Cómo funciona verdaderamente el “modo incógnito” en tu buscador y por qué causa polémica

Google enfrenta una demanda colectiva de cinco mil millones de dólares en California.

Una cosa es segura: navegar por internet sin dejar ningún tipo de rastro es una misión imposible. Al menos así es con los buscadores más populares como lo son Chrome, Firefox y Safari.

Más allá de esto, millones de personas en todo el mundo utilizan esta forma de navegación, muchas veces bajo la falsa creencia de que todo lo que vean por allí, será privado. Según un estudio realizado por una consultora estadounidense, cerca de la mitad de los usuarios consultados utilizó esta modalidad al menos una vez, mientras que el 30% dijo que la utiliza a diario y el 25% que recurre a ella al menos una vez a la semana. El principal motivo, declararon los internautas, es para hacer búsquedas consideradas por ellos mismos como “vergonzosas”.

Entonces, si no es un método privado, ¿para qué sirve?

“El modo incógnito es eficaz cuando queremos que nuestra actividad en la web no sea conocida por otros usuarios del mismo equipo. or ejemplo, si estamos buscando un regalo para nuestra pareja o si queremos que las sesiones que tenemos activas en nuestros navegadores sean ignoradas. Pero, aparte de esto, no proporciona una gran protección de nuestra privacidad”, explicó a El País de España un especialista en seguridad informática.

Al utilizar el modo incógnito, las únicas dos medidas de seguridad que se disparan son, por un lado, que no se guarda en el historial de navegación la información sobre los sitios web a los que se accede. Y por el otro no se utilizan las llamadas cookies, que son pequeñas pastillas de información alojadas en tu navegador que definen el perfil de cada usuario en la web.

En resumidas cuentas, el modo incógnito sirve para “esconder” información a otros usuarios de un mismo equipo, pero no te transforma en un navegador anónimo.


Las Más Vistas