El presidente de Peñarol manifestó ante la Embajada de Brasil su disconformidad con el operativo de seguridad por el partido ante Flamengo

Además, explicó que se contrató un estudio de abogados para tratar la situación de los tres hinchas aurinegros detenidos en Río.

El presidente de Peñarol le planteó al embajador de Brasil sus quejas por el operativo policial en Rio de Janeiro, previo al partido con Flamengo; señaló que los hinchas ed Peñarol no fueron debidamente protegidos; denunció problemas en el ingreso al estadio Maracaná; y señaló que el ómnibus del plantel principal no fue escoltado por motos o un patrullero hasta el estadio.

“Acá vinimos a hablar de estos hechos. A poner en comunicación nuestro rechazo, nuestro malestar frente a estos incidentes, pero también vinimos a hablar del futuro. Esto no puede volver a ocurrir más. No puede ocurrir ni en Uruguay ni en Brasil. Tenemos que demostrar con grandeza que se pueden hacer fiestas en paz, que el fútbol tiene que ser un deporte que se viva con intensidad, pero que situaciones de violencia, ni en Uruguay ni en Brasil se pueden volver a repetir”, dijo el presidente aurinegro.

Barrera dijo que el embajador Antonio Ferreira Simoes transmitirá los planteos del club a las autoridades brasileñas. La directiva de Peñarol pretende que este reclamo se considere en caso de tener que disputar próximamente otro partido en Brasil.

Asimismo, Barrera dijo que se tomarán recaudos previo al partido revancha con Flamengo, el próximo 8 de mayo en el Campeón del Siglo.

“Así como falló desde nuestro punto de vista el operativo en Rio de Janeiro, acá tenemos que demostrar que haciendo las cosas bien, con profesionalidad, se les puede asegurar a todos la tranquilidad y la seguridad de lo que es poder ir a disfrutar de lo que es el fútbol, el mejor espectáculo del mundo. Siempre dentro de un clima de tolerancia y de paz”, sentenció Barrera.


Las Más Vistas