El uruguayo Aja fue amenazado por hinchas en Colombia y pidió no jugar; "está bien que nos insulten, pero esto da tristeza", dijo el DT Arias

"No es el primer caso, no nos podemos hacer los distraídos", dijo el entrenador uruguayo.

El defensor uruguayo José Aja juega en Colombia desde junio de 2022, cuando partió de River Plate hacia Independiente Santa Fé de Bogotá. A comienzos de este año pasó al Deportivo Independiente Medellín, donde ha disputado seis partidos.

El club atraviesa un mal momento deportivo -decimosexto en 20 equipos en el torneo local- y algunos hinchas amenazaron al futbolista y a su familia por redes sociales.

"El Equipo del Pueblo S.A. informa a los hinchas, medios de comunicación y público en general que el jugador José Manuel Aja no estará presente en el juego ante Fortaleza por la fecha 7 de la Liga. En las últimas semanas José Manuel y su familia han recibido constantes mensajes de acoso a través de las redes sociales. De parte del club, el cuerpo técnico y el jugador se ha decidido proteger al ser humano y su familia. La institución continuará buscando esclarecer la situación para brindar todas las garantías para el jugador y su familia", informó la institución en un comunicado.

Medios locales informaron que el propio jugador pidió salir de la convocatoria a raíz de las amenazas.

El entrenador del club, el también uruguayo Alfredo Arias, fue consultado sobre la situación luego del empate ante Fortaleza y reflexionó: "Lo de Aja da tristeza. Ustedes saben cuánto agradezco a este país que me da trabajo, primero que nada, que me ha cobijado, a mí y a mi familia. En todas las ciudades nos han tratado bien. Pero se ha institucionalizado, en este país, el amenazar jugadores, el llevar más allá del juego, si te gusta como juego o no. No es el primer caso, no nos podemos hacer los distraídos".

Arias estimó que son "pocos" los que realizan las amenazas porque "en la calle la gente es buena".

"Está bien que nos insulten, si fuimos un desastre nos tiene que insultar, pero cuando se transgrede y se llega a limitarle a un ser humano que pueda trabajar, que es lo que dignifica al ser humano (...) me da tristeza", cerró.


Las Más Vistas