El Vaticano publicó un manual con directivas sobre el procedimiento a seguir para investigar casos de presunto abuso sexual dentro de la Iglesia

El Vaticano publicó el jueves, por iniciativa del papa Francisco, un manual sobre el procedimiento a seguir en las investiaciones de casos de presunto abuso sexual contra menores dentro de la Iglesia. “Este texto del Vaticano es importante no porque dé nuevas reglas, no hay nada nuevo, es una forma de sistematizar, de establecer el […]

El Vaticano publicó el jueves, por iniciativa del papa Francisco, un manual sobre el procedimiento a seguir en las investiaciones de casos de presunto abuso sexual contra menores dentro de la Iglesia.

“Este texto del Vaticano es importante no porque dé nuevas reglas, no hay nada nuevo, es una forma de sistematizar, de establecer el conjunto de reglas en las que los obispos de todo el mundo se perdieron un poco”, explicó Nicolas Seneze, corresponsal en el Vaticano del diario La Croix.

Según el formulario del Vaticano, el responsable debe informar de la identidad del sacerdote sospechoso, sus diferentes ministerios, la fecha de los hechos y el nombre de las presuntas víctimas, las medidas adoptadas por la autoridad eclesiástica así como el nombre del fiscal y los abogados designados en caso de procedimiento penal.

“Había reglas pero extremadamente diferentes, eran antiguas y fueron renovadas, los obispos estaban perdidos”, agrega Seneze.

Desde hace varios años, la Iglesia católica se encuentra en plena tormenta con las revelaciones constantes de escándalos de agresiones pederastas, cometidas durante décadas por sacerdotes o religiosos, a menudo encubiertos por la jerarquía en varios países.

El papa tiene como una de las prioridades de su pontificado la lucha contra las agresiones sexuales en la Iglesia. En 2019 se comprometió a dar directivas uniformes, mencionando referencias legales, ya en vigor en el plano civil y canónico.

En diciembre Francisco levantó el secreto pontificio, aunque mantuvo un mínimo de confidencialidad. Así las denuncias, los testimonios y acusaciones tienen que ser transmitidos a la justicia. El llamado secreto del papa es una norma que protege las informaciones delicadas relativas a la dirección de la Iglesia.

Sin embargo una información de delito grave que se haya conocido en una confesión se sigue manteniendo bajo el secreto sacramental más estricto.

Por primera vez en la historia de la Iglesia Católica, el papa rezó en solitario en San Pedro

Instó al mundo a "remar juntos" contra la pandemia de coronavirus.

Por primera vez en la historia milenaria de la Iglesia católica, el papa rezó este viernes en solitario ante la inmensa plaza vacía de San Pedro e instó al mundo a "remar junto" contra la pandemia de coronavirus.

En una tarde lluviosa y acompañada por el repicar de las campanas y la sirena de las ambulancias, el papa cumplió un gesto histórico al impartir la bendición y la indulgencia plenaria al mundo entero por la terrible pandemia que lo azota.

"Señor, no nos abandones", suplicó el papa al hablar de una "tormenta inesperada y furiosa", de "una tempestad que desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades", dijo.

"Sin dudas estamos viviendo hoy acontecimientos decisivos para nuestra historia: médicos, enfermeros y enfermeras, empleados de supermercado, limpiadoras, cuidadores, transportistas, fuerzas del orden, voluntarios, sacerdotes, religiosos y tantos otros, que han comprendido que nadie se salvará solo"

Francisco dijo que estamos todos en la misma barca y llamó a "remar juntos". Invitó así a activar la solidaridad, "capaz de dar sentido en estas horas en las que todo parece naufragar"

La bendición mundial permite a los más de 1.300 millones de católicos obtener la indulgencia plenaria, es decir, el perdón de sus pecados, en un momento en que las medidas de confinamiento afectan a más de 3.000 millones de personas.

La ceremonia fue retransmitida en vivo por televisión, internet y radio.

