Rodrigo Arim: "Tomamos la decisión de que en febrero y marzo las evaluaciones no sean presenciales"

El Rector de la Universidad de la República conversó sobre la evaluación del año 2020, los estudiantes y los formatos de evaluación.

Evaluación 2020

Nuestra evaluación de la Universidad de la República dio respuestas razonables al contexto en el que estamos. Cuando uno analiza universidades a la escala de Uruguay, en muchos casos se tuvo que descontinuar procesos de enseñanza y hasta abandonos. Cerrado el año 2020, por un lado la UDELAR mantuvo la relación estudiantil y también mantuvo un nivel de exámenes y de aprobaciones. Más allá en probación de exámenes, en el  vínculos de estudiantes no encontramos diferencias, tenemos claros que no han sido en condiciones ideales. Nuestro enfoque no es señalar que no pasó nada, pasaron cosas y todo el país se vio afectado. Brindamos laptops que estudiantes no tenían y  también instrumentamos plataformas digitales para continuar con los cursos. En el segundo semestre tuvimos un poco más de presencialidad. En la facultad de odontología tuvimos mucho esfuerzo para equipar con instrumentos tecnológicos para que no interfiriera el virus. Algunos servicios sufrieron más que otros y eso nos preocupa. Aquellas facultades en donde la vida y la enseñanza clínica es muy relevante tuvieron más dificultades, la facultad de enfermería fue una de ellas donde las prácticas curriculares en sanatorios o hospitales se tuvieron que ver suspendidas por protocolos sanitarios, eso está generando un atraso en calendarios. Son casos puntuales importantes.

Estudiantes

La facultad tiene contacto con los alumnos a través de distintos mecanismos. La universidad lanzó una encuesta para saber cómo fue el año. En ese contexto encontramos en el 1er semestre, el 85 % de estudiantes continuaba cursando. La aprobación de cursos nos sorprendió. La construcción de comunidad, vínculo entre docentes y estudiantes es muy importante. Eso demuestra que se logró mantener la comunidad unida. En temas de desvinculación encontramos lo que es la construcción de vida universitaria.

Parte del aprendizaje de la vida universitaria tiene que ver con el intercambio con pares y docentes. No es lo mismo una clase por zoom que presencial. En el 2021, por lo menos en el primer semestre tendremos una cuota de presencialidad bastante reducida.

La evolución de la epidemia a fines de noviembre y en la actualidad demuestra que no es razonable mantener una vía alta de presencialidad. Es cierto que en las escuelas tienden a ser las instituciones que cierran en última instancia y abren primero, no es lo mismo en la vida universitaria. En la vida universitaria hay mucha movilidad ya que hay estudiantes que desarrollan su vida en Montevideo siendo del interior. A la vez estamos trabajando con la población adulta.

Febrero y marzo

Tomamos la decisión de que el formato no sea presencial en las evaluaciones. Las excepciones tiene que ver con temas de evaluación. Acá hay contradicciones que hay estudiantes que nos piden a gritos la presencialidad y hay estudiantes que piden que se mantenga el formato de no presencialidad.

Evaluación

Son desafíos objetivos. Estamos trabajando en procesarlos. La UDELAR tiene una experiencia amplia en enseñanza de forma digital complementaria de la vía presencial. No obstante, esto implica un proceso de aprendizaje institucional e individual. Estamos convencidos que vamos a emerger en una segunda instancia en que estos aprendizajes nos enseñarán a combinar presencialidad con no presencialidad. Tenemos que adaptar marcos regulatorios de cómo se corrigen exámenes. La forma de la que se evalúa virtual no es la misma la que se evalúa de forma presencial. Hay universidades internacionales que han aprobado a estudiantes sin calificación con el fin de que el estudiante avance. También hay que ver que una carrera de 4 años, posiblemente un estudiante curse la mitad de forma no presencial y eso es bastante complejo. Una de las formas de adaptarse a esto es tener más evaluaciones durante el año. Más que calificar tiene que ver con diseñar pruebas de calificación.

