En pocas semanas, el coronavirus y el confinamiento de millones de personas casi han aniquilado la economía mundial

Hasta el punto de que algunos expertos prevén la recesión más violenta de la historia moderna, quizás peor que la Gran Depresión de los años treinta del siglo XX.

La pandemia de nuevo coronavirus no sólo está afectando la salud de millones de personas en todo el mundo.

En pocas semanas, el COVID-19 y el confinamiento de millones de personas casi han aniquilado la economía mundial, hasta el punto de que algunos expertos prevén la recesión más violenta de la historia moderna. Quizás peor que la Gran Depresión de los años treinta del siglo XX.

Según la agencia de calificación Moody’s, las economías del G20 sufrirán un golpe sin precedentes en el primer semestre y recién repuntarán en 2021.

Otros, como el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ángel Gurría, creen que la economía mundial sufrirá “durante años”.

A diferencia de la crisis de 2008, la actual afecta no sólo al sistema financiero sino a toda la economía: hay un colapso de la producción y por tanto de la oferta, pero también de la demanda, debido a los millones de personas confinadas. El transporte, el turismo y la distribución se han visto particularmente afectados.

Según Moody’s, el PIB de los países del G20 caería 0,5% este año. En Estados Unidos el desplome sería de al menos 2% y en la zona euro de 2,2%.

La recesión irá acompañada de una disparada del desempleo. Su alcance dependerá de las medidas que tomen gobiernos, bancos centrales e instituciones internacionales, y de la duración de la crisis sanitaria.

Continúa la recuperación de las bolsas del mundo.

Los megaplanes de estímulo económico para contener el impacto del nuevo coronavirus se tradujeron el miércoles en ganancias en los principales mercados.

La bolsa de Nueva York perdió parte de sus ganancias del día al final de la jornada, ante la ansiedad del mercado por la aprobación del plan económico en el Congreso estadounidense.

El Dow Jones ganó 2,39% a 21.200,55 puntos luego de registrar el martes su mayor alza desde 1933, de más de 11%.

Es la segunda subida consecutiva para el principal indicador de Wall Street, algo que no sucedía desde hace más de un mes.

En tanto, el índice Nasdaq perdió 0,45% a 7.384,29 puntos mientras que el S&P 500 ganó 1,15% a 2.475,56.

En Europa, París ganó 4,5%, Fráncfort 1,8%, Londres 4,5%, Milán 1,7% y  Madrid 3,4%.

Las bolsas europeas recibieron con los brazos abiertos la aprobación en el parlamento alemán de un paquete de rescate de 1,1 billones de euros.

En América Latina la Bolsa de Sao Paulo cerró en alza de 7,5%, mientras que la Bolsa Mexicana de Valores ganó 2,81%.

En tanto los precios del petróleo terminaron también al alza.

El barril de WTI para entrega en mayo ganó 2% a 24,49 dólares en Nueva York, y el Brent del mar del Norte terminó a 27,39 dólares en Londres, en alza de 0,9%

 

 


Las Más Vistas