Rodrigo Arim: "La inscripción a Facultad de Ciencias creció 50% en 2021"

El rector de la Universidad de la República conversó sobre las bases del documento sobre la vuelta a la presencialidad y cómo será la vuelta a las clases en las distintas sedes universitarias. También habló sobre la continuidad de los estudiantes en pandemia, el impacto del presupuesto "austero" en la universidad, los recursos solicitados en la rendición de cuentas, los aportes de la universidad durante la crisis sanitaria, y el vínculo entre la universidad y el sistema político.

Vuelta a la presencialidad

El 15 de abril aprobamos el protocolo con la idea de tener un mecanismo relativamente automático para ir habilitando el paso a la presencialidad en la Universidad de la República. Hay que tener en cuenta el nivel de riesgo sanitario medido a través del índice de Harvard y su estabilidad, no importa el dato de un día sino de su evolución. Para eso nos nutrimos de información que provee los cuadros docentes de la UDELAR sobre cuál es la proyección para la semana entrante para cada uno de los departamentos donde la UDELAR tiene sedes importantes.  A partir de eso lo que hacemos es habilitar un conjunto de actividades presenciales. Su instrumentación depende de los servicios de las facultades.

Venimos de un periodo muy prolongado de ausencia en la presencialidad. Desde el 13 de marzo del año pasado con una no presencialidad o funcionamiento virtual muy importante durante el primer semestre, que luego fue flexibilizándose durante el segundo semestre del 2020. Pero este primer semestre del 2021 fue particularmente severo. Los estudiantes toman decisiones y nosotros no podemos bajo ningún concepto de un miércoles a un lunes volvé a clases cuando en realidad la mitad de quienes desarrollan su formación en Montevideo provienen del interior. Incluso en el interior también en las cuales tenemos sedes importantes como en Salto, Maldonado, Paysandú, Rivera, Tacuarembó y Rocha, los estudiantes se movilizan hacia esos lugares para estudiar. Tenemos que darles una ventana de tiempo razonable para que puedan adaptarse. Por lo tanto, no es que vamos a estar anunciando siempre lo que va estar sucediendo la semana siguiente, sino que en cada caso hay que tomar los recaudos para avanzar sobre la presencialidad dando los espacios y tiempos suficientes para la adaptabilidad. En algunos casos puede haber hasta funcionamientos híbridos. En algunos componentes permanezcan la virtualidad y otros en funcionamiento más presencial.

Hemos recuperados algunos espacios críticos de presencialidad. Por ejemplo, la facultad de Odontología. La enseñanza clínica en odontología es riesgosa en contexto de pandemia. En el hospital de clínica están comenzando las prácticas clínicas. Según el criterio de las facultades podrán volver aquellos estudiantes vinculados a los laboratorios y talleres. Con el cuidado de la progresividad hemos estado haciendo desde el 13 de marzo.

Otro componente equilibrando con cautela si bien la evolución de la vacunación del país es muy buena, hay que tener en cuenta que la población entre el 20 y 24 años son todavía el grupo etario con el menor porcentaje de vacunación. La información que tenemos en este momento es que un 20 % de población totalmente vacunada. Hay un gran porcentaje con dos dosis, pero hay que darles las semanas para que estén totalmente vacunados. Si bien no es una variable particular, si hay que tenerla en cuenta para tener cuidados correspondientes.

Protocolos

Irán habilitando ciertos tipos de actividades. En función de la evolución del índice de Harvard. Las oficinas de las facultades estarán en los horarios normales con protocolos adecuados, los alumnos podrán concurrir. Las áreas más afectadas puedan volver a la presencialidad a medida que el índice lo permita. La evolución de la pandemia fue muy veloz entre marzo y abril, y ahora está cayendo rápidamente. Hay que tener en cuenta los riesgos.

Estudiantes

Nosotros no podemos exigirle al estudiante que esté vacunado. Si podemos analizar que aquellos que estén vacunados puedan volver a la presencialidad. No es discriminación. A medida que se mezclen población vacunada y no vacunada es un factor de riesgo importante.

Autonomía

Bajo el criterio general de que tenemos que retornar a la presencialidad, no hay construcción universitaria sin comunidad universitaria. Como se van acomodando las piezas para volver tendrían que ser los servicios. Los que sufren más son los que tienen laboratorios y prácticas clínicas. Química y Medicina son las facultades que tienen más apuro por volver.

