“No Respires”, una historia original que apuesta al suspenso y a los giros de guión

Con Don't Beath (No Respires) se ha alcanzado un nuevo récord para los realizadores locales: liderar la taquilla norteamericana durante dos fines de semana y superando los 55 millones de dólares de recaudación.

“La primera vez que nos enseñó como dos o tres minutos de lo que habíamos hecho, los cuatro nos quedamos viendo así y dijimos: ‘wow, esto puede ser increíble'”, dijo Daniel Zovatto, actor de la película.

En 2009 la dupla uruguaya compuesta por Federico Álvarez y Rodo Sayagues sorprendieron con Ataque de Pánico, un corto de ciencia ficción que mostaba una invasión alienígena en Montevideo. En 2013, luego de llamar la atención del realizador Sam Raimi, los uruguayos se encargaron de Evil Death (Posesión Infernal), la remake de la cinta de los 80’. Esta vez escribieron y realizaron un thriller con el que los espectadores se sobresaltan en varios momentos de la hora y media que dura. “Nos dimos cuenta que siempre traemos algún elemento de violencia, de perversión. Siempre viene como así, loquito”, dijo Rodo Sayagues en charla con Telemundo.

Destaca en pantalla la participación del experimentado Stephen Lang, protagonista de Avatar, Enémigos Públicos o La ley y el Órden. “Esa es la bellaza de Hollywood, la cantidad de profesionales muy buenos en lo que hacen que tenés a tu disposición”, dijo Federico Álvarez. “Todos los días iba a ser para aprender de él y para aprender de Federico, fue para mí como ir a la univerdidad”, agregó Zovatto.

El joven actor costarricense Daniel Zovatto es Money en la ficción de esta cinta, uno de los tres irreverentes jóvenes que deciden ingresar a robar la morada de un hombre ciego. “Money está en un momento de su vida donde no está tomando las mejores decisiones, pero eso no quiere decir que sea una mala persona. Está en un ámbito donde eso es lo único que él sabe”, contó quien lo interpretó.

No Respires costó menos de diez millones de dólares y ya lleva recaudados más de 55 millones. Una historia original que apuesta al suspenso y a los giros de guión, en la que hay mucho más violencia que sangre.

La historia se desarrolla en una casa enclavada en una zona decadente de Detroit, en la que tres jóvenes planean un robo a un veterano que no ve nada. Para este largometraje Álvarez y Sayagues lograron conformar un verdadero equipo charrúa, sumando a un director de fotografía nacional. Ese es el caso de Pedro Luque, un fotógrafo con mucha experiencia en publicidad y dos antecedentes en el cine de terror: La Casa Muda y Dios Local.


Las Más Vistas