El papa Francisco puso como ejemplo al expresidente José Mujica

Se refirió a la corrupción, “que no es vicio exclusivo de la política, sino que también es una lacra presente en las empresas, en los medios de comunicación, en las organizaciones sociales y también en las iglesias”.

Francisco se mostró tajante durante el acto de clausura del Tercer Encuentro Mundial de los Movimientos Populares al instar a los casi 5.000 participantes a revelarse contra este sistema económico y a asistir a quienes más sufren o menos tienen.

Durante su aplaudida alocución, se refirió a la corrupción, “que no es vicio exclusivo de la política, sino que también es una lacra también presente en las empresas, en los medios de comunicación, en las organizaciones sociales y también en las iglesias”.

Por eso llamó a quienes ejerzan en esos ámbitos a liberarse de ataduras como “el gusto por el dinero, los banquetes exuberantes, las mansiones, los trajes refinados a los autos de lujo”.

Para ello secundó al presidente uruguayo José Mujica, al apuntar que “quien tenga afición por esas cosas, por favor que no se meta en política y en el seminario tampoco”.

Al término de su discurso, el papa saludó a algunos de los asistentes al evento, entre los que se encontraban el expresidente Mujica y su esposa, la senadora Lucía Topolansky.


Las Más Vistas