Tener un espacio de convergencia ciudadana para ayudarnos como sociedad para sobrellevar la epidemia. Nos parecía bueno que haya un espacio, no partidario, donde se dieran diálogos importante sobre cultura, religión, para que los meses venideros se pudieran llevar de la mejor manera posible. Si ustedes vieron hace pocos días una encuesta en que la mitad de los uruguayos no estarían dispuestos a vacunarse, si bien tiene que ver con comunicación, tiene que ver con el pensamiento que tenemos como sociedad. Desde la diversidad y desde la diferencia, construir un espacio de diálogo para identificar problemas, miedos o temores, y poder tener acciones desde el punto de vista como sociedad. El GACH ha sido una gran novedad del Poder Ejecutivo. Sirve para que emerjamos como sociedad. Hemos tenido una enorme receptividad de distintos actores. Hay un elemento que es central, a la sociedad que les fue mejor fue donde se logró procesar con menos niveles de crispación y mayores consensos estos procesos. Esto requiere informar y que todos sepamos las dudas que tenemos y las pocas certezas.

Hay actores sociales que puede ser importante escucharles las voces. Entender que hay circunstancias que no hay soluciones mágicas. La vacunación no es una solución para las próximas semanas, es un instrumento para superar estas circunstancias.

Los cambios introducidos en el Parlamento al Presupuesto incrementan un 5 % los recursos previstos para la Universidad

El rector dijo que es un aumento moderado, pero agradeció la receptividad de todas las bancadas.

Serán 430 millones de pesos más de lo que planteaba el Poder Ejecutivo.

Permitirá reforzar el programa de dedicación total, y sostener el desarrollo de la Universidad de la República que está presente en casi todos los departamentos del país.

Carolina Cosse se reunió con el rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arim

Llegó a la sede institucional acompañada de Guillermo Moncecchi y Olga Otegui, quienes integraron el Ministerio de Industria bajo la administración de Cosse.

La intendenta electa de Montevideo había adelantado que quería reunirse con el rector para integrar a la Udelar en proyectos de innovación de la comuna.

Durante su campaña, Cosse se refirió en varias oportunidades a la posibilidad de coordinar acciones con la casa de estudios para llevar adelante propuestas que apunten a la tecnificación y aplicación de la ciencia y la academia para resolver problemas de gestión de la ciudad.

Estudiantes y trabajadores de la Universidad de la República irrumpieron en la presentación del “Día del Patrimonio” en reclamo de más presupuesto

Cuando el decano de la Facultad de Medicina agradecía la presencia del presidente y de la vicepresidente, de fondo empezó a sonar la protesta. Estudiantes y trabajadores de la Universidad irrumpieron en la presentación del “Día del Patrimonio”, en reclamo de más presupuesto. La Universidad pide más recursos para destinar a cargos de dedicación total […]

Cuando el decano de la Facultad de Medicina agradecía la presencia del presidente y de la vicepresidente, de fondo empezó a sonar la protesta.

Estudiantes y trabajadores de la Universidad irrumpieron en la presentación del “Día del Patrimonio”, en reclamo de más presupuesto.

La Universidad pide más recursos para destinar a cargos de dedicación total y para continuar con programas de descentralización.

El rector Rodrigo Arim le transmitió esta preocupación  al presidente este jueves, durante una reunión que mantuvieron en Torre Ejecutiva.

El proyecto de ley de presupuesto ingresó al Parlamento en la última semana de agosto. El gobierno definió un proyecto “austero” y de “ahorro”.

La comisión de la Cámara de diputados discute el articulado, y las bancadas parlamentarias evalúan ajustes y reasignación de recursos.

La Cámara acordó votar el proyecto entre el 11 y 16 de octubre; después continuará el trámite parlamentario en el Senado.

Rodrigo Arim: "La inversión por estudiante en UdelaR está en un guarismo paupérrimo en comparación internacional"

El rector de la Universidad de la República habló de la situación financiera de la institución, de la cantidad de egresados, las denuncias de acoso y la marcha por mártires estudiantiles.

La Universidad de la República solicitó un incremento de un 49 % del presupuesto en el quinquenio, con el objetivo de continuar desarrollándose e incrementar la política de descentralización que viene realizando en los últimos años. A su vez, en las últimas semanas en varias facultades han surgido movimientos que relatan presuntas situaciones de acoso sexual vividas en los centros de estudio e involucran denuncias a profesores. ¿Qué medidas tomarán al respecto?

El 12 de marzo con el decreto previo al covid-19 recibimos una exhortación del Ejecutivo a reducir 15 % el presupuesto. La UdelaR contestó al MEF que no está en condiciones de cumplir ese recorte por dos razones: una estructural y otra coyuntural.

En lo estructural, prácticamente no ha recibido ajustes en el rubro de gastos e inversiones por inflación en los últimos años. Tenemos un componente muy deteriorado. El segundo, que es más relevante, es que a  partir del 15 de marzo la UdelaR enfrenta un conjunto de desafíos como toda institución para continuar funcionando y ahora intentar aportar a mitigar los efectos del covid en Uruguay.

