ASSE presentó una denuncia penal por irregularidades en un residencial de salud no habilitado

Además, inició una investigación administrativa porque el Vilardebó remitía pacientes a ese lugar.

Según informó el diario El País este viernes, se detectó pacientes atados a sillas o con chalecos de contención, “problemas” en la alimentación, medicamentos adquiridos en la informalidad y hasta un fallecido por falta de asistencia médica.

La investigación comenzó a partir de que la Institución Nacional de Derechos Humanos recibiera una denuncia por “violaciones a los derechos humanos” en ese residencial ubicado en barrio Lavalleja.

Aunque no tiene habilitación del Ministerio de Salud Pública, el Vilardebó enviaba pacientes del programa Egreso Asistido, para personas con trastorno mental severo, sin familia y a quienes se les brinda una partida económica.

La denuncia incluye el caso de un joven de 27 años que murió en febrero tras recurrir varias veces a las consultas médicas. Una fuente de la salud informó a El País que el hombre presentaba signos de “adelgazamiento”, tras consultar en un centro de ASSE.

Además hay imágenes sobre el estado en el que se encontraban los seis pacientes y el estado edilicio del hogar.

El presidente de la FFSP planteó analizar las decisiones de altas médicas en el Hospital Viladerbó luego que se detectara un foco de Covid-19

También sugirió profundizar los testeos a trabajadores de la salud.

Desde el 13 de marzo,  cuando el gobierno decretó la emergencia sanitaria, fueron confirmados 97 casos positivos de Covid-19 en personal de la salud.

Actualmente 78 están recuperados, 18 son activos, y hubo un fallecido.

Martín Pereira: Entendemos que hay que profundizar  lo que es el testeo en los trabajadores para evitar los aislamientos que se vienen dando, y que los equipos de protección personal estén disponibles para todos los trabajadores de la salud.

Asimismo, sobre el foco de Covid-19 en el hospital Vilardebó, el presidente de la federación de funcionarios de salud pública señaló que es una situación compleja, que los trabajadores habían alertado.

Martín Pereira: Los asistentes sociales han planteado a la dirección y a los trabajadores que hay que tener cuidado cuando se dé un alta ahí, adonde va ese paciente, porque hoy puede ser negativo pero por la situación que está el Vilardebó puede ser un portador del virus que todavía no le dé positivo el test.

Martín Pereira: Puede ser peligroso tanto para el usuario como para su familia y la población en general, dar el alta médica. Es una discusión que hay que analizarla desde el punto de vista médico y desde el punto de vista social, que es muy importante en este caso.

El paciente del Vilardebó que estuvo internado en el Maciel, ingresó por un cuadro urológico que no hizo sospechar que tuviera Covid-19

El presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, dijo que no se iniciará una investigación administrativa.

Cipriani: Los pasos se cumplieron muy bien, lo que pasó es que el paciente provenía del Vilardebó e ingresó el día primero cuando todavía no se sabía. Ingresó además por un cuadro urológico que no hacía predecir que fuera Covid. Cuando la dirección del hospital se entera que en el Vilardebó teníamos casos, se le hace el test y se lo coloca en aislamiento, terminó dando positivo y se lo trasladó al Hospital Español. Ya son alrededor de 70 test de pacientes y funcionarios para saber si pueden regresar a trabajar.

Desde el Sindicato del Maciel explicaron los pasos del paciente desde su internación. Además, reclaman que no hay un procedimiento correcto en la Emergencia. 

Las autoridades de ASSE aseguran que el brote de sarna en el Hospital Viladerbó fue controlado

Hay tres casos de pacientes confirmados y tres funcionarios. Sin embargo, reconocieron que no se ha podido combatir con éxito plagas de cucarachas y roedores.

El brote de sarna en el Hospital Vilardebó fue detectado el pasado 18 de febrero, en una de las salas donde habitan unos 30 pacientes.

Los funcionarios del hospital responsabilizan a las autoridades de la situación porque aseguran que se actúo muy lento para combatir el foco.

