Gonzalo Moratorio: "Somos los peores del mundo y no lo merecemos"

El científico uruguayo compartió su evaluación sobre el curso de la pandemia, su visión de las medidas y la agenda de apertura del gobierno. También conversó sobre qué se tendría que hacer para afrontar el mes de junio. Por otro lado, habló sobre su interpretación del aumento de casos.

Impacto de la pandemia en Uruguay

Voy a intentar ser bien claro y bajar a tierra una de las principales razones de por qué aún no. La primera hay que considerar tener la primer dosis es prácticamente lo mismo que no tener absolutamente nada. La vacuna tiene ese doble efecto de generar cierta seguridad que tal vez en el inconsciente a uno lo lleva a creer y aumentar una movilidad que hace tiempo, la comunidad científica viene diciendo que es significativamente alta para lo que hay que tener y más aún en el contexto de la vacunación. La primera gran conclusión es que los datos son muy prometedores, es que esto empieza a jugarse con los 14 días después de la segunda dosis. Con la primera dosis no estamos protegidos aún. Lo segundo es que la vacunación empieza en el Uruguay en un momento de un gran circulación comunitaria. El tercero, más allá de un esfuerzo titánico de salud pública, terceros en América en cuanto a dosis y campaña de vacunación, hay que pensar que la misma no pudo haber sido la misma de aumentar y acelerar por motivos como lo comercial y el cronograma. Lo otro por la obligatoriedad de tener en cada vacunatorio de tener una ambulancia para lo que significa el hecho de esperar los 15 minutos por reacciones alérgica. Prácticamente eso no se ha visto en nuestro país.

El tiempo que necesita Sinovac para realmente hacer efecto es mayor. Ayer era que la tecnología la cual es innovadora y ha demostrado ser muy buena tenía todo el temor de que uno la primera vez que aplicábamos en poblaciones humana y hoy parece que nos olvidamos de eso. Ambas tecnologías son muy buenas, nada más que una necesita un tiempo mayor.

Movilidad

Vengo de manifestar en redes que lo principal es bloquear al rival durante el proceso de vacunación. Podemos pensar como sigue el proceso de vacunación donde se esté liberando a gente con dos dosis y luego de los 14 días, es un proceso que requiere otro cronograma.

Estoy en el laboratorio del Institut Pasteur y hay medidas que no pueden haber más de dos personas en un laboratorio y créanme que estos momentos si hay lugares que tienen que tener los motores prendidos las 24 horas y trabajando son los laboratorios y más los laboratorios de virologías.

Siempre hay medidas desde el punto de vista individual pero que necesitan una guía, necesitan ser ajustadas algunas clavijas a nivel de lo que son los gobernantes y por otro lado acá no es un tema de hacer catarsis o ir para atrás, es un tema que siempre lo he dicho que es proteger la vacunación y reducir la movilidad.

Hoy en día tenemos que cambiar el rumbo en cuanto a cómo se están desenvolviendo las actividades. No es ir contra los freeshops o alguna medida específica, es decir, tuvimos lo que pasó con la variante P1 de Brasil. El día que nos enteramos que se detecta el caso de la variante de la India, el día posterior vemos lo que han publicado los medios sobre el flujo en la frontera brasilera por actividad comercial y eso es preocupante. Se pueden hacer cosas, pero es un territorio complejo y hay que seguir protegiendo la vacunación.

No estoy pidiendo un lockdown, si una vez más diciendo que hay factores que los podemos medir que eso componentes pueden impactar produciendo un cambio en la dinámica de lo que es la circulación del virus, tuvimos todas las herramientas para hacerlo. Hay que repensar las estrategias. Posiblemente una medida de ese estilo en nuestro país y con la idiosincrasia seguro va tener mucho menos impacto como países como Reino Unido.

Se ha hecho una estrategia interesante de inmunizar maestros y demás sectores.

Es difícil manejar el altísimo porcentaje de contagio intrafamiliar, pero llega. Es un escenario extremadamente complejo y que a mi particularmente me provoca muchísimo dolor y también muchísima frustración. Cómo es increíble cómo se pudo jugar tan bien y después haber jugado tan pero tan mal. Imagínense el inicio del 2020 como ha sido, imagínense todas esas muertes que salvamos, es decir, que hay muertes que eran evitables.

