Francia prueba con taxis acuáticos “voladores” como alternativa al transporte público

Llamados "Sea Bubbles", estas embarcaciones sobrevolaron el río Sena a una velocidad de hasta 30 km/hora, flotando a 50 centímetros sobre el agua. Te lo cuenta Facundo Macchi.

El transporte eléctrico es una alternativa a la movilidad urbana muy utilizada en todo el mundo. Son sustentables, limpios, silenciosos y portátiles en muchos casos.

El transporte a combustible genera mala calidad en el aire, un problema que mata a miles de personas al año. Chile, por ejemplo, quiere tener servicios de transporte 100 % eléctricos en 2050.

Un problema: el descarte de las baterías.

Las baterías de litio tienen metales pesados y compuestos químicos muy dañinos para el medio ambiente. Queda la pregunta de si es la mejor solución a la contaminación del transporte.

Conozcamos a los Sea Bubbles, el último avance en materia de transporte eléctrico en ciudades saturadas:

Los taxis acuáticos “voladores”, considerados como el futuro del transporte urbano limpio, están siendo sometidos a una serie de pruebas en el río Sena en París esta semana, antes de una apertura al público prevista para la primavera del 2020.

Llamados “Sea Bubbles”, estas embarcaciones sobrevolaron el río Sena a una velocidad de hasta 30 km/hora, flotando a 50 centímetros sobre el agua.

Un viaje a bordo de esta embarcación desde la Torre Eiffel, en el oeste de París, hasta la catedral de Notre-Dame, en el centro, toma sólo unos minutos.

No hace ruido ni olas y tampoco emite CO2. Es similar a un hidroala, con láminas de fibra de vidrio que se despliegan para elevarlo en el aire cuando alcanza cierta velocidad y es alimentado por baterías eléctricas.

Un primer prototipo había sido probado el 16 de junio de 2017 en el Sena. Otras pruebas se están llevando a cabo en Ginebra, Miami, Saint-Tropez, y Mónaco. Pero París es el proyecto más avanzado hasta ahora.


Las Más Vistas