Jaguar que acompañaba la antorcha olímpica en Brasil se descontroló y fue asesinado

La polémica por la muerte de Juma se agrega a la crisis financiera que atraviesa el estado de Río de Janeiro a un mes y medio de los JJOO.

El gobierno de Río de Janeiro había declarado ya el estado de calamidad para reducir los costos de cara a los Juegos Olímpicos que se disputarán en el segundo semestre, y para poder pedir ayuda al gobierno central. A 44 días del comienzo del evento está a la espera de unos US$883 millones que necesita para financiar obras de infraestructura.

El alcalde carioca Eduardo Paes declaró que la crisis financiera que atraviesa el estado no afectará la realización de los JJOO. “No hay relación”, aseguró.

Por otro lado, Brasil está sumido en una polémica por la muerte de un jaguar que acompañaba a la antorcha olímpica en su periplo por el país. En las últimas imágenes se ve al animal, de nombre Juma, encadenado mientras se hacía la ceremonia en Manaos. Poco después el animal se descontroló e intentó atacar a su cuidador.

Los militares que también acompañan a la antorcha primero trataron de controlarlo con dardos tranquilizantes, pero al no tener resultados finalmente lo asesinaron a balazos. El comité organizador se disculpó por utilizar a un animal salvaje encadenado como parte de la promoción de los Juegos.


Las Más Vistas