Historiadores accedieron a los archivos del papa Pío XII

"Para millones de personas, católicas y judías, estos archivos son de enorme interés humano", dijo una investigadora.

Los historiadores se sumergieron este lunes en los archivos del pontificado del papa Pío XII (1930-1958), acusado de permanecer en silencio durante el exterminio de seis millones de judíos.

Las personas con autorización se instalaron en pequeñas salas adjuntas al lado de los diversos sectores de los archivos del Vaticano.

Después de décadas de controversia, a partir de este lunes los estudiosos que recibieron la autorización hace más de seis meses pueden acceder.

Doscientos expertos se han inscrito para consultar una montaña de documentos, accesibles gracias a un inventario que los archiveros de la Santa Sede tardaron 14 años en terminar.

El joven investigador alemán Sascha Hinkel, entre el grupo de privilegiados que este lunes pudo ingresar, considera que es "una excelente oportunidad formar parte del primer grupo" que accede a esos documentos.

Miembro del grupo de asistentes del profesor de Historia Religiosa Hubert Wolf, experto en Pío XII y del nazismo, tiene cinco años de trabajo por delante para tratar de encontrar respuestas a una serie de preguntas pendientes.

Pero "¡los archivos del pontificado ocuparán historiadores durante al menos veinte años!", advierte.

"Para millones de personas, católicas y judías, estos archivos son de enorme interés humano", sostiene Suzanne Brown-Fleming, directora de los programas internacionales del Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos, quien inició una investigación de tres meses.

"La Iglesia no le teme a la historia", advirtió el papa Francisco, cuando decidió hace un año autorizar la apertura de los codiciados archivos.

Los llamados "archivos secretos", con 85 km de estanterías, incluida una sección dedicada al pontificado de Pío XII, han estado protegidos por décadas detrás de rejas y el polvo cubre algunos de sus documentos.

Entre ellos los dibujos y cartas de niños alemanes que agradecían al papa en 1948 por los regalos enviados con motivo de su primera comunión.

- "Hombre del pasado" -

Los archivos inéditos sobre el largo período de la posguerra también han sido abiertos por primera vez, en particular el de la censura a escritores y sacerdotes considerados demasiado cercanos al comunismo.

Para la polémica fase del exterminio judío, es decir el Holocausto, el Vaticano había publicado lo esencial hace cuarenta años, en once volúmenes.

Pero faltan piezas, especialmente las respuestas del pontífice a sus visitantes.

Los historiadores de todo el mundo tratarán de comprender mejor la personalidad de ese papa italiano, cauteloso, amante de la cultura alemana, que fue nuncio por doce años en Alemania (1917-1929) asistiendo al ascenso del nazismo y que le tocó luego reinar desde el Vaticano durante la Segunda Guerra Mundial con una Europa dominada por nazis y fascistas.

Acusado por sus detractores de guardar silencio ante el exterminio de los judíos en los campos de concentración, fue defendido por otros por haber escondido a al menos a 4.000 judíos romanos y protegido de alguna manera a los católicos europeos de más horrores. ¿Podrán acercarse esas visiones?

Es poco probable, aseguran varios historiadores entrevistados por la AFP.

El papa, un aristócrata romano, "nunca alzó la voz y los documentos no van a contradecir eso", comentó la historiadora italiana Ana Foa, refiriéndose a su conducta "muy diplomática" frente a los alemanes.

"Durante la guerra pensó que su deber era salvar vidas y no condenar a las ideologías", resumió la profesora, actualmente jubilada.

"Pío XII fue un producto de su tiempo. No era particularmente antijudío, pero tampoco negó la historia antijudía de la Iglesia", explicó.

"Durante la posguerra gozó del aprecio de los judíos que habían sido escondidos por las instituciones católicas, pero no le sacó provecho a eso. No entendió lo que había ocurrido. Era un hombre del pasado", asegura.