Educación

Sin dudas que lo que sucede en todos los niveles es que está afectada, en términos de calidad y profundidad de la enseñanza por la pandemia. En términos de aprobación de cursos y cursados, en promedio no tiene diferencias con 2019 y 2018. No hay mayor deserción. Mantuvimos la comunidad universitaria cohesionada. Cerramos un convenio con ANTEL que permite comprar conectividad para algunos estudiantes. Rinde sus frutos en base a que no tenemos que llegar a los abandonos. Parte del componente formativo tiene que ver con el intercambio entre pares y docentes. Eso nos preocupa en estos momentos y queremos volver cuanto antes.

Becas y beneficios

La UDELAR hace una solicitud de la rendición de cuentas bastante distinta que puede hacer en años habituales, es solicitar en condiciones de hacer y no tienen financiamiento para hacerlo. Tenemos una reducción en presupuesto reales de alrededor del 5% y 6 % en 2021. Uruguay está atravesando una situación crítica, sanitaria, social y económica. La universidad no puede ser abstracciones de esta realidad y tomamos la decisión por unanimidad de colectivos de hacer un pedido presupuestal que por un lado aplace la realización de algunas cosas que queríamos hacer, por ejemplo levantar los cupos de algunas carreras o concretar otras que tenemos académicamente aprobadas, pero no están instrumentadas por falta de financiamiento. Salvo el componente del interior que recibió una refinanciamiento el año pasado.

No vamos a solicitar lo que ‘no nos dieron’ y que creemos que estamos en condiciones de hacerlo. Queremos priorizar dos áreas críticas que tienen que ver con el covid, por una lado potenciar la capacidad de la UDELAR de aportarle al país durante este proceso de ‘salir de la pandemia’.

El Hospital de Clínicas está planteando el desarrollo de tres programas, baratos, asociados al covid. Primero Uruguay tiene un atraso relativo en el diagnóstico oncológico importante, no es responsabilidad de los prestadores de salud. Debido a la pandemia hubo restricciones en el funcionamiento del sistema sanitario que no permitieron la técnica y diagnóstico. La UDELAR a través del Hospital de Clínicas está proponiendo un programa de diagnóstico y tratamiento rápido del cáncer de mama. No queremos que se transforme en un problema sanitario importante para la sociedad uruguaya.

Segundo, ustedes saben el fenómeno que se llama Long covid, que son efectos a largo plazo por el Covid-19. Un gran segmento de la población que atravesó el covid tiene efectos sanitarios relevantes, es decir, que continúan con sintomatologías importantes por un periodo prolongado fundamentalmente respiratoria. El Hospital de Clínicas está pensando en tener un centro especializado en tratamiento de Long covid.

Tercer programa, Accidentes Cerebro Vasculares (ACV), durante 2020 y 2021 los accidentes tienen secuelas importantes y esas secuelas no han sido tratadas de forma adecuadas. Estamos pidiendo recursos para estas tres cosas y es lo que podemos hacer por el país en este momento.

Rendición de cuentas

Nuestra responsabilidad es poner arriba de la mesa algunas potencialidades que podemos hacer. Creemos que estamos en condiciones para aportarle al país. El Hospital de Clínica creemos que tiene cierta versatilidad de poder hacerlo que otras entidades de salud no las tienen.

Acá hay muy buena noticia. En el Uruguay creció la matrícula universitaria, un 12 % en 2021. Cuando el año pasado lo hablamos con el presidente de ANEP pensamos que habría una reducción en la matrícula, nos encontramos con una mayor matrícula. En particular la facultad de ciencias que venía con una inscripción estable o cayendo, aumentó un 50 % de inscripción. Sin dudas que Uruguay necesita más científicos. También enfermería que tiene un shock importante en las inscripciones. Lo cierto es que no podemos pensar que podemos inscribir a más de 3000 estudiantes que no teníamos previsto y atenderlos con los mismos recursos docentes. También tenemos otra realidad, la plataforma Zoom, que la contratamos con lo que hemos ahorrado en otros ámbitos por la no presencialidad.

Aporte de la UDELAR a la lucha contra la pandemia

Hay un seco que es la epidemia. Las ciencias provenientes del área biológica esperamos tengan un mayor aporte que las demás ciencias. La ingeniería hizo un aporte relevante. Desde diseño de protectores faciales de la salud hasta reparación de respiradores. En el área social hubo aportes desde seminarios. En este momento particular que estamos atravesando queremos nutrir gran parte de los recursos humanos que aportan las redes humanísticas.

