TLC con Chile: oportunidades comerciales en sectores de gran dinamismo como servicios y software – Teledoce.com

TLC con Chile: oportunidades comerciales en sectores de gran dinamismo como servicios y software

Se exceptúan del acuerdo dos sectores muy sensibles para ambos países, el de telecomunicaciones y el de servicios financieros.

El Senado aprobó el martes el proyecto de ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile y falta la sanción de Diputados.

El comercio de bienes/productos entre Uruguay y Chile ya está liberalizado por los acuerdos del Mercosur, así que nuestros exportadores tienen entrada preferencial.

Exportaciones

Los productos que Uruguay vende a Chile están bastante concentrados, dado que el 30% del total se explica por las exportaciones de carne bovina. Luego el restante se divide, fundamentalmente, entre placas y láminas de plástico, arroz, preparaciones de limpieza, quesos y requesón, trigo, leche y nata y madera.

Las importaciones están mucho más diversificadas en cuanto a productos.

Las preparaciones alimenticias y los filetes de pescado, así como bebidas y vinos son el rubro más relevante. También les compramos otros artículos de consumo como pañales y tampones higiénicos, así como bienes de origen industrial como equipos de transporte, piezas y accesorios.

De acuerdo a un análisis de competitividad elaborado por Uruguay XXI, hay muy buenas chances de aumentar los niveles de comercio en rubros como productos químicos, alimentos y bebidas y madera.

El capitulo 7 de este acuerdo con Chile trata el tema del comercio de servicios. Es un capítulo muy importante por lo novedoso. Lo que hace es asegurar un trato no discriminatorio a los proveedores de servicios, que no haya cuotas ni restricciones.

Había un problema de tributación que ahora se resuelve que las empresas uruguayas puedan vender servicios a Chile sin necesidad de instalarse en el país.

Este tratado con Chile genera oportunidades comerciales concretas en sectores de gran dinamismo en la economía local como lo son los servicios no tradicionales, y en especial, la exportación de software.

Se exceptúan del acuerdo dos sectores muy sensibles para ambos países, el de telecomunicaciones y el de servicios financieros.

Las Más Vistas