Combinación entre vacunas

Creo que falta evidencia, primero para saber si esas plataformas funcionan. Existen estudios del uso distinto de plataformas e inclusive que dan mejores resultados en combinarlas. Los estudios que combinan virus inactivados y plataformas de vacunas de RNA , pero no creo que tengan problema, están en curso. Y creo que sí, que una tercera dosis sería un muy buen mecanismo para poder de alguna manera ratificar y elevar la eficacia de la vacuna.

Reflexión

Para la gente que estando tan cerca de la vacuna e inclusive la gente más joven,  que más que nunca extreme los cuidados y por favor considere que una cosa es vacunarse y otra cosa es estar inmunizado, eso empieza a los 14 días de la segunda dosis y la primera dosis, en la mayoría de los casos en nuestro territorio, no significa nada, significa nomas el primer ladrillo. Los riesgos de mortalidad y de riesgos bajan hasta un 57 %, al menos son lo datos de nuestro país con Sinovac.

Más que nunca ser consientes de que hoy somos los peores del mundo y no nos merecemos este escenario.

Raúl Bianchi: "El porcentaje de vacunación en la salud anduvo en el 69,5 %"

El asesor logístico del Ministerio de Salud Pública conversó sobre la saturación en la agenda de vacunación en los últimos días y el nuevo sistema que soportará una gran cantidad de usuarios a la misma vez. También habló sobre la agenda durante Turismo.

Agenda

Al principio arrancamos con grupos prioritarios. Nos pasó que nos sobraba capacidad los primeros diez días. Abríamos una canilla con poca gente. No queremos perder más capacidad de producción ahora que vienen las vacunas y abramos para mucha más gente. Hubo una saturación en el sistema.

Se protege el sistema. Ingresan 15 mil 20 mil personas juntas y a la vez hacen click y lo que pasa es que el sistema se protege y dice “no dejo pasar”.

Habrá un sistema mejor lo que va permitir es que habrá como una sala de espera. Aguanta toda la gente. Te tomará el mensaje y te va devolver una propuesta de horario.

Sistema

Hay un tema importante que es le priorización. Hay ciertos grupos que a la sociedad que le conviene que estén protegidos primero. Para que el flujo sea alto y se pueda controlar, el regular la demanda te permite esa ventaja.

Al principio tuvimos llegadas muy intermitentes de las vacunas. En ese sistema que llegaron pocas es muy difícil darle continuidad al flujo. Ayer estuvimos trabajando todo un día en establecer para el país un circuito para Pfizer y otra para Sinovac. Estuvimos 10 horas trabajando en este tema al ver departamento por departamento. Estamos terminando para que se pueda subir a la agenda la semana que viene y a partir de ahí darle un poco más de proyección. Hasta ahora por el tema de las pocas cantidad y los cambios continuos es muy difícil.

Si uno tiene la agenda muy llena hacia adelante ese tipo de reacciones y cambios no se pueden hacer de un día para otro.

El WhatsApp anda volando. Se sacaron los servicios de la web ya que aguantaba pocas entradas y eso consumía la velocidad de la aplicación. Con lo que se está trabajando que se utilizarán servidores de Amazon entendemos que si.

En Rivera pasa que tiene más porcentaje de vacunados cada 100, tiene un 10 % de vacunados cada 100 habitantes y el que menos tiene es Canelones. Canelones tiene una explicación hay pocos puestos que estamos abriendo muchos más. Están agotados los cupos. Para la semana que viene habrá 3 o 4 que se abrirán. En Rivera hay mucha capacidad. Hay 80 % de capacidad disponible.

En el resto de los departamentos está la mayoría está agotados. Después de la franja de 80 van a venir ellos. Si bien vemos que baje la capacidad de los de 80, bajaremos la edad.

Ellos siguiendo todo el tiempo de lo que está pasando con la vacunación.

Estás hablando que por arriba de los 80 hay unas 140 mil personas y de la salud son unos 70 mil. Dos entregas de Pfizer que sería la tercera y la cuarta, luego habría que dar la segunda dosis. Calculo que unas cuatro semanas podemos empezar con ese grupo si no se extiende Sinovac y si no se extiende este grupo de 80 y el de la salud.

Turismo

Los de 18 y 50 no le quitan tiempo a los mayores de 70. Me meto de terreno más de médico que de logística. El objetivo es darle prioridad al grupo en donde se puede reducir un poco la transmisión. Estamos a 18, a 12 o 13 días de arrancar, cuando llegamos ahí puede ser que ese grupo esté todo vacunado.