Relación de la UDELAR  con el gobierno

Los vínculos que ha tenido la UDELAR con el Estado, aun con el Frente Amplio, no ha sido sencillo. Lo cierto es que hay espacio de conflicto, de encuentro, de entendimiento y diálogo, y la UDELAR como entidad de ser una voz independiente en un contexto tan complicado. Por ejemplo, no podemos dejar que pase lo que pasó en Brasil en el que el Poder Ejecutivo se impuso ante las investigaciones científicas e incluso llegó a negar la existencia del covid.

Cierre del GACH

El reconocimiento es un reconocimiento pertinente. Lo que importa en este momento es que hay un reconocimiento explícito del Poder Ejecutivo. Esperemos que ese sea el valor que preserve. El derecho al conocimiento y a la ciencia, el Estado tiene que ejercer ese derecho a los ciudadanos. Es un vínculo que puede ser sano y fructífero para el desarrollo social del país.

UdelaR buscará aportar "mecanismos de discusión y construcción" para fomentar el "debate nacional de calidad" durante las elecciones

"Nuestro rol no es intervenir en la campaña electoral, pero sí aportar elementos, pluralidad y diagnósticos", dijo el rector.

El rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arim, reflexionó sobre el papel que tendrá la academia en el período electoral que vivirá Uruguay durante el 2019 y 2020, con elecciones legislativas, presidenciales y departamentales.

“La Universidad tiene una obligación establecida por ley que es la de aportar en el debate de los grandes temas nacionales. En ese espacio, y a partir de esa función, estaremos construyendo mecanismos de aporte, de debate, de construcción para la discusión nacional.

Nuestro rol no es intervenir en la campaña electoral, pero sí aportar elementos, pluralidad y diagnósticos adecuados para discutir las distintas dimensiones que hacen al bienestar social.

Tenemos que incentivar el debate nacional de calidad”.

Los desafíos de Rodrigo Arim como nuevo rector de la UdelaR: "Necesitamos construir una agenda de transformaciones"

"Hay que hacer una reestructura del Hospital de Clínicas, pero no puede quedar solo sobre los hombros presupuestales de la Universidad", afirmó Arim.

La Universidad de la República (UdelaR) puso fin a la hegemonía de las reelecciones. Desde el retorno de la democracia, todos los rectores habían repetido su mandato. Pero en la última votación se impuso el economista Rodrigo Arim y quebró la tendencia.

Fue vicerrector y decano de Economía, consiguió 59 votos, cifra superior a los 48 votos que había obtenido en la primera vuelta. Eso le permitió conquistar la mayoría absoluta de la Asamblea General del Claustro y destronar a Roberto Markarián, que obtuvo 44 adhesiones.

¿Qué desafíos tiene por delante? ¿Cómo pensar la UdelaR hacia el futuro? ¿Cuánto incide el presupuesto? Abordamos estos y otros temas junto al nuevo rector.

Lo que pasó es una anécdota, no hay que darle más trascendencia. Es un hecho puntual, que no es deseable desde el punto de vista de la democracia universitaria. Los universitarios siempre pensamos en el cogobierno como algo importante, como una forma de democracia, y eso merece respeto.

Estamos hablando de que fueron ciertos grupos que no tuvieron la posibilidad de plantear un candidato propio. Es parte de las reglas de la democracia el pensar que ningún candidato cumple con sus expectativas. Pero hay que respetar los resultados de la democracia universitaria.

Ahora tenemos que empezar a construir una agenda de transformaciones que la Universidad y el país necesitan. La Universidad necesita recuperar algunas agendas de períodos anteriores e iniciar otras más profundas con cambios a largo plazo.

Con todo el respeto que me merece Markarián, creo que hay un par de ingredientes que condicionaron mucho los procesos de los últimos años. Uno tiene que ver con la forma en que se llega a la elección de un rector. Hay que volver a pensar la Universidad con horizontes largos, no se pueden procesar decisiones exclusivamente en el corto plazo.

La UdelaR tiene 120.000 estudiantes, y varios miles de docentes y funcionarios no docentes. Es una Universidad donde existen diferencias y asimetrías importantes por las propias barreras que plantea la ley orgánica. Pero la UdelaR no está estancada desde lo institucional.

