El presidente de Argentina presentó un proyecto de reforma judicial que aumentará el número de integrantes de la Corte Suprema

Entre otros cambios, para garantizar el debido proceso, agilizar los juicios e independizar la justicia del poder político.

Alberto Fernández, presidente de Argentina: “De una vez por todas, digamos nunca más a una justicia utilizada para saldar discusiones políticas y digamos nunca más a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno.”

El proyecto de reforma judicial que será considerado por el congreso, aumenta el número de integrantes de la Corte Suprema, con el objetivo de garantizar el debido proceso, agilizar los juicios, e independizar la justicia del poder político.

Entre otros cambios, fusiona además los 12 juzgados criminales con los 11 de penal económico y crea una justicia federal penal con sede en Buenos Aires.

El presidente Fernández, quien fue durante décadas profesor de derecho penal en la Universidad de Buenos Aires, ha criticado la actuación de la justicia durante el anterior gobierno de Mauricio Macri, periodo en el que se abrieron varias causas por presunta corrupción contra la expresidenta y actual vicepresidenta Cristina Kirchner y varios de sus exfuncionarios.

La coalición opositora Juntos por el Cambio, liderada por Macri, anticipó su rechazo al proyecto de reforma, que debe ser aprobado en el Congreso.


Las Más Vistas