Bengoechea: “Si me hubieran cesado en diciembre, capaz que ahora tenía trabajo”

El entrenador lamentó que la noticia no se la hubiera dado Damiani y vinculó su salida con molestias en la barra.

Pablo Bengoechea asumió como director ténico de Peñarol en enero de 2015, luego de que la directiva no confirmara en el cargo al interino Paolo Montero. Jorge Fossati había sido cesado hacia fines del Torneo Apertura por los malos resultados, y Bengoechea debía apagar ese incendio. Desde entonces ganó los dos torneos cortos que disputó y perdió una final del Uruguayo extraña, que quizá hubiera terminado de otra forma de no ser por los desmanes en la tribuna. Pero nunca consiguió ganar un clásico, y eso le terminó costando el puesto.

Luego de que el miércoles perdiera por 3 a 1 el clásico de la Copa Antel, el jueves la directiva de la institución celebró una reunión para discutir su continuidad. “No quiero perder más clásicos, y la gente tampoco”, había dicho de manera ominosa el dirigente Marcelo Areco a Telemundo. Se decía que la última palabra la tenía el director deportivo Juan Ahuntchaín y en la mañana del viernes el entrenador habló con Alberto Kesman en La Oral Deportiva y aseguró que no le habían expresado dudas sobre su trabajo.

El DT carbonero llamó a una conferencia de prensa en Los Aromos en la tarde. No había información al respecto, y hasta el periodista de Telemundo Alejandro Figueredo manejó que el anuncio de Bengoechea iría por otro lado. Más cuando al llegar se vio que el único dirigente presente era Ignacio Ruglio. Sin embargo, el “Profe” lo confirmó: fue notificado por Ahuntchaín de que había sido cesado del cargo. Durante la conferencia, Bengoechea reconoció que algunos incidentes alteraron la paz del plantel, y vinculó su salida con el haber expulsado a la barra carbonera de Los Aromos.

“Si me hubieran cesado en diciembre, capaz que ahora tenía trabajo”, lamentó Bengoechea. Al cerrar la conferencia, declaró que se va de la institución sin rencores y que estará listo para volver cuando lo llamen. “Me sorprende, me deja triste”, comentó y en particular lamentó la falta del presidente Juan Pedro Damiani, con quien dijo haber hablado incluso al mediodía.

Tras la salida del entrenador de la conferencia, Ahuntchaín declaró que el hombre más cercano a tomar el puesto es un conocido de la casa, Jorge “Polilla” da Silva.


En particular sobre los motivos de su salida, Bengochea enumeró:

Calmar Los Aromos, que no entre gente que no tiene que entrar, que en cada período de pases no lleguen quince futbolistas. Eso es ordenar un club.

Ahora vamos a retroceder en la educación que tiene Los Aromos hoy en día, me parece. Todo el tema de la barra era complicado. Acá había pelea todos los días. Creo que fuimos solucionando: Los Aromos es de los futbolistas. Tienen que estar tranquilos.

Los insultos que recibí en el Franzini con Defensor fue por eso. Hubo un cambio en la seguridad, hubo gente que vino a Los Aromos a meternos el gaucho; al sacarlos y una derrota, se manifiestan. Ojalá eso no exista más en el club. Ojalá los dirigentes nuevos que están en el club sigan controlando eso. Es vital. Porque después se pierden puntos.

 


Las Más Vistas