Sobras

Pfizer plantea un reto que una vez que descongeles los frasquitos en cinco días tenés que tirarlos. En otros países terminan rematando por cualquier vía con tal de no tirarlos. Por dársela al que no corresponde no es tirar. Con este circuito que es continuo no nos va pasar eso ya que si sobró un día se dará al día siguiente.

Los países están peleando mucho por sacar las 6 dosis. Nosotros sacamos prácticamente todas las 6 dosis.

Lo que estuvimos viendo es que en Salto hubo 100 personas que se vacunaron y fueron 4 del personal de salud. Para mi estuvo bien.

Del primer grupo, el de la salud anduvo 69,5 %, Ministerio de Defensa 71 %, de educación 61% y se esperaba un poco más, particularmente de la salud.

La situación económica y la salud son las principales preocupaciones de los uruguayos, según encuesta de Cifra

El 73 % de los uruguayos dice estar conforme con la gestión de gobierno sobre la pandemia.

Hace un año que se detectaron los primeros casos de Covid-19 en Uruguay. En todos los primeros meses hasta setiembre inclusive hubo muy pocos casos diarios, nunca superior a 35.

La situación empezó a cambiar en octubre, y hacia fines de mes llegaron a superar los 60 casos. Un mes después, a fines de noviembre, se superaron los 200 casos diarios.

A principios de enero se llegó a un pico de 1.215 casos, y luego la tendencia se invirtió, y un mes después los casos diarios cayeron hasta un mínimo de 342. Pero desde entonces la enfermedad volvió a propagarse, hasta las cifras que están siendo divulgadas en estos días, superiores a los 1.500 casos diarios, con una tasa de positividad también en aumento.

Las encuestas cuyos resultados se muestran hoy se realizaron en abril, mayo y julio, todos meses con pocos casos, otra en noviembre cuando los casos comenzaban a aumentar mucho, y ahora a fines de febrero, cuando se observó tanto una primera disminución como luego un aumento de casos.

¿Cuánto preocupa la pandemia a los uruguayos? En nuestra última encuesta, la salud aparece como el principal problema para el 37% de los uruguayos, apenas por debajo de la situación económica (38%). El único otro problema que destaca una minoría es la inseguridad (13% la considera el principal problema).

El pico de la preocupación por la salud se dio en abril pasado, cuando hacía pocas semanas que el coronavirus se había instalado en el país, aunque el número de casos diarios era bajo. Entonces el 44% consideraba que la salud era el principal problema. Luego, a medida que los datos mostraban que los contagios seguían siendo pocos, esa preocupación disminuyó.

Tras el aumento de casos en noviembre, volvió a trepar y en esta última encuesta de febrero se mantiene: casi 4 de cada 10 adultos consideran que la pandemia es el principal problema del país. Otro tanto, sin embargo, piensa que lo es la economía. Quizás el aumento grande de casos en estos últimos días esté haciendo que algunos uruguayos reevalúen la situación, y que hoy sean más los que ponen a la salud como principal problema. Pero seguramente sigan siendo muchos los que siguen preocupados por la economía, como lo estuvieron a lo largo de todo el año pasado y también ahora en febrero.

Sin embargo, aunque muchos están preocupados por los contagios, la enorme mayoría considera que el gobierno se está manejando bien o muy bien para hacer frente a la pandemia. El pico de aprobación se dio en julio pasado, cuando casi 9 de cada 10 uruguayos aprobaban el manejo de la crisis. En noviembre los casos estaban aumentando, y disminuyeron un poco los juicios positivos; hace dos semanas, con los casos otra vez en aumento, disminuían un poco más la aprobación, pero incluso así tres de cada cuatro uruguayos seguían teniendo una buena opinión sobre cómo el gobierno enfrenta la pandemia, y solo uno de cada cinco lo criticaba.

La evaluación está teñida por la política. Los votantes de la coalición tienen juicios casi unánimemente positivos sobre el desempeño del gobierno en el combate al Covid. Las opiniones de los votantes de la oposición están divididas: 50% considera que el gobierno está manejando mal la pandemia y 48% que lo está haciendo bien. Esta evaluación, sin embargo, es bastante más positiva que la que estos mismos votantes hacen de Lacalle Pou como presidente, ya que sólo el 26% de los frenteamplistas aprueba su gestión.

La pandemia se combate con las medidas que ya hace meses que rigen (distanciamiento, tapabocas) y con la vacunación. Como se mostró hace unos días, a fines de febrero, antes de que llegara la vacuna al país, el 55% de los uruguayos estaba planeando vacunarse, y un 36% pensaba no vacunarse.