Logramos migrar 2.720 cursos a plataformas digitales. Quedaron sin instrumentar unos 70 a 100 cursos. Fundamentalmente los que eran con prácticas clínicas o con sistemas biológicos.

Tuvimos que adquirir el uso de plataformas digitales que no teníamos previstos. Compramos laptops para estudiantes que no tenían la capacidad. Para la UdelaR generó un costo adicional. Esto fue con ayuda del Plan Ceibal. No tenemos la cuenta exacta, estamos entre 600 y 700 laptop.

Tuvimos que atender procesos vinculados al covid. Estamos hablando de $200 millones, no lo vamos a recuperar. Son gastos incrementales exclusivamente por la epidemia, como los test diagnósticos o serológicos. Los destinamos desde los fondos de la UdelaR, que fueron redireccionados.

La UdelaR no recibe financiamiento por los test diagnóstico, por lo que usa sus fondos. Lo hicimos con algún apoyo de ASSE en algún caso. Eso sí está en diálogo con el Poder Ejecutivo.

Por limpieza o vigilancia tuvimos que gastar más.

En el rubro de gastos, el 15 % que pedía recortar el PE era unos $500 millones. Estamos con unos déficits también: el Hospital de Clínicas lo tiene y en otros casos la matrícula estudiantil, por suerte, sigue aumentando. La Universidad tiene la vocación de recibir más estudiantes.

Lo que se puso en duda fueron los egresos. La matrícula estudiantil está en su máximo. Estamos capturando arriba del 70 % de los que egresan de Secundaria. Uruguay tiene que prepararse. Lo que dijo el director de la OPP es incorrecto: si uno ve los datos en la web de UdelaR,

El egreso de la UdelaR estuvo estancado entre 1990 y 2005, cuando el presupuesto estuvo estancado. Eso depende de tener recursos y de que haya políticas adecuadas con los recursos, que pueden ser mal utilizados.

La inversión por estudiante está en un guarismo paupérrimo en comparación con el nivel internacional.

Descentralización

La decisión de instalar la carrera de medicina en el litoral del país, en el norte, es justamente una decisión adrede en lo entendido que la cantidad de médicos radicados al norte del río Negro tiene un nivel de desigualdad muy importante respecto al sur. Entonces decidimos generar un dispositivo.

Acceso

La UdelaR arrastra desigualdades previas. Está aumentando en los quintiles más bajos. Duplicamos la cantidad de carreras. Se está duplicando la matrícula en estratos medios-bajos y bajos. Ahora, se precisan más recursos.

Becas

Estamos enfrentando por primera vez un incremento en la solicitud de becas. Tenemos becas de alimentación, materiales, movilidad, la de laptop y la de cuidados para estudiantes con hijos. Estamos hablando  de cerca de 6.000 becas.

Uruguay tiene un dispositivo que no tienen otros países: el Fondo de Solidaridad. Tenemos que alimentar un fondo para solventar becas. Ese fondo tiene un problema de diseño, que es relevante, pero creo que es un instrumento relevante. En segundo lugar, el mundo en general discute la gratuidad. Hay que ser cuidadoso con lo que está sucediendo. Obama impulsó los community colleges gratuitos. Hay un problema a atender en óptica moderna. Hoy la posibilidad de acceder a estándares vitales razonables depende de llegar a educación terciaria, no secundaria. Estamos discutiendo esto en un contexto en que Uruguay tiene pocos estudiantes de educación terciaria.

Es claro que Uruguay atraviesa una crisis sanitaria. Ahora, si Uruguay no invierte veremos las consecuencias. Hay reformas en curso sustantivas.

Aumento

Ahora solicitamos un 49 % escalonado en el tiempo. Precisamos un 5 % para 2021 porque estamos teniendo unos déficits. Hay un número importante de docentes jóvenes que están solicitando ingresar en el régimen de alta dedicación.

Si no tenemos recursos para 2021, esos docentes van a emigrar. No les podemos generar condiciones para que permanezcan.

Tenemos que sostener un modelo de becas a nivel de grado, una relación de horas docente-estudiante y simultáneamente darle chance a los estudiantes para quedarse.

Denuncias de Acoso

Hay varias respuestas. Una es internalizar el problema. Esto es un problema de las instituciones. Por tanto, hay una responsabilidad de la UdelaR. Algunos de los recursos que estamos pidiendo tienen que ver con esto.