Desde la apertura de los archivos, el Vaticano evita hablar sobre el proceso de beatificación de Pío XII, actualmente estancado.

Un primer paso fue dado en 2009 por Benedicto XVI, lo que provocó una avalancha de protestas de las organizaciones judías.

Las siete secciones de los archivos de la Santa Sede que custodian documentos sobre Pío XII podrán alojar  solo a un centenar de investigadores al día para un  trabajo delicado y meticuloso entre viejos fascículos, ya que sólo una parte de los archivos ha sido digitalizada.

AFP

Sturla consideró muy difícil que en los documentos desclasificados por el Vaticano haya información sobre el paradero de los detenidos desaparecidos

El cardenal dijo que no hay que crear falsas expectativas y que esta nueva información solo ayudará un poco a reconstruir la historia de cómo se dieron las cosas.

Este viernes se informó que el Estado del Vaticano había culminado con el trabajo de clasificación y digitalización de los archivos de la santa sede relativos a las personas desaparecidas en Uruguay entre 1968 y 1985.

El material está disponible para consulta, y será proporcionado exclusivamente a las víctimas, sus familiares directos, los obispos y superiores religiosos, quienes deberán emitir una solicitud a las autoridades de la Iglesia Católica en Montevideo.

Daniel Sturla dijo que la gran mayoría de los documentos son cartas de gente de acá que fueron enviadas hacia el vaticano pidiendo por sus familiares.

"Es un paso, pero un paso del que no hay que crear falsas expectativas. Es muy difícil que haya datos concretos que lleven a lograr el objetivo de encontrar restos de los desaparecidos. Puede haber algún pequeño dato. Lo que he escuchado que hay son cartas de gente de acá pidiendo por esos familiares, pero no hay datos de dónde pueden encontrarse. Algún dato ayudará a reconstruir un poco la historia de cómo se dieron las cosas pero no creo que haya ningún dato relevante", sentenció el cardenal.

Sturla dijo que la iglesia sigue abierta a recibir datos que permitan encontrar los restos de detenidos desaparecidos, pero que desde hace un tiempo no se ha recibido nueva información. "A mí los párrocos de distintas parroquias de Montevideo me enviaron datos que les habían llegado y yo se los pasaba  a familiares de desaparecidos. Seguimos abiertos a que se de eso. Apoyamos sin dudas esa búsqueda de muchos uruguayos y ese deseo que pueda haber alivio al dolor de la familia y que se puedan seguir dando pasos de encontrar esos restos", dijo Sturla.

 

El Vaticano desclasificó información sobre la última dictadura militar en Uruguay

El Vaticano desclasificó información sobre la última dictadura militar en Uruguay

Los datos recabados no son reveladores para las causas judiciales.

El Estado del Vaticano culminó con el trabajo de clasificación y digitalización de los archivos de la Santa Sede relativos a las personas desaparecidas en Uruguay entre 1968 y 1985.

El material se encuentra actualmente disponible para la consulta, y será proporcionado exclusivamente a las víctimas, sus familiares directos, los obispos y superiores religiosos, quienes deberán emitir una solicitud a las autoridades de la Iglesia Católica en Montevideo.

La Conferencia Episcopal señaló este viernes en un comunicado que en los archivos estudiados no se encontraron datos significativos, es decir, que apoyen a las causas judiciales, pero de todas maneras se consideró su importancia como material de consulta.

El Ministerio de Relaciones Exteriores recordó a su vez que desde octubre de 2018 es posible consultar la documentación sobre los ciudadanos uruguayos que desaparecieron en Argentina durante la dictadura militar en Uruguay realizando las solicitudes a las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina.

El Vaticano y un cambio histórico: podría ordenar como sacerdotes a hombres casados y a mujeres

Buscan dar una respuesta a los cientos de católicos de la Amazonia.

