La capital de México fue escenario de un brutal atentado contra el secretario de Seguridad Pública, Omar García Harfuch, quien resultó herido.

Dos de sus escoltas y una mujer que pasaba por el lugar murieron.

El brutal atentado contra el secretario de Seguridad de Ciudad de México, Omar García Harfuch, se produjo pasadas las 6.30 de la madrugada de este viernes, en Lomas de Chapultepec, una de las zonas acomodadas de la ciudad.  El vehículo en el que viajaba el jefe de la policía fue emboscado.

Los atacantes atravesaron una camioneta para interceptar el paso de la camioneta deljefe de policía y se desencadenó un tiroteo de poco más de cuatro minutos en el que perdieron la vida dos de los escoltas del funcionario y una vendedora ambulante que pasaba por el lugar en ese momento. El funcionario del gobierno recibió tres impactos de bala en la rodilla, el hombro y la clavícula.

Desde el hospital, el propio García Harfuch escribió un tuit en el que señala como responsables del ataque al Cartel jalisco nueva Generación, considerado uno de los grupos más peligrosos del país y del mundo, y cuya presencia en Ciudad de México no era notoria hasta el momento.

Andrés Manuel Lopez Obrador, presidente de México: “El jefe de seguridad pública (de la ciudad de México) está herido pero sí que hay fallecidos en este atentado. Todo esto tiene que ver sin duda con el trabajo que se está llevando a cabo para garantizar la paz y la seguridad.”

Recientemente, el gobierno mexicano bloqueó casi 2.000 cuentas bancarias relacionadas con el cartel de Jalisco y está estrechando el cerco sobre una de sus principales zonas de acción, el estado de Guanajuato, en donde hay una cruenta lucha entre ese cártel y el de Santa Rosa de Lima. La alcaldesa de Ciudad de México Claudia Sheinbaum, confirmó que hay 12 detenidos por éstos hechos y que el secretario de seguridad está fuera de peligro. “Lo que muestra (el atentado) es que hay un muy buen trabajo para garantizar la paz y la seguridad en la ciudad”, aseveró

Los fallecidos por estos hechos son dos escoltas del jefe de Seguridad capitalino y una vendedora ambulante que se dirigía en un vehículo a su habitual punto de venta, cercano a la acomodada zona de Ciudad de México donde se produjo el tiroteo.

Rosa Gómez, hermana de la vendedora fallecida, reveló a Efe que otra de sus hermanas, que también viajaba en el vehículo dañado, está “grave” pero que no sabe con certeza “qué ha pasado” con el resto de ocupantes del coche.


Las Más Vistas