Nacional empató 2 a 2 con Corinthians y pasó a cuartos de la Libertadores

El tricolor parecía ganar con tranquilidad y un empate sobre la hora puso la cuota de sufrimiento.

El Nacional de Gustavo Munúa llegaba a San Pablo en busca de repetir el resultado positivo que había conseguido en esa misma ciudad con el Palmeiras, sabiendo que debía salir a buscar un gol rápido para ganar en tranquilidad. El empate 0 a 0 en el Gran Parque Central no fue el mejor resultado, pero al haber mantenido el cero en la valla propia, el tricolor lograría la clasificación con cualquier empate con goles y solo iría a penales si se repetía el resultado de Montevideo.

Y el tricolor consiguió rápidamente el objetivo gracias a un gol de Nicolás López, que abrió la cuenta a los cinco minutos. Los de Munúa presionaban arriba y se mostraban firmes atrás; sin embargo, la alegría duró poco, ya que menos de diez minutos después Lucca logró el empate. Las oportunidades se repartieron en lo que restó del primer tiempo para locales y visitantes, un trámite bastante parejo con el que Nacional seguía clasificándose a cuartos de final. Lo que no había, cuando el árbitro Néstor Pitana pitó el comienzo del descanso, era tranquilidad.

Una vez más, el bolso salió a la cancha con el pie en el acelerador. Sin cerrarse atrás, Nacional buscaba el gol a la vez que combatía los avances no demasiado inspirados de los paulistas, y a los 56 minutos el golero Cássio dio rebote y el “Colo” Romero puso la pelota en la red. Una vez más, los tricolores ganaron en calma, ya que los brasileños debían convertirles dos goles más para clasificar.

A falta de diez minutos para el final, Diego Polenta le cometió falta a Marquinhos Gabriel y Pitana cobró, bien, penal para los brasileños. Pero parado en la línea estaba Conde, que hizo uso de toda su fama de atajador de penales ante André: el brasileño demoró todo lo que pudo para adelantarse al movimiento del arquero, y sin embargo el disparo fue demasiado suave y el salto del uruguayo estuvo bien dirigido. A falta de cinco minutos, Nacional casi confirmaba su clasificación.

Aunque como buen equipo uruguayo, el sufrimiento para el tricolor no estaba terminado. Polenta tocó la pelota con la mano en una jugada polémica, Pitana cobró penal y esta vez remató Marquinhos con mucha más calidad. Conde voló al otro lado y el brasileño puso el empate. Por más que habían quedado con diez jugadores por la expulsión un minuto antes de Fagner -por una agresión contra el “Pacha” Espino-, los brasileños se fueron arriba y casi consiguieron el tercero sobre la hora. El pitido que dio por terminado el partido se sintió como un alivio de una forma que parecía innecesaria apenas un par de minutos antes, pero lo importante para el tricolor fue que pudo festejar junto con los cerca de 400 hinchas que viajaron hasta San Pablo.

Ahora, Nacional espera en cuartos de final por Boca Juniors o Cerro Porteño.


Las Más Vistas