El primer ministro israelí instó a su principal rival, el general Benny Gantz, a formar un gobierno de unión

Benjamin Netanyahu hizo esto dos días después de unas elecciones legislativas en las que ambos quedaron empatados.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, instó el jueves a su principal rival, el general Benny Gantz, a formar un gobierno de unión.

Tras las elecciones legislativas del martes, en las que quedaron virtualmente empatados, ninguna de sus fuerzas políticas tiene cómo reunir los 61 escaños necesarios para gobernar, ni siquiera apoyándose en sus aliados.

Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel: “Durante la campaña exhorté a formar un gobierno de derecha. Desgraciadamente, los resultados de las elecciones muestran que no será posible. Las personas no decidieron entre los dos bloques. Por ello, la única opción es formar un gobierno de unión, tan amplio como sea posible, conformado por todas las personas que quieren al Estado de Israel”.

Se trata de un giro brutal en el discurso de Netanyahu, que la noche del miércoles planteó que el país tenía dos opciones: un gobierno de derecha dirigido por él o un “gobierno peligroso que se apoye en los partidos árabes”, un ataque indirecto a Gantz.

El candidato opositor afirmó el jueves que quiere ser primer ministro de un futuro gobierno de unión nacional que saque al país de la parálisis política.

Benny Gantz, líder del partido Azul y Blanco: “Estoy interesado y tengo la intención de formar un gobierno de unidad amplio y liberal, encabezado por mí. Un gobierno que exprese la voluntad del pueblo y nuestras promesas básicas para la gente”.

Ambos buscan evitar unas terceros comicios desde abril, cuando Netanyahu no logró formar una coalición para gobernar y se disolvió el Parlamento.

 


Las Más Vistas