Condenaron a cadena perpetua al “Chapo” Guzmán por narcotráfico, crimen organizado y múltiples homicidios – Teledoce.com

Condenaron a cadena perpetua al “Chapo” Guzmán por narcotráfico, crimen organizado y múltiples homicidios

Se trata del mayor juicio por narcotráfico en la historia de Estados Unidos.

El narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán enfrentará cadena perpetua por la gravedad de sus crímenes, según la ley estadounidense.

El capo narco fue declarado culpable de los diez delitos de los que era acusado al frente del cártel de Sinaloa, un imperio criminal que traficó toneladas de drogas a Estados Unidos durante 25 años.

Durante el juicio, el gobierno presentó a 56 testigos y abundantes pruebas de la culpabilidad del acusado. Entre ellas, llamadas telefónicas entre el Chapo y sus socios, que fueron interceptadas, además conversaciones con el capo grabadas por soplones a escondidas.

Tras el veredicto leído por el juez Brian Cogan en la corte federal de Brooklyn, en Nueva York, el narcotraficante de 61 años, saludó a la distancia a su joven mujer Emma Coronel, de 29 años, antes de que fuera retirado rápidamente por los alguaciles.

La historia del “Chapo”

Se llama Joaquín Archivaldo Guzmán Loera y le dicen el Chapo. Tiene 61 años y es el mayor traficante de drogas a Estados Unidos en la historia, según el fallo judicial de este martes.

El sitio mexicano sin embargo reconstruyó su biografía que indica que nació en La Tuna, Sinaloa, el 4 de abril de 1957 hijo de campesinos católicos y uno de los once hermanos criados en un rancho de barro.

Sus únicos estudios fueron en la escuela primaria pero la pobreza lo llevó a trabajar en los campos de naranja y maníes de la zona. Allí conoció al capo narco de la zona Félix Gallardo con quien trabajó hasta los 32 años. Ahí Gallardo fue preso y el Chapo vio la oportunidad de crecer solo en el negocio de las drogas.

Hizo alianzas y creció hasta que fue detenido en 1993 acusado de participar en un plan para matar a un obispo.

Esa primera vez en la cárcel le dio la primera oportunidad de fugarse. En 2001 se escapó caminando por la puerta de la prisión de Puente Grande y por 13 años dominó y amplió el mapa de las drogas.

Autoridades mexicanas y europeas dicen que llevó estupefacientes a Europa, Oceanía y Asia. Y que hasta el 50 % de la droga vendida en Colombia pasaba por sus manos. Así Forbes lo incluyó en la lista de los millonarios de 2012 y le calculó una fortuna de mil millones de dólares.

Y como la plata llama a la plata en 2005 Estados Unidos ofreció 5 millones de dólares por información que permitiera la captura de Guzmán.

En 2014 fue detenido por segunda vez. De allí se escapó por un túnel de un kilómetro y medio de largo.

El 8 de enero de 2016 el presidente mexicano Enrique Peña Nieto anunció la detención del “Chapo”.

La Marina Armada de México y otras autoridades seguían la pista desde hacía varios meses y dieron con esta casa, que tenía un túnel listo para escapar pero que esta vez no sirvió.

Después vino la batalla legal para evitar la extradición a Estados Unidos, proceso que demoró un año el trámite y que hacía temer por una nueva fuga del capo que tenía poder, contactos y dinero suficientes para mover los hilos que lo acercaran a la libertad.

En enero 2016, la cancillería mexicana otorgó la extradición.

Así acusado de ejecuciones, torturas y de ingresar más de 155 toneladas de drogas a Estados Unidos, Guzmán tuvo un juicio de 3 meses y 35 horas en donde fue encontrado culpable de todos los cargos.


Las Más Vistas