Con el 55% de vacunados no alcanza para alcanzar la inmunidad de rebaño. Sin embargo, es probable que esa predisposición esté cambiando. Para ello se muestra la evolución de las opiniones en Estados Unidos en noviembre, un mes antes de que se empezara a vacunar allí y ahora en febrero, luego de dos meses de campaña de vacunación. En noviembre solo el 51% de los estadounidenses pensaba vacunarse, pero en febrero los que ya se habían vacunado o iban a vacunarse eran el 68%, un aumento de 34%. Si en Uruguay se logra el mismo aumento, en un mes y medio los vacunados y los que quieren vacunarse llegarían al 74%.

Una campaña bien organizada de vacunación, sumada al temor que genera el aumento reciente de casos, seguramente convencerá a muchos indecisos de que vale la pena el esfuerzo de anotarse y concurrir a recibir la vacuna. De ello depende la rapidez con que Uruguay pueda retomar a pleno la actividad, para atender a ese otro gran problema que preocupa a la gente: la situación económica.

Un avión de Latam partió desde Chile rumbo a China para traer las primeras dosis de la vacuna de Sinovac a Uruguay

Así lo informó el programa Así nos va, de radio Carve, y lo confirmó Telemundo con fuentes del gobierno. Se espera que estas dosis lleguen en la noche de este jueves y que horas más tarde se de inicio a la campaña de vacunación contra el Covid-19.

El avión de carga de la firma Latam arribará al Aeropuerto Internacional de Carrasco próximo a la medianoche de este jueves. Traerá consigo las primeras dosis de la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac, según informó el programa Así nos va.

El número de dosis que llegará en este primer lote todavía no fue informado. Uruguay negoció directamente con el laboratorio chino la compra de 1.750.000 dosis.

Chile colaborará con la logística, según dijo el director de la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud chilena, Valentín Díaz, a El País.

Díaz dijo al matutino que el Estado chileno está ayudando con el proceso logístico de importación de la vacunas, al enviar un avión de la firma Latam a China para recoger un lote de dosis para Chile y otro para Uruguay.

Hasta el momento los prestadores de salud todavía no fueron informados sobre la eventual llegada de la vacuna este jueves. Serán notificados 24 horas antes de modo de que una vez estén las primeras dosis en el país ya pueda comenzar la campaña de inoculación.

Encuesta vacunas: aumentó la confianza en las marcas Pfizer y Sinovac

Tras el anuncio del gobierno del pasado 23 de enero, sobre la compra de vacunas de ambas marcas aumentó la confianza de los uruguayos. Sin embargo, la China sigue siendo la de menor confianza entre las que se realizó la consulta.

La confianza de la población en las vacunas Pfizer y Sinovac aumentó tras el anuncio del gobierno confirmando la compra de esas dos marcas, anuncio realizado el 23 de enero pasado

Este es uno de los resultados que muestra el estudio de la “usina de Percepción Ciudadana”, del programa de Naciones Unidas para el Desarrollo con apoyo de Udelar y la sección de datos de La Diaria.

Este trabajo consiste en una encuesta realizada con frecuencia a un grupo representativo de la sociedad, y que en su edición más reciente muestra que la de Pfizer es la que más confianza genera, con datos que aumentaron tras el anuncio del gobierno.

Por el contrario, la de Sinovac es la menos confiable según los encuestados, aunque de todos modos hubo un impacto positivo tras el anuncio de compra que realizó el presidente Lacalle Pou el 23 de enero, según explicó a Telemundo Martina Lejtreger, vocera de la usina de Percepción Ciudadana.

Según este estudio, la disposición a vacunarse aumentó levemente entre diciembre y enero, de 56 a 58 %. Entre quienes no estarían dispuestos a vacunarse, 64 % argumenta que “la vacuna fue desarrollada demasiado rápido, 41 % consideró que la vacuna no será suficientemente efectiva, 27 % dice que las vacunas fueron desarrolladas en países que no le dan confianza, 15 % explica que a su entender la vacuna es un mecanismo de manipulación de personas, entre otros motivos.

Según señaló Lejtreger, estudios internacionales relacionan la disposición a vacunarse con los anuncios de los gobiernos sobre compra de vacunas confiables.

Por otra parte, el informe de la usina de percepción ciudadana que también analiza aspectos socioeconómicos, muestra que crece en la población la cantidad de gente que considera necesario implementar una renta básica transitoria para las poblaciones más vulnerables.