Ahora las autoridades de ASSE aseguran que la situación está controlada.

"El foco apareció en la sala 12 bis, donde hay 31 pacientes internados. Hubo 20 casos sospechosos en esa sala. A partir del 18 de febrero los pacientes fueron tratados con la medicación indicada", explicó Alarico Rodríguez, gerente general de ASSE.

Por otra parte las autoridades de ASSE reconocen que no han podido combatir algunas plagas. "En el hospital tenemos una situación muy complicada, que es la proliferación de plagas y roedores. Hemos aplicado un plan que no ha resultado, por lo que estamos reviendolo", agregó Rodríguez.

Justicia se basó en una pericia psiquiátrica para declarar inimputable al hombre que acuchilló a una funcionaria del BPS de Juan Lacaze

El agresor ingresó al local del BPS el lunes por la mañana con una cuchilla e hirió a la trabajadora.

La Justicia declaró inimputable al hombre que agredió con una cuchilla a una trabajadora del Banco de Previsión Social en Juan Lacaze, en el departamento de Colonia.

Resolvieron internarlo en el Hospital Vilardebó tras realizarle pericia psiquiátrica. La víctima ya fue dada de alta.

El agresor fue formalizado como auto inimputable de un delito de homicidio especialmente agravado en grado de tentativa.

La resolución judicial se basa en una pericia psiquiátrica en la que se constató que el hombre tenía limitada su capacidad para apreciar el carácter ilícito de sus actos.

En el marco de la formalización, la Justicia hizo lugar al pedido de la fiscal y dispuso como medida cautelar la internación en el centro psiquiátrico por tiempo indeterminado, mientras se espera el juicio oral.

El agresor ingresó al local del BPS el lunes por la mañana con una cuchilla e hirió a la trabajadora.

Internos del Hospital Vilardebó intentaron quemar dos colchones dentro de las salas

El disturbio ocurrió este domingo por la tarde, quienes participaron de la reyerta son internos derivados del Poder Judicial.

El motín comenzó sobre las 19:30 horas de este domingo en la sala once del Hospital Vilardebó. En esa sala permanecen internados los pacientes derivados del Poder Judicial. Al comenzar los disturbios, los internos pretendieron quemar dos colchones, dentro de las propias salas.

Sin embargo, personal de Bomberos que llegó de inmediato al lugar y el propio personal del hospital, lograron controlar el motín. Tras controlar la situación ingresó al hospital personal del grupo GEO y realizó una requisa de todos los elementos que tenían en la sala once.

En dicha sala hay internados 38 pacientes pero, según afirmaron desde la Policía a Telemundo, fueron pocos los que participaron del motín.

Internos del Hospital Vilardebó confeccionaron un banco con la bandera de Uruguay y proyectan un cuadro con la cara de Suárez

Las personas que residen en la sala 12 pretenden plasmar un homenaje al desempeño de la selección celeste.

Autoridades de ASSE se reunieron con la SCJ para mejorar la transferencia de pacientes desde el sistema judicial

Entienden que las instalaciones del Hospital Vilardebó se saturan y no se cumple con la función de recuperación buscada.

La aplicación del nuevo Código del Proceso Penal ha fomentado más internaciones judiciales en el Hospital Vilardebó, aseguró el director del Programa de Salud Mental de Salud Pública.

Esto complica la atención en las instalaciones que están trabajando a tope de su capacidad desde hace años, agregó.

"Locura al Aire": un documental con radio en un manicomio lleno de sueños

Este largometraje uruguayo retrata el proyecto de radio que se realizó en el Hospital Vilardebó.

Quema de colchones, destrozos en la enfermería y toma de rehenes en el Hospital Vilardebó

32 pacientes del hospital psiquiátrico se amotinaron en sala 11 este lunes por la mañana.

Desde primeras horas de la mañana se generó una situación de motín entre 35 pacientes judiciales de sala 11. Hubo quema de colchones, destrozos en enfermería y toma de rehenes.

