientes y alertar a la población. Pero nosotros en Uruguay no tenemos radar, entonces este tipo de predicción a corto plazo siguiendo tormentas no lo podemos realizar.

Ha quedado demostrado que Uruguay, entre tornados, tormentas convectivas, turbonadas… van a seguir ocurriendo, y las pérdidas son muchas. Creo que es necesario tener un radar en Uruguay”.

INUMET brindó una conferencia de prensa para explicar en qué condiciones climáticas se encuentra el país

Vientos muy fuertes, granizo y precipitaciones copiosas es lo que se espera en las próximas horas.

Desde INUMET explicó:

Nosotros preferimos siempre esperar a tener la mayor cantidad de datos para tener mayor certeza y emitir una advertencia con el mayor grado de certeza posible. El norte puede esperar rachas de viento muy fuerte, granizo y fuertes precipitaciones. Tenemos registro de salto que en cinco horas hubo 60 milímetros.

Puede haber inundaciones localizadas, sabemos que crecen rápidamente ríos y arroyos, hay que tener mucho cuidado con los pasos en el interior del país. No hay que intentar el cruce de esos ríos o arroyos. Puede haber inundaciones localizadas como en la ciudad de Rivera que tiene el río que pasa por la mitad de la ciudad. Estamos monitoreando la situación minuto a minuto.

Turbonada golpeó pueblo de Soriano con pérdidas millonarias

Fueron afectados particularmente los cultivos de soja, además de postes de luz, viviendas y una escuela.

Varias casas con voladuras de techos, 40 postes de luz caídos e importantes daños en los cultivos de soja: esas fueron las consecuencias de la turbonada que afectó a la localidad de El Tala, en Soriano, a 70 km. de Mercedes.

La escuela Nº 26 fue golpeada muy duramente, con vidrios rotos y mucha agua que ingresó a las instalaciones, y autoridades de Primaria se hicieron presentes para constatar los daños e iniciar las reparaciones. Además, UTE dispuso la presencia de cuadrillas en la zona para recuperar el servicio afectado y levantar los postes caídos.

Los cultivos de soja fueron particularmente golpeadas por el granizo, y se estima que las pérdidas son millonarias. Andrés Magnone, del comité de emergencia del departamento, dio detalles al respecto de los destrozos en las viviendas.

Violenta turbonada causó destrozos en Young

"Fueron dos minutos que fue el desastre total", contó una vecina a Telemundo.

Una turbonada violenta afectó numerosas viviendas en Young, a las que se les volaron los techos. También el viento arrancó de cuajo varios árboles y tiró cables eléctricos y columnas.

"Fueron dos minutos que fue el desastre total, pero por fuerte fue afuera y no en la casa, que es lo más importante", contó una vecina a Telemundo. Otra comentó que no es la primera vez que esto sucede, si bien en otras oportunidades ella no se había visto afectada.

En Colonia una camioneta debió ser rescatada

La tormenta de la madrugada del miércoles también inundó varias localidades y provocó cortes en las rutas.

Colonia fue duramente afectado por la tormenta: Carmelo con pasos bloqueados, Lacaze con inundaciones graves y evacuados. La ruta 21 está cortada en dos parajes, lo mismo en la ruta 1. Una camioneta que intentaba cruzar un paso inundado fue arrastrada por el agua y sus integrantes debieron ser rescatados.

Las localidades de Chamizo y Tala sufrieron daños estructurales con la tormenta

En el pueblo floridense un criadero de pollos fue destruido casi en su totalidad, mientras que en la ciudad canaria varias viviendas fueron afectadas.

En la localidad de Chamizo, en el departamento de Florida, la turbonada de la madrugada del miércoles causó daños estructurales muy importantes, en particular en un criadero de pollos que quedó básicamente en ruinas con tan solo diez minutos de viento. Un trabajador contó que él estaba dentro de uno de los galpones que quedaron destrozados, pero que salió para ir a buscar el mate que se había olvidado. Al volver, vio un "torbellino de chapa y palo". No hubo heridos humanos ni aviarios, ya que los pollos llegaban el jueves.

Otra ciudad que sufrió daños importantes fue Tala, en Canelones, en que cayeron varios postes de luz y de Antel y varios árboles arrancados. Algunas viviendas también fueron afectadas, como la de una señora que contó que se despertó con el viento que le abría las ventanas y descubrió que el techo de una de las habitaciones de la casa había salido volando.

Una turbonada azotó San Ramón y provocó un derrumbe

Un molino antiguo sucumbió ante los vientos fuertes que afectaron la localidad canaria y cayó sobre varias casas.

En la madrugada, la localidad de San Ramón en Canelones fue azotada por una turbonada de pocos minutos que sin embargo provocó daños importantes. En particular, se derrumbó un molino antiguo que cayó en parte sobre una casa, además de que se volaron varios techos. Un vecino contó cómo debió esconderse en el baño junto con su familia, el lugar más seguro que pudieron encontrar; otro contó cómo su vivienda fue afectada por el derrumbe del molino. El liceo de la localidad suspendió las clases por el peligro de las voladuras de chapas.