Así funciona el sistema de reconocimiento facial que exige el Ministerio del Interior

Si no se instalan las cámaras, los policías no ingresarán a las canchas.

El sistema de videovigilancia con reconocimiento facial comprende el control de acceso por identificación facial en los estadios, control en las tribunas en su totalidad e incluso se pueden hacer con una calidad suficiente identificaciones faciales en la tribuna. Además está prevista la existencia de un centro de monitoreo, almacenaje y energía. La empresa que ganó la licitación fue DDBA.

“Entra una persona al estadio y el sistema detecta su cara. Se analiza en servidores que están en el centro de monitoreo en el propio estadio y alertan a través de una tablet a la persona que está en la puerta que esa persona no puede entrar. Después ese video se almacena en el estadio y luego se trasladan al Ministerio del Interior, donde se pueden hacer análisis posteriores”, explicó Germán Ruiz, director de la empresa.

El sistema de identificación facial no solo permite reconocer los rostros, sino que los coteja con las caras ingresadas a las bases de datos y le da el resultado el tiempo real a los efectivos policiales sobre las personas con ingreso prohibido.


Las Más Vistas