El tema presupuesto lo vivimos con ansiedad durante el último período. La última ley presupuestal es mala desde lo técnico: no solo asigna pocos recursos, sino que hace imposible aplicar y planificar.  A veces el país le exige cosas a la educación que tiene que exigirle, pero tiene que darle los recursos para poder hacerlo.

Queremos llegar al 2020 con una ley presupuestal que sea el reflejo del desarrollo, con metas en todos los aspectos, y que señale los recursos: un presupuesto robusto y transparente, que indique a qué renuncia el país si no se atienden esos pedidos.

Hay que hacer una reestructura del Hospital de Clínicas, pero no puede quedar solo sobre los hombros presupuestales de la Universidad.

Roberto Markarian buscará ser reelecto como rector en las elecciones universitarias de setiembre

El jerarca dijo que buscará mejorar la coordinación entre las inversiones de todas las instituciones terciarias.

En las elecciones universitarias de setiembre, el actual rector de la Universidad de la República, Roberto Markarian, aspira a ser reelecto y continuar adelante con su gestión.

“Quiero seguir, y es legalmente posible. Estoy trabajando para eso. El contexto es adverso, pero es un hecho que cuatro años es poco. Es una institución muy grande, muy diversa, muy descentralizada. Las modificaciones son lentas porque hay que convencer desde abajo para que las cosas que se deciden arriba marche bien”, afirmó Markarian.

El actual rector considera que se debe organizar la inversión que se realiza en las instituciones terciarias. “Entre las metas grande que tengo si siguiera, es organizar el sistema terciario y universitario coordinando las inversiones que se hacen en UTEC, UTU, formación docente y Universidad de la República. Las descoordinación que existe es muy grande y es necesario que el país legisle sobre ese tema”, señaló.

Los funcionarios de la Udelar completaron la serie de paros zonales y anunciaron más medidas para este viernes

Reclaman el 6 % del PBI para la educación y el 1 % para investigación.

El último paro zonal incluyó las facultades de Medicina, Química y Agronomía, y las oficinas de Maldonado, Rocha y Treinta y Tres.

En el caso de Medicina ocuparon por 24 horas y adhirieron también los docentes y estudiantes.

Reclaman el 6 % del PBI para la educación y el 1 % para investigación.

Los funcionarios de la Universidad volverán a parar el viernes, cuando se prevé que la Cámara de Diputados vote los artículos de la Rendición de Cuentas sobre la Universidad de la República. En este caso el paro será de 08:00 a 20:00 horas.

Robaron materiales químicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República

El centro universitario informó que las muestras sustraídas no contienen virus.

Durante el fin de semana, aprovechando la ausencia de docentes y alumnos, desconocidos ingresaron a la Facultad de Ciencias y robaron compuestos químicos del sector de Virología.

Según informó la Facultad en un comunicado “las pequeñas cantidades del producto químico substraído es parte de un proyecto de investigación, carece de valor económico o comercial y no representa un peligro para la salud pública".

Además, se aclaró que los materiales robados no incluyen muestras de virus. Sin embargo las autoridades recomendaron a la población evitar la ingesta, inhalación y contacto con los compuestos robados.

Como consecuencias del hurto, se registraron daños en el edificio de la Facultad y pérdida de materiales de trabajo.

Desafíos de la Universidad de la República

En Esta Boca es Mía debatimos el tema junto al rector de la Universidad, Roberto Markarian.

Markarian aspira a que presupuesto de la Udelar contemple el crecimiento previsto

Se reunirá con los presidentes de cada partido político para presentarle el plan de la Universidad de la República.

El rector Roberto Markarian explicó:

"La Universidad querría ser un tercio más grande de lo que es ahora. El presupuesto actual es de 400 millones de dólares, un tercio más son un poco más de 100 millones de dólares. El hincapié central lo vamos a hacer en continuar mejorando el personal docente, queremos incrementar el número de docentes con dedicación total y estudios de postgrado y queremos dar un nuevo paso de crecimiento en el interior. Así que este año esperamos tener más de cinco mil estudiantes más en el interior y en Montevideo quizá quince o veinte mil".

Fondo de Solidaridad se deberá pagar mensualmente

Los egresados deberán presentar a sus empleadores un certificado de estar al día.

