"Me!Humanity", una colección de libros "para leer de a dos" y abordar las emociones, la autoestima y los valores

Charlamos con Agustina Roig y Sofía Viotti.

Conocé más:

“Me!Humanity”, una colección de personajes que trabaja sobre la identidad y los valores, y que ahora también puede disfrutarse en libros

"Me!Humanity", una colección de personajes que trabaja sobre la identidad y los valores, y que ahora también puede disfrutarse en libros

Charlamos con Agustina Roig y Sofía Viotti. "Queremos que los personajes sean una herramienta para trabajar la identidad, las emociones y los valores", reflexionan.

me!Humanity es una colección de personajes que busca promover aquello que nos une y nos configura como seres humanos a la humanidad en general, así como también intenta destacar aquellas características que nos diferencian, en términos individuales, a cada uno de nosotros. En este sentido la colección apunta a una audiencia multigeneracional, y se identifica por su simplicidad de trazo, sus colores lineales, y la similitud de cada uno de los personajes a nuestra sociedad.

me!Humanity  intenta representar la sociedad humana dando cuenta de diversas profesiones, culturas, personalidades, estados de ánimo, y características de las personas. Con este fin se proyectan aspectos humanos en los personajes, a través de comportamientos y atributos, reflejando una amplia gama etaria que comprende desde niños y adolescentes, hasta adultos en diferentes circunstancias de la vida.. Así como en la vida real, las personas pueden variar en sus estados de ánimos, profesiones, etc., los personajes me! son una herramienta que nos demuestra que ninguno es la representación exacta de uno solo de los personajes, sino que en cada uno de los personajes hay algo de cada uno de nosotros mismos.

Cada personaje, como cada persona, posee características que se distinguen del resto, características que lo hacen único, diferente e irrepetible. De esta manera cada uno posee un rol fundamental dentro de la colección, mediante el cual intentará configurar el ejemplo en diferentes situaciones de la vida desde su lugar. Por otro lado, cada personaje yo! es parte de la sociedad me!Humanity, donde las características que unen e identifican a la humanidad como tal cobran un importante papel. Dentro de estos aspectos se encuentran los derechos, obligaciones, códigos morales, y de convivencia. La adquisición de hábitos, costumbres, que apunten a conservar valores y cuidados dentro de una sociedad, se intentarán reforzar bajo procesos de identificación, con el fin de ser promovidos.

"me!" representa “mi existencia”, el ser de la persona que es único y diferente frente a los demás, así como “Humanity ” refleja la idea de pertenencia a la sociedad humana, en el entendido de que sin importar quién eres o cuán diferente seas, eres un ser humano igual que el resto.

Más info: www.mehumanity.com/

Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual acordó con Sturla promover instancias de debate sobre la ideología de género

"La reunión fue para ver cómo tener cosas en común y manejar nuestras diferencias sin agresiones".

A fines de enero, el cardenal Daniel Sturla provocó una fuerte polémica al pedirle a los católicos uruguayos estuviesen “vigilantes” ante la “ideología de género que se quiere imponer".

Un mes después, Sturla se reunión integrantes de la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual para limar asperezas y abrir un canal de diálogo. ¿Qué resultados tuvo la reunión? Abordamos el tema junto a Teresa Herrera, vocera de la organización.

A raíz de sus declaraciones, muchos periodistas empezaron a llamarme para ver cuál era nuestra opinión, que fue crítica. A los pocos días llamó una responsable de comunicación de la Iglesia para pedir una reunión, pero le dije que una cosa mano a mano no me parecía que tuviera mucho sentido. Así que acordamos una reunión institucional.

Fue una compañera judía, una compañera católica, una compañera de la Iglesia Valdense y yo, que soy agnóstica.

Sturla planteó que algunas cosas no eran tan así como habían salido a la prensa. Él dijo que él no había dicho que nosotras fuéramos las responsables de la destrucción de las familias.

Una de las cosas que nos molestó de su participación en el Día de la familia, es que no dijo absolutamente nada sobre los femicidios e infanticidios en nuestro país. Él reconoció que había estado omiso en ese tema, y que la Iglesia no critica este tema con la fuerza que debería hacerlo. No podés hablar de las familias en Uruguay y olvidarse de que nos están matando.

El movimiento feminista es multitudinario y el más pacífico que yo conozco. Las feministas hemos hecho grandes cambios sociales sin derramar sangre, jamás hemos tenido actitudes agresivas. Pero, como en todo movimiento, hay alas radicales, que nosotros no compartimos. No estamos para la intolerancia, sino para construir y tratar de ganar derechos y equidad para las mujeres.

También se habló del aborto, donde tenemos posturas diferentes.

La reunión fue para ver de qué forma podíamos tener algunas cosas en común y cómo podíamos manejar nuestras diferencias sin agresiones.

Hablamos de la ideología de género y quedamos en que no íbamos a resolver un tema tan profundo y complejo en un rato. Quedamos en que después de la Semana Santa nos íbamos a volver a contactar y a organizar una jornada completa de trabajo académico donde ellos defenderán su postura y nosotros la nuestra. Supongo que haremos una especie de seminario, con ponencias y discusiones.

Papá, mamá y los nenitos son solo una cuarta parte de lo que son las familias hoy en día. Estamos en un proceso de cambio y transición.

En el interior matan a una mujer y sale la gente a justificar por qué se hizo: ahí es donde la cosa está complicada, porque ni siquiera está discurso políticamente correcto.

Para el 8 de marzo le pedimos a la gente que vaya con algo violeta. Y vamos a tener varias reivindicaciones. Nosotros invitamos a que todos participen, porque este es un problema de todos, no solo de las mujeres.