Uruguay y el comercio exterior: ¿cómo nos afecta la fragilidad de Argentina y Brasil? – Teledoce.com

Uruguay y el comercio exterior: ¿cómo nos afecta la fragilidad de Argentina y Brasil?

Además, la sequía afectó la producción de soja y las exportaciones fueron 53 % inferiores a las del primer semestre de 2017.

La economías de argentina y Brasil, grandes socios comerciales de Uruguay, están más frágiles de lo previsto, la sequía afectó la producción de soja.

Este comienzo de año no está siendo bueno para el comercio exterior del Uruguay.

El comercio exterior ya no tiene el dinamismo que venía mostrando y el primer golpe lo recibimos a comienzos de año.

Mientras muchos estaban de vacaciones, el agro empezó a manifestarse por la sequía y por su falta de rentabilidad.

Hoy ya tenemos los números que muestran efectivamente cómo la sequía afectó la producción de soja porque impactó en la etapa de desarrollo del cultivo y por lo tanto afectó su rendimiento.

La magra zafra de soja viene impactando fuertemente en las colocaciones de la oleaginosa en el exterior.

Las exportaciones de soja fueron 53% inferiores a las del primer semestre de 2017. El aumento en el precio promedio de exportación no logró compensar la caída del volumen exportado.

Todo esto se refleja en los números generales de exportaciones de Uruguay, que bajaron en los últimos 3 meses.

El mal desempeño de la soja no logro ser no pudo ser contrarrestado por los desempeños positivos de la celulosa, el ganado en pie y la madera y productos de la madera.

Está confirmado que este año lamentablemente la región que venia levantando cabeza en términos económicos, se ha frenado y está muy frágil.

En el caso de Argentina por ejemplo, el PBI creció casi 3 % el año pasado pero este año se espera que avance como máximo 1 % y el gobierno de Macri enfrenta grandes complejidades como la devaluación y la inflación y el control de las cuentas fiscales.

En Brasil por otro lado, el clima político sigue convulsionado y la economía acompaña. Los pronósticos son también de muy bajo crecimiento.

Esto nos afecta no solo por el lado del tipo de cambio y comercio de bienes sino también por el turismo.

En el primer trimestre logramos un ingreso de divisas 1% superior al de 2017 pero en enero-abril esta tendencia ya cambió, el 76 % del ingreso de divisas depende de Argentina y allí se ha producido una devaluación de casi 50 %.


Las Más Vistas