El Vaticano desea dar una respuesta a los cientos de católicos de la Amazonia por lo se abrió a la posibilidad histórica de ordenar como sacerdotes a hombres casados y mujeres, mientras se compromete a luchar contra la devastación del llamado "pulmón del mundo".

El tema será debatido durante el Sínodo de Obispos sobre la Amazonia que se celebrará del 6 al 26 de octubre en el Vaticano con la presencia del papa Francisco.

Se trata de una apertura inédita en la historia de la Iglesia y que ha sido planteada por algunos religiosos de esa enorme región selvática de Sudamérica en un documento oficial de trabajo sobre el tema, el "Instumentum laboris".

El documento, divulgado este lunes por la oficina de prensa del Vaticano, que lleva el título "Amazonia: Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral", fue publicado en tres idiomas (español, italiano y portugués) y está compuesto por 147 puntos divididos en 21 capítulos y tres partes.

"El celibato es un don para la Iglesia, se pide que, para las zonas más remotas de la región, se estudie la posibilidad de la ordenación sacerdotal para personas ancianas, preferentemente indígenas, respetadas y aceptadas por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable", reza.

Se trata de debatir en sustancia sobre el celibato, instituido a partir del siglo X y que implica la obligación para los sacerdotes a permanecer castos.

El sínodo busca dar respuestas "al sufrimiento profundo de las comunidades indígenas y que no tienen acceso por meses o nunca a los sacramentos, como la comunión", explicó a la prensa monseñor Fabio Fabene.

Con ese debate histórico para la iglesia, Francisco quiere dar una respuesta ante lo que llama "la ecología integral", que tiene en cuenta "el clamor de la tierra y de los pobres".

Considerado el pontífice más sensible a los problemas ecológicos tras publicar en 2015 la encíclica "Laudato Sí", el papa argentino convocó la asamblea de obispos sobre la Amazonia con el fin de proteger a los pueblos de esa región que abarca nueve países.

Además de la apertura a los llamados "viri probati", es decir a los hombres casados con funciones de sacerdote, la iglesia católica quiere reflexionar también sobre el papel de la mujer en esas zonas perdidas e inaccesibles.

En varias ocasiones el papa argentino ha manifestado su apoyo a la posibilidad de que hombres casados puedan ser ordenados de manera de paliar la necesidad de sacerdotes en regiones remotas como la Amazonia.

- El grito de alarma -

En el texto, basado en cuestionarios a los religiosos de la región, aparece también la preocupación y alarma por los graves problemas que afectan la Amazonia como la devastación de su territorio por grandes empresas, la corrupción, la inmigración hacia las ciudades, el abandono de los indígenas.

"Hay que exigir a los respectivos gobiernos que garanticen los recursos necesarios para la protección efectiva de los pueblos indígenas aislados", reconocen algunos padres sinodales.

Para consultar al "pueblo de Dios en la Amazonia", han sido escuchadas las comunidades católicas de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Suriname y Guayana Francesa y pedido la contribución de numerosos expertos en el curso de unas 300 actividades organizadas, entre reuniones, charlas, debates, etc.

"La vida en la Amazonía está amenazada por la destrucción y la explotación ambiental, por la sistemática violación a los derechos humanos básicos de la población amazónica, en particular, por la violación de los derechos de los pueblos originarios, como el derecho a la tierra, a la autodeterminación, a la delimitación de los territorios, a la consulta y al consentimiento previo", reconoce el documento.

"El desafío que se presenta es grande: ¿Cómo recuperar el territorio amazónico, rescatarlo de la degradación neocolonialista y devolverle su sano y auténtico bienestar?" se interroga la iglesia que reconoce el valor de las culturas indígenas basadas en "integrar los seres humanos con la naturaleza".

Eso debe ser "un referente para construir un nuevo paradigma de la ecología integral" por lo que "la  Iglesia debería asumir en su misión el cuidado de la Casa Común".