Esta percepción aumenta especialmente en los sectores de mejor nivel socioeconómico.

Las personas que ya hayan enfermado de coronavirus recién podrán vacunarse cuando se cumplan seis meses desde que se recuperaron de la enfermedad

Así lo comunicó el Ministerio de Salud Pública a prestadores de salud en una reunión que mantuvieron este viernes.

¿Cuánto tiempo permanecen los anticuerpos en un paciente recuperado de coronavirus? La pregunta se instaló entre investigadores desde que la pandemia ingresó al país.

De cara a la vacunación que se espera que comience en marzo, las autoridades sanitarias resolvieron basándose en estudios locales e internacionales, que un paciente recuperado se considerará inmunizado hasta seis meses después de haber sido dado de alta.

Por eso, quienes hayan cursando la enfermedad deberán esperar hasta seis meses para inocularse, una forma de reservar dosis para aquellas personas que no tengan ninguna defensa contra el virus.

Así lo informó el Ministerio de Salud Pública a los prestadores de la salud en un reunión virtual que mantuvieron este viernes.

En la reunión también se anunció que se inciará una campaña publicitaria para contar los detalles del consentimiento informado que deberán firmar quienes vayan a recibir la vacuna. De esta forma, buscan acelerar el proceso de inoculación para que las personas no se pongan a leer el documento en el lugar.

El objetivo es que cada uno de los 80 vacunatorios que habrá en todo el país vacunen a 32 personas por hora.

La vacunación se hará de lunes a sábado de 8:00 a 22:00 horas. Las personas deberán agendarse previamente vía web, Whatsapp o telefónica.

Además, una vez que se vacunen deberán permanecer en el lugar 15 o 30 minutos, dependiendo de si tienen o no antecedentes de alergia de alguno de los componentes de la vacunas.  Ese tiempo se utilizará para monitorear posibles reacciones alérgicas.

En la madrugada del sábado llegaron los cuatro ultrafreezers para el almacenamiento de las vacunas de Pfizer a bordo del Hércules de la Fuerza Aérea

El ministro de Defensa Javier García destacó que son piezas fundamentales para garantizar la cadena de frío de las vacunas, que requieren almacenamiento a 70º bajo cero.

El avión de la Fuerza Aérea Uruguaya aterrizó en la base aérea de Carrasco a las cuatro menos veinte de la mañana de este sábado.

El ministro de Defensa Nacional consideró la llegada de los cuatro refrigeradores especiales como la primera etapa para la campaña de vacunación contra el coronavirus.

“Es tan importante las vacunas, obviamente, como que puedan estar vigentes y continuar su cadena de frío”, señaló el ministro García.

Los cuatro ultra freezer quedarán instalados en la terminal de cargas; almacenarán las vacunas, que las autoridades estiman que llegarán a fines de este mes o primeros días de marzo.

Cada uno de estos refrigeradores puede guardar unas doscientas mil dosis.

“O sea que con lo que tenemos acá, ya tenemos una capacidad de un millón de dosis en depósito”, explicó el  ministro.

Las vacunas requieren estar almacenadas a setenta grados bajo cero; eso motivó la compra de estos refrigeradores en Estados Unidos.

“Y hoy podemos decir tranquilamente que garantizamos la cadena de frío; a partir de hoy está garantizada la cadena de frío” , expresó García.

El sábado veintitrés de enero, el presidente Lacalle Pou anunció la compra de casi tres millones ochocientas mil dosis de las vacunas de los laboratorios Pfizer y Sinovac, para iniciar la campaña de vacunación.

Exigirán firma de consentimiento a quienes se vacunen contra Covid-19

Debatimos el alcance de esta medida y la controversia por su aplicación.

Que Uruguay produzca vacunas es una posibilidad que puede concretarse, pero no con vacunas contra el coronavirus

Según los expertos, los tiempos para instalar una planta que permita hacerlo son extensos, mucho más de lo que la emergencia sanitaria requiere.

La idea de producir vacunas en Uruguay entusiasma a los científicos porque el país tiene antecedentes, experiencia y posibilidades ciertas, más allá de lo presupuestal.

El inmunólogo Alejandro Chabalgoity miembro del Comité Asesor de Vacunación del MSP dijo a Telemundo que la posibilidad de producir vacunas en colaboración con el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, de Rusia “es muy interesante y se está evaluando”.