El hecho que lo originó fue que un interno fue enviado al cuarto fuerte, una especie de castigo para los internos de la sala, lo que motivó una protesta masiva de los internos. Comenzaron a arrancar baldosas del piso, golpear con ellas las celdas y romperlas.

"Llamamos por favor que viniera alguien de dirección a hablar con ellos. Nadie respondió nada. A todo esto, empezamos a correr y a cerrar rejas con candados con la guardia y con enfermería. Ellos pasaron para el otro lado, rompieron las rejas y empezaron a quemar la enfermería, vigilancia, cámaras. Pasó entre 45 y 50 minutos, y recién ahí bajó dirección", contó una funcionaria.

Dos internos resultaron lesionados; uno de ellos leve y ya con alta médica, el segundo con hundimiento de cráneo e internado en el Hospital Maciel.

Los destrozos ameritaron la presencia del Grupo de Respuesta Táctica y la Guardia Republicana, así como también de Bomeros, que debió apagar el fuego provocado por la quema de colchones dentro del recinto. Además, se hizo presente un mediador del Ministerio del Interior.

El estado en el que quedó la enfermería obligó a los funcionarios a una atención de emergencia, a partir de ahora y por lo menos por 72 horas. "Está quemada, las rejas hay que volver a reforzarlas, se arrancó una pero se trató de arrancar todas", dijo el dirigente del sindicatos de funcionarios de Salud Pública Martín Pereyra. "Hay que darle una lavada de cara, porque las condiciones para trabajar hoy en día no están".

 

Muñiz se reunió con familiares de la joven que se suicidó en el Vilardebó

La presidenta de ASSE dijo que los problemas para ubicar el cuerpo se debieron a problemas de comunicación con la familia de la joven fallecida.

El pasado 20 de enero una mujer de 21 años se ahorcó con su propia ropa en una sala de máxima seguridad del Hospital Viladerbó pese a que ese lugar cuenta con cámaras de seguridad. El personal no llegó a tiempo para salvarla. La paciente había ingresado al Hospital en 2013, derivada desde el INAU, y padecía trastornos conductuales severos.

Según publicó el semanario Brecha, durante un mes los familiares no pudieron ubicar el cuerpo y finalmente en el Cementerio del Norte se obtuvo una constancia de ubicación del mismo. El caso ha sido objeto de un pedido de informes del diputado colorado Daniel Bianchi, mientras ASSE abrió una investigación acerca de lo ocurrido.

"Yo estuve  hace 48 horas reunida con la mamá y con la hermana de la joven. En ese hecho se siguió el protocolo. Un suicidio es una muerte violenta y por tanto se dio aviso a la policía. El Instituto Técnico Forense es quien retira el cuerpo. Aquí lo que sucedió fue que la mamá estaba internada en otro Hospital por lo tanto cuando se fue de su domicilio no se la encontró. Ya conversamos con ella, le ofrecimos todo el apoyo, pero en realidad lo que hubo fueron problemas de comunicación", relató Susana Muñiz, presidenta de ASSE.

Los trabajadores del Hospital Vilardebó están en asamblea permanente

Denuncian severas irregularidades en la seguridad del lugar. El martes se reunirá el gremio para determinar las medidas que van a tomar.

Los funcionarios del Hospital Vilardebó se encuentran en pre conflicto por asegurar que sienten amenazada su seguridad personal. Señalan que las fugas de pacientes peligrosos son una constante y demandan soluciones a las autoridades.

Así lo explicó una funcionaria a Telemundo:

Nos mantenemos trabajando en piquete, todos los funcionarios de cada turno vamos a la Sala 11 y a todas las salas del hospital, hacemos todo lo que se hace pero todos juntos. Somos poca cantidad de funcionarios y nos apoyamos de esa manera, trabajando en piquete.

Hace tres días se fugaron dos presos de Sala 11 que ya habían participado en una fuga hace tres meses. Uno volvió el mismo día. Pero consideramos que si se van es porque son presos de cárceles y hay que llevarlos a la cárcel.

Otro fugado regresó ayer, después de haber realizado rapiñas y de haber lastimado a un guarda de ómnibus.