La Amazonia tiene 7,8 millones de kilómetros cuadrados, de los cuales 5,3 millones de kilómetros estan cubiertos por bosques tropicales que representan el 40% de la superficie mundial de ea vegetación.

(AFP)

El Vaticano abrió sus puertas por primera vez a una delegación de personas LGTB

El encuentro fue calificado como "histórico" y "un primer paso".

"Esperábamos ser recibidos por el papa Francisco pero hace unos días nos informaron de que la reunión sería con el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin", dijo a la prensa tras el encuentro Helena Kennedy, directora del International Bar Association's Human Rights Institute (IBAHRI).

El objetivo de la reunión solicitada era presentar al Vaticano los resultados preliminares de una investigación conducida en los países de la región del Caribe, en diez de los cuáles aún se criminaliza la homosexualidad, y pedir que la Iglesia Católica haga un fuerte llamamiento en contra de estas leyes.

"Vemos una clara relación entre la existencia de leyes que criminalizan la homosexualidad y las actitudes en la sociedad, por eso es muy importante que la Iglesia se pronuncie", agregó.

Leonardo Raznovich, investigador de la Universidad de Canterbury Christ Church en el Reino Unido, encargado de coordinar este estudio impulsado por el Instituto Inter-Americano de Derechos Humanos, explicó el impacto social que tienen las leyes para las personas de la comunidad de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.

"En los 10 países donde existen estas leyes, las personas son estigmatizadas por ser homosexuales o transexuales y ello genera violencia social, por ejemplo en Jamaica", señaló.

Afirmó que en muchos casos la Iglesia Católica "está exacerbando estas actitudes al equiparar homosexualidad y pederastia", provocando violaciones de los derechos humanos.

Para el argentino Pedro Paradiso, director ejecutivo de ILGA, la Asociación Internacional de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales, que agrupa a más de 1.500 ONGs de un centenar de países, ha sido "un momento histórico" y un "primer paso muy importante".

"Todavía hay 70 países que criminalizan la homosexualidad, seis países que la castigan con la pena de muerte", por ello considera que "un mensaje contundente de una de las religiones más importantes del mundo es muy importante para las próximas generaciones".

Sobre la reacción del "número dos" del Vaticano, señaló que "nos ha escuchado en todo momento" y que el mensaje que subyacía era que se debe respetar la dignidad de todas las personas independientemente de su orientación sexual.

"En este sentido hay que trabajar y entender el contexto histórico de una institución que nos ha perseguido y condenado. Este nuevo paso va a abrir la puerta a una esperanza...Valoramos que nos haya recibido y lo agradecemos", señaló.

A pesar de no haber sido recibidos por el papa, la delegación consideró que el encuentro fue propiciado por el propio Francisco.

En el comunicado entregado a Parolin por la delegación se pide que la Iglesia Católica declare que la criminalización de las personas LGTB es "una manifestación del odio irracional por lo que es diferente" y una "afrenta intolerable a la dignidad humana".

Solicitan que la Iglesia pida a todos los estados que protejan los derechos humanos de todas las personas, que se haga un llamamiento en ese sentido a los cristianos y se instruya a las conferencias episcopales a que trabajan a favor de la descriminalización de las relaciones sexuales consentidas entre adultos.

Finalmente, solicitan que la Iglesia declare ilegal "la aplicación de las llamadas terapias de conversión para curar" a los homosexuales.

El exnúmero tres del Vaticano fue declarado culpable de abusos sexuales a dos menores

El cardenal australiano George Pell fue responsabilizado de un cargo de agresión sexual y de otros cuatro cargos de atentado al pudor contra dos monaguillos.

La corte de la ciudad de Melbourne declaró culpable al cardenal australiano George Pell, exnúmero tres del Vaticano, a quien responsabilizó de un cargo de agresión sexual y de otros cuatro cargos de atentado al pudor contra dos monaguillos que tenían doce y trece años cuando sucedieron los hechos en la sacristía de la Catedral de San Patricio en 1990.

