Condenan en Chile a seis exagentes de Pinochet por homicidio del expresidente Frei – Teledoce.com

Condenan en Chile a seis exagentes de Pinochet por homicidio del expresidente Frei

Frei Montalva, presidente entre 1964 y 1970 y figura icónica de la Democracia Cristiana, al momento de fallecer, en enero de 1982, era el rostro más visible de la oposición al régimen de Pinochet (1973-1990).

En un fallo sin precedentes, un juez condenó este miércoles a seis personas como autores o cómplices del crimen del expresidente Eduardo Frei Montalva, el primer magnicidio de la historia de Chile, ordenado en 1982 por la dictadura de Augusto Pinochet.

Frei Montalva, presidente entre 1964 y 1970 y figura icónica de la Democracia Cristiana, al momento de fallecer, en enero de 1982, era el rostro más visible de la oposición al régimen de Pinochet (1973-1990).

En un fallo de 811 páginas, el ministro en visita (juez especial) Alejandro Madrid condenó a penas de entre tres y diez años de cárcel a seis personas por su participación en el homicidio del exmandatario cuando estuvo internado en la clínica Santa María tras complicaciones por una operación de una hernia al hiato.

Madrid sentenció a un funcionario civil de la represora Central Nacional de Informaciones (CNI), la policía política de la dictadura de Pinochet, al exchófer de Frei Montalva y a cuatro médicos que lo atendieron en dicho centro asistencial, donde murió el 22 de enero de 1982.

El magistrado condenó al médico Patricio Silva a diez años de cárcel efectiva como autor del delito de homicidio, mientras Luis Becerra, chófer personal de Frei Montalba e informante de la CNI, y Raúl Lillo, agente civil de la policía secreta, fueron condenados a siete años de prisión como coautores del homicidio.

El juez condenó también al médico Pedro Valdivia a cinco años de cárcel efectiva como cómplice del homicidio y a los tanatólogos Helmar Rosenberg y Sergio González a tres años de cárcel en calidad de encubridores.

Estos tres podrán cumplir la sentencia en libertad con firma mensual en el cuartel de Carabineros más cercano de su domicilio.

Ya en 2009, el juez Madrid tipificó la indagación por la muerte del exmandatario como homicidio.

Casi 10 años después, y tras 19 de investigación, el magistrado ratificó en la tarde de este miércoles, en un hecho histórico, el carácter de su muerte: fue un crimen.

Frei Montalva, fundador del partido Democracia Cristiana de Chile, murió el 22 de enero de 1982, después de ser sometido a una cirugía digestiva de menor gravedad, en la clínica Santa María, en Santiago.

Según los informes, el exmandatario fue envenenado con gas mostaza y litio, mientras permanecía hospitalizado.

Su muerte se produjo cuando lideraba una incipiente oposición a la dictadura de Augusto Pinochet y la investigación judicial apuntó siempre a una eventual “conspiración” tramada por miembros de la Policía Secreta de la dictadura para acallarlo.

Frei Montalva lideró en 1980 la campaña de una oposición que se unía por primera vez, y que posteriormente votaría por la opción “No” en el plebiscito de 1988, que buscaba ratificar la Constitución creada por el régimen y entregar ocho años más de gobierno a Augusto Pinochet a partir de 1990.

De esa campaña, el recuerdo más emblemático fue un multitudinario acto en el popular teatro Caupolicán, donde el expresidente fue el orador principal en un momento en que las demás colectividades políticas estaban proscritas por la dictadura.

Uno de los abogados de la familia Frei, Luciano Fouillioux, dijo a los periodistas que para la sociedad civil y política, el fallo constituye un hecho inédito, “la confirmación de un magnicidio”.

“Hoy para la historia de este país queda sentado que Frei Montalva fue asesinado”, apostilló.

Fouillioux aclaró que los fallos por homicidio no se celebran, se honran, y que en este caso “hay que saber honrar a la figura del presidente Frei Montalva, a su familia, a la democracia cristiana y también a la justicia chilena, que a través del ministro Madrid ha hecho un esfuerzo enorme por llegar a este resultado”.

En declaraciones que publicó la página del Poder Judicial tras el fallo, el juez Madrid precisó que “existió una sustancia química que colaboró” al homicidio del exmandatario.

Madrid explicó que “hay informes en el proceso de paneles de expertos que dijeron que (Frei) no debió ser intervenido en la forma en que lo fue cuando se ingresó a la Clínica Santas María. En los numerosos peritajes también existió una sustancia química que evidentemente colaboró a la situación definitiva que tuvo el expresidente”, apostilló.

Tras conocerse la sentencia, diversas personalidades y titulares de partidos políticos llegaron hasta la sede de la Democracia Cristiana para saludar a Carmen Frei, hija del expresidente, que nunca cejó en la lucha por encontrar la verdad pese a que más de alguna vez fue tildada de estar perturbada.

En esta línea, el abogado de Derechos Humanos Nelson Caucoto dijo hoy que la exlegisladora “debe sentir una gran satisfacción porque lo que ella denunció cuando algunos pensaban que ella no estaba en su pleno sentido de la razón”.


Las Más Vistas