Un nuevo capítulo en la guerra comercial entre China y Estados Unidos

Los americanos bajaron sus tasas y Trump decidió ponerle aranceles a China, a lo que el gobierno de Xi Jinping dejó que se deprecie el yuan contra el dólar para librar el caos en las bolsas.

Esta semana se inauguró un nuevo capítulo en la guerra comercial de China vs Estados Unidos. China devaluó su moneda.

Trump había anunciado el viernes que pretendía aplicar aranceles de 10 % sobre productos chinos que hasta ahora no habían sido incluidos.

¿La respuesta de China cuál fue? Amplió el rango de flotación del yuan (es una banda) y se fue por encima de la barrera psicológica de los siete yuanes por dólar, es decir, en niveles de noviembre de 2008. Por eso se dice que se pasó a una guerra de monedas.

Con esto, los bienes chinos se vuelven más baratos en el comercio exterior. Es una medida para contrarrestar los efectos de mayores aranceles. China que tiene un tercio de su PBI atado a las exportaciones.

Trump dijo que era una manipulación. Porque supuestamente los bancos centrales tienen que ser independientes de lo que opina o quiere el gobierno en materia de política comercial. Son herramientas de guerra.

Trump anunció que incluye China en la lista estadounidense de países manipuladores de su moneda para obtener una ventaja competitiva. Dijo que lo denunciará frente al FMI.

El Banco Popular de China (BPC) negó estar manipulando.

Es la primera vez en un cuarto de siglo —exactamente desde 1994— en que Estados Unidos declara a China país manipulador de divisas. Las autoridades chinas respondieron anoche anunciando “contramedidas” que no detallaron.

Y las bolsas tuvieron varios días negros, con pérdidas importantes. El lunes y el martes, tanto el Dow Jones como el S&P500 tuvieron contracciones. Ya este miércoles hubo recortes en las pérdidas en medio de las ganancias de las empresas de tecnología más grandes.

Fue la mayor caída de un día en renta variable global desde febrero de 2018.

¿Cuáles son las consecuencias para el resto del mundo? ¿Cómo impacta en la región?

Una escalada de la guerra comercial general menos comercio, menor crecimiento mundial y temor de recesión mundial.

Los bancos centrales de India, Nueva Zelanda y Tailandia redujeron las tasas de interés, con el objetivo de proteger sus economías de las consecuencias de la guerra comercial y monetaria. Y los números malos en la producción industrial en Alemania aumentaron los temores de una recesión en Europa.

En nuestra región, el dólar se apreció contra las monedas locales.


Las Más Vistas