Maestro Tabárez: “Hacemos del respeto casi que una religión, no hay para nosotros rivales fáciles”

El Maestro Tabárez habló de su experiencia en estos cuatro mundiales, dijo que no se debe subestimar a ninguna selección y valoró el aporte de Luis Suárez.

La palabra del Maestro Tabárez en conferencia de prensa:

A nivel de campo había un calor casi insoportable. En el primer tiempo no encontrábamos la manera de jugar en cancha rival y crear problemas defensivos a Arabia. Y no insistimos en lo que nos estaba dando resultados, los pases largos. Esto de la posesión de la pelota parece que se transformó en algo sagrado. Hay que buscar otros métodos, sobre todo con los puntas que tenemos. Por ahí viene la cosa.

Lo de las sustituciones y después un cambio en el módulo del equipo, sobre el final, sin hacer ningún cambio pero tratando de parar de una manera distinta al equipo. Porque pasaba el tiempo y un gol no es demasiada ventaja. Además, en Arabia los marcadores de punta en todas las jugadas iban los dos juntos. Sobre el final se controló más el partido pero una pelota en el área siempre es peligrosa. Pero conseguimos el resultado y la clasificación, todo lo demás se puede trabajar. Lo que viene nos puede servir como una prueba importantísima para ver resultados.

Es imposible prever doce años antes cuando uno empieza un proceso de trabajo. Creo que en cualquier proyecto debe haber un diagnóstico de la realidad en la que se va a trabajar. Debe haber principios rectores y creo que los tuvimos. Y como esto es fútbol se necesitan resultados que confirmen que hay determinado rumbo. Pero no gastamos demasiado tiempo en pensar lo que va a pasar más adelante.

Las selecciones juveniles han sido una fuente importante de jugadores, quizá ahora es más notorio porque jugadores del Mundial Sub-20 ahora están jugando este Mundial. Ojalá en el futuro se siga dando que haya un camino establecido con un perfil de jugador definido y tener una selección mayor competitiva. Creo que la gente del Uruguay y la cultura futbolística del Uruguay se lo merecen.

El fútbol es muy subjetivo y todos nosotros podemos opinar de diferente manera. Yo cuando empecé a informarme sobre Arabia, sobre todo los informes que conseguía de los futbolistas, eran rápidos, con muy buena técnica, rematadores, jugadores habilidosos. Y cuando se ponían los defectos, las transiciones defensivas, las defensas, lo único que me sorprendió fue el bajo nivel que tuvo mi equipo en el primer tiempo. Y lo comparo con cosas que hemos hecho en otros momentos anteriores y estuvimos muy lejos de nuestro nivel normal. Yo creo que los jugadores de Arabia venían a borrar la imagen que quedó después del partido con Rusia, eso lo hacía difícil. Quizá tuvo más superación respecto a lo anterior que lo que tuvimos nosotros, por suerte eso no se reflejó en el resultado del partido. Ya felicité al entrenador de Arabia por el partido que hizo su equipo.

Hablaban de Egipto, Arabia y Rusia sin conocer la información. Este es el nivel del Mundial. La paridad es el rasgo distintivo de todos los partidos. Por supuesto que nosotros queremos manejar mejor los partidos y tener más el balón. Los aficionados quieren ver otra cosa, pero llevamos dos partidos, sin goles en contra, sin tarjetas, sin jugadores lesionados. Alguien puede pensar que no es muy auspicioso para lo que viene. Nosotros siempre sabemos que el rival que vamos a tener por delante en un Mundial es difícil. Hacemos del respeto casi que una religión, no hay para nosotros rivales fáciles, somos un país con muchos aficionados. La euforia no puede llevarnos por arte de magia a transformarnos en súper favoritos de una serie. Los antecedentes nos favorecían pero a veces no es suficiente. Vaticinan cosas nada más que por sensaciones. Cuando se pone el amor propio en una cancha, se terminan los equipos fáciles

(…)

No fue probar jugadores, fue intentar mejorar algunos rendimientos puntuales y algunas necesidades que tenía el equipo. Ya dije en la conferencia anterior que de las pocas cosas que aprendí de los cuatro mundiales es que no hay que demorar mucho el meterle la mano al equipo porque no se puede en un Mundial morir con los ojos abiertos. Estamos en octavos ya. Este partido con Rusia tiene su importancia, pero cuando vayamos a jugar en un partido de”ganar o morir” tenemos que tratar de aprovechar los momentos. Nunca me ha tocado quedar eliminado en una serie pero no es demasiado.

En el fútbol siempre hay presiones para todos los futbolistas y más por aquellos que por sus características se encargan de hacer goles, porque entonces se les exige más. Y enseguida las rachas y oscilaciones que empiezan a aparecer en las estadísticas. Por ejemplo, Cristiano Ronaldo, dos partidos, cuatro goles. Pero Luis Suárez además de convertir este gol que le da el triunfo al equipo, lo vi en una versión mejor que el anterior partido. Desde el punto de vista físico, de lo que combatió, de lo que defendió, de lo que luchó. Y él es así. Tiene esa generosidad. Tiene otras características. Tiene un gran sentido de responsabilidad. Asume la presión con la que convive permanentemente. Eso le da un rasgo distintivo. Puede ser que en algún partido no juegue tan bien pero siempre aporta al equipo. Y no le damos ninguna responsabilidad especial pero reconocemos que es un jugador muy importante para el equipo, por su sentido de juego y su capacidad goleadora.


Las Más Vistas