Julian Assange ya dejó la prisión de alta seguridad británica donde estaba recluido: qué pasos debe seguir ahora y qué país quiere recibirlo

WikiLeaks publicó un video en el que se ve a Assange, con el pelo blanco peinado hacia atrás, revisando unos papeles y luego subiendo a pie la escalerilla de un avión.

El portal WikiLeaks anunció este lunes en su cuenta de X que Julian Assange dejó por la mañana la prisión de alta seguridad británica donde estaba recluido y ya abandonó el Reino Unido con el objetivo de volver a Australia.

"Julian Assange está libre. Dejó la prisión de máxima seguridad de Belmarsh la mañana del 24 de junio, tras haber pasado allí 1.901 días", informó WikiLeaks en X.

El portal asegura que Assange, de 52 años y nacionalidad australiana, "recibió libertad bajo fianza por el Tribunal Superior de Londres y fue liberado en el aeropuerto de Stansted durante la tarde, donde abordó un avión y salió del Reino Unido".

Tras acuerdo con gobierno de EE.UU., fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se declara culpable y queda en libertad

"Después de más de cinco años en una celda de 2x3 metros, aislado 23 horas al día, pronto se reunirá con su esposa Stella Assange y sus hijos, que solo han conocido a su padre tras las rejas", afirma el portal, que concluye su mensaje en X diciendo: "La libertad de Julian es nuestra libertad".

WikiLeaks también publicó un video en el que se ve a Assange, con el pelo blanco peinado hacia atrás, revisando unos papeles y luego subiendo a pie la escalerilla de un avión.

El anuncio de WikiLeaks se produce después de que se desvelara en documentos judiciales que Assange alcanzó un acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense que le permitirá regresar a Australia y pondrá fin a una larga saga judicial por la filtración de documentos clasificados.

Assange comparecerá el miércoles a las 9:00 hora local (23:00 GMT del martes) en un tribunal de las Islas Marianas, un territorio estadounidense en el océano Pacífico, para finalizar ese acuerdo con el Departamento de Justicia.

"Lo queremos de vuelta en Australia"

Los australianos quieren que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, regrese a Australia, según dijo este martes el primer ministro de este país, Anthony Albanese, al comentar su puesta en libertad, en virtud de un acuerdo para poner fin a una larga batalla para que sea extraditado a Estados Unidos.

"No hay nada que ganar con su encarcelamiento y lo queremos de vuelta en Australia", dijo hoy Albanese, en una sesión de control en el Parlamento de Camberra, al referirse al activista de 52 años.

Assange, quien era requerido en Estados Unidos para ser juzgado por violar la Ley de Espionaje, abandonó ayer la cárcel de alta seguridad de Belmarsh (Reino Unido) para abordar un vuelo que lo llevará hasta Islas Marianas, un territorio estadounidense en el océano Pacífico.

En ese lugar, Assange deberá comparecer la mañana del miércoles ante un tribunal para declararse culpable de uno de los dieciocho cargos que se le imputan por filtrar información secreta estadounidense en la década de 2010, a cambio de una condena a 62 meses de prisión, equivalentes al tiempo que ya ha cumplido en Belmarsh.

Hoy, Albanese ensalzó el seguimiento de su Gobierno para terciar por Assange y "defender los intereses de Australia" mediante la diplomacia tanto en Reino Unido como en Estados Unidos, según su intervención en el Parlamento.

Pero el mandatario acotó que "a la vez que acogemos estos rápidos eventos, reconocemos estos procedimientos son cruciales y delicados", al prometer más declaraciones una vez que concluya la larga batalla legal en torno a una de las mayores filtraciones de información clasificada en la historia de Estados Unidos.

El Gobierno de Albanese, quien asumió en mayo de 2022 el poder, había solicitado en varias ocasiones a Washington que desistiera de extraditar a Assange, algo a lo que el presidente estadounidense, Joe Biden, respondió en abril pasado que lo estaba "considerando".

El pulso entre Assange y Washington dio un giro hoy al conocerse que Assange sólo se declararía culpable de un solo cargo por conspirar para obtener y difundir ilegalmente información clasificada.

Assange era requerido por Estados Unidos por 18 delitos por violar la Ley de Espionaje después de que en 2010 WikiLeaks revelara millones de documentos clasificados relacionados con la defensa nacional de EE.UU., que incluyen supuestas violaciones a los derechos humanos cometidas por los militares del país norteamericano en las guerras de Irak y Afganistán.

En 2019, el periodista fue detenido en la prisión de alta seguridad de Berlmarsh (Reino Unido) a raíz de que ese mismo año la embajada de Ecuador en Londres, en cuyo interior Assange se refugió durante siete años, le retirara el asilo concedido en 2012.

EFE


Las Más Vistas