El cardenal fue declarado culpable durante un juicio el pasado 11 de diciembre, pero el tribunal de Melbourne adoptó entonces una "orden de supresión", que prohibía a los medios cualquier mención a este caso, so pena de actuaciones judiciales. El silencio fue levantado tras la renuncia de la acusación a un segundo juicio por otros presuntos delitos.

"Creo que es muy bueno que la justicia haya prevalecido. Se ha levantado la orden de supresión y ahora esperamos la sentencia, y él va a una cárcel victoriana. Y allí hay un mensaje para el Papa, nunca se es demasiado viejo para ser arrestado por violar a niños sin importar en qué país se encuentre", dijo la abogada de la víctima.

A través de un comunicado, el Vaticano expresó este martes su "profundo respeto" por la Justicia australiana tras la condena.

"Mientras esperamos el juicio definitivo, nos unimos a los obispos australianos para orar por todas las víctimas de abusos y reafirmamos nuestro compromiso de hacer todo lo posible para que la Iglesia sea un hogar seguro para todos, especialmente para los niños y los más vulnerables", dijo el portavoz del Vaticano.

La condena representa un nuevo golpe para la Iglesia, apenas dos días después del cierre de una histórica cumbre sobre los abusos sexuales contra menores.

Niño argentino con autismo se escapó de los brazos de su madre y le robó el protagonismo al papa Francisco durante una audiencia

"Este niño no puede hablar, es mudo, pero sabe comunicar", contó Francisco a los cerca de 7.000 asistentes a la tradicional audiencia.

Un niño argentino que sufre autismo se liberó de los brazos de su madre para jugar con el papa Francisco durante la audiencia general del miércoles en el Vaticano para deleite del pontífice y de los presentes.

"Este niño no puede hablar, es mudo, pero sabe comunicar", contó Francisco a los cerca de 7.000 asistentes a la tradicional audiencia después de que la madre del niño se disculpara y le explicara que su hijo era autista, informaron los medios italianos.

"Sabe cómo expresarse. Más que eso: es libre. Es indisciplinadamente libre", comentó el pontífice a los fieles.

Según las fotografías de la AFP se puede ver cómo el niño tira la mano enguantada de un guardia suizo y juega detrás de la silla del papa Francisco.

La asociación italiana Ants Onus que agrupa a padres con hijos con autismo figuraba entre los peregrinos que asistían a la audiencia en el aula Pablo VI del Vaticano.

"Dame un beso", le dijo el pontífice, mientras la madre del niño corría al palco para intentar atraparlo, a lo que Francisco le dijo que lo dejara jugar.

"Es argentino... indisciplinado", le comentó divertido el papa a su asistente, el prefecto de la Casa Pontificia, el monseñor alemán Georg Gaenswein.

En varias ocasiones el papa ha confesado que es indisciplinado y que tuvo problemas para adecuarse a las rígidas reglas de la Santa Sede.

"Todos deberíamos preguntarnos, ¿Soy libre? ¿Soy libre ante Dios? Todos deberíamos tener la libertad de un niño delante de su padre", afirmó.

"Pidamos la gracia para que este niño hable", solicitó a los asistentes, los cuales  estallaron en aplausos.

(AFP)

Noelia y Omar: la pareja de uruguayos que casó el papa Francisco

Hace 24 años que estaban casados pero tenían el sueño de casarse y lograron que los casara el papa en el Vaticano y con sus hijas.

Mario Cayota, embajador de Uruguay en el Vaticano, presentó sus cartas credenciales y se reunió con el Papa Francisco

El sumo pontífice renovó su compromiso para la desclasificación de los archivos de la dictadura que hay en Roma.

Acusan de abuso sexual al tesorero del Vaticano

El cardenal George Pell rechazó rotundamente las acusaciones.

La trayectoria de George Pell, que ascendió de cura de parroquia rural a tesorero del Vaticano, se vio ensombrecida en los últimos años por controversias surgidas en el pasado.