Esto es un problema internacional. Uruguay no está llegando tarde, sino como mundo llegamos tarde. Hay que buscar la manera de dar garantías. Y separa los componentes preventivos de los punitivos. Se tiene que poder. Todas las instituciones atravesamos estos procesos. Tenemos que poder. No tenemos una respuesta clara en el mundo.

El mecanismo punitivo ha funcionado alguna vez, sin embargo estamos lejos de los estándares. Denuncias en la Justicia no tuvimos, porque depende de la voluntad del denunciante. Hay procesos de desvinculación de la institución.

La UdelaR está en un proceso de construcción para tener mecanismos que den garantías. Los procesos administrativos son garantistas, pero tenemos que actuar con agilidad.

Marcha por presupuesto

Fue una marcha convocada por el movimiento estudiantil. Me invitaron a concurrir y acepté. Es complejo. Había mucha gente con poca preparación previa. Los organizadores solicitaron mantener el uso de tapabocas. Mi reflexión es que fue una marcha muy numerosa pero simultáneamente no se tuvieron recaudos por parte de los actores individuales. Tenemos que preservar los procesos de manifestación pública.

Me cuesta mucho calibrar la voluntad individual de las personas. Tenemos que preservar el derecho a la manifestación pública.

El Sindicato Médico habilitará su comisión de género para recibir denuncias de acoso, abuso o discriminación en la Facultad de Medicina

Los casos han sido relatados por médicas y estudiantes en redes sociales.

Comenzó con algunas denuncias y en pocos días alcanzaron miles de interacciones en Twitter.

En #MeLoDijeronEnLaFmed, alumnas y exalumnas han ido publicando situaciones que vivieron en la Facultad de Medicina, y que en muchos casos podrían configurar acoso sexual, abuso de poder, machismo, misoginia o discriminación. Los responsables, según esos relatos, son médicos y docentes.

El Sindicato Médico resolvió poner a disposición la Comisión de género para recibir denuncias. "Las conductas machistas en el contexto de una sociedad patriarcal nos merece el más profundo rechazo. Somos parte de esto, estamos involucrados en esto. Las conductas están naturalizadas e invisibilizada dentro de la práctica médica, como seguramente lo están en todas las profesiones y en todos los ámbitos. Felizmente ahora se están visibilizando, nosotros nos ponemos a la orden y vamos a trabajar intensamente desde todas las estructuras del Sindicato Médico", dijo el presidente del Sindicato Médico, Gustavo Grecco.

El rector de la Universidad dijo que, si bien corresponde a la Facultad de Medicina procesar primero estas denuncias, la Udelar tiene espacios donde se puedan analizar respetando los derechos de denunciantes y denunciados.

"Es probable que estemos resonando a destiempo en algunos procesos que tienen una larga data y en algunos casos se arrastran hace décadas. En la vida académica no estamos ausentes de estos problemas. Hay que tratarlos con mesura pero también con la seriedad de que tenemos que generar los derechos y las condiciones para que se procesen denuncias", dijo Rodrigo Arim, rector de la Udelar.

Jorge Gandini criticó que la oposición frenteamplista reclame mayor presupuesto para la Udelar sin decir de dónde proveer los recursos

El senador del Partido Nacional dijo que "es fácil tirar números por delante y prenderse de esas consignas".

Respecto a Udelar Carolina Cosse advirtió que “no es por ahí donde hay que recortar”

La candidata del FA a la IM pidió al Poder Ejecutivo que reflexione mejor sobre el presupuesto de la Universidad de la República.

Carolina Cosse: Ojalá el Ejecutivo lo evalúe mejor, reflexione un poco más y cambie esa posición. Estamos hablando de la Udelar que es el pulmón de la ciencia en Uruguay y el que durante cien años ha generado el 99 % de la investigación científica en Uruguay, es quien ha generado las científicas y científicos que ahora nos respaldan en la pandemia. Es docencia, investigación, extensión, eso hace que la docencia se enriquezca. Eso se traduce en mejores servicios, mejores profesionales, mejor atención y mejor calidad de vida. Eso es la Universidad de la República. Estamos en una semana muy particular es el aniversario de la muerte de Líber Arce, un estudiante que fue asesinado mientras reclamaba por el precio del boleto. Ojalá el Poder Ejecutivo evalúe un poco mejor porque no es por ahí donde hay que recortar.

