Economía uruguaya creció en el primer trimestre del año un 0,6% respecto al mismo trimestre de 2023

A su vez, creció un 0,9% respecto a los últimos tres meses del año pasado, es decir, frente a octubre-diciembre de 2023.

La economía uruguaya creció en el primer trimestre del año un 0,6% respecto al mismo trimestre de 2023 y un 0,9% respecto a los últimos tres meses del año pasado, es decir, frente a octubre-diciembre de 2023, informó el Banco Central. Sin embargo, los analistas esperaban más.

Los bienes y servicios que se producen en nuestro país que les fue mejor, respecto al año pasado, fue a energía con un aumento del 20% por generación hidráulica.

Más atrás está el agro con un incremento interanual de 4,3%, apalancado en la apertura de UPM2 que implicó una mayor actividad forestal, y el comercio con un crecimiento de casi 3% por mayor comercialización de combustibles, vehículos, textiles.

Los sectores que no tuvieron buen desempeño y cayeron son la industria manufacturera con una caída de 10,3%, explicada en buena medida por el cierre de la refinería de Ancap, y la construcción con una caída del 3,8%, especialmente porque terminaron los trabajos del Ferrocarril Central y de UPM2

A media tabla queda el sector del transporte con un crecimiento de 2,5% y los servicios financieros, con un aumento de 3,1%. Salud y educación registró una caída de 0,6%.

Por otra parte, la demanda interna, las inversiones y la balanza comercial también cuentan a la hora de evaluar la salud de la economía de un país.

El consumo creció muy moderadamente: 1,1% y mientras el consumo de los hogares fue en una dirección, el público fue en otra. A nivel de los hogares se destaca la demanda en vestimenta, vehículos, restaurantes y hoteles, viajes también. A nivel público la demanda cayó: el gobierno gastó menos en algunos rubros.

La inversión retrocedió un 16,7% frente a un año atrás. En este caso aparecen dos cosas ya mencionadas como el final de las obras de UPM2 y del ferrocarril.

Por último, las exportaciones aumentaron un 4,5%: por ejemplo, se vendió más celulosa, trigo y carne bovina. También servicios de consultoría y lo que se destaca es tecnología y comunicación. Mientras, las importaciones cayeron 3,8%: Ancap por ejemplo compró menos petróleo ante el cierre de La Teja y trajo directamente los combustibles. También se importó menos energía, ya que tras la sequía dejó de ser necesario.

Los próximos trimestres tenderían a tener un desempeño mejor y de acuerdo con proyecciones de analistas y oficiales, se espera que este año la economía crezca en torno al 3%, tras un magrísimo crecimiento el año pasado de 0,4% frente al 2022.


Las Más Vistas