Elizabeth Holmes, "la próxima Steve Jobs", fue declarada culpable por fraude y conspiración

Holmes, de 37 años, saltó a la fama por supuestamente haber inventado un sistema revolucionario para abaratar los costos de los análisis de sangre, lo que la convirtió en una estrella en Silicon Valley.

Un jurado de Estados Unidos encontró culpable a la emprendedora y antigua estrella de Silicon Valley Elizabeth Holmes, acusada de un fraude millonario tras haber asegurado que su empresa Theranos había desarrollado un sistema revolucionario de análisis de sangre.

Holmes fue hallada culpable de tres cargos de fraude electrónico y uno de conspiración para cometer fraude electrónico y declarada inocente de otros cuatro cargos. Cada uno puede acarrear una pena máxima de 20 años de prisión y una multa de 250.000 dólares. Además, se vería obligada a devolver el dinero a quienes hayan sido estafados.

La mujer es un ejemplo poco común en el mundo de los emprendedores tecnológicos, en un sector en el que abundan inversiones en promesas que nunca se materializan. Su caso colocó además una línea divisoria entre la innovación tecnológica y la deshonestidad criminal.

Holmes, de 37 años, saltó a la fama por supuestamente haber inventado un sistema revolucionario para abaratar los costos de los análisis de sangre, lo que la convirtió en una estrella en Silicon Valley y en el mundo empresarial en general, hasta el punto de que se la comparaba con el cofundador de Apple Steve Jobs.

Su compañía Theranos, fundada en 2003, atrajo rápidamente el interés de los inversores por el gran potencial de esos supuestos análisis de sangre y convirtió a su fundadora en multimillonaria a los 31 años.

En lugar de los test tradicionales, Holmes aseguraba que había inventado una nueva tecnología que permitía realizar complejos y costosos análisis de sangre de forma mucho más simple y requiriendo tan solo una o dos gotas extraídas del dedo del paciente. Con este mecanismo se iba a poder detectar enfermedades como el cáncer o la diabetes.

Su costo era de una cuarta parte o incluso inferior con respecto a las pruebas tradicionales en los dispensarios médicos, lo que llevó a la cadena de farmacias estadounidense Walgreens a asociarse con Theranos para ofrecer los supuestamente revolucionarios test en sus tiendas de California y Arizona.

Sin embargo, el diario The Wall Street Journal publicó a finales de 2015 una serie de artículos de investigación en los que ponía en duda la credibilidad de los análisis de Theranos y acusaba a la compañía de, entre otras cosas, diluir las muestras de sangre obtenidas de los pacientes para aumentar su volumen.

Estas acusaciones hicieron que el Departamento de Justicia de EE.UU. presentara cargos contra Holmes y el expresidente y exconsejero de operaciones de la compañía, Ramseh "Sunny" Balwani (expareja sentimental de Holmes y acusado por la empresaria de abuso sexual). Ambos fueron acusados de haber engañado a los inversores, a los doctores y a los pacientes.

La empresa Theranos se disolvió en septiembre de 2018.


Las Más Vistas