El monto a pagar se divide en 12 cuotas con carácter de anticipo mensual y obligatorio entre enero y diciembre.

El pago se debe realizar hasta el último día de cada mes para evitar multas y recargos.

El monto total de los aportes y las formas de pago se mantienen.

El monto del aporte fondos se establece según la cantidad de años de egreso y la duración de las carreras.

Luego de culminada la carrera durante los primeros 4 años no se aporta; de 5 a 9 años se aporta la mitad y con 10 y más años de egreso se aporta por el total.

El monto se establece por la duración de las carreras. Una primera franja para las que son menores a 4 años y otra para las de 4 o más años de duración.

Causales de cese de aportación

Que el contribuyente cese en toda actividad remunerada y acceda a  una jubilación. El egresado que cese en la actividad laboral por jubilación, debe presentar una declaración jurada al Fondo de Solidaridad manifestando dicha situación. La misma debe ser acompañada por un timbre profesional. En caso de que su situación laboral cambie, deberán informar nuevamente al Fondo de Solidaridad de dicha situación.

Que transcurran 35 años desde el comienzo de la aportación al Fondo de Solidaridad y 25 años para el Adicional.

Que el contribuyente presente una enfermedad física o psíquica  irreversible que lo inhabilite a desempeñar cualquier tipo de actividad remunerada.

Con respecto a las exenciones por mínimo no imponible prolongada:

Para el contribuyente que presente la solicitud de exención, no obteniendo ningún ingreso proveniente de actividad laboral, ni dependiente, ni independiente y además tengan 70 años cumplidos,  puede acceder si así lo desean a la exención automática de los próximos aportes, debiendo informar cualquier cambio respecto a su actividad laboral.

Interior entregó a la UdelaR archivos digitalizados de Inteligencia Policial recabados entre 1968 y 1974

"La digitalización se le entrega a la Universidad de la República y los archivos a Presidencia", explicó Bonomi.

En este sentido, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, explicó:

“Se digitalizaron los archivos desde 1968 a 1974. La digitalización se le entrega a la Universidad de la República y los archivos a Presidencia. Eso es lo que se ha hecho. Se va a seguir digitalizando. Pero se entró a hacerlo por etapas para poder tener primero lo que parece más sensible a los efectos de la investigación de los hechos que acontecieron en dictadura y en predictadura”.

Ocupan la Facultad de Medicina en contra del recorte en educación

Los funcionarios marcharán al Palacio Legislativo donde se votará la Rendición de Cuentas.

Esta ocupación será acompañada por un paro en todas las facultades hasta que concluya la votación del artículado de la Rendición de Cuentas, que establece recortes para la educación.

Los integrantes de la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (Affur) se movilizarán hacia el Parlamento para observar desde las barras la discusión, el tratamiento y la votación de esta Rendición de Cuentas.

Para no perjudicar a los becarios de los comedores de la Udelar, se cumplirá con un servicio de emergencia de viandas.

Desde Affur se consideró auspiciosa la última propuesta acordada entre el Ministerio de Economía y la mayoría de la bancada oficialista, donde se aseguran recursos para la Udelar y el Hospital de Clínicas.

En la noche del lunes se votó el proyecto en general de la Rendición de Cuentas, solamente con los votos del Frente Amplio (50 en 99) y al mediodía comenzará la votación del artículado.

Habrá negociaciones con los legisladores que no quieren votar la última redacción del artículo 6, que refiere al gasto en educación.

El rector de la Universidad dijo que el Gobierno pone en una situación difícil a la institución por postergación de gastos

Afirmó que es una cifra muy pequeña a nivel global, pero sustancial para el funcionamiento de la Universidad.

En este sentido, el rector Roberto Markarián señaló:

“Creo que tenemos razón en reivindicar lo que estamos haciendo. Hemos planificado la distribución del dinero que nos prometieron para el año que viene. Sería una gran traspié que el Parlamento no fuera para atrás en la propuesta que hace el Poder Ejecutivo.

Las cifras son menores. Ayer mandé los números a parlamentarios porque creo que es fundamental. Se dice que el déficit previsto para este año es más del 4% del PBI, que el previsto para el año que viene es más del 3% del PBI. La cifra que nos están quitando es menos del 0,1% del PBI. Es poquísimo. Es inentendible que nos hayan colocado en esta disyuntiva que nos coloca en una situación incómoda”.