Se estrena la película “Los últimos románticos” del realizador uruguayo Gabriel Drak

La crítica de Carlos Dopico.

El realizador uruguayo Gabriel Drak responsable antes de “Los Desconocidos” y “La Culpa del Cordero” estrena esta semana su tercer producción audiovisual: “Los últimos románticos”, una comedia de tono policial ambientada en el balneario Solís de Maldonado.

El argentino Juan Minujín y el uruguayo Néstor Guzzini componen el Perro y el Gordo, dos viejos amigos que sin gran proyección pasan las horas divagando en Pueblo Grande, un paraje costero que en pleno invierno está a penas poblado por los residentes permanentes del lugar.

El primero atraviesa una crisis matrimonial, e improvisa las changas, mientras que el otro se dedica a regentear las vacías habitaciones de un hotel abandonado donde desarrolla una plantación canábica.

Justo cuando llega al pueblo un nuevo comisario, el Perro da con un inesperado y millonario botín que primero decidirán ocultar mientras hacen planes para gastarlo.

Una película que navega entre las aguas de la comedia y el thriller. Y que si bien no alcanza el clímax del suspenso, divierte por la química verosímil entre sus personajes.


Las Más Vistas