Alemania recordó a las víctimas del avión de Germanwings

En un funeral de Estado brindó consuelo a los familiares, rindió homenaje a los voluntarios que participaron en las tareas de rescate y que también acompañaron a los familiares.

Ciento cincuenta velas idénticas junto al altar mayor de la catedral de Colonia presidieron la ceremonia ecuménica, una por cada víctima del siniestro, incluido el copiloto Andreas Lubitz, que presuntamente estrelló de modo intencionado el Airbus 320 que cubría el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf el 24 de marzo.

“Fue una tragedia que nos desgarró el corazón, resultado de un acto sin sentido, pero que nos dejó una lección de solidaridad”, resumió el presidente alemán, Joachim Gauck, expastor protestante y principal orador en un acto al que asistió la plana mayor de la política alemana, encabezada por la canciller Angela Merkel.

El presidente alemán recordó a las víctimas españolas -un tercio del total- y de otra decena de nacionalidades, además de a las alemanas. El cardenal de Colonia, Rainer Woelki, quien concelebró el oficio ecuménico con la presidenta de la Iglesia Evangélica en Westfalia, Annette Kurschus.

Las palabras de consuelo se mezclaron con las de agradecimiento a todos los voluntarios que participaron “al límite de sus fuerzas”, dijo Kraft, tanto en las tareas de rescate en los Alpes franceses, como prestando auxilio a los familiares en el aeropuerto de Düsseldorf, en Barcelona o ahí donde se encontraban.

Entre los 500 familiares estaba también una delegación de la pequeña población de Haltern am See, en cuya escuela estudiaban dieciséis adolescentes que regresaban a casa de un intercambio con jóvenes de Llinars del Vallés (Barcelona).


Las Más Vistas