Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en un nuevo epicentro de la pandemia global del coronavirus

El número de muertes alcanzó el umbral de 1.000, más de un tercio en el estado de Nueva York y el número de contagios llegó ya a los 70 mil, apenas detrás de China e Italia.

Varios hospitales de Nueva York se declararon abrumados por los crecientes casos de COVID-19, y un 40% de la población del país está bajo cuarentena. Más de 100 personas murieron por el coronavirus en las últimas 24 horas en Nueva York.

El gobernador Andrew Cuomo dijo que la mayor prioridad es “aplastar la curva” de nuevos casos en el área metropolitana. El estado tiene 53.000 camas de hospital disponibles, pero está haciendo lo posible por aumentar la capacidad a 140.000, la cifra que cree que precisará en 20 días, cuando se llegue al pico de la pandemia.

El verdadero número de casos de personas infectadas puede ser mucho más alto que la cifra oficial, ya que no hay suficientes tests disponibles.  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el jueves que propondrá clasificar las distintas regiones del país según el riesgo generado por el coronavirus para ayudar a los estados a endurecer o flexibilizar sus medidas.

A todo esto Wall Street recuperó parte de las gigantes pérdidas de este mes con el anuncio de un paquete de rescate económico de 2 mil millones de dólares que está siendo negociado en el Congreso y que este viernes será aprobado con un fuerte apoyo bipartidario.

El departamento de Trabajo informó que 3 millones 300 mil personas solicitaron beneficios de desempleo la semana pasada, la mayor cifra desde que se empezó a registrar este dato, por lejos. Se han perdido miles de empleos en restaurantes, bares, hoteles, en la industria del transporte o del entretenimiento.


Las Más Vistas