Para quienes lo admiran, el cardenal Pell, de 76 años, es símbolo del tradicionalismo católico australiano. Para sus detractores, es el rostro de una institución que fracasó a la hora de enfrentar las acusaciones de pederastia.

El cardenal fue inculpado este jueves por abusos sexuales, unas viejas acusaciones que rechaza firmemente y que no fueron especificadas por la policía.

También asegura que no tenía conocimiento alguno de las prácticas pederastas generalizadas en el seno de la Iglesia de Australia, dando a entender que existe un complot contra él.

Pell, nacido en 1941, creció en la localidad rural de Ballarat, donde practicaba teatro en la escuela y sobresalía en fútbol australiano, un deporte colectivo que se juega con un balón oval.

Su madre, una ferviente católica, estaba encantada de que su hijo siguiera el camino de la Iglesia, según la prensa australiana, mientras que su padre, anglicano, no comprendía que su hijo rechazara un contrato de oro con uno de los equipos de fútbol más seguidos.

Siguió parte de sus estudios en Roma antes de ser ordenado cura de la diócesis de Ballarat, en 1966.

- Ascenso y acusaciones -

Fue nombrado arzobispo de Melbourne, posteriormente de Sídney y, en 2003, fue incluido en el poderoso Colegio de Cardenales, lo que le otorgaba la posibilidad de elegir al papa.

En 2014, el papa Francisco lo eligió para lograr una mayor transparencia en las finanzas del Vaticano, convirtiéndose en número tres de la Santa Sede.

"El cardenal Pell es uno de los hombres eclesiásticos más grandes que Australia haya tenido", dijo de él el ex primer ministro conservador Tony Abott.

Ante sus fieles y la opinión pública, el cardenal Pell defiende los valores tradicionales del catolicismo, con una línea dura en temas como la eutanasia o el matrimonio homosexual, rechaza la ciencia del clima y las críticas contra la política represiva de Australia con los solicitantes de asilo.

Pero su reputación se vio perjudicada en los últimos años por las acusaciones de que habría encubierto abusos sexuales cometidos por los curas en el estado de Victoria cuando ejercía allí su ministerio.

- "Crímenes y disimulación" -

Una investigación nacional sobre la respuesta institucional que se dio a los abusos sexuales contra menores en Australia entre 1950 y 2010 concluyó que un 7% de los curas habían sido acusados de actos de pederastia. Estas acusaciones no dieron lugar a ninguna pesquisa.

La comisión de investigación real que llevó a cabo durante cuatro años esas investigaciones halló que a la Iglesia australiana se le señalaron 4.444 presuntos casos de pederastia. En algunas diócesis, más del 15% de los curas eran sospechosos de abusos, añadió.

El cardenal Pell declaró varias veces ante esta comisión de investigación sobre el caso de los curas pederastas de la diócesis de Ballarat en los años 1970 y 1980.

El jefe de Finanzas del Vaticano se disculpó en nombre de la Iglesia, pero dijo que no tenía recuerdo de acusaciones de malos tratos repetidos.

No obstante, reconoció no haber estado a la altura ante los curas pederastas de los años 1970, aunque afirmaba que fue engañado por la jerarquía católica sobre lo que realmente ocurría en una época de "crímenes y de disimulación".

George Pell fue exculpado cuando fue objeto de unas acusaciones de abuso antiguas en 2002, cuando era arzobispo de Sídney.

Las víctimas están seguras de que debía estar al tanto de las agresiones entre los rangos de la Iglesia.

"Creo que hacía bien su trabajo", dijo Julie Stewart, víctima de abusos sexuales durante su infancia, tras el testimonio del cardenal Pell ante la comisión de investigación el año pasado.

"Hizo su trabajo protegiendo las ventajas de la Iglesia, protegiendo su reputación, pero no creo que haya protegido a los niños".

(AFP)