No obstante, el médico afirmó que “en ningún caso darían los tiempos” para fabricar vacunas contra SARS- CoV -2, en el contexto de esta pandemia porque los plazos requeridos para poner una planta de ese tipo en funcionamiento son más largos de lo que la emergencia sanitaria requiere.

Por su parte, María Moreno, doctora en inmunología aseguró a Telemundo que es algo “sumamente atractivo, particularmente la producción de algunas vacunas de poco interés para los países desarrollados pero que son muy necesarias para la región”.

Moreno coincidió con Chabalgoity  que “son infraestructuras complejas y específicas para cada una de las distintas plataformas de desarrollo de vacunas por el equipamiento requerido para cada producción. Además, los requisitos en materia de GMP son muy exigentes”, refiréndose a Good Manufacturing Practices, sistema que garantiza que las vacunas se producen bajo estrictos estándares de calidad.

Hace diez días, el diario El Observador publicó un informe sobre la producción de vacunas en Uruguay y recordaba la triple bacteriana –que inmuniza contra tétanos, difteria y pertusis– que eran producidas en el que hoy es el Departamento de Desarrollo Biotecnológico del Instituto de Higiene de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República.

Pero las vacunas uruguayas comenzaron a dejar de fabricarse a fines de la década de los ’80 cuando hubo un cambio de paradigma en la producción. Los tradicionales controles de calidad que se hacían una vez fabricados los inyectables, comenzaron a ser sustituidos en todo el mundo por las llamadas “buenas prácticas de manufactura”, eso requería de instalaciones especiales donde todo está controlado, desde la calidad de todas las materias primas hasta el modo de circular de la gente por el lugar.

Cuando eso ocurrió, Uruguay tuvo que decidir si invertía en una planta que le permitiera fabricar vacunas de acuerdo a estos nuevos estándares o no. Y la decisión final fue que no; decisión que hoy puede llegar a revisarse.

El Insituto Pasteur de Francia abandona su principal proyecto de vacunas contra el coronavirus

Los primeros ensayos mostraron una eficacia menor a la esperada.

El prestigioso instituto Pasteur de Francia anunció que no continuará con su proyecto principal de vacuna contra la covid-19 puesto que los primeros ensayos mostraron una efectividad menor a la esperada.

"Las respuestas inmunitarias inducidas resultaron inferiores a las que se observa en personas curadas de una infección natural y a las que se observa con las vacunas autorizadas", explicó el Instituto para justificar su decisión.

El proyecto de Pasteur utilizaba como base la vacuna contra el sarampión que había sido adaptada para combatir el SARS-CoV-2. Para concebirla y distribuirla, el instituto se había aliado con la farmacéutica MSD (nombre que utiliza el grupo estadounidense Merck fuera de Estados Unidos y Canadá).

Los ensayos de la fase 1, primera etapa de las pruebas en humanos, empezaron en agosto pasado. Pasteur precisó que seguiría desarrollando sus otros dos proyectos de vacuna contra el coronavirus, que se hallan no obstante en una fase preliminar.

Daniel Salinas informó que ya están “instalados y funcionando” los ultrafreezers que garantizan la cadena de frío de las vacunas de Pfizer

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, informó en su cuenta de Twitter poco después del anuncio del presidente sobre la compra de vacunas.

Eso dicen los dos tuits publicados por el Ministro de Salud Pública este sábado a la tarde, dos horas después de la conferencia de prensa en la que el jefe de Estado dio detalles de los acuerdos para la compra de vacunas.

Uno de los laboratorios proveedores, Pfizer-BionTech, desarrolla una tecnología que requiere conservar el producto a 70 grados Celsius bajo cero. Esa característica genera el mayor desafío logístico para el proceso de vacunación, que comenzará una vez arriben las dosis al país, finales de febrero o principios de marzo según pretende el gobierno.

En su tuit Salinas adjunta una foto de dos de los ultrafreezers que permitirán mantener esa cadena logística.

El Sindicato Médico destacó la importancia de la experiencia en grandes planes de vacunación que tiene Uruguay

Además, coincidió en que sea el personal de la salud el primero en ser vacunado.

A fines de febrero o principio de marzo empezarán a llegar las primeras vacunas contra el coronavirus y si bien habrá una inmunización escalonada, es una de las medidas más efectivas para cortar con la pandemia. Preve destacó la experiencia que tiene Uruguay en grandes campañas de vacunación.

Mientras no llega la vacuna, es necesario tomar algunas acciones sostiene el Sindicato Médico.