La Udelar le informó al Ministerio de Economía que no está en condiciones de llevar adelante un ahorro en sus gastos, como sugiere el Poder Ejecutivo

La Udelar le informó al Ministerio de Economía que no está en condiciones de llevar adelante un ahorro en sus gastos, como sugiere el Poder Ejecutivo

El rector Rodrigo Arim dijo que el Ejecutivo habilitó hace dos meses los gastos mensuales, por lo que la institución está en condiciones de cumplir con su planificación para este año.

La Universidad de la República le comunicó al ministerio de economía y finanzas que no está en condiciones de reducir quince por ciento su gasto en inversiones por este año.

El gobierno excluyó a instituciones de ciencia y tecnología de la medida de ahorro que estableció por decreto, el 11 de marzo.

Ese mismo decreto exhortó a la Universidad de la República a recortar un quince por ciento su gasto en inversiones por este año.

Eso se mantiene.

Incentivar el ahorro es una potestad del poder ejecutivo y nosotros lo asumimos. ya le hemos contestado hace unos meses al ministerio de economía y finanzas que, por las circunstancias de este año y por la ausencia de ajustes que tuvo el rubro inversiones de la universidad en los últimos ocho años, para nosotros era prácticamente imposible asumir ese recorte.

Arim explicó que la universidad tiene gastos extraordinarios este año, algunos como consecuencia de la pandemia.

El rector aseguró que hasta ahora no hubo restricciones presupuestarias desde el ejecutivo, sino que fueron habilitados los recursos de acuerdo a lo planificado por la universidad.

Arim dijo que espera que eso se mantenga en el tiempo.

Yo diría que en este momento estamos expectantes. Tranquilos en el sentido de que lo planificado por la institución se está ejecutando. Esperemos culminar el año de esta manera y abrir la discusión presupuestal de los próximos cinco años que es lo relevante para todo el sistema.

La Universidad de la República combinará actividades presenciales y a distancia en el segundo semestre de clases

El rector Rodrigo Arim explicó a Radio Uruguay que se retomará paulatinamente la presencialidad en la medida en que la situación sanitaria lo permita.

La Udelar habilitó a fines de mayo algunas actividades presenciales como el uso de laboratorios y esperan retomar algunas más de cara al semestre par.

Arim dijo que es probable que las clases magistrales se mantengan en línea y que otras actividades prácticas podrán ser presenciales. De todas maneras, cada facultad tendrá autonomía para determinar cómo implementar sus clases. Lo que sí está establecido es que los grupos deberán ser reducidos para permitir el distanciamiento físico.

Para el final del semestre actual está previsto que algunos parciales y evaluaciones se realicen de forma presencial.

Udelar resolvió cerrar la sede de Rivera a raíz del brote de coronavirus de este departamento

Los demás centros siguen trabajando en el régimen de emergencia sanitaria previsto. 

El rector de la Universidad de la República firmó una resolución para mantener cerrado por tiempo indeterminado el Centro universitario de la Regional Noreste que está ubicado en Rivera.

Según el comunicado publicado el pasado sábado, la medida responde a la detección de nuevos casos en el departamento durante el fin de semana y al crecimiento de la pandemia en Brasil. EL centro permanecerá cerrado salvo por las tareas de mantenimiento indispensables hasta “tener un panorama más claro de la evolución de la epidemia en las ciudades de Rivera y Santana do Livramento”, según la resolución.

El resto de las sedes de los centros universitarios del noreste y las del litoral norte continúan su funcionamiento bajo las medidas ya establecidas, sin clases presenciales y con los criterios de concurrencia de funcionarios previstos. El rectorado ordenó extremar las precauciones sanitarias, como distanciamiento físico, desinfección de espacios y uso de tapabocas, además de las que la dirección de cada centro pueda determinar.

La Intendencia de Montevido hará testeos de Covid-19 en los barrios cuya población está en situación vulnerable

Las zonas y el alcance serán definidos en acuerdo con la Universidad de la República.

La Intendencia y la Universidad contarán con asesoramiento del Sindicato Médico, para salir a buscar a personas en situación de riesgo.

Se utilizará el testeo desarrollado por el Instituto Pasteur.

El trabajo de campo estará a cargo de la Intendencia, que apuntará a los barrios más vulnerables.

La ayuda con el diagnóstico se suma a otras medidas que ha tomado la Intendencia de Montevideo, como la desinfección de espacios públicos, el plan de alivio financiero y la entrega de 10.000 canastas.

Para definir la cantidad de test y los lugares específicos donde tomar las muestras, se tendrá en cuenta el conocimiento de los funcionarios, y el trabajo estadístico de la Udelar.