Amnistía Internacional denunció que el gobierno de Bolsonaro implementó medidas que amenazan los derechos humanos

La ONG centró sus inquietudes en torno a ocho temas.

En su informe titulado “Brasil para el mundo”, Amnistía Internacional expresa sus preocupaciones tras la llegada al poder en enero de Jair Bolsonaro, un excapitán del Ejército que a lo largo de su carrera expresó posiciones polémicas como la defensa de tortura de opositores durante la dictadura militar.

“Nos preocupa sobremanera los ataques específicos del gobierno del presidente Bolsonaro en contra de las organizaciones de la sociedad civil, de las organizaciones de derechos humanos y los movimientos sociales a través también de intentos por controlar, monitorear el trabajo (que hacen)”, dijo Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

La ONG centró sus inquietudes en torno a ocho temas que incluyen la flexibilización de la posesión y porte de armas, el paquete de leyes anticrimen del gobierno Bolsonaro pendiente de aprobación, la política de control de drogas, la demarcación de territorios indígenas, la retórica sobre derechos humanos y la libertad de expresión.

La directora de Amnistía para las Americas Werneck dijo que la delegación de la organización pidió una audiencia con Bolsonaro, pero que el presidente respondió que no la recibiría y le aconsejó dirigirse a la ministra de Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, Damares Alves, con quien podría entrevistarse en los próximos días. “Lamentablemente, la retórica contraria a los derechos humanos se está transformando en política oficial”, dijo por su parte Jurema Werneck, directora ejecutiva de AI en Brasil.

AFP


Las Más Vistas