Astori aseguró que el problema más importante que tiene el país es el déficit fiscal

El ministro explicó que casi un punto se debe al gasto del Banco Central en la contención de la política monetaria.

Astori destacó las fortalezas del Uruguay en materia de crecimiento, distribución de ingresos y transparencia, entre otros aspectos, pero dijo también que la lista de dificultades no es corta. Aseguró que los principales problemas en este aspecto son la debilidad en la inversión y los problemas de empleo.

Al analizar la competitividad, pidió no confundirla con la rentabilidad ni hacer análisis parciales. “En el país ha sido común asociar el análisis de la competitividad con instrumentos específicos sin tener en cuenta su interacción con otros factores relevantes. Frecuentemente ello ha sido acompañado por un enfoque estático, que ignora los efectos intertemporales en la evolución de los niveles de competitividad”, dijo el ministro.

Astori reiteró que el déficit fiscal es el problema más importante. “Para discutir la situación fiscal del Uruguay se los compara con otros países, lo cual está bien. Ahora, dejenme decirles que casi ninguno de esos otros países que nos comparan incluyen el déficit parafiscal en el déficit total del sector público”, añadió Astori.

El ministro dijo que además de en los gastos, hay que fijarse en los ingresos. “Bajar el gasto es hacer política fiscal conveniente para el país, sin dudas. Pero tan conveniente como lo es aumentar los ingresos. Y los ingresos se suben, dada la carga tributaria que tiene el país y no es conveniente aumentar, produciendo más”, sentenció el ministro.

Astori aseguró que en materia inflacionaria el país consolidó una tendencia estable y sostenible apoyada en la política cambiaria que defendió firmemente. “Volver a un objetivo tipo de cambio con un régimen que suponga una cotización fija sería un gravísimo error que se pagaría con una desestabilización de la economía”, expresó.

Al abordar el problema del empleo Astori destacó que la productividad creció en el país y pidió negociaciones salariales más flexibles. “Mi propuesta de hacer cada vez más flexibles las herramientas de negociación entre las partes incluyen la inclusión más o menos importante de la consideración de los niveles de productividad del trabajo”, sentenció.


Las Más Vistas